Club Atlético de Madrid

Atlético de Madrid
Datos generales
Nombre completoClub Atlético de Madrid S. A. D.
Apodo(s)Atleti, Atléticos, Colchoneros, Indios, Rojiblancos, El equipo del pueblo[1]
Fundación26 de abril de 1903 (116 años)
como Athletic Club (Sucursal de Madrid)
Propietario(s)Bandera de España Familia Gil Marín (50%)
Bandera de Israel Idan Ofer (33%)
Bandera de España Enrique Cerezo (15%)
Bandera de Singapur Wanda (2%)
PresidenteBandera de España Enrique Cerezo[2]
EntrenadorBandera de Argentina Diego Simeone
Instalaciones
EstadioMetropolitano
UbicaciónAvenida Luis Aragonés, 4. 28022, Madrid, España[3]
Capacidad69.829[4]​ espectadores
Inauguración16 de septiembre de 2017 (2 años)
Otro complejoCerro del Espino, Majadahonda
Uniforme
Kit left arm atlmadrid1920h.png
Kit body atlmadrid1920h.png
Kit right arm atlmadrid1920h.png
Kit shorts shorts.png
Titular
Kit left arm atlmadrid1920a.png
Kit body atlmadrid1920a.png
Kit right arm atlmadrid1920a.png
Kit shorts shorts.png
Alternativo
Kit left arm atlmadrid1920t.png
Kit body atlmadrid1920t.png
Kit right arm atlmadrid1920t.png
Kit shorts shorts.png
Tercero
Actualidad

Soccerball current event.svg Temporada 2019-20

Logo uefa 2012.png Sitio web oficial

El Club Atlético de Madrid es un club de fútbol (antiguo club polideportivo) español de la ciudad de Madrid, fundado el 26 de abril de 1903. Compite actualmente en la Primera División de España y disputa sus partidos como local desde la temporada 2017/18, en el Estadio Metropolitano, con capacidad de 69.829 espectadores.

Es uno de los clubes de fútbol españoles más laureados, superando la treintena entre títulos nacionales e internacionales. Su primer equipo masculino ha disputado 81 temporadas en el Campeonato Nacional de Liga de Primera División, siendo uno de los diez clubes participantes en la edición inaugural de 1929. Con diez títulos, es el tercer club más laureado de la competición y ocupa la tercera plaza histórica del campeonato.[8]

Su actual primer equipo femenino, actualmente compitiendo en la Primera División Femenina, también es de los más exitosos de España, habiendo conquistado una Copa de la Reina y tres Ligas de Primera División (más otra Liga su predecesor). Dispone de un equipo filial que alzó una Copa de la Liga y fue subcampeón de Segunda División. Cuenta igualmente con una excelente Academia de fútbol base, una de las canteras más potentes del país en la actualidad.[12]

A nivel social, cuenta con más de 120 000 socios, de los que más de 56 000 son abonados[19]

Historia

Athletic Club (Sucursal de Madrid) (1903-1907)

Fundación

Enrique Allende, primer presidente del Athletic madrileño en 1903.

En la madrugada del 25 al 26 de abril de 1903, Ramón de Arancibia y Lebario, los hermanos Ignacio y Ricardo de Gortázar y Manso de Velasco, y Manuel de Goyarrola y Aldecoa, tras el impacto que había tenido en los estudiantes vizcaínos aficionados del Athletic Club residentes en la capital la victoria del equipo vasco ante el Madrid Foot-Ball Club en la reciente final de Copa[23]

El primer terreno de juego que usó el equipo madrileño fue el Campo del Retiro (popularmente conocido como "el Campo de la Rana"),[24]

El Athletic Club, con las originarias camisetas blanquiazules, campeón de España en 1904 convocando a seis jugadores del equipo madrileño.

Ambos equipos, madrileño y bilbaíno, no podían enfrentarse en partidos oficiales ni participar en la misma competición oficial al ser considerados el mismo club.[27]​).

Dicho esto, su condición de "sucursal" era peculiar, pues los madrileños contaban con una Junta Directiva propia y diferenciada de la de los bilbaínos desde el momento de su constitución (lo cual asemejaría al equipo madrileño, jurídicamente, más bien a una filial). El primer presidente fue Enrique Allende,[28]​ quien dejó el cargo el mismo año 1903, siendo sustituido por Eduardo de Acha.

Athletic Club de Madrid (1907-1939)

Independencia

El 20 de febrero de 1907, el Athletic Club de Madrid se inscribió en el Registro de Asociaciones, obteniendo una personalidad jurídica propia y diferenciada de la del Athletic Club, por lo que dejó de ser una sucursal.[30]

Al poco de obtener su personalidad jurídica propia, en la temporada 1908-09, el Athletic madrileño finalizaría por primera vez subcampeón de un título oficial, el Campeonato Regional de Madrid, disputado en formato de liguilla que ganaría el Español.

