Club Atlético Rosario Central

Rosario Central
Escudo de Rosario Central.svg
Datos generales
Nombre completo Club Atlético Rosario Central
Apodo(s) Canalla
La Academia Rosarina
Fundación 24 de diciembre de 1889 (126 años)
Propietario(s) 63 000[1] socios
Presidente Bandera de Argentina Raúl Broglia
Entrenador Bandera de Argentina Eduardo Coudet
Instalaciones
Estadio Gigante de Arroyito
Ubicación Bv. Avellaneda y Av. Génova
Rosario, Santa Fe, Argentina
Capacidad 41.654 espectadores[2]
Inauguración 14 de noviembre de 1926 (90 años)[4]
Uniforme
Kit left arm left.png
Kit body rc1516t.png
Kit right arm right.png
Kit shorts Boca Juniors 2014-15 Uniforme Titular.png
Titular
Kit left arm left.png
Kit body rc16a.png
Kit right arm right.png
Kit shorts Boca Juniors 2014-15 Uniforme Suplente.png
Alternativo
Última temporada
Liga Bandera de Argentina Primera División
( 2016) 7.° (Zona 1)
Títulos (por última vez en 1986/87)
Copa Bandera de Argentina Copa Argentina
( 2014-15) Subcampeón
Continental Copa-Bridgestone-Libertadores-Logo-2.PNG Copa Libertadores
( 2016) Cuartos de final
Actualidad
Actualidad Soccerball current event.svg  Temporada 2016-17
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Club Atlético Rosario Central, conocido también como Central o por su acrónimo CARC, es una institución deportiva de la ciudad de Rosario, Argentina.[5]

Tiene como actividad principal el fútbol aunque también se practican otras disciplinas, como hockey sobre césped, baloncesto (conocido como Básquet en Argentina), patinaje, boxeo, taekwondo, tenis, fútsal, voleibol (conocido como Vóley), y natación, entre otros.

En el año 1905 -con la fundación de la Liga Rosarina de Fútbol- el club finalmente pudo desarrollar su actividad principal. De la misma, se separó en dos ocasiones: la primera en 1913 en donde participó de la disidente Federación Rosarina de Football, mientras que la segunda fue entre 1920 y 1921 en donde fue parte de la también disidente Asociación Amateurs Rosarina de Football. Entre 1931 y 1938 fue miembro de la Asociación Rosarina de Fútbol, donde disputó sus primeros campeonatos profesionales.

Entre estos tres períodos, que van desde 1905 hasta 1938, Rosario Central totalizó quince campeonatos locales (tres de ellos pertenecientes a las Ligas disidentes de 1913, 1920 y 1921) [6] , tres copas rosarinas oficiales, y cinco Copas nacionales oficiales de la AFA.

Si bien durante toda la Era amateur y profesional rosarina (1905-1938) el club participó activamente de las Copas nacionales oficiales organizadas por las asociaciones antecesoras a la AFA, recién a partir de 1939 se incorporó definitivamente al Campeonato de Liga profesional regular de Primera División organizado por el ente rector del fútbol argentino, en donde -al 2015- se consagró campeón en 4 oportunidades. En adición es el primer equipo del interior[7] en ser campeón y subcampeón en torneos nacionales de liga.

A nivel internacional obtuvo una vez la Copa Conmebol (torneo oficial precursor de la actual Copa Sudamericana)[9] Con 21 participaciones oficiales en torneos internacionales organizados por la CONMEBOL Rosario Central es el octavo club argentino con más participaciones internacionales oficiales, siendo el mejor club del interior del país ubicado en ese rubro. En adición, al día de hoy, lleva 10 participaciones en la Copa Libertadores de América, en donde fue dos veces semifinalista. A su vez, es el séptimo equipo argentino que (al 2015) más puntos sumó en la Tabla histórica de la Copa Libertadores de América.

Al 2015 cuenta con nueve títulos nacionales oficiales y uno internacional oficial en su haber. Esto lo coloca como el equipo del interior del país[10]

Su clásico rival es el Club Atlético Newell's Old Boys, identificado con el Parque de la Independencia de la ciudad de Rosario, con quien disputa el Clásico rosarino. Dicho partido es el clásico más antiguo de los que aún se disputan en el fútbol argentino, y uno de los más convocatorios de la Argentina.

Rosario Central es uno de los clubes que reivindica ser uno de los grandes del fútbol argentino. Desde 2012 integra, junto a otros 10 equipos, la galería de « clubes clásicos de la FIFA» para el fútbol argentino, como uno de los equipos más tradicionales y representativos del país.[11]

Una parte de sus instalaciones se encuentran ubicadas en la ciudad de Rosario, en el barrio de Arroyito, aunque posee otros predios en distintas zonas de la ciudad y dos complejos deportivos ubicados en dos localidades aledañas a Rosario: uno en la ciudad de Granadero Baigorria y el otro en la ciudad de Arroyo Seco. Además, el club posee una gran cantidad de filiales en distintos lugares de Argentina y el mundo.[13]

Historia

Fundación

Colin Bain Calder, primer presidente del Club Atlético Rosario Central

A finales de los años 1880 un grupo de trabajadores del Ferrocarril Central Argentino se reunía con frecuencia tras las jornadas de trabajo para practicar un rudimentario fútbol en los terrenos baldíos ubicados cerca del nacimiento de la actual Avenida Alberdi de Rosario. En la víspera de la Navidad de 1889 cerca de setenta personas se congregaron en un desaparecido bar de la Avenida Alberdi 23 bis con la intención de crear un club de fútbol. Fue entonces cuando el británico inglés Thomas Mutton propuso formalmente la creación de aquél proyecto, sugiriendo para el mismo el nombre de “Central Argentine Railway Atlhetic Club”. Los asistentes dieron su aprobación, y eligieron como presidente de la institución al más vehemente de los oradores: el británico escocés Colin Bain Calder. Se nombró vicepresidente al inglés Thomas Hooper y a C. Chamberlain como secretario. Era el nacimiento del primer antecedente de lo que luego, en 1903, sería Rosario Central.

La particularidad del nuevo club era que solo podían ser socios los empleados del Ferrocarril. La primera cancha se ubicó en los terrenos del ferrocarril, con permiso de las autoridades ferroviarias W.O. Lucas y T.G. Russel (quienes integraban la institución también). Un vagón en desuso fue utilizado como sede, y en los días de partidos como vestuario y hasta de tribuna por los espectadores durante los primeros días.[14]

No fue fácil conseguir rivales para el nuevo equipo. En un principio los empleados de los talleres jugaban entre ellos y para identificarse, más que Central Argentine, se le decía Talleres. Mulhall, integrante de la Comisión Directiva, buscaba cada mañana en los muelles del Puerto de Rosario algún barco cuya tripulación estuviese dispuesta a competir amistosamente con la escuadra rosarina. Finalmente, en 1890 un grupo de marineros británicos aceptó la invitación, y en las inmediaciones de la que hoy es la bajada Sargento Cabral, se jugó el primer encuentro del que se tiene registro, el cual finalizó empatado 1:1. El equipo alistó a M. Barton; Postell y Camp; J. Muskett, J. Barton y King; McLean, T. Muskett, Miguel Green, McIntock y Henry Hooper.[15] Días después se jugó la revancha que acabó en victoria para el conjunto rosarino por 2 a 1.

Cambio de nombre

La fusión entre las líneas ferroviarias Buenos Aires y Central Argentino marcó en 1903 un hito en la historia del club, ya que Rosario recibió una notable afluencia de operarios criollos. Estos, se sumaron de inmediato a la práctica del fútbol y la cantidad de socios subió de 70 a 130.[17]

Apodos

La Academia rosarina

En 1913 Rosario Central se alzó con el título de la Federación Rosarina de Football y también con la Copa de Competencia de la Federación Argentina de Football. Posteriormente, entre 1914 y 1917, logró el tetracampeonato rosarino obtenido en fila, sumado también a otras tres copas nacionales oficiales de AFA que Central obtuvo entre 1915 y 1916. En esas cinco temporadas (1913-1917), el club ganó cinco títulos locales consecutivos y cuatro copas nacionales. A raíz de estos resultados, se comenzó decir que el equipo rosarino "daba cátedras de fútbol" y se lo comparó con el Racing Club de Avellaneda; club que prevalecía en Buenos Aires en aquel tiempo y recibía el mote de La Academia.[18] De esta manera surgió uno de los apodos que quedarían marcados para siempre en el devenir histórico del equipo centralista: La Academia rosarina.

Canallas

El origen del apodo "Canallas" es incierto, ya que hay numerosas versiones. La más difundida comenta que debido a la negativa a participar en los años 20 en cierto partido a beneficio del Patronato de Leprosos frente a su clásico rival, Newell's Old Boys, los seguidores de éste estigmatizaron la negativa con el insulto: "¡Canallas!", lo que llevó a los centralistas a endilgar a sus rivales con el contra-insulto: "¡Leprosos!"

Otra versión establece que en 1928 los aficionados de Central incendiaron unas lonas cercanas a la cancha del Club Belgrano de Rosario (con quien tenían gran rivalidad) luego de un partido contra este equipo. Al ver la situación los hinchas de Belgrano comenzaron a gritarles: "¡Son unos canallas! ¡Son unos canallas!"

Existe una versión que se basa en el contexto social de la época: el colegio de Newell's se encontraba cercado por alto muros, para evitar que mirara la gente desde afuera. La imaginería popular ideó que aquello parecía un leprosario, ya que a los enfermos por esta dolencia se los aislaba del mundo exterior. En respuesta a esta burla, los aristocráticos integrantes de Newell's insultaban a los seguidores de Central, de extracción popular, con el mote de canallas, haciendo referencia a su pertenencia a las clases más bajas. [20]

Era amateur (1905-1930)

La década de 1900: la creación de la Liga Rosarina de Fútbol

Zenón Díaz y Harry Hayes posando con algunas copas obtenidas.

