Club Atlético Peñarol (Mar del Plata)

Peñarol de Mar del Plata
Datos generales
Nombre completo Club Atlético Peñarol
Apodo(s) milrayitas, tricampeón, pentacampeón
Deporte Baloncesto
Fundación 7 de noviembre de 1922 (94 años)
Colores     
Presidente Bandera de Argentina Domingo Robles
Entrenador Bandera de Argentina Marcelo Richotti [1]
Secciones fútbol, básquet femenino
Instalaciones
Estadio cubierto Polideportivo Islas Malvinas [n 1]
Ubicación Mar del Plata, Buenos Aires
Capacidad 8000 espectadores
Inauguración 1995
Otras instalaciones Microestadio Domingo Robles
Sede social del club
Uniforme
Uniforme de baloncesto
Uniforme de baloncesto
Uniforme de baloncesto

Titular

Uniforme de baloncesto
Uniforme de baloncesto
Uniforme de baloncesto

Alternativo

Última temporada
Liga Liga Nacional de Básquet
Temporadas 29
2015-16 2.° de conferencia, 8.° tabla general, eliminado en semifinales de conferencia
Títulos 5, (por última vez en 2013-14)
Web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Club Atlético Peñarol es un club deportivo de baloncesto de la ciudad de Mar del Plata, Argentina, fundado en noviembre de 1922.

En dicho deporte, el milrayitas ha logrado coronarse campeón de la Liga Nacional de Básquet en cinco temporadas, 1993-94, 2009-10, 2010-11, 2011-12 y 2013-14.[4]

Peñarol se ha coronado en varios certámenes internacionales, como la Liga de las Américas, torneo de clubes más importante del continente americano, en dos ediciones, 2007-08 y 2009-10.[5]

Además cuenta con un equipo femenino de básquet, el cual participa del Torneo Federal Femenino de Básquet,[7]

Historia

Peñarol nació en 1922 cuando un grupo de vecinos decidió crear una entidad para realizar reuniones vecinales, actividades sociales y deportivas, entre otras. Le pusieron el nombre del Club Atlético Peñarol de Montevideo, luego de una gira que el club uruguayo realizó en ese mismo año por Argentina.[8]

Poco apoco el club fue creciendo hasta transformarse en una de las instituciones más importantes de Mar del Plata. Con respecto a los colores, diecisiete de los treinta y tres presentes estuvieron de acuerdo en que los futuros colores de la entidad fueran el azul y blanco en franjas finas y verticales. A eso se debe el apodo de milrayitas.

La sede del club.

El club fue fundado para actividades sociales y para fomentar un deporte que en la época iba tomando popularidad, el fútbol.[10]

Para fines de los años '40, Juan J. García propone agregar la práctica del básquet a la institución, y es así como el club comienza con dicho deporte en la rama femenina. En la rama masculina el deporte comenzaría años más tarde, atrasado en parte por los buenos resultados en fútbol, como el campeonato de 1949. En 1951 se afilia a la Asociación Marplatense de Básquetbol.[11]

Básquet a nivel nacional

Si bien era una institución barrial, el gran salto a la popularidad lo dio en 1985 al decidir participar en la Liga Nacional de Básquet. Comenzó participando en la Primera Nacional "B", segunda división, en 1985, donde logró salvar la categoría. Al año siguiente, el milrayitas accedió a la última fase, el hexagonal final, donde quedó cuarto y no logró ascender.

Un año más tarde logró el ascenso a la primera división, al finalizar segundo en el hexagonal final, y desde entonces se mantiene en la competición.[12]

En su primer temporada en la Liga Nacional, Peñarol finalizó décimo segundo de dieciséis participantes, logrando mantener la categoría. El club se mantuvo en ese puesto y fue escalando posiciones, teniendo un pico en la temporada 1991-92, llegando al séptimo puesto.