A finales del año 1909, Juan Elorduy, uno de los jugadores del Athletic madrileño, hizo un viaje a Inglaterra, entre otras cuestiones, para aprovisionar a los dos equipos de camisetas blanquiazules del Blackburn Rovers Football Club. Al no encontrarlas, optó por adquirir cincuenta camisetas rojiblancas del Southampton Football Club inglés (los "Saints" mantenían muy buenas relaciones en la época con el Athletic Club, recalando en el equipo bilbaíno incluso alguno de sus jugadores, como Lezama[39]

El Athletic Club de Madrid en 1911, con Manuel Garnica, goleador ese año en la final del Campeonato de España que conquistaría el Athletic Club de Bilbao gracias a que jugó "prestado".

En 1912 asumió la presidencia el exjugador Julián Ruete (quien eventualmente también ejercería como entrenador), dándose los últimos pasos para la desvinculación con el Athletic bilbaíno. Bajo su mandato, el Athletic Club de Madrid logró alcanzar la primera final de su historia, al jugar la del Campeonato Regional Centro 1912/13 y caer 2-3 ante el Madrid Foot-Ball Club.[45]​ El equipo repetiría subcampeonato de la máxima competición regional en las ediciones de 1913/14, 1916/17, 1917/18 y 1919/20.

El legendario Manuel Alonso, polifacético deportista rojiblanco, pieza clave en los primeros títulos nacionales.

El cambio de estadio supuso que se potenciaran las secciones deportivas ajenas al fútbol que habían sido inauguradas durante el mandato de De Acha, siendo habitual que destacaran jugadores en varias disciplinas (como Tuduri, futuro Presidente de la Federación Española de Atletismo, quien en sus doce temporadas en el club desde 1916 alzó varios títulos tanto en fútbol como en hockey). En 1915, Manuel Alonso de Areyzaga, el primer tenista español en formar parte del Hall of Fame del tenis mundial, uno de estos polifacéticos deportistas del Athletic de Madrid, condujo al club a sus primeros títulos oficiales y nacionales: la Copa del Rey de hockey hierba y el Campeonato de España de tenis.[46]​ Quedó así inaugurada la más brillante etapa de la sección de tenis del Athletic madrileño, en la que además de Alonso también destacaba y sumó varios títulos para el club otro de los grandes tenistas de la época: Manolo Pérez Seoane, Conde de Gomar, finalista de Wimbledon e integrante junto a su precitado compañero rojiblanco del primer equipo de Copa Davis de la historia de España. A esta vitrina tenística del Athletic Club de Madrid se añadirían unos años después los Campeonatos de España conquistados, en modalidad femenina, por la también rojiblanca Pepa Chávarri.

Es importante recalcar que por aquellas fechas muchos clubes madrileños pioneros se habían visto abocados a la desaparición (pues el Madrid Foot-Ball Club se llevaba a sus mejores jugadores) o bien a ser fusionados o absorbidos por el mentado club blanco, el más poderoso de la capital.​ El Athletic madrileño, gracias al apoyo de su también poderoso homólogo vizcaíno en sus primeros años de vida, resistió esos envites, acogiendo a los socios y aficionados "huérfanos" de esos clubes extintos​[51]

El equipo de los Caballeros

"Monchín" Triana, estrella del equipo de los Caballeros.

Por fin, el 23 de enero de aquel año 1921, el Athletic de Madrid se alzaría con su primer título oficial propio en fútbol[58]

Conforme al sistema vigente entonces, los campeones regionales se clasificaban para disputar el Campeonato de España. Así, dada su total desvinculación del club vasco, pudo competir el Athletic Club de Madrid en la Copa del Rey de aquel año 1921 a pesar de hacerlo igualmente los bilbaínos. En su debut en la competición, tras un sensacional partido de vuelta de semifinales ante el poderoso Real Unión recordado como el mejor jugado por el equipo en su Campo de O'Donnell[61]

El Athletic Club de Madrid volvió a alcanzar el subcampeonato regional las temporadas 1921/22 y 1922/23. Se inauguró poco después de este último el Stadium Metropolitano, el 13 de mayo de 1923, con un partido entre el Athletic Club de Madrid y la Real Sociedad de Fútbol, ganado por los madrileños por 2-1,[63]

El Athletic Club de Madrid en 1927, por entonces dos veces subcampeón de España.

Repetiría el título de campeón regional en 1924/25 (finalizando la liguilla a mucha distancia de su perseguidor, el Real Madrid) y acabaría subcampeón en las ediciones de 1925/26 y 1926/27[67]

En la temporada 1927/28 (la del debut de su primer jugador extranjero[69]

Aunque el Athletic de Madrid todavía tendría que esperar para alzarse con el Campeonato de España, fue gracias a su presencia en las finales de 1921 y 1926 que pudo convertirse en uno de los diez clubes fundadores de la Liga Española en 1928 (integrados por quienes hubieran sido campeones o subcampeones de dicho Campeonato[72]

Los trágicos años 30

Después vinieron temporadas muy problemáticas, con dramáticos episodios que incluyeron el asesinato de uno de sus jugadores durante una gira en Argel a manos de la policía.[74]​ El ascenso se haría esperar cuatro años.