Al no haber una liga en la ciudad, entre 1900 y 1907 el primer equipo de Rosario Central (y el de Atlético del Rosario) participaba de la Copa de Competencia que organizaba la AFA contra clubes de Buenos Aires y Uruguay, siendo esta su primera división.[28]

El debut de Central en la Copa Pinasco se dio el 21 de mayo al enfrentar a Atlético del Rosario a quien venció por 3 a 1. El torneo siguió en marcha, sin embargo en ese mismo año se produjo un partido que motivó a más de dos mil personas a acercarse a la plaza Jewell: el 16 de junio se enfrentó un combinado rosarino con el Nottingham Forest. En el conjunto local se encontraba Zenón Díaz; un zaguero criollo que jugaba para Rosario Central y que fue el primer canalla en ser convocado para jugar en la Selección Nacional de fútbol. El encuentro finalizó con una victoria de los ingleses de 5 a 0.

Dos días después de ese partido se jugó en el mismo lugar el primer partido de la historia contra Newell's Old Boys (del cual los jugadores del primer equipo canalla no pudieron formar parte) que los rojinegros ganaron 1 a 0. Central, que desde 1904 ya usaba su camiseta azul y amarilla a bastones verticales, fue subcampeón del primer campeonato rosarino.[29]

Harry Hayes, máximo goleador auriazul en toda la historia.

El 20 de junio de 1905 se produjo el primer pase interclubes para Central. El club Argentino (actualmente Gimnasia y Esgrima de Rosario) le vendió por cinco pesos a Harry Hayes, un chico de 14 años que destacaba por ser un centrodelantero con una pegada violenta. Su debut se dio en el campeonato de tercera de 1906 cuando faltó un jugador del equipo. En su primer partido marcó 3 goles y se fue aplaudido. Hayes jugaría desde 1907 hasta 1926 en el primer equipo auriazul siendo un ícono de la historia del club en sus primeros años, junto a Zenón Díaz.[30]

En el año 1907, teniendo en cuenta el impulso que había tomado el fútbol, la Liga Rosarina de Fútbol decidió crear una primera división, cuyo ganador representaría a Rosario en la Copa de Competencia de AFA. Así, tanto Central como Atlético del Rosario pudieron jugar con su primer equipo sin restricciones en el nuevo Campeonato de Primera creado por la Liga Rosarina. De esta manera, la Copa Santiago Pinasco continuó siendo el trofeo de la segunda división, y se creó la Copa Nicasio Vila, la cual sería entregada al ganador de la primera división. Dicha copa sería nombrada en honor al por entonces intendente de la ciudad, Nicasio Vila.

El primer título oficial de la Liga Rosarina

Rosario Central ganó su primer título de primera en 1908, cortando con la hegemonía que tenía Newell's Old Boys por aquellos años. El conjunto auriazul se adjudicó en forma invicta la Copa Nicasio Vila de aquel año correspondiente a la primera división. Realizó una magnífica campaña, sin fisuras, imponiéndose ante sus rivales en los diez cotejos que disputó: marcó cuarenta y ocho goles y le anotaron sólo nueve. Formaban parte del plantel Zenón Díaz, Augusto Winn, J. H. Grant, Juan Díaz, D. Mackenzie, Pedro Wilson, Charles Thompset, Francisco Recanzone, Victorino Pisso, Daniel Green, Tito Corti, Harry Hayes, Antonio Vázquez y E. Palling.

La década de 1910

Los conflictos con la Liga: se crea la Federación Rosarina de Football

El año 1912 fue tremendamente desafortunado para el fútbol rosarino. No había prácticamente un partido que terminara normalmente: las agresiones hacia los árbitros, equipos que se iban de la cancha, y resoluciones de dudosa parcialidad emitidas por la Liga Rosarina de Fútbol provocaron un ambiente de caos que determinó la suspensión de los campeonatos.

En 1913 el club se retiró de la Liga Rosarina por desavenencias con su directiva, y junto a otros clubes, fundaron la Federación Rosarina de Football. Por ese motivo, fue -junto a los otros equipos- excluido de la Liga Rosarina de Fútbol. Ese año, el conjunto canalla se consagró campeón de la Federación Rosarina de Football,[32]

El primer título nacional oficial: la Copa de Competencia de la Federación Argentina
Copa de Honor 2.png
Copa de Competencia de la Federación Argentina de Football
1913

Anteriormente a la conformación de la Liga Rosarina de Fútbol los equipos de Buenos Aires se agruparon en la llamada Asociación Argentina de Football. Anualmente, la Liga Rosarina y la Asociación Argentina organizaban diferentes competiciones para enfrentar a sus equipos. Así, además de sus buenas actuaciones en la Copa Vila, Rosario Central comenzaría a lograr títulos en Copas a nivel nacional.

En 1913 -año en el que participó en la disidente Federación Rosarina- obtuvo la Copa de Competencia La Nación; un torneo organizado por la Federación Argentina de Football, la cual era una entidad disidente a la oficial ( Asociación Argentina de Football). De todos modos, los torneos de Primera y de Copas nacionales organizados por las entidades disidentes a la Asociación Argentina de Football tienen carácter oficial debido a que fueron organizados por asociaciones deportivas que luego se fusionaron con las entidades que constituyen la continuidad institucional de la Asociación del Fútbol Argentino.

Equipo que ganó la Copa de Competencia de la Federación Argentina de Football de 1913. Este sería el primer título nacional oficial en la historia del club.

En semifinales del torneo, el 21 de septiembre, derrotó 2 a 1 al Club Atlético Porteño (por entonces campeón de la Federación Argentina de Football luego de ganar el título en 1912) en cancha de Independiente, con goles de Juan Sánchez y de Harry Hayes.[34]

En la final Central le ganó a Argentino de Quilmes por 3 a 2 en cancha de GEBA con goles de Antonio Blanco, Federico Flynn, y Harry Hayes sobre el final, y logró el título de campeón. Este, sería el primer título nacional oficial de AFA en la historia del club.[35]

Aquella tarde del 26 de octubre de 1913 Rosario Central alistaría a Serapio Acosta; Zenón Díaz e Ignacio Rota; Pablo Molina, Alberto Ledesma y Juan Díaz; Federico Flynn, Antonio Blanco, Harry Hayes, Ennis Hayes y Fidel Ramírez.

Reincorporación a la Liga Rosarina en 1914 y vuelta olímpica en cancha de Newell´s

En 1914 se resolvieron los conflictos y ambas competiciones se fusionaron. Así, Central volvió a competir en la Liga Rosarina de Fútbol, ganando el título de campeón de primera división en ese año.

El 11 de octubre de 1914, Rosario Central visitaba a Newell´s Old Boys por la penúltima fecha de la Copa Nicasio Vila de aquel año. El conjunto auriazul llevaba solo 3 puntos de ventaja sobre su clásico rival (con 4 por jugarse), por lo que con un empate o una victoria se aseguraría el título de campeón. Finalmente, Rosario Central ganó 5 a 0 y pudo dar la vuelta olímpica ante su clásico rival y en terreno rojinegro.[37] La parcialidad centrlaista marchó en caravana por la calle Plata (hoy Av. Ovidio Lagos) hasta el barrio Talleres, epicentro de una verdadera fiesta. Los goles del equipo canalla en aquella recordada jornada fueron convertidos por Harry Hayes (3), Ennis Hayes y Fidel Ramírez. Esta sería la primera vez en la historia en donde uno de los dos equipos gana un campeonato oficial en la cancha de su clásico rival.

El plantel de Rosario Central estuvo integrado por los arqueros Serapio Acosta, Juan Bruno y Crosby; los defensores Zenón Díaz e Ignacio Rota; los mediocampistas, Juan Díaz, Francisco Furlong, Pablo Molina, Eduardo Blanco y Alberto Ledesma; los delanteros, Fermín Arrieta, Mario José Barbieri, Antonio Blanco, E. Dethier, Federico Flynn, Ennis Hayes, Harry Hayes, Teófilo Pignani, Fidel Ramírez y Alfredo Woodward.

En 1914 disputó 20 encuentros, ganando 19 y empatando uno. Hizo 99 goles y le marcaron solo 10, siendo Harry Hayes el goleador del campeonato con 51 tantos.[38]

Equipo de Rosario Central de 1915 y 1916, que conquistó 3 copas nacionales de AFA.
Tricampeón rosarino en fila en 1915

En 1915 Central se hizo nuevamente de la Copa Vila, ganándola invicto y con extrema facilidad. Venció en 18 partidos y empató en los 2 restantes, y señaló 104 goles a favor y recibió solo 4 tantos en contra, demostrando su potencial ofensivo y su solidez defensiva.[39]

Tetracampeón rosarino en fila y ganador de tres Copas nacionales oficiales de AFA en 1916

En 1916 Rosario Central se quedó con casi todos los títulos oficiales que disputó: fue Campeón Argentino, luego de imponerse a Racing Club de Avellaneda 3 a 1 en la final de la Copa Ibarguren, ganó el título de Primera de la Liga Rosarina de Fútbol de manera invicta,[40] y finalizó el año venciendo en las Copas de Honor Municipalidad de Buenos Aires y de Competencia Jockey Club. En ambas, derrotó a Independiente de Avellaneda en las finales.