Primer campeonato y participación internacional

Tras seis temporadas en la máxima división, el club armó un equipo con Marcelo Richotti, Ariel Bernardini, Esteban De la Fuente, Diego Maggi, Marcelo Vildoza, Carlos Simoni, Gustavo Nóbile, Guillermo Roldán, Martín Fernández, Wallace Bryant, Enrique Tabbia y Sam Ivy. Ed Horton, Lee Campbell, Ken Johnson, Willie Simms y Randy Henry participaron en algunos encuentros pero fueron cortados antes de que terminase la temporada. El director técnico fue Néstor García.[13]

En esa temporada logró el título con solidez, mandando en las posiciones en buena parte del año y arrasando en play-offs. En las finales enfrentó a Independiente de General Pico, a quien derrotó 4-1. Cabe destacar que en esta temporada el equipo logró el récord aún vigente de 17 partidos invicto. Finalizó con 41 partidos ganados sobre 57, un 71% de eficacia.[14]

Ese título le permitió participar en sus primeros certámenes internacionales, el Campeonato Sudamericano de 1995 en Bucaramanga, Colombia, donde finalizó tercero, y el Campeonato Panamericano de 1995 en Brasil, donde finalizó segundo.[12] Durante la temporada 1994-95, el equipo concluyó séptimo tras ser eliminado por Atenas de Córdoba.

Años de inestabilidad deportiva

Nuevamente el equipo peleó arriba, y en la temporada 1995-96, y con 11 partidos invicto, finalizó en el tercer lugar de la tabla general, pero no concretó en play offs y concluyó quinto, tras perder la serie frente a Independiente de General Pico, en la cual contaba con ventaja de localía.

Luego vinieron tres años de malos resultados en donde se ubicó entre el duodécimo y decimotercer lugar y se dedicó a permanecer en la categoría, sin posibilidades en la lucha por el título.

El resurgimiento fue en la temporada 1999-2000 donde comenzó con malos resultados y terminó ingresando a semifinales, desde la zona A2, tras vencer a Boca Juniors en un recordado quinto partido en la bombonerita ante más de 700 marplatenses que viajaron para presenciar el partido.[ cita requerida] En 2001 nuevamente luchó por el título, llegando a estar primero a mitad de competencia y con 11 victorias en serie. Concluyó la fase regular tercero, pero no concretó en play offs y terminó el año en la sexta posición.

Después de este corto periodo llegaron tres campañas en la lucha por la permanencia y con graves problemas económicos, de echo, arañó el descenso a finales de la temporada 2003-04, salvándose a fines de la misma.[15]

Comienzo de los años de gloria

Sebastián Rodríguez en un partido, en 2007

La temporada 2006-07 comenzó con el armado de un plantel con muchas figuras de renombre, tales como Gabriel Mikulas, Jason Osborne, Joshua Pittman y Pablo Sebastián Rodríguez, entre otros, y se postuló como fuerte candidato al título nacional al finalizar subcampeón en la quinta edición de la Copa Argentina, siendo derrotado por Boca Juniors.[16]

En noviembre disputó una nueva final con Boca Juniors, esta vez del Torneo Súper 8, venciéndolo y coronándose campeón de dicho torneo. Luego, el 31 de enero, Peñarol venció nuevamente a Boca Juniors, en la primera edición de la Copa Desafío, competenciaen la cual participan en un único partido los ganadores de la Copa Argentina y el Torneo Súper 8. El resultado fue 89-78 y el partido Peñarol lo jugó de local ante 4000 personas.[18]

Estos dos equipos se vieron las caras de nuevo en la final de la Liga Nacional de esa temporada. Contra todas las expectativas, el equipo milrayitas bajó en gran medida su nivel de juego, y finalmente Boca se coronó campeón, al vencerlo 4-2 en la serie de playoff.[19]

Para la temporada siguiente, la 2007-08 el club contrata a quien sería uno de los entrenadores más determinantes en toda su historia, Sergio Santos Hernández. El oveja venía de ser técnico de Boca Juniors, donde había ganado cuatro títulos, y además había logrado dos títulos en Estudiantes de Olavarría, lo cual lo convertía en un técnico bastante codiciado.[20]

Peñarol es el más grande dentro de la Liga Nacional. Lo hemos corroborado en estas finales porque más allá del resultado, hubo un hecho inédito como fue meter 21 000 personas en 3 partidos. Como ese fue un hecho inédito, nos parecía que nos merecíamos dar un salto más. Y lo dimos, trayendo al mejor técnico del país para colocar a Peñarol en los primeros planos en todo lo que juguemos

Domingo Robles, presidente de la institución en la presentación de Sergio Hernández.[21]

Durante la primera temporada del oveja, el club tuvo una regular primera fase, con siete victorias y siete derrotas, además de que se le descontaron dos puntos por echos de violencia generados por los hinchas en la Copa Argentina de esa temporada.[23]

Primer título internacional

Con la temporada regular en la liga ya comenzada, en 2008 el club participa nuevamente en un certamen internacional, esta vez, la Liga de las Américas, una nueva competencia que reunía a dieciséis equipos del continente americano organizada por FIBA Américas.[25]

Román González, jugó para "Peña" entre 2007 y 2009.