El primer año de la historia del Club en Segunda el equipo finalizó tercero, sumido en una crisis económica, deportiva y social alarmante y temiéndose su desaparición. Estallaron las críticas contra la directiva, presidida por Luciano Urquijo (para entonces apodado "el Dictador"), que había aprovechado su mandato para retirar los derechos de voto de los socios (una muestra de "presidencialismo" que medio siglo más tarde se compararía con la de Jesús Gil[78]​. A pesar de esta incorporación, también se resistiría el ascenso en la tercera temporada en la división de plata, finalizando el Athletic madrileño subcampeón a tres puntos del Oviedo.

Mr. Pentland regresó para conducir de nuevo al equipo a Primera División.

Ascendería por fin en 1934, tras haberse hecho cargo del equipo nuevamente Mr. Pentland y tras instaurarse aquella temporada una modificación de la categoría que también concedía el ascenso al subcampeón; un puesto que volvieron a ocupar los rojiblancos, esta vez a tres puntos del Sevilla. En aquel equipo destacaban el goleador Elícegui (apodado "Cabecita de Oro" y "Suicida" por sus goles de cabeza en plancha) y el portero Salvador Fernández Pacheco, conocido como "Manitas de Plata". El regreso a Primera División del Athletic madrileño no vino acompañado de éxitos. Tras finalizar séptimo, en el verano de 1935, formando un combinado con el Español, realizaría el equipo su primera gira americana, causando sensación los dos mencionados jugadores rojiblancos[82]​. Este descenso, sin embargo, no se consumaría.

La violencia que padeció el país en aquellos años afectó de forma significativa al equipo rojiblanco, perdiendo la vida muchos de sus jugadores tanto en la Revolución de Asturias como durante la Guerra Civil.[87]

Club Atlético Aviación (1939-1947)

Acuerdo con el Aviación Nacional

Emblema del Ejército del Aire en el que se integraría el escudo del Club.

Poco antes de disputarse aquel encuentro, el 4 de octubre de 1939, se había firmado un acuerdo entre el Athletic Club de Madrid y el Club Aviación Nacional.[91]​.

Dos Ligas consecutivas en Vallecas

Ricardo Zamora, miembro del Salón de la Fama de la FIFA, entrenador del Atlético Aviación bicampeón de Liga.

El equipo "colchonero" (surgiendo precisamente en esta época el conocido apodo, por la similitud del color de su camiseta con el del forro de los colchones de posguerra[95]​.

Aquel equipo se vio obligado a jugar como local esporádicamente en Chamartín y finalmente en el Estadio de Vallecas (que ya había utilizado puntualmente durante su etapa en Segunda antes de la guerra), inaugurado así como campo de Primera División, mientras se reparaban los desperfectos causados en el Stadium Metropolitano durante la Guerra Civil, al que retornaría el Atlético en 1943 (y que a su vez prestaría desde 1946 a su eterno rival para que también jugara allí como local mientras construía su nuevo estadio[97]

En la temporada siguiente, el 2 de marzo de 1941 —nuevamente dirigido por Ricardo "el Divino" Zamora tras su liberación—, el club logró revalidar el título de campeón de la Primera División, logrando su primer bicampeonato. En aquella Liga, resultó clave el gran aporte del delantero y primer trofeo Pichichi de la historia del Atlético de Madrid, Pruden, máximo goleador de la categoría con 32 goles[98]​ (una cifra nunca alcanzada hasta entonces por ningún otro futbolista), el de sus compañeros en ataque Paco Campos y Arencibia, así como en defensa del central Alfonso Aparicio y de Fernando Tabales, primer portero menos goleado en Liga de la historia del Club (lo que ex post le supondría la concesión del trofeo denominado Zamora, en honor al entonces entrenador rojiblanco). Poco después, el 22 de junio de 1941, el Atlético alzaría otro título oficial de carácter regional, la Copa Presidente Federación Castellana, tras derrotar 3-0 al Real Madrid en el partido de vuelta de la final. El equipo no conseguiría más títulos en esta etapa, siendo reseñable el subcampeonato de la Liga de 1944, título que ganaría el Valencia de la "delantera eléctrica", además de varios terceros puestos. Tras siete temporadas en el banquillo, Zamora abandonó el Atlético en 1946, sustituyéndole Emilio Vidal.

En 1947, finalizó cualquier clase de vinculación entre el Club y el Ejército del Aire, habiendo solicitado este último que se volviera a cambiar el nombre retirando el "Aviación". No obstante, el Atlético de Madrid seguiría honrando en años venideros ese nexo, muy significativamente en los actos del 75º Aniversario del Ejército del Aire, coincidentes con el 75º Aniversario desde su bautizo como Athletic Aviación, con descenso de paracaidistas al terreno de juego antes de comenzar un encuentro[100]​.