Central es el primer equipo rosarino en ser considerado "Campeón Argentino", luego de ser ganador de la Copa Ibarguren de 1915.
El segundo título nacional oficial: la Copa Dr. Carlos Ibarguren
Copa Dr Carlos Ibarguren.png
Copa Dr. Carlos Ibarguren 1915

La Copa Dr. Carlos Ibarguren (también conocida como Campeonato Argentino Copa Dr. Carlos Ibarguren)[41] fue un torneo de fútbol oficial entre clubes de la Argentina. Su nombre radica en que el trofeo fue donado en 1913 por el entonces Ministro de Instrucción Pública de la Nación, Carlos Ibarguren. Este, era un trofeo disputado por los campeones de las dos competiciones más importantes del país de aquellos años: el de la Liga de Buenos Aires y el de la Liga de Rosario. Esta copa ya se le había negado a Central en el año anterior, ya que había perdido la final contra Racing de Avellaneda en la edición de 1914.

El conjunto auriazul -por haber sido el Campeón rosarino de 1915- se ganó el derecho nuevamente de enfrentar al campeón de Buenos Aires de ese año, quien resultó ser otra vez el Racing Club. Así, llegó el segundo título nacional oficial para el club de Arroyito luego de derrotar en la final al equipo de Avellaneda, claro dominador de la liga oficial porteña por aquellos años.

El primer duelo se jugó recién en marzo de 1916 en cancha de Independiente, y terminó igualado 0 a 0, por lo que tuvieron que jugar un segundo partido de desempate. El mismo, se disputó en la cancha del Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires el 30 de abril de 1916, y Central se impuso por 3 a 1 con goles de José Laiolo en 2 oportunidades y Alfredo Woodward.[43]

El tercer título nacional oficial: la Copa de Honor
Copa de Honor 2.png
Copa de Honor Municipalidad de Buenos Aires
1916

Después de haber ganado la Copa Ibarguren llegó el turno de la Copa de Honor. Aquella competencia fue un torneo oficial organizado durante la etapa amateur por la entidad precursora de la Asociación del Fútbol Argentino, llamada Argentine Football Association hasta 1911; y Asociación Argentina de Football en la etapa posterior. Se jugaba por eliminación y participaban equipos de la Asociación y de la Liga Rosarina de fútbol.

La Copa de Honor: otra de las copas nacionales oficiales ganadas por Central.

El elenco auriazul accedió a la Copa de Honor de aquel año imponiéndose ante su clásico rival, Newell’s Old Boys, a quien goleó 8 a 0 como visitante en octavos de final. Aquel 29 de junio los goles centralistas fueron marcados a través de 3 tantos de José Laiolo, 2 de Antonio Blanco, 2 de Ennis Hayes, y 1 de Fidel Ramírez.

En cuartos de final, el 10 de septiembre, derrotó a Gimnasia y Esgrima de Rosario por 4 a 1, con goles señalados por José Laiolo en 2 oportunidades, un tanto de Harry Hayes y otro de Ennis Hayes.[45]

Zenón Díaz y Harry Hayes posan junto a los trofeos obtenidos por la institución en 1916.

En las semifinales, el 15 de octubre, el conjunto auriazul se impuso en cancha de GEBA a Argentino de Quilmes, a quien venció con un categórico marcador de 7 a 0, con tantos señalados por Ennis Hayes (4), Antonio Blanco, Harry Hayes y José Laiolo. Los once jugadores que se clasificaron finalis­tas fueron Ramón Moyano; Zenón Díaz e Ignacio Rota; Ernesto Rigotti, Eduardo Blanco y Jacinto Perazzo; Antonio Blanco, José Laiolo, Harry Hayes, Ennis Hayes y José Clarke.

En la final del certamen, los canallas se midieron a Independiente de Avellaneda en la cancha de Racing Club. En un partido reñido el equipo rosarino logró un ajustado triunfo por 1 a 0, con un tanto marcado por Ennis Hayes.[46] Aquella tarde del 12 de noviembre de 1916 Rosario Central salió a la cancha con Guillermo Atsbury; Zenón Díaz e Ignacio Romeo Rota; Ernesto Rigotti, Eduardo Blanco y Jacinto Perazzo; Antonio Blanco, José Laiolo, Harry Hayes, Ennis Hayes y Alfredo Woodward.

Posteriormente, el hecho de ganar la final de esta Copa argentina lo habilitó a disputar la final de la Copa de Honor Cousenier frente al campeón de la Copa de Honor uruguaya, siendo vencido por Nacional de Montevideo por 6 a 1 en la final internacional.

El cuarto título nacional oficial: la Copa de Competencia Jockey Club
Copa Jockey Club vector.png
Copa de Competencia Jockey Club
1916

En 1916 Central siguió dominando a nivel nacional. Además de haber ganado la Copa Ibarguren, la Copa de Honor y el campeonato de Liga, los de Arroyito obtuvieron también la Copa de Competencia Jockey Club de ese año.

En octavos de final derrotó a Belgrano de Rosario 2 a 0, y luego 3 a 0 a Gimnasia y Esgrima de la misma ciudad en cuartos de final.[48]

En la final, jugada en cancha de Racing Club, los canallas doblegaron a Independiente 2 a 1[49] gracias a los goles de Antonio Blanco y Harry Hayes. Central formó aquella tarde del 17 de diciembre con Guillermo Niblo; Zenón Díaz e Ignacio Rota; Ernesto Rigotti, Francisco Furlong y Jacinto Perazzo, Antonio Blanco; José Laiolo, Eduardo Blanco, Harry Hayes y Ennis Hayes.

Tras coronarse en la Copa Competencia Jockey Club se midió contra Peñarol -campeón de la Copa Competencia uruguaya-, por la Copa Competencia Chevallier Boutell, cayendo derrotado por 3 a 0, en la cancha de Racing.

Pentacampeonato rosarino en fila en 1917

En 1917, Rosario Central logró el pentacampeonato rosarino obtenido en fila: en 1913 se había alzado con el título de la Federación Rosarina de Football y posteriormente, entre 1914 y 1917 ganó la Copa Nicasio Vila de manera consecutiva, hecho único en el fútbol rosarino.

En aquel año, el club de Arroyito ganó 17 partidos y cayó en solo 1, marcando 57 goles a favor y recibiendo 13 en contra. El único equipo que lo venció fue Tiro Federal, rival que siempre había resultado ser un competidor de nivel.

La primera final de la historia ante Newell´s en 1919
Equipo de Rosario Central campeón de la Liga Rosarina de 1919.

En 1918, Central no pudo alzarse con el hexacampeonato rosarino consecutivo y dejó el título a manos de Newell´s, que cortó la racha de logros canallas, pero en 1919 obtuvo nuevamente el título con la doble fórmula: campeón sin perder un solo encuentro.[53]

El partido estaba 2 a 2 cuando fue suspendido faltando 7 minutos para el final por invasión de campo. Harry Hayes puso en ventaja a Central a los 35 minutos del primer tiempo. A los 10 del segundo tiempo Ernesto Celli igualó para Newell´s, mientras que 8 minutos después el mismo Harry Hayes marcaría el 2 a 1 para el conjunto auriazul. Finalmente, en el minuto 67 Atilio Badalini estamparía el empate 2 a 2. En el minuto 83, una invasión de campo obligó al árbitro a suspender el partido. El 25 de enero se completó el cotejo, y en los 90 minutos reglamentarios el empate en 2 se mantuvo, por lo hubo que recurrir a 2 tiempos suplementarios de 30 minutos para definir al campeón. Finalmente, un gol de Jacinto Perazzo sobre el final (en el minuto 141), le dio la festejada victoria y el título a Rosario Central.[54] Ese partido marcó la primera final de la historia disputada entre ambos clubes rivales y fue el clásico rosarino más largo de la historia.

Como balance, la década de 1910 constituyó una época de oro para Rosario Central. El conjunto auriazul[56] En adición, los canallas ganaron en esa década el título de campeón rosarino de 1919, luego de vencer en una final de desempate a Newell´s por 3 a 2. A su vez, en esos 10 años Central obtuvo sus primeros títulos nacionales oficiales, venciendo en cuatro copas nacionales de AFA.

La década de 1920

Nuevos conflictos con la Liga Rosarina de Fútbol: se crea la Asociación Amateurs

Los problemas con la directiva de la Liga Rosarina de Fútbol volvieron a suceder en 1920. Tras disputar sólo 9 partidos en el torneo, Central retiró el equipo disconforme con el manejo de la Liga. La protesta centralista fue seguida por Gimnasia y Esgrima y Nacional, y fundaron la llamada Asociación Amateurs Rosarina de Football.[57] A estos clubes, se unieron también Riberas del Paraná y Compañía General Buenos Aires. Así, el fútbol rosarino sufría la segunda división importante de su historia, tal como había sucedido sobre fines de 1912.

Rosario Central se alzó con los dos campeonatos de la Liga Amateurs de Football de Rosario, tanto en 1920 como en 1921.[58]

El quinto título nacional oficial: la Copa de Competencia de la Asociación Amateurs Argentina
Copa de Honor 2.png
Copa de Competencia de la Asociación Amateurs
1920

La Copa de Competencia de la Asociación Amateurs fue un torneo oficial, disputado entre equipos del fútbol argentino, que tuvo dos versiones diferentes desde su creación.

En 1920 Rosario Central ganó su quinta corona nacional al hacerse de esta Copa. En la misma, derrotó a River Plate 2 a 0 en octavos de final, con goles de Antonio Macías y de Harry Hayes. Este duelo, se disuptó el 22 de agosto de 1920 en Rosario, en cancha de Gimnasia.

El equipo de Rosario Central campeón de la Copa de Competencia de 1920.

Luego, por los cuartos de final, el conjunto auriazul venció a Nacional de Rosario (hoy llamado Argentino de Rosario) por 3 a 2 actuando como visitante. Los goles de Central fueron marcados en aquella tarde del 17 de octubre por el mono Juan Francia, Ennis Hayes y Macías.

Octavio Díaz. Arquero de Rosario Central durante gran parte de los años 20 del siglo pasado.