El equipo comenzó la competencia jugando en Mar del Plata por el grupo D. Su primer partido fue ante el Liceo Mixto de Chile, al cual venció 95-76.[30]

Trofeo de la Liga de las Américas

El «Final Four» se jugó en el Auditorio del Estado, Mexicali, México, donde se enfrentó al equipo local, Soles de Mexicali, al Miami Tropics norteamericano y al Minâs Tênis Clube de Brasil.[31]

A la tarde nadie durmió la siesta, todos con la panza dura, esto para el club es histórico, con los años nos vamos a dar cuenta de lo que significó estar acá, y no va a ser fácil que lo ganen, es muy duro y ser el primero no lo va a ser nadie.

Tato Rodríguez.

Luego de ese certamen internacional, el club cerró una muy buena segunda fase, clasificándose cuarto en la tabla y accediendo de manera directa a los cuartos de final, donde venció sin problemas a El Nacional Monte Hermoso, sin embargo, llegó hasta las semifinales, ya que lo eliminó Libertad de Sunchales en tres juegos.[32]

Comienzo del "Tri"

Temporada 2009-10

Tras renovar contrato con Sergio Hernández y reforzarse con Leonardo Gutiérrez, Sebastián Rodríguez, el extranjero Brian Woodward, Martín Leiva y Raymundo Legaria, el milrayitas arrancó la temporada con la Copa Argentina ante Ciclista Juninense en mardel. Participaron también en ese grupo Argentino de Junín y el clásico rival, Quilmes, y tras vencer a los tres equipos dos veces, una como local y otra como visitante, accedió a la segunda fase, el cuadrangular sur jugado en el Estadio Socios Fundadores de Comodoro Rivadavia. Accedió al cuadrangular final tras ser primero del grupo pero en Trelew no logró buenos resultados y terminó tercero por diferencia de tantos.[33]

Peñarol concluyó la primera fase de la Liga Nacional 2009-10 puntero de la zona sur con 24 puntos producto de 10 partidos ganados y 4 perdidos, y de esta forma se quedó con el primer cupo del Torneo Súper 8 que se disputó ese año en Mar del Plata.[35]

Kyle Lamonte, el MVP de la LdA 2009-10.

El 22 de enero de 2010 debutó en Panamá por la Liga de las Américas, y con ningún partido perdido se clasificó al «Final Four» que se disputó del 4 al 6 de febrero.[38] Además, Kyle Lamonte, jugador milrayitas fue elegido como el MVP.

Campazzo en un partido durante el 2009.

Ya en la segunda fase de la Liga Nacional consolidó su juego, terminando puntero con 65 puntos, 23 partidos ganados y 7 perdidos. Al clasificar entre los primeros cuatro, accedió al novedoso Torneo InterLigas.[42]

La verdad fue un año brillante. Se dio todo, ganamos torneos nacionales e internacionales.

Sergio Hernández, entrenador del equipo.

Es una alegría y una satisfacción muy grande salir campeón luego de un año tan duro y difícil. Fuimos un equipo de alto nivel, que demostró durante toda la competencia que iba a pelear por el título.

Leonardo Gutiérrez, jugador del equipo.

Temporada 2010-11

Tras asegurar la continuidad de algunos jugadores como Marcos Mata, Martín Leiva, Tato Rodríguez, Leo Gutiérrez, Alejandro Reinick y Alejandro Diez y el juvenil Facundo Campazzo,[44]