Club Atlético de Madrid (1947-1992)

De la Seda al Cristal y el Acero

En enero de 1947 el club pasó a llamarse Club Atlético de Madrid, adoptando además un nuevo escudo, similar al usado en 1917. El primer partido oficial del club bajo el nuevo nombre, jugado el 6 de enero de 1947, correspondió a la derrota por 3-1 contra el Sabadell, jugado en el Estadio Metropolitano. Su primera temporada bajo tal denominación, 1946/47, finalizó con un doloroso tercer puesto (perdiendo el liderato al perder el derbi de la última jornada, siendo goleado por su exjugador Pruden, fichado unos años antes por el club merengue). La temporada siguiente los rojiblancos se cobrarían una importante revancha, en lo que fue la mayor victoria hasta entonces en un derbi frente al Real Madrid (5-0, partido igualmente recordado por ser el primero en el que se lucieron dorsales en un partido de fútbol en España[105]​ La siguiente temporada no se alzó ningún título, alcanzando un cuarto puesto en Liga.

H. H. ganó dos títulos consecutivos de Liga.

Se incorporó entonces como nuevo entrenador Helenio "El Mago" Herrera, cuyas declaraciones siendo entrenador rojiblanco le situarían en primera línea mediática (entre otras, "se juega mejor con diez que con once", referida a la mejora del Atlético en un derbi ganado al "crecerse" tras la expulsión de uno de sus jugadores[107]​.

En la temporada siguiente, ganando 3-6 al Real Madrid en Chamartín con una estelar actuación de Ben Barek[111]​.

Para la consecución de estos títulos, destacaron en ataque jugadores como el mentado Larby Ben Barek (de quien Pelé dijo que, si él era el Rey del fútbol, entonces el jugador rojiblanco era el Dios[116]

Mención especial merece de esta etapa la presidencia ejercida por Cesáreo Galíndez (1947-1952), no sólo por estos éxitos futbolísticos, sino por la creación e impulso de las secciones del Club dedicadas a otros deportes. Entre ellas, la que sería la sección más laureada[120]

El Ala Infernal

"El Niño" Collar, 468 partidos con el Atlético e integrante del "Ala Infernal" que alzó el primer título europeo.

Finalizada esa época, contribuiría notoriamente a los éxitos del Club la popularmente conocida como "el Ala Infernal", que formarían entre 1955 y 1962 Enrique "el Niño" Collar[128]​. Los mayores éxitos del "Ala Infernal" coincidieron con la etapa como presidente del Club del exjugador Javier Barroso (1955-1964) y con la del entrenador José Villalonga (1959-1962), quien tras dirigir a los rojiblancos a su primer título europeo partiría a hacer lo propio con la Selección española.

Joaquín Peiró, el otro componente del "Ala Infernal".

La era del "Ala Infernal" se inauguró alcanzando el subcampeonato de Copa en la temporada 1955/56 frente al entonces denominado Atlético de Bilbao. La final se disputó en el Santiago Bernabéu, justo al finalizar la final de la Copa Juvenil que sí conquistaría el Atlético frente al Zaragoza. Los prolegómenos no concluyeron ahí: tras la entrega de ese trofeo a los juveniles rojiblancos, con Franco ya presente en el palco, accedieron al campo los equipos de los dos finalistas acompañados de la plantilla del Real Madrid, que fue homenajeada por haber conquistado la Copa de Europa forzándose a los jugadores finalistas a imponerles unas medallas a los "merengues" a pie de campo, un hecho que desagradó a ambas aficiones rojiblancas. Este homenaje resultó especialmente esperpéntico desde la óptica del Atlético de Madrid, quien siendo el equipo visitante se había visto obligado a jugar el partido con camiseta blanca (en lugar de con su segunda equipación habitual, blanquiazul). El partido fue disputado pero, a pesar de adelantarse en el marcador los madrileños, los bilbaínos remontaron, fue expulsado Collar y por tercera vez el Atlético de Madrid se quedó a las puertas de su primer título de Copa. Nunca volvería el Atlético de Madrid a vestir camiseta blanca.[129]

El siguiente hito del "Ala Infernal" llegaría dos temporadas después, cuando disputó la Liga 1957/58 mano a mano con el Real Madrid. En la penúltima jornada, el decisivo derbi disputado en el Metropolitano el 27 de abril de 1958 pasaría a la historia al ser el primer partido de fútbol retransmitido en directo por televisión en toda España.[134]​, pero hubo de jugarse un partido de desempate en Zaragoza que perdieron los rojiblancos por la mínima.

En la temporada 1959/60, el club consiguió por fin la primera Copa de España que había rozado tres veces desde 1921, al derrotar en la final al Real Madrid, gran favorito, que pasaría a ser tildado de "campeón de toda Europa, menos de España"[137]​.

En la temporada siguiente el equipo colchonero finalizó subcampeón de Liga y volvió a conquistar la Copa, derrotando nuevamente en el derbi de la final al Real Madrid, esta vez por 3-2 (dos goles de Peiró y uno de Mendonça, remontando el inicial de Puskás y maquillando el resultado Di Stefano)[141]

La temporada 1962-1963 finalizó subcampeón de Liga y estuvo cerca de reeditar el éxito europeo, derrotando al Nuremberg en una semifinal en la que jugó como local en el Santiago Bernabéu[143]​) y ya con Vicente Calderón recién nombrado presidente rojiblanco, el Atlético lograría otro subcampeonato, esta vez de Copa del Generalísimo, cayendo ante el Zaragoza de "Los Magníficos".