Posteriormente, en la semifinal, los rosarinos batieron al Club Atlético San Isidro 2 a 0 en cancha de GER, el 14 de noviembre. A los '30 el juez Ormando Baglietto sancionó penal para Central, y fue convertido por un especialista: el back Florencio Sarasíbar. A los '69 llegaría el segundo tanto por intermedio de E.Guaraglia, y así, Central afianzaba su clasificación a la final.

En la final del campeonato Rosario Central doblegó 2 a 0 a Almagro, equipo que -contra todos los pronósticos- había dejado en el camino a Racing Club en la otra semifinal. El cotejo decisivo fue disputado en cancha de GEBA, Buenos Aires.[60]

Reincorporación a la Liga Rosarina: campeón de la Copa Estímulo en 1922

Luego de dos años de conflictos se solucionaron los problemas, y tanto Central como el resto de los equipos disidentes volvieron a participar en el campeonato oficial de la Liga Rosarina de 1922, disolviéndose así la Asociación Amateurs. En aquel año los auriazules no tuvieron una gran campaña y finalizaron en la 4.ª posición del torneo de Liga.

Antonio Miguel, El Petiso. Una de las figuras de Central en los años 10 y 20 del siglo pasado

A pesar de la pobre performance realizada en el Campeonato de aquel año, los canallas se alzaron con la Copa Estímulo; una copa local oficial organizada por la L.R.F. En la final derrotaron 1 a 0 a Tiro Federal.[61] El gol de la victoria lo anotó Ennis Hayes.

Remodelación de su primera cancha y campeón rosarino en 1923

En 1923, el club remodeló lo que fue su primera cancha -ubicada en el Cruce Alberdi-, denominada Quinta Sanguinetti. La comisión directiva convenció al Ferrocarril para que le donara toda la madera que la empresa no utilizaba. De esta forma el Sr. M. F. Ryan –un alto funcionario de la Empresa– facilitó el material y ayudó a que el club contratara a unos cuantos peones para empezar a construir tribunas. Con el auxilio de cientos de socios alzaron dos tribunas a cada lado de la cancha, de cien metros de gradas con diez escalones. A partir de ese momento, el estadio llegó a tener una capacidad de unas 15.000 personas, aproximadamente. El gasto fue de aproximadamente 16000 pesos de aquella época.[62]

En lo futbolístico, el club de Arroyito obtuvo el título local de la Copa Nicasio Vila de ese año. Central ganó el campeonato invicto, con 27 victorias y solo un empate, marcando 93 goles a favor y recibiendo solo 12 en contra.[63]

Un nuevo título de la Copa Vila en 1927

Luego de cuatro años en blanco donde el fútbol rosarino fue dominado por Tiro Federal y Belgrano, Rosario Central repitió un nuevo logro de campeón en 1927. Con un plantel renovado y ya sin Harry Hayes, goleador histórico y buque insignia auariazul retirado en 1926, la figura de Luis Indaco se agigantó. Aquel año los canallas ganaron el título rosarino de punta a punta: vencieron en 14 partidos y perdieron solo 1, anotando 42 goles a favor y recibiendo solo 8 en contra.

Una nueva final ante Newell´s en 1928: la tercera en la historia
Equipo de Rosario Central que se coronó campeón en 1928, al vencer 1 a 0 a Newell's en partido desempate disputado en cancha del conjunto rojinegro.

En 1928 se jugó la tercera final en la historia entre Central y Newell's. Tal como había sucedido en 1919, Rosario Central y su clásico rival volvieron a quedar igualados en la tabla general de la Copa Nicasio Vila de ese año y debieron disputar un encuentro de desempate para decidir al campeón. El partido se disputó en el estadio de Newell´s, y Rosario Central se impuso por 1 a 0 con gol de José Podestá. Así, volvió a obtener el campeonato ante su eterno rival,[65] El equipo canalla aquella tarde formó con Octavio Díaz; Ernesto Cordones y Francisco De Cicco; Arturo Podestá, José Fioroni, Félix Romano; Ricardo Reol, Armando Bertei, José Podestá, Jacinto Retto y Antonio Miguel.

La década de 1930

El último campeonato de la era amateur en 1930

En 1930 Rosario Central logró otro título de Primera en la Copa Vila, ostentando así el récord de 10 consagraciones en dicho torneo, siendo el club que más veces lo obtuvo.[56] Con Luis Indaco como figura y goleador en el ataque (11 tantos) y la seguridad de Octavio Díaz en el arco, Rosario Central ganó una nueva estrella en su palmarés. El conjunto auriazul obtuvo la victoria en 17 partidos, empató en 4 y cayó en 1 oportunidad.

El balance que dejó la era amateur rosarina (1905-1930) fueron cinco títulos nacionales oficiales de A.F.A., trece Ligas rosarinas de primera división y una copa oficial rosarina, siendo así el equipo de la ciudad de Rosario que más logros obtuvo en ese lapso.

Era profesional rosarina (1931-1938)

El blanqueo del profesionalismo: la creación del Torneo Gobernador Molinas en 1931

En el año 1931 el fútbol argentino sufrió una gran transformación. Si bien desde hacía muchos años estaba generalizado que los jugadores cobraran una remuneración por su actividad —de una manera cada vez menos encubierta—, en lo que dio en llamarse el amateurismo marrón,[66] recién en 1931 se terminó oficialmente con la era amateur del fútbol argentino, y comenzó la era profesional. Así, todos los futbolistas comenzaron a cobrar un salario y a firmar contratos por jugar en los equipos de manera rentada. De esta forma, la Liga Rosarina de Fútbol dejó su lugar, y la nueva institución rectora del fútbol rosarino pasó a ser la Asociación Rosarina de Fútbol. El torneo de primera pasó a llamarse Torneo Gobernador Luciano Molinas, en honor al por entonces Gobernador de la provincia de Santa Fe, Luciano Molinas, reemplazando así a la Copa Nicasio Vila. Simultáneamente, la Copa Santiago Pinasco continuaría siendo el campeonato de segunda división.

El comienzo del profesionalismo fue difícil para Central y el rendimiento del equipo fue irregular: la indisciplina de algunos jugadores, malas adquisiciones, divisiones políticas en la dirigencia y problemas económicos hicieron que los resultados deportivos no fueran muy buenos. Se decidió rescindir el contrato a muchos jugadores por "falta de entusiasmo, cariño y disciplina",[67] lo que trajo los primeros juicios para el club.

Primer título oficial profesional de la ARF: el Torneo Preparación de 1936
Equipo de Rosario Central campeón del Torneo Preparación de 1936, ganándole la final a Newell´s.

Luego de algunas temporadas en blanco, el primer título oficial de Rosario Central en la era profesional rosarina llegó en 1936, luego de obtener el Torneo Preparación de aquel año.[68] Ese campeonato oficial organizado por la Asociación Rosarina de Fútbol se comenzó a jugar en 1934, y marcaba el inicio de la temporada futbolística rosarina. Se jugaba desde abril hasta fines de junio con el sistema de todos contra todos en solo una rueda. Rosario Central ganó su primera edición en 1936.

El conjunto auriazul y Newells Old Boys terminaron igualados en la tabla de posiciones y debieron jugar un partido desempate para definir al campeón. En el mismo, Rosario Central derrotó a su clásico rival por 3 a 2.[69] Gómez y Rúa marcaron para Newell´s, mientras que Roberto D'Alessandro y Aníbal Maffei (en 2 oportunidades) le dieron la victoria definitiva a Central. Vale destacar que esta sería la cuarta y última final de un campeonato oficial disputada por ambos equipos rivales hasta el día de hoy, y sería el primer título oficial profesional en la historia del club de Arroyito.

El conjunto canalla titular que ganó ese torneo generalmente formaba con: Pedro Aráiz; Justo Lescano e Ignacio Díaz; Rafael Luongo, Félix Ferreyra y A. Martínez; Juan Cerro, Cayetano Potro, Harry Hayes (h), Roberto D'Alessandro y Aníbal Maffei.

El doblete de 1937, y un nuevo título de campeón en 1938
Equipo de Rosario Central campeón del Torneo Gobernador Molinas y de la Copa Ivancich en 1937.

El año 1937 fue muy bueno para Central ya que pudo ganar los dos torneos oficiales que se jugaron.[70] Así, los canallas obtuvieron el Torneo Gobernador Luciano Molinas (campeonato rosarino de Primera División), y luego ganaron su tercer título profesional en la Asociación Rosarina al obtener el Torneo Ivancich, que reemplazaba al ya clásico Torneo Preparación. La formación base del conjunto auriazul que obtuviera el doblete fue la siguiente: Pedro Aráiz; Justo Lescano e Ignacio Díaz; Rafael Luongo, Félix Ferreyra y Alberto Espeche; Héctor Gómez, Ricardo Cisterna, Benjamín Laterza, Roberto D'Alessandro y Aníbal Maffei. También tuvieron significativa participación Luis Amaya, Germán Gaitán, Alfredo Fógel, Salvador Laporta y Juan Cerro.

Equipo de Rosario Central campeón del Torneo Gobernador Molinas de 1938.

En 1938 Rosario Central fue nuevamente campeón del Torneo Gobernador Luciano Molinas,[56] El canalla del 38 solía formar con: Juan F. Martínez; Pedro Perucca e Ignacio Díaz; Carlos Echeverría, Claro Constancio Rivero y Alfredo Fógel; Salvador Laporta, Oscar Díaz, Pedro De Blasi, Ricardo Cisterna y Francisco Rodríguez.

El balance que dejó la era profesional de la Asociación Rosarina de Fútbol para Rosario Central fueron cuatro títulos oficiales: dos Ligas de Primera y dos copas oficiales.

Era profesional de AFA (1939 en adelante)

El ingreso al torneo regular de AFA en 1939

En 1939 Rosario Central y su rival de la ciudad, Newell's Old Boys, solicitan a la Asociación del Fútbol Argentino su incorporación al torneo de Primera División nacional. La AFA decide otorgarles el permiso, mediante el cual Central lograría formar parte del campeonato de ese año.