El primer certamen en el que participó fue la Copa Argentina 2010, certamen que le había sido esquivo en todas las ediciones anteriores. Tras eliminar en octavos de final a Quilmes en tres juegos 85-74, 77-87 y 83-57, se enfrentó a Gimnasia de Comodoro, y tras caer como visitante 77-81, venció como local 75-59 y 82-66 para así acceder a las semifinales ante Monte Hermoso Básquet, al cual superó 74-70 y 73-71 y accedió al «Final Four» por quinta vez consecutiva. Ese cuadrangular se disputó en el Estadio Ciudad de Santiago del Estero y enfrentó al equipo local, al milrayitas, a Libertad de Sunchales y a La Unión de Formosa. Tras ganar en sus dos primeros partidos, 79-63 a los tigres de Sunchales y 84-69 al equipo santiagueño, se vio con cuatro puntos y la oportunidad única de ganar la copa por primera vez. A pesar de no ganar el último partido, cayó 92-90, con lo que Peñarol venció en la copa por diferencia de tantos. Terminó +29 sobre +13 de La Unión y +1 de Libertad y así logró el único trofeo que le faltaba ganar.[46]

Más tarde en 2010, comenzó la temporada regular de la Liga Nacional, donde finalizó con un récord de 13 partidos ganados y 1 una derrota, sumando 27 puntos en la zona sur y con goleadas, como ante Boca en la última fecha 120 a 76,[48]

Ya en la segunda fase de la Liga de las Américas, y con la segunda fase de la Liga Nacional en marcha, encaró el Súper 8 como un candidato al título y con un equipo alternativo, venció en la primera ronda a Ciclista Olímpico 80 a 68.[50]

El 2011 del milrayitas comenzó con un leve bajón en el rendimiento, tal es el caso que cerró enero con 4 victorias y 4 derrotas, contando algunas en condición de local, como ante Boca, uno de los rivales más flojos de la primera fase. Luego, en los primeros días de febrero debió viajar a Veracruz para el Grupo E de la Liga de las Américas, donde terminó tercero del grupo, con una victoria, ante Flamengo y dos derrotas, ante Capitanes de Arecibo y Halcones Rojos Veracruz. Con este tercer puesto quedó fuera del «Final Four» y no pudo defender el título conseguido la pasada temporada.[52]

Antes de los cuartos de la liga jugó el InterLigas en Mendoza.[54]

Leo Gutiérrez superó varias marcas en la temporada 2010-11.

Ya con la liga nacional como último torneo de la temporada, encaró los cuartos de final con el objetivo de lograr el único título que le quedaba por jugar. Para desgracia del equipo, Marcos Mata se desgarró y fue baja por un mes.[55] Fue reemplazado por Mariano Fierro y comenzó los cuartos ante Regatas Corrientes como local, venciéndolo 78-69 y 95-76 y yendo a Corrientes con la posibilidad de liquidar la serie. Eso no sucedió ya que el equipo remero, que ya ostentaba el título de Campeón de América para ese entonces, ganó los dos como local y forzó un quinto juego en la feliz. Con una gran actuación colectiva, destacándose tato Rodríguez, venció 99 a 59 y se metió en semifinales.

Hoy nos puede servir para darnos cuenta que somos capaces de hacer cuando estamos con el 100% de concentración.

Sergio Hernández.[56]

En semifinales se enfrentó a Libertad de Sunchales y tras vencer como local los dos primeros partidos, sorprendió en Sunchales al dar vuelta un partido que lo tuvo abajo en el primer tiempo 57 a 34, ganando el segundo 56 a 28 para terminar victorioso el partido 95 a 86 y clasificando por tercer año consecutivo a las finales.[57]

Realmente nadie lo puede entender, ni nosotros lo podemos entender. Creo que hicimos un gran trabajo en el segundo tiempo, al cierre del primer tiempo también en el minuto y medio que les descontamos 10 puntos y después el arranque auspicioso del segundo tiempo fue muy bueno a pesar de que nos meten un triple cuando nos ponemos a dieciséis y se nos van nuevamente, pero estábamos jugando de otra forma, ellos no encontraron los tiros solos que habían encontrado en el primer tiempo y los que encontraban no los metían y eso nos llevó a nosotros a correr, a que Kyle meta muchos puntos de contra golpe, uno contra cero, uno contra uno y eso nos fue dando un poquito más de aire y de confianza. Cuando nos pusimos en juego sabíamos que no teníamos que enloquecernos, ir con tranquilidad y tuvimos esa tranquilidad necesaria para ganar el juego.