Don Luis Aragonés: de Zapatones a Sabio de Hortaleza

En la temporada 1964/65, la del debut como jugador de Luis Aragonés -quien acabaría siendo el máximo goleador histórico del Atlético, con 172 goles en partidos oficiales[147]​) de un título de Liga que ya no tardaría mucho en volver a alzar. En Europa, alcanzó las semifinales de la Copa de Ferias, siendo eliminado por la Juventus. El entrenador rojiblanco de esa temporada fue el brasileño Otto Bumbel.

En la temporada siguiente, el Atlético obtuvo el quinto título de Liga de su historia de la mano del entrenador Domènec Balmanya, último título conseguido siendo el Metropolitano su estadio, disputado mano a mano con el Real Madrid (acudiendo los aficionados "merengues" masivamente al partido en casa del Atlético frente al Barcelona para animar al club catalán)[152]​ Las tres primeras temporadas con el nuevo estadio fueron decepcionantes, oscilando el equipo entre el cuarto y el sexto puesto.

Sin embargo, la década iniciada en 1970 sería una de las de mayores satisfacciones para la afición del Atlético de Madrid. En esta época, adquirió el Atlético el apodo de "indios", siendo la principal teoría[155]​, que camino del medio siglo de vigencia se convertiría en uno de sus principales signos de identidad.

Marcel Domingo, campeón de Liga como jugador y como entrenador.

En la temporada 1969/70 el conjunto colchonero, conducido por su exjugador francés Marcel Domingo, ganó su sexta Liga instituyendo la idea de jugar al contragolpe, que pasaría a formar parte de la idiosincrasia del Club[156]​. Destacaban en el equipo jugadores como un jovencísimo Capón, Rodri, José Pacheco, Jayo, Ufarte, Melo, Irureta o Adelardo y, especialmente, Luis Aragonés y José Eulogio Gárate, quienes con 16 tantos cada uno resultaron ser los máximos goleadores de aquella Liga (para el mítico delantero nacido en Argentina sería el segundo de tres trofeos Pichichi consecutivos, convirtiéndose en el jugador del Atlético con el mayor número de estos galardones en la historia del Club), ganada aventajando por un punto al Athletic Club. Esa misma temporada debutaría en Tercera División el Atlético Madrileño, equipo filial recientemente constituido y hoy conocido como Atlético de Madrid "B".

La temporada siguiente tuvo una última jornada dramática para los rojiblancos: el Atlético, que recibía al Barcelona, dependía de sí mismo para alzarse con la Liga. Lo mismo les ocurría a los catalanes, que de ganar hubieran obtenido igualmente el título. Sin embargo, el empate final posibilitó que el Valencia terminara siendo el campeón, episodio de la historia colchonera que calaría mucho en su imaginario.[160]​ ya que impuso una gran disciplina táctica en el equipo madrileño. Ese año, el club se alzó con la Copa del Generalísimo al derrotar al Valencia por 2-1 en la final, con goles de Salcedo y Gárate. En la temporada 1972/73, también con Merkel al mando, el Atlético ganó el título de campeón en una apretadísima disputa contra Barcelona, Español y Real Madrid. Así, consiguió su séptima Liga (con Luis Aragonés como segundo máximo goleador de la competición) y la plaza para jugar en la Copa de Europa del año siguiente. En la Copa de Europa 1973/1974 el Atlético de Madrid superó al Celtic en una bronca semifinal cuya ida es recordada como "la batalla de Glasgow"[169]

Rubén Ayala marcó el gol de la victoria de la Copa Intercontinental 1974

Debido a que el campeón europeo declinó jugar la Copa Intercontinental de 1974, el Atlético acudió como representante del continente para enfrentarse al campeón de la Copa Libertadores de América de 1974: el Independiente de Argentina. El partido de ida, ya con Luis Aragonés como entrenador rojiblanco, se jugó en Buenos Aires y tuvo un resultado de 1-0 a favor del Independiente. El 10 de abril de 1975 se disputó el segundo partido en Madrid, donde el Atlético ganó por 2-0, con un gol de Rubén "Ratón" Ayala a cuatro minutos del final. Así, el club colchonero ganó la Copa Intercontinental,[173]

En la temporada 1975/76, en la que destacó como goleador el recién fichado Leivinha (muy recordado aquella temporada su gol "de pillo" al legendario portero Iribar[177]

Al año siguiente, en la temporada 1976/77, el club rojiblanco ganó su octava Liga, de la mano de Luis Aragonés y superando por un punto al F.C. Barcelona, resultando clave los 20 goles de Rubén Cano y las actuaciones en defensa de Luiz Pereira y de Miguel Reina, portero menos goleado de la competición. Esta Liga estuvo marcada por los dos derbies de la temporada. El de la primera vuelta, muy recordado[180]​ En Europa, alcanzaría las semifinales de la Recopa, siendo eliminado por el campeón, el Hamburgo, que remontó el 3-1 de la ida.