Paralelamente a los torneos nacionales de AFA, el club continúa disputando los torneos locales pertenecientes a la Asociación Rosarina de Fútbol con equipos alternativos. Esto se debe a que, en reconocimiento a sus méritos deportivos y a su importancia a nivel nacional[72] su primer equipo disputa los campeonatos de AFA y a raíz de esto, en la Asociación Rosarina (su liga de origen) presenta un equipo alternativo conformado por futbolistas amateur.

En lo futbolístico, los primeros pasos centralistas en los torneos profesionales de AFA fueron opacos. Pese a terminar en la mitad de la tabla y empatar ambos partidos con Newells 1 a 1, algunos resultados fueron malos. En su debut perdió 5 a 1 con Huracán, por 6 a 0 con River y por 5 a 0 ante Ferro. En la segunda mitad del año se contrató un técnico húngaro: Emérico Hirschl y el rendimiento del equipo mejoró un poco, destacando Alfredo Fógel, el defensor que no faltó nunca a ningún partido. En 1939 el campeón fue Independiente y Central terminó undécimo con 33 puntos (14 victorias, 5 empates y 15 derrotas).

A final de año se festejó el cincuentenario del club con partidos amistosos ante Boca, River y la selección argentina en Arroyito. Además el 28 de diciembre se pasó una antorcha de mano en mano por atletas desde la sede en el centro de la ciudad hasta el estadio, donde Thomas Hooper (uno de los fundadores) dio un discurso.

Década de 1940

Descenso a Segunda división y rápida vuelta a Primera

En 1941 Rosario Central descendió por primera vez al Campeonato de Primera "B". El equipo quedó en el último puesto de la tabla de posiciones, ganando 6 partidos, empatando 4 y perdiendo 20.[74] Tuvo una gran participación en el torneo Waldino Aguirre, quien disputó 27 partidos y convirtió 32 goles.

Durante toda la década del 40 Central se mantuvo en primera terminando en todos los torneos en mitad de tabla. Sin embargo en noviembre de 1948 se produjo una huelga de jugadores en todo el país que duró hasta abril de 1949. El torneo de AFA continuó con jugadores amateurs y muchos jugadores profesionales fueron tentados desde el exterior. Entre las bajas más notables de Central se puede nombrar a Benjamín Santos, goleador del torneo de 1948, que emigró a Italia.

Década de 1950

Adolfo Boerio: el impulsor de políticas institucionales más ambiciosas para Central.
Nuevo descenso a Segunda y vuelta a Primera en un año

En 1950 el club de Arroyito perdió la máxima categoría por segunda vez, finalizando último, con 9 victorias, 7 empates y 18 derrotas.[76] Los referentes del equipo del ascenso fueron Alfredo Fógel, el capitán del equipo, y Eduardo Di Loreto, que convirtió 30 goles.

La década del 50 tuvo resultados deportivos muy diversos para el canalla, destacándose el sexto puesto en el torneo de 1956, y el cuarto lugar en 1958. Hasta el momento era la mejor ubicación de Central desde que se había unido a los torneos nacionales profesionales. En esta época se instalan los promedios para el sistema de descenso, y a pesar de intercalar campañas malas y buenas Central no corrió con grandes problemas.

Década de 1960

Cambio en las políticas dirigenciales

El club iba creciendo con los años: de los pocos socios que tenía en sus inicios, llegó a 40.00 durante 1965 gracias al trabajo de su presidente Federico Flynn.[55] finalizaron en la tercera colocación de la tabla general, hecho histórico para el club. En 1966 el proyecto ya estaba en marcha y Central jugó partidos amistosos con el Santos de Pelé, con quien perdió 1 a 0, y con el Real Madrid donde fue un empate 2 a 2.

La década de 1970

El primer torneo regular de AFA ganado en 1971: el sexto título nacional oficial
Trofeo-mini-copa-alumni.png
Nacional
1971

El presidente Víctor Vesco (electo en 1970), continuó con la obra de Boerio y bajo su mandato se consiguieron importantes logros deportivos e institucionales, siendo el presidente de Rosario Central durante todos los períodos en que el club consiguió títulos oficiales tanto de la Asociación del Fútbol Argentino como de Conmebol en la Era profesional ( 1939 al presente).

Luego del subcampeonato en el Torneo Nacional de 1970, en donde cayó 2 a 1 ante Boca Juniors en la final, el club de Arroyito logró su primer título oficial en la era profesional de los campeonatos nacionales de la Asociación del Fútbol Argentino (y sexto nacional global) en el Torneo Nacional de 1971.

Equipo de Rosario Central que se clasificó campeón en el Nacional de 1971.

Rosario Central -dirigido por Ángel Labruna- ganó su grupo y debió enfrentar en semifinales a Newell's Old Boys, quien había sido el segundo de su zona. El encuentro tenía que disputarse en terreno neutral, y el Estadio Monumental de Núñez fue testigo del duelo en el que Rosario Central venció por un gol a cero a su clásico rival con la recordada palomita de Poy en el segundo tiempo. En adición, este tanto fue presentado al libro Guiness de los Récords por un grupo de hinchas de Central en 1995 para ser calificado como el gol más celebrado de la historia del fútbol ya que tradicionalmente, los hinchas del equipo y el propio Aldo Pedro Poy se reúnen todos los 19 de diciembre de cada año para rememorar la jugada y gritar de nuevo el gol.[79]

La final del campeonato fue ante San Lorenzo y se debía disputar también en terreno neutral. Por el sorteo correspondiente, resultó que se disputaría en la cancha de Newell's Old Boys el 22 de diciembre.[7] del país.

Los festejos masivos de la gente se multiplicaron por toda la ciudad de Rosario, que luego de 32 años de competir en la Primera División del fútbol argentino, obtenía así su primer gran galardón en el fútbol grande de AFA en la era profesional[82]

Plantel campeón: Carlos Aimar, Ramón César Bóveda, Roberto Gramajo, Carlos Colman, Alberto Fanesi, Norberto Menutti, Aurelio José Pascuttini, Aldo Pedro Poy, Ángel Landucci, Mario Killer, José Jorge González, Miguel Bustos, Hugo Zavagno, Jorge Carrascosa, Alberto Gómez, José Agustín Mesiano, Aldo Villagra, Eduardo Miguel Solari, Daniel Pedro Killer, Eduardo Barrio, Roberto Astudillo, Gabriel Arias, Eduardo Toro, Daniel Astegiano, Rubén Rodríguez, Daniel Aricó, y Víctor Mancinelli.[83]

Entrenador: Ángel Labruna

El segundo torneo regular de AFA ganado en 1973: el séptimo título nacional oficial
Trofeo-mini-copa-alumni.png
Nacional
1973

En el segundo semestre de 1973 Rosario Central volvería a ser protagonista del fútbol argentino. De la mano de Carlos Timoteo Griguol como técnico -quien hacía pocos años había dejado el fútbol y había dirigido a la Reserva del club entre 1971 y principios de 1973- los rosarinos volvieron a dar una vuelta olímpica en el fútbol argentino de primera división.

Griguol impuso su estilo propio de juego, basado en el orden defensivo y la efectividad a la hora de atacar.[87] El entrenador efectuó algunos cambios tácticos: Poy pasó a jugar de enlace, Carlos Biasutto logró la titularidad en el arco, y tanto Solari como Carlos Aimar se afirmaron en el mediocampo para quitar pelotas e iniciar jugadas inmediatamente después.

Equipo de Rosario Central que se consagró campeón en el Nacional de 1973.

Central clasificó junto a Atlanta, River y San Lorenzo para disputar el cuadrangular final. El sistema era jugar todos contra todos a una sola rueda, es decir, tres encuentros cada uno, y el de mayor puntaje final sería el nuevo Campeón Nacional. River Plate tenía casi 15 años sin conseguir un título oficial (el último había sido en 1957), y con esa presión jugó el partido de visitante ante los de Arroyito. En el primer juego de la zona final Central ganó 3-1 sobre los millonarios con tantos de Cabral, Bóveda y otro de J.J. López en contra de su propia valla.

La siguiente fecha se jugó frente a Atlanta en Buenos Aires. El club porteño había sido la revelación de este torneo, pero no le alcanzó para superar al equipo de Griguol. Con tantos de Eduardo Solari de cabeza y de Carlos Aimar, la victoria fue canalla por 2:1. River, venció en aquella jornada por 3:2 a San Lorenzo y con un empate en la última fecha, el conjunto de Griguol se aseguraría el título.

El 29 de diciembre, el Estadio Monumental fue testigo nuevamente del festejo rosarino: Central empató 1:1 con San Lorenzo y se aseguró así su segundo título de la década, y el séptimo a nivel nacional de su historia. El gol de Central lo anotó Roberto Cabral.

Plantel campeón: Aurelio José Pascuttini, Juan Antonio Burgos, José Jorge González, Eduardo Solari, Carlos Biasutto, Carlos Aimar, Aldo Pedro Poy, Daniel Pedro Killer, Roberto Cabral, Daniel Aricó, Ramón Bóveda, Luis Giribet, Roberto Carril, Carlos Colman, Alfredo Rubiola, Rubén Rodríguez, Miguel Ángel Cornero, Mario Killer, Gabriel Arias y Carlos Munutti.[83]

Entrenador: Carlos Timoteo Griguol

Liguilla pre-Libertadores 1974

En 1974, Rosario Central fue subcampeón del Metropolitano y del Torneo Nacional. Esto lo habilitó a jugar un triangular que definió a los dos equipos argentinos para la Copa Libertadores 1975. El mismo, se denominó oficialmente Torneo reducido para clasificar dos equipos para el Campeonato Sudamericano de Fútbol Libertadores de América 1975 y se conoció como Liguilla pre-Libertadores.[89] Durante la temporada se destacó Mario Kempes, la incorporación que había llegado desde Instituto de Córdoba, a principios de año. Fue goleador del Nacional de 1974 y vistió la camiseta canalla hasta 1976. Además de ser una vez más goleador del torneo Metropolitano de 1976, se convirtió en el mayor goleador de la historia de Central en la era profesional de AFA, haciendo más de 90 goles en 3 años.