Leonardo Gutiérrez.[58]

Tras un gran partido en Sunchales, el equipo se preparó para reeditar la final de las dos últimas temporadas, del Súper 8 pasado, un enfrentamiento ya bastante repetido en instancias importantes, ante Atenas de Córdoba. Contando con ventaja de localía, el primer partido se jugó en el Poli de Mar del Plata, donde ante un estadio colmado, venció el conjunto local con una contundente actuación 95 a 64.[61]

Volver a ganar es muy difícil y nosotros lo conseguimos. No hay muchos bicampeones en la historia... Es algo mágico, ratificar un camino...

Tato Rodríguez.[62]

Costó más de lo esperado, pero al final festejamos otra vez y ante nuestra gente. Atenas no tenía nada que perder y salió a jugar con otra actitud. Nos complicó mucho y costó llevarnos el triunfo. Pero el equipo siguió jugando igual, con paciencia y sin entrar en la locura

Leonardo Gutiérrez.[63]

Uno siempre intenta hacer las cosas de la mejor manera en todos lados. Pero se dio todo redondo. El año pasado ganamos casi todo lo que jugamos, salvo la Copa Argentina. Y este año por ahí nos costó un poquito más, pero la química de equipo, el grupo humano lo encontramos igual, y en las difíciles aparecimos.

Martín Leiva.[63]

Temporada 2011-12

La temporada 2011-12 tuvo al club nuevamente en los primeros planos nacionales e internacionales. Disputó la Liga Nacional como vigente campeón y también estuvo en condiciones de disputar la Liga de las Américas, aunque renunció al certamen internacional debido a los altos costos que conllevaba su participación.[64]

Hernández haciendo su ingreso en un partido de Peñarol.

Con solo un certamen, la Liga Nacional, y con posibilidad de disputar dos más, el Super 8 2011 y el InterLigas, comenzó su pretemporada con la renovación del contrato de Sergio Hernández por dos años más,[68]

Yo me fui a hacer un chequeo de rutina y encontraron que tenía la aorta dilatada, enseguida fuimos a Buenos Aires a ver especialistas a ver que me decían. El médico de acá ya me había adelantado algo pero queríamos una segunda opinión. Fuimos al Fleming y el médico Walter Rodríguez me dijo que no podía hacer más deporte de alto rendimiento.

Tato Rodríguez.
Andrés Nocioni se sumó al equipo por el «lock-out» de la NBA.

Con buenos resultados en la zona sur, y con el visto bueno de la Asociación de Clubes para organizarlo,[70] Entre otras bajas por lesión que sufrió el equipo estuvo la de Nicolás Lauría, que por sus meniscos fue baja por un mes. Además, ante la retirada de Tato Rodríguez, Facundo Campazzo pasó a ser el base titular del equipo, jugador que más tarde fue determinante para el equipo.

Debutó en el Súper 8 derrotando a Weber Bahía Estudiantes 75 a 74, y luego venció a Obras Sanitarias 83 a 81 para así llegar a jugar la final ante Libertad de Sunchales, al cal venció 78 a 75 y obtuvo el primer título de la temporada.[71]

Ya en 2012 y para la segunda fase de la Liga Nacional, el equipo incorporó a Matías Ibarra y se fue el Chapu Nocioni. Tras una gran etapa, se cayó en las últimas fechas y quedó segundo clasificando a cuartos de final de manera directa y también al InterLigas, por tercer año consecutivo. Tras ganar su grupo del torneo internacional, accedió a la final y en ella derrotó al Pinheiros de Brasil 88 a 75 y obtuvo el segundo título que disputó en la temporada.[72]

En cuartos de final de la Liga Nacional se enfrentó a Weber Bahía Estudiantes, donde Peñarol ganó sus dos partidos como local, cayó como visitante en los otros dos restantes y definió como local la serie, ganando y accediendo a semifinales. En semisfinales empezó perdiendo el primer partido como local ante Libertad de Sunchales, luego ganó los tres restantes y accedió nuevamente a la final de la Liga Nacional, esta vez, por cuarta temporada consecutiva. En dicha instancia se enfrentó a Obras Sanitarias, el mejor equipo de la fase regular, y por ello con ventaja de localía. El primer encuentro, jugado en el Estadio Obras Sanitarias, el milrayitas ganó 80 a 78 y el segundo también fue para el visitante, 89 a 76. En Mar del Plata, el tachero ganó el tercer juego 103 a 102, y Peñarol el cuarto 78 a 75. La serie estaba 3 a 1 para el equipo de Sergio Hernández, que viajó a Buenos Aires donde cayó 86 a 84. Tras ponerse 2-3, Obras debió viajar a la feliz en busca de igualar la serie. Tras comenzar perdiendo el primer tiempo 33 a 31, Peñarol ganó el segundo período y con ello partido, 75 a 56 y fue nuevamente campeón.[74] Entre otros logros, Facundo Campazzo fue el MVP de las finales.