En 1978 celebró el Club sus Bodas de Platino (75º Aniversario), cuyo principal acto fue un amistoso frente a la Selección brasileña.[189]

Habría que esperar a 1985, con Vicente Calderón de vuelta como presidente, para alzar una nueva Copa del Rey, que compensaría las dos finales perdidas por el primer equipo de la extinta Copa de la Liga en 1984 y ese mismo año. El 30 de junio de 1985, el Atlético de Madrid -cuyo entrenador era una vez más Luis Aragonés- conquistó su sexta Copa del Rey ante el Athletic Club.[193]​.

La obtención de la Copa le dio al Atlético el derecho de disputar la Supercopa de España de 1985 (ganándola por vez primera bajo esa denominación, con goles de Cabrera, Ruiz y Da Silva en el partido de ida, siendo incapaz el Barcelona de remontar esta derrota en la vuelta) así como la Recopa de Europa del año siguiente. Luego de sortear a varios rivales, el 2 de mayo de 1986 disputó en el Estadio Gerland de Lyon la final de aquel campeonato ante el Dinamo de Kiev. Luis Aragonés, tras ver entrenar a su rival poco antes del encuentro, pronunció unas recordadas palabras asumiendo la dificultad de ganar el título.[196]​.

Al año siguiente, llegaría el Atlético a otra final, esta vez de Copa del Rey, siendo derrotado por la Real Sociedad en la tanda de penaltis. Poco antes de dicha final, debido al fallecimiento de Vicente Calderón, había sido elegido por los socios como nuevo presidente el empresario Jesús Gil y Gil, con un perfil peculiar en el que se inspiraría parcialmente Santiago Segura para crear años después al protagonista "atlético" de su conocido film Torrente.[204]

Ovejero, campeón de Copa como jugador y como entrenador.

Habría que esperar al 29 de junio de 1991 para que el Atlético de Madrid, subcampeón de Liga esa temporada sólo por detrás del "dream team" de Cruyff (gracias en gran medida al rendimiento del portero Abel Resino, quien arropado por una gran defensa comandada por Donato se alzó con un trofeo Zamora y un récord Guinness de imbatibilidad, de 1.275 minutos[136]

Club Atlético de Madrid, S.A.D. (1992-actualidad)

El Atleti del Doblete

La promulgación en España de la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, obligaba a que los clubes de fútbol profesionales (los que militaban en Primera y Segunda División, con las excepciones de Real Madrid, Barcelona, Athletic y Osasuna) dejaran de ser sociedades civiles y se conformaran como Sociedades Anónimas Deportivas (una nueva modalidad de sociedad anónima que estaba creando dicha Ley). De conformidad con el régimen transitorio establecido, con anterioridad al 30 de junio de 1992, los socios del Atlético debían depositar el capital mínimo del Club (que se había fijado en la cantidad de 2.060.309.000 de pesetas) a los efectos de esa conversión en S.A.D.. Llegado el caso de que los socios no pudieran hacer frente a ese desembolso, el Atlético descendería a Segunda División B. Los socios no fueron capaces de desembolsar el total de esa cantidad, pero al filo de la medianoche de aquel 30 de junio, Jesús Gil y Enrique Cerezo acreditaron haber obtenido dos préstamos bancarios, de 1.300 y 650 millones de pesetas, con los que cubrían y suscribían la cantidad pendiente.

De esta manera, el 1 de julio de 1992 el club pasó a llamarse Club Atlético de Madrid, S.A.D., tras la conformación en esa S.A.D. de la cual Jesús Gil se convirtió en máximo accionista y de la que seguiría ejerciendo las funciones de presidencia. Como es evidente, exceptuados quienes fueron capaces de suscribir alguna acción en el proceso de conversión, la mayoría de los hasta entonces socios del Club (participantes de la otrora sociedad civil) pasaron a ser meros abonados de la nueva empresa (aunque por razones comerciales se les siguiera denominando "socios" abonados).[220]​.

Las tres primeras temporadas tras la conversión en S.A.D. apenas aportaron alegrías deportivas, siendo la primera final bajo la nueva denominación una derrota ante el F.C. Barcelona en la Supercopa de 1992. Luis Aragonés sería despedido en febrero de 1993 tras una goleada infligida en Copa por el F.C. Barcelona, 0-5[225]​.

Otra polémica decisión del presidente tuvo lugar en 1994, al acordar el cierre de la histórica sección de balonmano -junto con el de todas las demás secciones- debido a su déficit económico. Para entonces, el equipo de balonmano había conquistado once Ligas españolas, diez Copas de España y dos Supercopas de España (un palmarés nacional por entonces superior al de la sección de fútbol), habiendo sido subcampeón de la Copa de Europa. Estos ceses de financiación a otras secciones conllevaron igualmente el fin del Atlético Villa de Madrid, primer equipo de fútbol femenino del Atlético y antecesor del que se fundaría en 2001, que se había proclamado campeón de la segunda edición de la Liga en 1990.[228]​ Estos dos títulos rompieron la hegemonía del Real Madrid y el F.C. Barcelona.

Algunos futbolistas destacados de la temporada[239]​). Desgraciadamente, el Atleti del Doblete no añadiría más trofeos a las vitrinas del Club.

