Club Atlético Ituzaingó

Ituzaingó
Club ituzaingo logo.png
Datos generales
Nombre completo Club Atlético Ituzaingó
Apodo(s) El Verde
El León
Fundación 1 de abril de 1912 (105 años)
Presidente Bandera de Argentina José Luis García
Entrenador Bandera de Argentina Diego Ayoroa
Instalaciones
Estadio Carlos Alberto Sacaan
Capacidad 5.000 espectadores
Ubicación Mariano Acosta y Gral. Pacheco, Ituzaingó, Gran Buenos Aires, Argentina.
Inauguración 13 de mayo de 1961 (56 años)
Kit left arm.svg
Kit body ituziango1718h.png
Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Titular
Kit left arm.svg
Kit body ituzaingo1718a.png
Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Alternativo
Kit left arm.svg
Kit body ituzaingo1718t.png
Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Tercero
Última temporada
Liga Bandera de Argentina Primera D
( 2016-17) Crecimiento Campeón
Títulos (por última vez en 2016/17)
Copa Bandera de Argentina Copa Argentina
( 2017) No clasificó
Página web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Club Atlético Ituzaingó es un club de fútbol ubicado en el partido de Ituzaingó, Buenos Aires, Argentina. Actualmente milita en la Primera C, cuarta división del fútbol argentino en el escalafón de clubes directamente afiliados a la AFA.

Historia

El Club Atlético Ituzaingó fue fundado el 1º de abril de 1912 sobre la base de reuniones preliminares en la casa de Adolfo Luis Testa y en el Bar “Bagnacerdri” de Las Heras de Zufriategui, en el centro del entonces pueblo de Ituzaingó (que en 1964 recibió la denominación de ciudad). Los antecedentes comienzan por 1911: con la llegada del club Estudiantil Porteño más la influencia del Ferrocarril Oeste y su gran movimiento obrero en la zona, el marco fue ideal para el desarrollo de la práctica del fútbol por parte de los jóvenes del pueblo que practicaban en los terrenos de la Parroquia San Judas Tadeo y en la cancha de la Unión Vecinal Roberts de Ituzaingó.

Así fue que en 1912 se decidió la creación del club bajo el nombre de Social Ituzaingó que luego pasará a llamarse Club Atlético Ituzaingó. Los colores adoptados para el CAI fueron el verde y blanco en homenaje al club Ferrocarril Oeste, pionero y emblema por entonces. Por más de quince años, el club utilizó una cancha emplazada en la actual Plaza 20 de febrero; en tanto que en la actualidad su estadio se ubica en Mariano Acosta y General Pacheco, Ituzaingó Sur.

Carlos Vidaurrazaga fue su primer presidente y a él le siguieron Levine, Justo, Ratti, Tiscornia, Idaberry, Mori, Marandino, Guercio, Julio Rovatti, Firpo, Peta, Basterretche, Dupiellet y Longoni. Entre otras personalidades destacadas están Rogelio Goyaud, Osvaldo Ferrero, Carlos Sacaan, Gregorio Nuñez y Roberto Reviello. La institución comenzó a desarrollar diversas actividades deportivas brindándose en un comienzo a los vecinos del barrio, pero fue creciendo hasta llegar poco a poco a convertirse en una entidad señera en el Oeste del Gran Buenos Aires.

En el plano futbolístico, el club jugó diversas ligas locales y regionales como las Ligas Veraniegas y la Liga La Ley y El Orden. En 1928 y 1933 se consagró campeón de la Liga del Oeste, de la cual fue cofundador. Hacia 1960 se afilió a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y un año después participó en uno de sus campeonatos por primera vez.

En 1982 logró el primer puesto de la Primera D, ascendiendo a la Primera C en forma conjunta con Defensa y Justicia. En 1989 asciende por primera vez a la Primera B Metropolitana al ganarle la final a Excursionistas por el segundo ascenso (luego de perder el campeonato frente a Argentino de Quilmes). Los años posteriores, el club comenzó a desplegar un fútbol contundente bajo la conducción de Carlos Sacaan encargado de la parte futbolística de la institución.