Logramos algo histórico. Es impresionante. Nadie consiguió el tricampeonato y lo debemos disfrutar. Nos costó muchísimo y nunca pusimos excusas. Uno espera este momento y sin dudas que se queda sin palabras.

Martín Leiva.[75]

Lo disfruto como hincha y como jugador. Todo. Estos jugadores son tremendos. Lo que han logrado es único. Me siento parte, ellos me hacen sentir parte y como hincha también. Además la gente siempre está. Hace mucho. Hemos pasado por todo. Esto se logró con mucho trabajo y hoy Peñarol está en la historia como el único equipo tricampeón. Yo feliz de la vida.

Tato Rodríguez.[75]

Todos sabíamos lo que era Peñarol porque ya lo había demostrado en varias instancias. El nivel fue alto, el espectáculo fue por momentos lindos y por momentos opaco, clásico de dos equipos tan parejos, me parece que tuvimos una de las mejores finales de la historia de la Liga.

Sergio Hernández.[76]

Fin del ciclo Sergio Hernández

En la siguiente temporada, la 2012-13, el equipo disputó la Liga Sudamericana y la Liga Nacional como certámenes fijos. A su vez, si conseguía buenos resultados tanto en la Sudamericana como en la Liga Nacional lograría clasificar a la Liga de las Américas 2013 y al Súper 8 2012 respectivamente.[77]

Comenzó la temporada de la Liga Nacional ante Boca Juniors en condición de local donde, a pesar de la victoria, tuvo malas noticias. Primero fue la lesión de Franco Giorgetti que por problemas en su hombro fue baja por cinco meses.[79] Tras estos inconvenientes, culminó la primera fase primero del grupo, con tan solo dos derrotas y se preparó para ser sede del grupo C de la Liga Sudamericana que compartió con Flamengo de Brasil, Deportes Castro de Chile y Hebraica y Macabi de Uruguay. Tras ganar todos sus partidos y terminar primero del grupo avanzó de fase y logró clasificarse a la Liga de las Américas.

En el Súper 8 de 2012 no logró pasar la primera ronda donde cayó ante Quimsa 74 a 66 y además no pudo defender el título. En la segunda fase de la Liga Sudamericana integró el Grupo F, totalmente argentino, disputado en el Estadio Obras Sanitarias, donde finalizó primero por diferencia de tantos, avanzando así al «Final Four». En esa última instancia del certamen internacional no logró ninguna victoria y quedó último.[80]

Antes de comenzar el 2013 el milrayitas junto con otros tres equipos argentinos decidieron bajarse de la Liga de las Américas.[81] Con ello tan solo le quedó por disputar la Liga Nacional, certamen donde terminó la segunda fase tercero, detrás de Regatas Corrientes y Lanús. Ya en 2013 le tocó enfrentarse nuevamente con Quimsa, ahora por los cuartos de final. El milrayitas ganó la serie 3 a 1 y pasó a semifinales, donde cayó ante Lanús, segundo en la fase regular y segundo en la Liga de las Américas a la cual fue invitado a participar. En el primer partido se impuso como visitante, pero en el segundo partido, Lanús reaccionó y terminó ganando con un final en tiempo suplementario. La serie se trasladó a Mar del Plata, donde Lanús venció nuevamente en suplementario dejando la serie a su favor. El cuarto juego fue para el local y la serie se definió en el sur del Gran Buenos Aires, donde el local ganó 65 a 60 y clasificó a la final.

Finalizada completamente la temporada, Sergio Santos Hernández dio una conferencia de prensa donde confirmó su salida como entrenador principal del equipo.[84]

...Tengo la sensación que Peñarol y yo, como entrenador, necesitamos de una pausa, de terminar un ciclo muy emparentado con el éxito. Era muy difícil para mí tomar esta decisión, que la tenía clara. Hasta que la uní a otra decisión, que fue no dirigir la Liga Nacional el año que viene, porque era lo que me trababa a decidirme terminar un ciclo con Peñarol. Estuve en otros procesos largos, pero este fue muy especial, muy fuerte. Y no me imagino sentado en el banco de otro equipo.
Fue tan fuerte este play off, fue tan duro el año, y los anteriores llegando a finales, que cuando terminó el partido con Lanús sentí que me habían hecho una transfusión, me habían quitado toda la sangre, estaba como en shock. No entendía nada. Y no era por el final de mi ciclo, era por la derrota. No me pareció un buen momento para hablar con ellos. Llegué al hotel y pensé más en mí que en ellos.