Las participaciones en Copa Libertadores
Gol de Kempes a Newell's por la Copa Libertadores de 1975. Aquella noche, Central eliminó a su clásico rival y accedió a la instancia semifinal de la Copa.

En esta década, Rosario Central logró participar de cuatro ediciones de la Copa Libertadores de América. Lo hizo en las copas de 1971, 1972, 1974 y 1975. En esta última se enfrentó -por primera vez en la historia en duelos internacionales- al Club Atlético Newell's Old Boys en la primera ronda. En el grupo también estaban Olimpia y Cerro Porteño de Paraguay. Los clubes argentinos finalizaron en la primera posición, habiendo empatado en los enfrentamientos entre sí. En esa copa solo clasificaba el primero de cada grupo, por lo que tuvieron que jugar un encuentro desempate para definir quién pasaba a la ronda semifinal. El duelo lo ganó Central por 1 a 0, con gol de Mario Kempes el 11 de abril de 1975.[90]

La década de 1980

El tercer torneo regular de AFA ganado en 1980: el octavo título nacional oficial
Trofeo-mini-copa-alumni.png
Nacional
1980

El comienzo del Nacional de 1980 no fue bueno para Central. Al entrenador Ángel Tulio Zof le costó ensamblar las piezas y el equipo clasificó con lo justo para los cuartos de final, ganándole el último partido de la fase regular 2 a 0 a Vélez en el Estadio José Amalfitani.[91] Central debía ganar sí o sí para pasar de fase, y así lo hizo. La multitud centralista que copó el estadio de Vélez gozó aquella tarde gracias a los tantos de Edgardo Bauza y de Félix Orte, ambos en el segundo tiempo.

Félix Orte. Pieza clave en la obtención del Nacional de 1980.

A partir de esa instancia, Central hizo valer la condición de local ya que las diferencias de gol marcadas en el Estadio Gigante de Arroyito fueron claves para que Central avanzara a las rondas siguientes y conquistara un nuevo título.[92] En cuartos de final se enfrentó a Unión de Santa Fe, obteniendo una victoria 2 a 0 de local y una derrota 2 a 1 de visitante. En el duelo de ida disputado en el Estadio Gigante de Arroyito promediando el segundo tiempo fue expulsado Ricardo José Ferrero (el arquero de Central), y el conjunto auriazul ya había hecho los dos cambios reglamentarios que se permitían en aquel entonces. Héctor Chazarreta pidió ir a atajar y tuvo una destacada labor, tapando algunos disparos peligrosos del equipo tatengue. El partido finalizó 2 a 0 a favor de Central. El resultado global de 3 a 2 a su favor alcanzó para avanzar.

Equipo de Rosario Central campeón del Nacional de 1980.

En las semifinales se volvió a cruzar con su clásico rival: Newell's Old Boys. El triunfo por 3 a 0 en el encuentro de ida con tantos de Ghielmetti, José Luis Gaitán y Marchetti, facilitó la victoria global del club de Arroyito.[93] La derrota 1 a 0 en la vuelta no hizo mella en el conjunto auriazul, ya que el global de 3 a 1 a favor lo clasificó para disputar la final del campeonato.

La final enfrentó al equipo de Zof con el Racing de Córdoba, dirigido por Alfio Basile. La producción de La Sinfónica (así le decían a aquel equipo auriazul) anticipó el tercer campeonato en la era profesional, y octavo a nivel nacional contando toda la historia. Fue victoria canall 5 a 1 en la ida,[95] siendo el marcador global de 5 a 3 para Central. Los cuatro goles de diferencia permitieron que el 21 de diciembre la institución rosarina diera su tercera vuelta olímpica oficial en la era profesional de AFA en el Chateau Carreras.

Este campeonato le dio derecho a participar de la Copa Libertadores 1981, en donde quedó segundo en su grupo detrás del Deportivo Cali de Colombia, no logrando así el pase a la ronda semifinal.

Plantel campeón: Juan Carlos Ghielmetti, Edgardo Bauza, Daniel Teglia, Félix Orte, José Luis Gaitán, Eduardo Bacas, Víctor Marchetti, Jorge Alberto García, Oscar Craiyacich, Ricardo José Ferrero, Héctor Chazarreta, Oscar Agonil, Guillermo Trama, Aldo Espinoza, Omar Arnaldo Palma, Daniel Sperandío, Daniel Alberto Carnevalli, Carlos Magistral y Mario Finarolli.[83]

Entrenador: Ángel Tulio Zof

Descenso a segunda y rápido ascenso a Primera

En 1984, a tan solo cuatro años de haber conseguido su tercer título de Primera División, Rosario Central descendió a la Primera "B" por tercera vez en su historia. En 1983 la AFA había reinstaurado el promedio del descenso en la Argentina,[96] lo cual significaba que los descensos a segunda se definirían por la acumulación de puntos de las últimas dos temporadas, dividiéndolos a la cantidad de partidos disputados en las mismas. Las pobres campañas realizadas por Central tanto en 1983 como en 1984 hicieron que el club no pudiera escapar al descenso de categoría.

En 1985 la institución reforzó su plantel profesional con jugadores de renombre y contrató a Pedro Marchetta como entrenador. Así, pudo lograr el retorno a la máxima categoría con facilidad: ganó 25 enfrentamientos, empató 10 y cayó en 7.[76]

El cuarto torneo regular de AFA ganado en 1987: el noveno título nacional oficial
Trofeo-mini-copa-alumni.png
Primera División
1986/87

Luego de ascender a Primera en 1985, a Central se le presentaba un nuevo desafío: poder hacer un buen papel nuevamente en el Campeonato mayor del fútbol argentino. El torneo 1986/87 duró 38 fechas y se jugaron dos ruedas de 19 partidos cada una. Luego de una caída en la fecha 29 por 4 a 1 frente a Boca Juniors en la Bombonera, Rosario Central se recuperó, y las próximas ocho fechas dejaron un saldo de seis victorias y dos empates. De esta manera, el equipo canalla -dirigido una vez más por Ángel Tulio Zof- llegó como puntero al último encuentro con una diferencia de dos puntos sobre los segundos: Newell's e Independiente.

Equipo de Rosario Central que se consagró campeón de Primera el 2 de mayo de 1987 en cancha de Temperley.

En la última fecha Rosario Central visitó a Temperley el 2 de mayo de 1987. El encuentro empezó trabado, y al minuto 44 del primer tiempo, Ricardo Dabrowski de cabeza anotó el 1 a 0 parcial para los celestes. En el segundo tiempo, promediando la etapa complementaria, Omar Arnaldo Palma empató con un gol de penal.[97] Fue 1 a 1 y una diferencia inalcanzable para Newell's, que obtuvo el subcampeonato. Los centralistas en las tribunas del estadio de Temperley, festejaron una nueva estrella auriazul en el profesionalismo, y su noveno título oficial de AFA contabilizando toda la historia.

Este nuevo galardón le dio derecho a participar de la Copa Libertadores 1987, en donde quedó segundo en su grupo detrás de Independiente, quien finalmente logró el pase a la ronda semifinal.

Plantel campeón: Osvaldo Escudero, Omar Arnaldo Palma, Edgardo Bauza, Julio Pedernera, Hernán Díaz, Hugo Galloni, Adelqui Cornaglia, Juan José Urruti, Roberto Gasparini, Fernando Lanzidei, Jorge Balbis, Alejandro Lanari, José Di Leo, Ariel Cuffaro Russo, Jorge Fossati, Marcelo Toscanelli, Pedro Argota, Claudio Scalise, Rubén Alejandro Rojas, Roque Caballero, Erasmo Doroni y Esteban Game.[83]

Entrenador: Ángel Tulio Zof

Gira por Estados Unidos e Italia en 1987
Diego Maradona acompañado por Jorge Díaz y Hugo Galloni en ocasión del encuentro amistoso entre Rosario Central y Nápoli en 1987.

Por ser campeón de Argentina fue invitado a participar de la Copa de Oro de 1987: un torneo amistoso llevado a cabo en Estados Unidos del que formaban parte varios equipos campeones de distintas ligas del mundo. El torneo estaba compuesto por una fase de grupos donde Central venció 1 a 0 al Guadalajara de México con gol de Palma, y luego derrotó 3 a 1 al Dundee United de Escocia, con goles de Argota, Palma y Candella.[99] y ganando luego el conjunto rosarino en los penales con un marcador final de 5-4. Finalmente, Central perdió en el partido decisivo con el Vasco de Gama por 2 a 1.

En julio de ese mismo año, se decidió organizar un partido amistoso llamado Duelo de Campeones entre el campeón de Argentina y el de Italia. Central viajó Nápoles para jugar un partido contra el Nápoli de Diego Armando Maradona que era el campeón del calcio. El cotejo terminó 1 a 0 a favor de los rosarinos con gol de Jorge Balbis de cabeza.[100] En adición, Alejandro Lanari le contuvo un penal al propio Maradona cuando ya finalizaba el partido.