El miércoles 15 de abril de 1992 se consagró campeón de la temporada 1991/ 92 de la Primera B Metropolitana cuando le ganó por penales a Los Andes en cancha de Independiente, luego de empatar 1-1 con gol de cabeza de Guillermo Duró. Ambos clubes había sacado la misma cantidad de puntos en el campeonato y se disputó este partido final, consiguiendo así su máximo logro deportivo que le permitió jugar en el Nacional B en las temporadas 1992/93 y 1993/94. De esta manera corona una década de explosivo crecimiento deportivo.

En la temporada 1994/ 95 estuvo en la Primera B Metropolitana hasta que descendió a la Primera C. De 1995 al 2001 alternó buenos y malos momentos en la C, consiguiendo el Apertura 1997 pero perdiendo la final por el Ascenso frente a Flandria, campeón del Clausura 1998 por un global de 0 - 5 (Ida 0 - 3, Cancha de Estudiantes de Caseros; vuelta 0 - 2, Cancha de Villa Dálmine).

En 1999, alcanza la final del torneo octogonal (que todavía por aquel entonces otorgaba el segundo ascenso de la categoría, siendo precisamente este año el último en el que habría dos ascensos directos) disputando dos partidos ante Colegiales: en el primero (disputado en el estadio de Platense), cae 1 a 0 mientras que en la revancha (haciendo de local en el estadio de Almirante Brown) cae nuevamente por 2 a 0. En 2000, tras imponerse en una emotiva definición por tiros desde el punto del penal ante Dock Sud (luego de haber igualado en dos tantos y finalizando el encuentro con dos jugadores menos), alcanza una nueva final, disputándola esta vez ante el Deportivo Merlo. En el choque de ida (haciendo de local en el estadio de Deportivo Morón, igualan 1 a 1. En la revancha, jugada bajo una torrencial lluvia en el estadio de San Miguel, vuelven a igualar 1 a 1 y el verde cae derrotado por penales.

Con la dirección técnica de Víctor Benítez, el 16 de junio de 2001 el Verde consigue el cuarto ascenso de su historia tras ganar la final del Torneo Reducido de la "C" a Laferrere por 3 a 0 en el partido de vuelta, con goles de Aldo Bazán, Garay y Freddy Vera. Esa tarde lluviosa, en la cancha de Morón, reventaron las boleterías y dieron una recaudación récord para la categoría: $45.000, cifra que incluso a más de trece años aún no ha sido superada.

Lamentablemente el "Verde" descendió en 2002 faltando ocho fechas para el final de la temporada, y volvió a la "C" donde se mantuvo hasta fines del Clausura 2005. El 7 de mayo de 2005, el club sufrió un doloroso descenso en cancha de Dock Sud y volvió a la Primera "D", luego de 23 años.

Exactamente un año después (7 de mayo de 2006), el club volvió a la "C" tras salir campeón del Apertura 2005 y ganarle la final por el ascenso directo a Liniers (ganador del Clausura 2006). En dos apretadas finales disputadas en cancha de Almirante Brown, en Isidro Casanova, Ituzaingó, dirigido ténicamente por Carlos Medina, triunfó por penales.

Este quinto ascenso de la historia del club no fue aprovechado y el equipo dirigido por la dupla Tocco-Lara desarrolló una de las peores campañas de la historia. De este modo, tras una temporada en la "C" vuelve a descender a la "D".[1]

Últimos años

Ituzaingó disputó el torneo reducido de la Primera "D" que repartió una plaza para disputar la promoción por un ascenso a la Primera "C" tras haber salido 7° en la última temporada, pero quedó eliminado en cuartos de final.[2]​ Luego de dos temporadas con discretas actuaciones en la Primera "D", en las que el equipo ni siquiera logró alcanzar la suma de puntos necesaria para ingresar al reducido, en la temporada 2010/ 11 Ituzaingó logró la clasificación para el mismo en el sexto puesto. En dicho reducido enfrentó en cuartos de final a Deportivo Riestra, al cual derrotó en la ida 2 a 0. En la vuelta cayó por 3 a 2 pero avanzó a las semifinales por la diferencia obtenida en la ida. En la siguiente fase enfrentó a Centro Español. En la ida lo derrotó por 2 a 1 en condición de local, pero en la vuelta cayó 1 a 0 y quedó eliminado por que la ubicación en la general era favorable a Centro Español.