Sergio Hernández.[85]

Ciclo Fernando Rivero

Tras la salida del oveja Hernández de la dirección técnica, el club se puso rápidamente en campaña para cerrar contrato con un nuevo entrenador. El elegido fue Fernando Rivero, que venía de ser el ayudante del técnico principal del equipo desde el 2005. El equipo tan solo contaba con Campazzo, Giorgetti y Leo Gutiérrez para ese entonces.[86] Más tarde se cerraron contratos con Axel Weigand, Adrián Boccia, el puertorriqueño Isaac Sosa y Martín Leiva entre otros, entre las bajas se destacó Marcos Mata.

El equipo disputó dos certámenes, la Liga Nacional y la Liga Sudamericana, con la posibilidad de acceder al Súper 8 si quedaba entre los mejores cuatro de su zona en la Liga Nacional y a la Liga de las Américas 2014 si lograba consagrarse en la Liga Sudamericana.

Trofeo de la Liga Nacional 2013-14

Tras unas pocas fechas en la Liga Nacional disputó el Grupo C del certamen continental en Ambato, Ecuador, donde tras caer ante São José Basketball de Brasil en la primera fecha, venció a Búcaros de Santander de Colombia y a los locales de Importadora Alvarado y terminó segundo del grupo, avanzando así a la siguiente ronda. Más tarde, ya con la liga en marcha, disputó las semifinales de la Sudamericana, donde en Uruguay compartió equipo con los locales de Aguada, Argentino de Junín y el equipo brasilero de UniCEUB BRB, dirigido por Sergio Hernández. Tras caer en sus dos primeras presentaciones, incluyendo una goleada 61 a 88 del equipo brasilero, venció en su último partido y quedó fuera de la competencia. El bajo desempeño internacional se debió a una serie de lesiones en el equipo.

Pasada la Sudamericana, el milrayitas clasificó al Súper 8, que se jugó en San Martín, Mendoza. Venció a Libertad de Sunchales 82 a 77, luego a Regatas Corrientes 96 a 89 y en la final a Quimsa 82 a 76 para así lograr su primer título en la temporada y cuarto Súper 8.[87]

Tras disputar una gran fase regular, el equipo terminó segundo por detrás del vigente campeón, Regatas Corrientes. Los cuartos de final tuvieron un enfrentamiento atípico, el clásico se disputó por primera vez en esta instancia. Quilmes, que venía de ascender en la temporada pasada, accedió mediante la reclasificación, mientras que el milrayitas se encontraba como favorito a avanzar ya que fue segundo en la fase regular.[89] La serie se jugó en el Poli, donde Quilmes ganó el primero y Peñarol los tres restantes, clasificando así a las semifinales. Tras esa serie, venció fácilmente a Boca Juniors y accedió a la final, donde se enfrentó al otro candidato a campeón, Regatas Corrientes.

La serie más esperada de la temporada comenzó con dos juegos en el « José Jorge Contte» de Corrientes, donde el local ganó el primero, y el visitante el segundo. En mardel, Peñarol ganó los dos encuentros y la serie viajó a Corrientes 3 a 1 para el milrayitas, donde, como se esperaba, Regatas ganó y descontó. Estaba todo preparado para que "peña" gane ante su gente y se consagre campeón, y así fue, venció 88 a 73 con 33 puntos de Facundo Campazzo, que además fue considerado el MVP de la final.[92]

Nosotros en todos los partidos tratamos de salir lo más fuerte posible en todo el playoffs, en cuartos, semis y final. A pesar que tuvimos cosas por corregir, nunca perdimos el coraje y la fuerza. Este equipo se caracteriza porque en las malas siempre está y siempre da la cara.

Martín Leiva.[93]

Fue muy duro con Quilmes y creo que ellos nos potenciaron mucho, Ramella nos hizo un gran planteamiento de sistema de juego y de esa serie salimos muy fortalecidos. Después nos encontramos un Boca que tenía un buen equipo con jugadores muy buenos y me parece que desde la serie de Quilmes fuimos de menor a mayor.