Fiesta del centenario del club en 1989

El 24 de diciembre de 1989 Rosario Central cumplió 100 años de vida, por lo que se festejó el centenario con una cena para 10 000 personas.[101]

La década de 1990

La era Marchetta (1994-1995)

Los primeros torneos de esta década fueron malos. La mayoría de los campeonatos terminaron con Central de mitad de tabla hacia abajo, y esto comprometió al equipo con el descenso. En enero de 1994, el club volvió a contratar a Pedro Marchetta como entrenador. El técnico que había devuelto a la Primera División a Central en 1985 volvía al club de Arroyito con muchas expectativas, ya que además de aquel logro obtenido 9 años atrás, el D.T. venía de realizar muy buenas campañas con Independiente de Avellaneda. Marchetta armó un equipo mixto, donde mezcló juventud con experiencia: incorporó a Roberto Molina proveniente de Ferrocarril Oeste, y le dio rodaje a los por entonces jóvenes Pablo Sánchez, Kily González, Marcelo Delgado, Claudio Úbeda, Horacio Carbonari, y Raúl Gordillo entre otros, rodeándolos de jugadores de experiencia, como Omar Palma, José Luis Rodríguez, Jorge Balbis, y Juan Ramón Jara. En el Clausura 1994 Central mostró un juego ofensivo y vistoso, y terminó el campeonato tercero con 23 puntos, peleando el título hasta el final palmo a palmo con Independiente y Huracán. Para el Apertura de 1994, llegó el paraguayo Celso Ayala y la campaña fue regular, finalizando octavos.

En el Clausura de 1995, Marchetta le dio rodaje al joven Cristian Colusso, que era una de las joyas de la cantera canalla. El equipo hizo otra buena campaña, evitando así problemas con el promedio. Así, el puntaje de la tabla acumilada clasificó a Central para la Copa Conmebol de ese año. Finalizado el Torneo Clausura, Marchetta no renovó su contrato y decidió marcharse a Racing, por lo que Central salió en busca de un nuevo entrenador. El presidente Víctor Vesco volvió a contratar a Don Ángel Tulio Zof, quien -una vez más- se hizo cargo del primer equipo auriazul en el mes de julio de ese año.

Una nueva era de Angel Tulio Zof. Primer título internacional oficial: la Copa Conmebol de 1995
Copa Conmebol trophy.jpg Copa Conmebol 1995

Con la renuncia de Marchetta, la dirigencia de Central pensó una vez más en un viejo conocido del club: Angel Tulio Zof, D.T. campeón con Central en 1980 y en 1987 y subcampeón en 1970. Don Ángel armó un equipo en donde -una vez más en la historia canalla- tuvo que mezclar juventud con algunos jugadores de experiencia. Ante las ventas de Darío Scotto y el Kily González a Boca, y la de Roberto Molina y Juan Ramón Jara a Independiente, el entrenador pidió con insistencia la llegada del uruguayo Rubén Da Silva (proveniente de Boca) y la del mediocampista derecho Eduardo Coudet, de Platense. También llegó para ocupar un lugar en el laterial izquierdo el peruano Percy Olivares. A su vez, la continuidad de Omar Palma fue fundamental para el proyecto de Don Ángel. Todos ellos, se insertaron en un plantel plagado de jóvenes que ya venían jugando con Marchetta, como por ejemplo Pablo Sánchez, Raúl Gordillo, Horacio Carbonari, y Roberto Bonano, entre otros. Dos grandes apariciones en 1995 de la mano de Zof fueron el atacante Martín Cardetti y el defensor izquierdo Patricio Graff, quienes debutaron en aquel año.

Así, con una marcha irregular en el campeonato Apertura de 1995, el equipo canalla centró sus prioridades en el plano internacional: la Copa Conmebol 1995. En ese torneo -símil de la Copa UEFA europea[108] comenzó eliminando en octavos de final al Defensor Sporting de Uruguay. El cotejo de ida disputado en el Campus de Maldonado favoreció a Central, que ganó 3 a 1 con goles de Martín Cardetti, Eduardo Coudet y Rubén Da Silva. Para rematar la clasificación -y como iba a ser durante toda la copa-, Central ganó en el Gigante el partido revancha: fue 2 a 1 gracias a los tantos de Pablo Sánchez y el “Polilla” Da Silva.

Omar Palma fue una de las figuras del equipo campeón de la Copa Conmebol de 1995.

En cuartos de final Rosario Central eliminó al Cobreloa de Chile. En el duelo de ida los auriazules vencieron como locales 2-0 con goles anotados en el segundo tiempo por Pablo Sánchez y Horacio Carbonari. La vuelta, disputada en el desierto de Calama, aparecía en lo previo como difícil ya que el club chileno poseía un muy buen récord actuando en su estadio en competiciones internacionales. Finalmente, fue un mero trámite para los rosarinos, que derrotaron al local 3 a 1 con tantos de Omar Palma, Cristian Daniele y Rubén Da Silva.

Sobre fines de noviembre, por la ida de las semifinales, Rosario Central visitó Asunción para enfrentar al Atlético Colegiales de Paraguay. Los “canallas” ganaron 2 a 0 con tantos señalados en el segundo tiempo por Raúl Gordillo y Eduardo Coudet, y se colocaron a un paso de la final. El 7 de diciembre de 1995 Central logró clasificarse por primera vez en su historia a una final de una copa internacional oficial. El pase fue certificado por los goles de Carbonari, Cardetti y Coudet para la victoria auriazul por 3 a 1 en el Gigante de Arroyito. El rival para la instancia final iba a ser Atlético Mineiro de Brasil, quien venía de eliminar al América de Cali en la otra llave semifinal.

La final de la Copa Conmebol de 1995 es recordada por el particular hecho de que Rosario Central logró revertir un marcador adverso de 0:4 que se trajo del Mineirão de Belo Horizonte, para finalmente vencer el 19 de diciembre al Atlético Mineiro de Brasil en el Gigante de Arroyito por el mismo resultado, y ganar la copa en la definición por penales.[110]

Central fue el campeón -también por primera vez para un equipo del interior[7] del país- en un certamen internacional oficial de la era profesional. Aquel título lo habilitó a disputar la Copa Master de Conmebol de 1996, y la Copa de Oro Nicolás Leoz en ese mismo año.

Plantel campeón: Roberto Bonano, Roberto Abbondanzieri, Federico Lussenhoff, Horacio Carbonari, Patricio Graff, Diego Ordóñez, Gustavo Falaschi, Percy Olivares, Eduardo Coudet, Raúl Gordillo, Omar Palma, Cristian Daniele, Pablo Sánchez, Cristian Colusso, Sergio Alberto Fernández, Humberto Biazotti, Rubén Da Silva, Martín Cardetti y Mario Pobersnik.

Entrenador: Ángel Tulio Zof

Buenas campañas locales y semifinalista de la Conmebol en 1996

En 1996 Rosario Central logró clasificarse nuevamente para la Copa Conmebol. A nivel local, finalizó 6to. en el Torneo Clausura y 5to. en el Apertura. En la Copa Conmebol, eliminó Cobreloa de Chile en primera ronda y a River de Montevideo en cuartos de final. Así, el conjunto auriazul se topó con el Club Atlético Lanús en semifinales, el cual derrotó a los rosarinos en ambos enfrentamientos. Finalmente, los "granates" fueron campeones de aquella copa.

La era Bauza: subcampeonato de la Copa Conmebol 1998 y en el Apertura 1999

En 1998 el equipo rosarino volvió a clasificarse para la Copa Conmebol. En primera fase eliminó al Audax Italiano de Chile. En cuartos de final los de Arroyito vencieron a Huracán Buceo de Uruguay, mientras que en semifinales derrotaron al Atlético Mineiro de Brasil.

La final de la Copa Conmebol 1998 debió disputarla frente al Santos de Brasil, el cual no ganaba un título internacional desde los tiempos de Pelé. Finalmente, los brasileños se impusieron 1 a 0 en el duelo de ida (disputado en su estadio de Vila Belmiro) y consiguieron la igualdad en cero en el Estadio Gigante de Arroyito, lo cual les permitió obtener el título.

En 1999 Rosario Central fue subcampeón del Torneo Apertura de aquel año. El equipo dirigido por Edgardo Bauza, y con jugadores como Ezequiel González, Juan Antonio Pizzi, Ivan Moreno y Fabianesi, Ricardo Canals, José María Buljubasich, y Rafael Maceratesi entre otros, logró una serie de 9 victorias consecutivas (récord en la historia del club)[112]

Siglo XXI

Participaciones destacadas en Copas internacionales

En la Copa Libertadores 2000, Central fue segundo en su grupo, y quedó eliminado en octavos de final ante el Corinthians de Brasil, cayendo por penales.

Al año siguiente, en la edición de 2001, hizo una destacada labor: clasificó primero en su grupo, posterirmente eliminó al Cobreloa de Chile en octavos de final, luego al América de Cali en cuartos (en una recordada serie), y cayó en semifinales ante el Cruz Azul de México.

En la edición de 2004, fue derrotado por el San Pablo en octavos de final, mientras que en la de 2006, no logró la clasificación a la segunda fase.

En adición, el club participó también de la Copa Mercosur en el año 2000, donde cayó en la definición por penales contra el Vasco da Gama en cuartos de final, quién finalmente se consagró campeón.

Si bien durante esos años muchas de sus participaciones internacionales fueron buenas, descuidó mucho los torneos nacionales, terminando de mitad de tabla hacia abajo en la mayoría de los campeonatos entre 2000 y 2002. En 2003, con Miguel Ángel Russo como DT, su imagen cambió ya que terminó 3.º en el Clausura, con 37 puntos. Además Luciano Figueroa fue goleador del campeonato con 17 tantos. En el torneo Apertura 2003 finalizó en quinta posición con 28 puntos. Estas dos buenas campañas lo clasificaron para la Copa Sudamericana 2003

En 2005, clasificó a la Copa Sudamericana de ese año. Lo significativo de esta edición de la copa fue que volvió a encontrarse con su clásico rival en un torneo internacional oficial luego de 30 años de la última oportunidad en que lo hicieran, pero con la diferencia de que esta vez, el máximo duelo rosarino se dio en una clasificación en partidos de ida y vuelta. Tras empatar como visitante por 0:0, el elenco auriazul se quedó con la clasificación el 29 de agosto de 2005, tras vencer por 1:0 a Newell's en el Gigante de Arroyito, con gol de Germán Rivarola a los 45 minutos del primer tiempo.