En la temporada 2011/ 12 hizo una campaña regular y en el año de su centenario[4]

Tras una discreta temporada 2013/ 14 en la Primera "C", el equipo volvió a caer a la más baja de las categorías del fútbol argentino. Para la temporada siguiente llegaron muchos refuerzos al equipo dirigido por Damián Troncoso, pero el equipo en las primeras fechas no encontró los resultados esperados. El primer partido lo perdió con Argentino de Rosario por 2 tantos contra 1 en el estadio Carlos Alberto Sacaan. La segunda fecha el equipo del oeste quedó libre, la tercera el león le estaba ganando a Liniers cuando a los 90 minutos el árbitro del encuentro cobra un penal dudoso, finalizando el partido 1 a 1. La cuarta fecha el equipo de Ituzaingó le estaba ganando al entonces puntero e invicto San Miguel por 1 a 0, pero se descuidó y lo terminó perdiendo 2 a 1. Finalmente el león finalizó el campeonato en el cuarto puesto fuera de los puestos de ascenso.

En el torneo 2015 (que tuvo la particularidad de que fue de marzo a noviembre y no sufrió interrupciones) se armó un equipo con muchos juveniles y pocos refuerzos de experiencia, dando inicio a un nuevo proyecto. Damián Troncoso ya no era más el DT y su lugar lo ocupó un hombre de las inferiores del club, Pablo Molgatini. Ituzaingó tuvo un arranque prometedor ganándole en la primera fecha por 2 tantos contra 0 al Leandro N. Alem en el estadio de Sportivo Italiano (donde el verde hizo las veces de local durante gran parte del torneo), en el segundo encuentro igualó sin goles frente a Centro Español, y en el tercer partido (jugado el día de su aniversario número 103) derrotó por 1 a 0 a Argentino de Rosario. De esta manera obtuvo 7 puntos de 9, pero la cantidad de empates que obtuvo en el torneo lo terminaron dejando fuera de los primeros planos. Finalizó en la novena posición con 42 puntos, a 6 de Central Ballester (el último en entrar al reducido) y a 19 unidades del campeón Sportivo Barracas.

En el torneo 2016 Ituzaingó continuó con el proyecto arrancado en el anterior, armando un equipo con mayoría de juveniles y un par de refuerzos de experiencia, el DT en este nuevo torneo había dejado de ser Molgatini y su lugar fue ocupado por Diego Martínez. El "León" tuvo un mal arranque y a pesar de haberse recuperado en la segunda mitad del torneo (que fue solamente de 15 fechas e Ituzaingó quedó libre en la primera), los puntos perdidos en los primeros partidos lo privaron de obtener el campeonato y de esta forma el único ascenso disponible que fue para El Porvenir.