La temporada 1996/97, con el equipo esencialmente inalterado, comenzó lastrada por unos problemas en el césped del Vicente Calderón debido a una plaga de orugas[243]​, pero sólo terminaría alcanzando un quinto puesto. Tampoco pudo reeditar título en la Copa y caería también en cuartos de final de Liga de Campeones ante el Ajax (pese a haber derrotado y finalizado por delante en fase de grupos del futuro campeón, el Borussia Dortmund).

Las siguientes temporadas de esa década, pese a contar con grandes jugadores como Juninho (campeón de la Copa Confederaciones con su Selección siendo jugador del Atlético, cuya prometedora carrera fue truncada tras una brutal entrada de Míchel Salgado[247]

Caída y retorno a la élite europea

Finalizando el siglo XX, la inestabilidad en el club era cada vez mayor, debido a los múltiples delitos imputados a su presidente, relacionados con su gestión del Atlético de Madrid y/o del Ayuntamiento de Marbella[255]​.

El 7 de mayo de 2000, el club consumó el segundo descenso de su historia a la Segunda División al empatar en el Tartiere ante el Real Oviedo, perdiendo poco después otra final de Copa del Rey ante el Espanyol tras un fatal despiste de su portero Toni[258]

Germán Burgos, portero del ascenso.

Pese al descenso, el Club aumentó en un 68 % su número de abonados, constituyendo un caso de fidelización en momentos difíciles estudiado en escuelas de negocios[270]

Con Simeone de vuelta como jugador en el ocaso de su carrera[279]​ (aquel de los once ganadores de la Intertoto que llegara más lejos en la Copa de la UEFA, en este caso el Hamburgo, siendo los rojiblancos los segundos que más lejos llegaron) el Atlético no adquirió el derecho de contar con tal trofeo en sus vitrinas pese a figurar como ganador de la competición.

Tras cobrarse una revancha histórica al eliminar a la Vojvodina[282]​).

En la temporada 2009/10, el equipo concluyó la fase de grupos de la Liga de Campeones como tercero por delante del APOEL, quedando apeado de la competición y siendo redirigido a la recién rebautizada como UEFA Europa League/Liga Europa (antigua Copa de la UEFA).

Los malos resultados en Liga de Campeones supusieron el cese de Abel Resino y la contratación como nuevo entrenador de Quique Sánchez Flores[285]​ Más tarde ese mismo verano, Diego Forlán se convertiría en el primer jugador de la historia del Atlético galardonado con el Balón de Oro del Mundial.

Diego Costa, jugador en tres etapas. Trofeo Zarra de la Liga 2014 y MVP de la Supercopa de Europa de 2018.

La temporada 2010-11, recién fichado Diego "el Faraón" Godín (que se unía a una defensa donde destacaban desde el curso anterior los canteranos De Gea y Domínguez, eventuales campeones de Europa sub-21 cuando finalizó aquella temporada) e incorporado al equipo el delantero Diego "la Pantera" Costa, comenzó con un gran éxito para el Atlético de Madrid, al conseguir el 27 de agosto de 2010 su primera Supercopa de Europa, imponiéndose por 2-0 (goles de Reyes y Agüero y una gran actuación de De Gea, que detuvo un penalti) al vigente campeón de Europa, el Inter de Milán, en el partido disputado en el Estadio Luis II de Mónaco. De esta forma, el Atlético se convertía en el quinto club español en proclamarse supercampeón de Europa, junto a Barcelona, Real Madrid, Valencia y Sevilla. Sin embargo, el inicial supercampeonato europeo no evitó que el cómputo global de la temporada fuera decepcionante: el equipo terminó séptimo en Liga, sólo alcanzó los cuartos de final en Copa y fue eliminado en fase de grupos de la Liga Europa.

Consecuencia de ese escaso rendimiento, tras contratar a Caminero como nuevo director deportivo, el Club comenzó la planificación de la temporada 2011/12 no renovando el contrato al entrenador Sánchez Flores (sustituido por Gregorio Manzano) y vendiendo a jugadores como Sergio "Kun" Agüero, Diego Forlán, Simão, Ujfaluši o David de Gea (piezas clave para la consecución de los títulos europeos del año 2010). En su lugar, se ficharon otros jugadores que marcarían una nueva época en el equipo, como Radamel "el Tigre" Falcao, Arda Turan (en torno al cual se desarrollaría un movimiento denominado "ardaturanismo"[291]

La era del Cholismo

Diego Pablo Simeone, campeón de Liga y de Copa como jugador y como entrenador. Técnico con más títulos oficiales de la historia del Club.

El exjugador argentino Diego "El Cholo" Simeone aceptó el cargo de entrenador tras esa destitución, acompañándole el también exjugador "Mono" Burgos como segundo. Fue presentado oficialmente el 27 de diciembre de 2011, y en su primera rueda de prensa afirmó: «Quiero un equipo agresivo, fuerte, aguerrido, contragolpeador y veloz. Eso que nos enamoró siempre a los atléticos. Vamos en busca de lo que fue nuestra historia».[296]​. Este cambio de dirección comenzó a fraguarse en aquella primera media temporada con Simeone al frente del equipo.