Facundo Campazzo.[93]

Tras la obtención de un nuevo certamen nacional, el equipo sufrió la baja de Facundo Campazzo, y firmó contrato con Ray Fisher, repatrió a Alejandro Diez y Alejandro Konsztadt, contrató al MVP del TNA 2013-14, Luciano Massarelli, renovó a Martín Leiva y firmó con Fabián Sahdi, exjugador de Quilmes.

Tras una primera fase irregular en la Liga Nacional producto de varias lesiones, cerró la misma con 11 victorias y 7 derrotas. En el medio, se fue el extranjero Forrest Fisher y lo reemplazó Justin Ray Giddens, que estuvo disponible para los últimos tres encuentros. El equipo logró clasificarse al Súper 8 en los dos últimos partidos, donde venció en ambos a Quilmes, y además terminó como el segundo de la Conferencia Sur.[94] En el Súper 8 mencionado el equipo quedó eliminado en la segunda ronda a manos de Obras Sanitarias, el mejor de la fase regular en la conferencia sur.

Nuevo «Final Four» internacional

En 2015 nuevamente participó en la Liga de las Américas, y a esa edición el equipo clasificó como vigente campeón argentino. Su primer partido fue, además, la inauguración del certamen. En el Ginásio Lineu de Moura de São José dos Campos, el milrayitas derrotó al Fuerza Regia de México y en su segundo partido a los Leones Alcaldía de Managua. Llegó al tercer partido ya clasificado y en un encuentro cerrado logró derrotar al local São José por un punto de diferencia, terminado el grupo con puntaje ideal.

La segunda fase se disputó en el Estadio Islas Malvinas, lo cual fue un logro de la organización, teniendo en cuenta que no hacía mucho, el estadio había sido utilizado para un evento privado que arruinó el parqué y en tiempo récord se trabajó para llevarlo a las condiciones deseadas.[97]

Antes de la última etapa de competencia, Justin Ray Giddens dejó el equipo por bajos rendimientos y una lesión acarreada.[98]

El «Final Four» se disputó en el Gimnasio Maracanãzinho, de Río de Janeiro, donde Bauru fue el primer rival. Esta instancia fue distinta a las anteriores, si se ganaba el primer encuentro, se disputaba la final por el campeonato, sino, se disputaba el tercer puesto. El equipo brasilero fue mucho para el cuadro argentino, y avanzó con una victoria 80 a 61. En el partido por el tercer puesto, Peña se vio nuevamente ante Flamengo, y el resultado fue el mismo, victoria, y ahora, tercer puesto para el cuadro brasilero.[99]

Final del ciclo Rivero y nuevo ciclo de Hernández

Tras terminar cuarto en el «Final Four» de las Ligas de las Américas, el equipo terminó la Liga Nacional en la tercer posición de la conferencia sur, y fichando al uruguayo Martín Osimani de cara a los play-offs.[104] Estuvo diez años en la institución, de los cuales, los últimos dos fueron como entrenador.

El 29 de julio de 2015 se oficializó el regreso de Sergio Santos Hernández a la dirección del equipo principal del club, cargo que comparte con el de ser seleccionador argentino.[106]

Entre los jugadores estelares, el equipo renovó con Leonardo Gutiérrez, mientras que Adrián Boccia y Martín Leiva abandonaron la institución.[113]

El equipo terminó la primera fase fuera de los dos primeros lugares, no pudiendo así clasificar al Torneo Súper 4. Posteriormente, tras estar gran parte de la temporada entre el cuarto y el tercer puesto, terminó la fase regular en la segunda ubicación de su conferencia y accedió a semifinales de conferencia automáticamente. En la primera instancia de play-offs quedó eliminado ante Weber Bahía Basket en cuatro juegos, perdiendo uno como local.[114]

Actualidad

Tras la temporada 2015-16, el entrenador Sergio Hernández dejó el equipo, siendo reemplazado por Marcelo Richotti.[115] Luciano Massarelli pasó a Ciclista Olímpico, y Fabián Sahdi a Quimsa. Entre los jugadores que continúan, Leonardo Gutiérrez renovó su vínculo con el equipo por una temporada más.

Other Languages