Para el torneo 2016-17 se mantuvo el proyecto de armar un equipo con jugadores que en su mayoría provenían de las inferiores del club, sumando algunos refuerzos de experiencias. Alejado Diego Martínez de la dirección técnica, fue Walter Fiori quien se hizo cargo del primer equipo hasta finales del 2016. Desde la pretemporada 2017 asumió Diego Ayoroa como DT. El arranque del equipo en la torneo 2016-17 fue bastante prometedor, obteniendo tres victorias en los primeros tres partidos, pero luego llegaron dos derrotas sucesivas. A partir de allí, el equipo fue bastante irregular en lo que a resultados se refiere, hasta que en la fecha 10º debía enfrentar a Leandro N. Alem, con quien a la postre resultaría ser el equipo con el que pelearia el torneo hasta el final. En aquella ocasión de impondría 2 a 1 tras haber comenzado perdiendo. Luego, en la fecha 11º caería nuevamente, esta vez 1 a 0 ante Victoriano Arenas. Pero luego de derrotar a Centro Español en la fecha 12º, el verde lograría una racha de ocho victorias consecutivas (entre las cuales se incluye un partido ante Liniers, quien pese haber ganado en cancha, luego perdería los puntos en el tribunal debido a la mala inclusión de jugadores profesionales, algo prohibido en la categoría). Ya comenzado el 2017, Ituzaingó y Leandro N. Alem comenzaron a perfilarse como serios candidatos a pelear por el título hasta el final, tomando en cuenta además la sorpresiva caída de Atlas, equipo que finalizado el 2016 había finalizado en el primer puesto. Tras una derrota y un empate, Ituzaingó debía enfrentarse nuevamente con Alem, quien en ese momento ostentaba la punta del torneo, esta vez en condición de visitante, estando cinco puntos por debajo. Se trataba de un partido crucial, ya que, siendo la fecha 25º, si el verde no obtenía un buen resultado, prácticamente se despediría de la lucha por el campeonato. Pero Ituzaingó logró una sólida victoria por 2 a 0 y acortó la diferencia a dos puntos. Pese a ello, en la fecha siguiente, no pudo pasar del 0 a 0 ante Victoriano Arenas en condición de local, por lo cual, al ganar Alem, la diferencia volvio a ser cuatro puntos con doce en disputa. De ese modo, Ituzaingó estaba prácticamente obligado a ganar los cuatro partidos que restaban del torneo y esperar que Alem dejara puntos en el camino para tener alguna chance. En la fecha 28º, Ituzaingó se impuso ante Claypole en condición de visitante por 3 a 2 en un duro encuentro, y aprovechando la igualdad de Alem en su visita a Lamadrid volvio a acortar la diferencia a tan solo dos puntos. En la fecha siguiente, penultima del certamen, tanto Ituzaingó como Alem jugaron sus respectivos partidos en el mismo horario para evitar suspicacias. Alem ganaba su partido ante Liniers como local, pero sorpresivamente lo terminaría perdiendo por 2 a 1. Mientras tanto, Ituzaingó no podía aprovechar la oportunidad de treparse a lo más alto del torneo porque empataba ante Lamadrid, pero faltando cinco minutos para el cierre, Damián Anriquez con un cabezazo le dio la victoria al verde, que de ese modo llegaba a la última fecha como puntero, un punto encima de Alem y por lo tanto dependiendo de sí mismo para coronarse. En la última jornada, Ituzaingó visitaba a Liniers en Justo Villegas, rival al que no podía ganarle desde el 2006, y que además se jugaba su última oportunidad por ingresar al torneo reducido por el segundo ascenso que brinda la categoría. Por su parte, Alem visitaba a Puerto Nuevo en Campana, quien también lidiaba por un puesto en el reducido. Luego que los primeros tiempos de ambos encuentros finalizaran en cero, para los segundos tiempos llegarían las emociones. Primero Alem se ponía 1 a 0 ante Puerto Nuevo, y más tarde ratificaría la diferencia con un categórico 3 a 0 final. Por su parte, en Justo Villegas Liniers se encontraba con un penal a su favor, y el sueño del ascenso parecía desmoronarse para el verde, pero Blas Pisano contuvo el tiro y el cotejo continuó en tablas hasta que Maximiliano Lara con un cabezazo doblegó la resistencia del arquero local y puso el 1 a 0 para Ituzaingó. De ese modo, el verde se consagraba, pero unos pocos minutos después, y tras un desconcentración defensiva, Liniers arribó al empate. Mientras tanto, Alem consumaba su victoria, y con el empate del verde, era el de Rodríguez el que ascendia. Los minutos se iban consumiendo e Ituzaingó no podía llegar al tan ansiado segundo gol. Hasta que en el tercer minuto de descuento, y tras un centro, un defensor de Liniers le cometió penal a Santiago Yossini. Damián Anriquez se hizo cargo de tan complicada responsabilidad y lo transformó, para de ese modo darle el ascenso y la vuelta a la C al león del oeste.[5]