En Liga, se recondujo la situación y el Atlético finalizó quinto. Pero sería a nivel europeo donde se produciría la mayor alegría, estableciendo un récord que culminaría en la temporada siguiente (cuando el 8 de noviembre de 2012 se encajó una derrota contra el Académica de Coimbra[290]

Tras convertirse Juanfran en el tercer jugador (con Calleja y Rivilla) del Atlético de Madrid convocado por España en alzar una Eurocopa de Naciones[308]

Aquel verano de 2013 fracasó el intento de recuperar la histórica sección de balonmano iniciado con la constitución en 2011 del Balonmano Atlético de Madrid. Este nuevo equipo había sumado[309]​ al palmarés de la sección extinta en 1994 otras dos Copas del Rey (2012 y 2013), otra Supercopa de España (2012) y un Mundial de Clubes (2012), pero se vio obligado a desaparecer debido a su deuda con Hacienda.

La temporada 2013/14 (durante la cual se popularizaría apodar al Atlético "el equipo del pueblo"[314]​ Una vez más, llegado el verano, abandonaron el equipo varios jugadores esenciales (Courtois, Filipe -que retornaría un año después-, Villa o Costa), que fueron suplidos por otros como Oblak, Griezmann o Mandžukić

Al inicio de la temporada 2014/15, en su condición de vigente campeón de Liga, el Atlético volvió a saborear un nuevo título oficial, venciendo nuevamente al Real Madrid (que acudía como campeón de Copa del Rey) en la final de la Supercopa de España. El empate 1-1 en el Bernabéu (gol para los rojiblancos de Raúl García) y la victoria por 1-0 del Atlético (gol de Mandžukić a pase de Griezmann) en el partido de vuelta disputado en el Calderón, supuso el fin de una racha de 15 años sin victorias en partidos oficiales ante su clásico rival actuando en casa.[318]​), Griezmann y Mandžukić. En Copa, el Atlético fue eliminado por el Barcelona en cuartos de final y en Liga de Campeones, también en cuartos de final por el Real Madrid.

En la temporada 2015/16, el Atlético alcanzaría su tercera final de Liga de Campeones y el doloroso récord de ser el club que más veces la ha jugado sin llegar a alzar el título. El Atlético finalizó primero del Grupo C por delante de Benfica, Galatasaray y Astana, eliminando sucesivamente a PSV Eindhoven, Barcelona y Bayern Múnich en una sufrida semifinal en la que resistió increíblemente el acoso bávaro[327]

Torres, ídolo de la afición, en su primer partido tras su vuelta al Atlético, un derbi en el que anotó un doblete.

La temporada 2016/17 fue la última que disputó el Atlético siendo su estadio el Vicente Calderón (despidiéndolo en partido oficial ante el Athletic Club, contra quien ya se midió al despedir el Metropolitano[331]​ En cuanto al equipo femenino, se alzó invicto con el campeonato de Liga.

La temporada siguiente, el Atlético estrenó su nuevo estadio tras una polémica modificación del escudo del Club[346]

El 15 de julio de 2018, por primera vez en la historia se alzaría con un Mundial algún jugador convocado por su Selección siendo jugador del Atlético de Madrid[349]

Jan Oblak, portero con mayor número de trofeos Zamora de la historia del Club.

La temporada 2018/19 comenzó para el Atlético con la mirilla puesta en la final de la Liga de Campeones del Metropolitano[359]

Al finalizar la temporada, en la que marcó un recordado "gol del cojo"[363]​, comenzaría la temporada 2019/20.

LaLiga no pudo empezar mejor para los hombres del "Cholo", ya que lograron tres victorias consecutivas (Getafe, Leganés y Eibar) que situaron al equipo como líder de la competición. En la UEFA Champions League, fueron encuadrados en el grupo D junto a la Juventus, el Bayer Leverkusen y el Lokomotiv. En la cuarta jornada, los rojiblancos sufrieron su primera derrota al caer frente a la Real Sociedad en Anoeta, siendo el primer equipo en jugar en este estadio después de su remodelación.[365]​.

Other Languages
azərbaycanca: Atletiko Madrid FK
беларуская (тарашкевіца)‎: Атлетыка Мадрыд
čeština: Atlético Madrid
føroyskt: Atlético Madrid
Bahasa Indonesia: Club Atlético de Madrid
íslenska: Atlético Madrid
Qaraqalpaqsha: Atlético Madrid
Bahasa Melayu: Atlético Madrid
مازِرونی: اتلتیکو مادرید
Plattdüütsch: Atlético Madrid
Nederlands: Atlético Madrid
norsk nynorsk: Atlético Madrid
Runa Simi: Atlético Madrid
srpskohrvatski / српскохрватски: Atlético Madrid
Simple English: Atlético Madrid
slovenčina: Atlético Madrid
slovenščina: Atlético Madrid
српски / srpski: ФК Атлетико Мадрид
Kiswahili: Atlético Madrid
татарча/tatarça: Atletiko Madrid futbol taqımı
українська: Атлетіко (Мадрид)
oʻzbekcha/ўзбекча: Atletiko Madrid (futbol klubi)
Tiếng Việt: Atlético Madrid