Malas campañas y promoción para mantener la categoría

Los años siguientes acumularon campañas muy irregulares para Central. Los 61 puntos acumulados en la temporada 2004-2005 hizo que su promedio no sea muy bajo durante la temporada 2005-2006. En la temporada siguiente Central obtuvo un total de 52 puntos, lo que lo mantuvo en la mitad de la tabla de los promedios.

Luego de algunas malas campañas en los años 2006 y 2007, durante la temporada 2007-2008 jugar la promoción era una posibilidad hasta las últimas fechas, pero el equipo logró sacar la cantidad necesaria de puntos para permanecer en Primera.

En la temporada temporada 2008-2009, y luego de dos torneos bastante pobres, Rosario Central tuvo que revalidar su lugar en la máxima categoría del fútbol argentino, debiendo disputar la promoción ante el Club Atlético Belgrano de de Córdoba (equipo clasificado 4.º de la B Nacional de esa temporada). En el duelo de ida, disputado en la ciudad de Córdoba, los canallas derrotaron a los celestes por 1:0, con gol de Jesús Méndez, mientras que en la revancha, el duelo finalizó 1:1 en el Estadio Gigante de Arroyito, con gol de Emilio Zelaya para los rosarinos. Así, con el resultado global por 2:1, Rosario Central mantuvo la categoría.

Durante el Apertura 2009 Central cosechó 31 puntos, sin embargo vendió a muchos de sus referentes del equipo y los jugadores de las inferiores del club debieron hacer frente al Clausura 2010.

Descenso a la "B" Nacional tras 24 años

En mayo de 2010 Rosario Central -dirigido por Leonardo Madelón- tuvo que volver a revalidar su lugar en Primera, esta vez jugando la promoción contra All Boys. El primer partido se llevó a cabo el 19 de mayo en el Estadio Islas Malvinas y All Boys abrió el marcador en el primer tiempo. Central logró empatar el encuentro en una de las últimas jugadas mediante un cabezazo de Guillermo Burdisso. El partido de revancha se disputó el domingo 23 de mayo en el Gigante de Arroyito y el equipo visitante se impuso por 3 a 0 por lo que Rosario Central descendió a segunda división luego de 25 años. Horacio Usandizaga renunció al cargo de presidente y se llamó a elecciones a mitad de año. Las mismas fueron ganadas por la agrupación Raza Canalla, la cual contaba con Norberto Speciale como presidente y Gonzalo Belloso como mánager deportivo.

El primer año de de Central en la "B" no fue bueno ya que nunca logró estar en puestos de ascenso. El primer entrenador en la temporada fue Reinaldo Merlo quien se retiró del cargo en la fecha 12 por malos resultados. Su reemplazante fue Héctor Rivoira, que ya tenía antecedentes de ascensos a primera división, sin embargo corrió la misma suerte que su predecesor y dejó de ser el entrenador en la fecha 26. El elegido para ocupar el puesto de DT fue Omar Palma (quien debutó en ese cargo). Una de sus primeras medidas fue separar del grupo a Cristian González, uno de los referentes del plantel. El equipo logró remontar en la tabla de posiciones principalmente con la inclusión de varios juveniles en la formación titular. Una fecha antes de terminar el torneo Palma renunció y asumió el cargo interinamente Fernando Lanzidei.

Al finalizar la temporada 2010/ 11 de la Primera B Nacional, el club no logró el objetivo del ascenso y permaneció por segundo año consecutivo (por primera vez en su historia) en segunda división. La dirigencia continuó siendo la misma y en julio de 2011 contrataron a Juan Antonio Pizzi como entrenador. Un equipo muy renovado logró cambiar la imagen dada en la temporada anterior. Durante la primera mitad del 2012 el equipo fue escalando posiciones y logró ganar 7 partidos consecutivos recibiendo solo un gol en contra entre las fechas 28 y 34, por lo que pasó a ocupar el primer lugar a falta de 4 partidos. Sin embargo de los últimos 12 puntos en juego solo obtuvo uno (perdió los últimos tres partidos) por lo que terminó el torneo en cuarto lugar y quedó en puestos de promoción, teniendo que enfrentar a San Martín de San Juan. El primer partido se llevó a cabo el jueves 28 de junio de 2012 con Central como local y terminó en un empate 0 a 0. El de vuelta se disputó el 1 de julio de 2012 en San Juan y el resultado fue el mismo que en la ida, por lo cual Central no pudo ascender y continuó por tercer año consecutivo en la Primera B Nacional.

El ascenso a Primera en 2013

A pesar de que Pizzi estuvo cerca de conseguir el objetivo, la dirigencia decidió cambiar de entrenador para la Primera B Nacional 2012/13 y contrató a Miguel Ángel Russo. El comienzo de Central en el campeonato fue similar al del primer año en la "B", y llegó a estar en decimocuarta posición en la fecha 11 por lo que se puso en duda la continuidad de Russo. Sin embargo a partir de la fecha 13 el equipo ganó 12 partidos consecutivos lo que hizo que alcance el primer lugar en la tabla de posiciones. Además en esa racha de partidos batió su récord de valla invicta que mantenía desde el año 2004, esta vez Mauricio Caranta estuvo 606 minutos sin recibir goles.

El 19 de mayo de 2013, luego de vencer por 3 a 0 a Gimnasia de Jujuy como visitante, Rosario Central aseguró su regreso a la Primera División, restando 4 fechas para que termine el campeonato.[114] Logró ganar el campeonato en la última fecha al derrotar por 1 a 0 a Deportivo Merlo.

Subcampeonato de la Copa Argentina 2013/2014

El Torneo de Transición 2014 del fútbol argentino marcó la irregularidad que Rosario Central venía teniendo desde los últimos tiempos. Es por eso que Miguel Ángel Russo optó por dos objetivos para dicha temporada: obtener la tercera victoria consecutiva[117]

En 8vos. de final, Central enfrentó al Club Atlético Tigre el 24 de septiembre de 2014, nuevamente en la ciudad de Córdoba. En esta ocasión, el uruguayo Sebastián Abreu volvió a convertir, siendo este el único gol del partido que le posibilitó a los canallas participar de los cuartos de final de la copa.[118]

En dicha instancia, los conducidos por Miguel Ángel Russo debieron sortear a River Plate para hacerse un lugar en las semifinales del certamen federal. El duelo se disputó en el Estadio San Juan del Bicentenario, el 9 de octubre de 2014, y se definió por tiros desde el punto del penal, ya que en los 90 minutos ninguno pudo convertir goles. En la tanda de penales, el conjunto auriazul se impuso por 5 a 4. Todos los pateadores convirtieron, a excepción del riverplatense Bruno Urribarri, cuya ejecución fue retenida por Mauricio Caranta. Al ser este el último tiro perteneciente a River Plate de la serie de 5, permitió el pase de Central a la Semifinal con el acierto del último penal, ejecutado por Sebastián Abreu.[119]

La semifinal de la copa volvió a encontrar a Rosario Central en el estadio del Bicentenario, en San Juan, el 19 de noviembre de 2014, esta vez para enfrentar al Argentinos Juniors de Juan Román Riquelme. En esta ocasión, los rosarinos «despacharon» a su rival con un contundente 5 a 0. Las anotaciones fueron de Sebastián Abreu, Franco Niell, Alejandro Donatti, Javier Correa y Hernán Fabián Encina.[123]

La final se disputó el 26 de noviembre de 2014 en el Estadio San Juan del Bicentenario y esta vez es rival fue el Club Atlético Huracán. Finalmente, «El Globo» de Parque Patricios se quedó con la copa tras ganar 5 a 4 en la tanda de penales luego de un 0 a 0 sin grandes ocasiones de gol para ninguno de los dos bandos durante los 90 minutos. Los tiros marrados fueron por parte de Paulo Ferrari (desviado), Mauricio Caranta (contenido por Marcos Díaz) y Hernán Fabián Encina también atajado por el arquero.[124]

Buena campaña en 2015 y finalista nuevamente de la Copa Argentina

El 15 de diciembre del 2014 el “Chacho” Eduardo Coudet fue oficializado por la dirigencia de Rosario Central como el director técnico de la entidad rosarina por los próximos dos años. En su primer año como entrenador, Coudet llevó a Central a realizar una muy buena campaña tanto en el torneo local como en la Copa Argentina, finalizando en la tercera ubicación del Campeonato 2015, donde el equipo auriazul cosechó 16 victorias, 11 empates y solo 3 derrotas. Además, clasificó al equipo para la Copa Libertadores 2016.

En la Copa Argentina 2014-15, Central llegó a la final y fue subcampeón por segundo año consecutivo. En primera fase elimió a Deportivo Riestra, al que venció 3 a 1. En 16vos. de final dejó en el camino a River Plate, a quien derrotó por 2 a 0 en el Estadio San Juan del Bicentenario. En octavos de final, superó a Ferro Carril Oeste en definición por penales, luego de igualar 0 a 0 en los 90 minutos de juego. Posteriormente, en cuartos de final el conjunto canalla le ganó a Estudiantes de La Plata por 2 a 1, mientras que en semifinales venció a Racing Club de Avellaneda por 1 a 0. En la final de la Copa, cayó 2 a 0 ante Boca Juniors en un polémico partido signado por los gruesos errores arbitrales del juez Diego Ceballos y de su asistente Marcelo Aumente que beneficiaron al ganador.[132] . El duelo se dio el 4 de noviembre de 2015, en el estadio Mario Alberto Kempes de la ciudad de Córdoba.

Other Languages