Club Atlético Gimnasia y Esgrima (Mendoza)

Gimnasia y Esgrima
Escudo Club Gimnasia y Esgrima Mendoza.svg
Datos generales
Nombre completo
Club Atlético Gimnasia y Esgrima
Apodo(s)Babosos,[1]
Fundación30 de agosto de 1908 (110 años)
Colores          Blanco y negro
Propietario(s)4000 socios[4]
PresidenteBandera de Argentina Fernando Porretta[5]
EntrenadorBandera de Argentina José María Bianco[6]
Instalaciones
EstadioVíctor Antonio Legrotaglie
Capacidad14 000 espectadores
UbicaciónAv. Carlos Washington Lencinas 1051, Mendoza, Argentina
32°53′3.3″S 68°51′48.8″O / 32°53′3.3″S 68°51′48.8″O / -68.863556
Inauguración25 de marzo de 1934 (84 años)
Otro complejoPredio «El Plumerillo»[7]
Kit left arm.svg
Kit body gyemza1819h.png
Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Titular
Kit left arm.svg
Kit body gyemza1819a.png
Kit right arm.svg
Kit shorts.svg
Alternativo
Última temporada
LigaBandera de Argentina Torneo Federal A
(2017-18)Ascendió Subcampeón
CopaBandera de Argentina Copa Argentina
(2017-18)Fase preliminar regional - Grupo A - Segunda fase
RegionalBandera de Provincia de Mendoza Liga Mendocina de Fútbol
(2017)10.° (Apertura)
8.° (Clausura)
Títulos20 (por última vez en 2001)
Actualidad
Soccerball current event.svg Página web oficial
Departamentos activos del
Club Atlético Gimnasia y Esgrima
Football pictogram.svgFutsal pictogram.svgHandball pictogram.svg
FútbolFutsalHandball
Field hockey pictogram.svg
Hockey
sobre
césped

El Club Atlético Gimnasia y Esgrima, conocido popularmente como «Gimnasia de Mendoza», «Lobo mendocino» o por su acrónimo «GEM», es una institución deportiva argentina de la ciudad de Mendoza, provincia homónima, cuya principal actividad es el fútbol profesional. Fue fundado oficialmente el 30 de agosto de 1908, por un grupo de socios con ideas innovadoras pertenecientes al «Club de Pelota». Actualmente participa en la Primera B Nacional,[n. 1]​ donde comenzó a militar desde 2018.

El club es considerado como uno de los cuatro grandes del fútbol mendocino, siendo hasta la fecha en el orden regional el segundo equipo con más campeonatos, con un total de 20 títulos mientras que en el orden nacional es junto a Godoy Cruz y San Martín el equipo que más veces ha jugado en la Primera División de Argentina, con nueve participaciones en lo que fue el Campeonato Nacional. Disputa sus encuentros de local en el Estadio Víctor Antonio Legrotaglie, del cual es propietario. Dicho recinto posee una capacidad para 14 000 espectadores, convirtiéndose en el quinto estadio de fútbol de mayor capacidad en Mendoza. Su clásico rival es Independiente Rivadavia con el que disputa el «clásico mendocino». Otras rivalidades tradicionales son las que mantiene con Atlético Argentino, Deportivo Maipú y San Martín.

Historia

Fundación (1908)

Primera Comisión Directiva del «Club de Pelota».

El club tuvo su origen en el año 1890 con el nombre de «Club de Esgrima», bajo la presidencia del Doctor Carlos Ponce. En 1893, llegó un grupo de socios con nuevas ideas y propuso incentivar la práctica de otros deportes priorizando los juegos de pelota razón por la cual el 4 de septiembre del mismo año realizaron una nueva Asamblea Constitutiva presidida por el señor Eduardo Cabral acompañado de los señores Eduardo Tesaire, Joaquín Guevara, Sinivaldo Vélez, Dionisio Ariosa y Félix Sicardi, entre otros, y le dieron un nuevo nombre a la institución pasándose a llamar «Club de Pelota». A fines de ese año y principios de 1894 los dirigentes adquirieron un terreno que lo transformaron en una sede lujosa para la época, ubicada actualmente en calle Gutiérrez 261 de la ciudad capital, cuya inauguración se realizó con una fiesta social y deportiva a la que asistieron autoridades de la provincia.[8]

Antecedentes de la primera fundación del club.

En 1902, fueron creadas diversas secciones, entre ellas la «sección foot-ball» propuesta por el entonces vicepresidente Eduardo Tesaire. Para la práctica de dicho deporte fue necesario pedir al Gobierno mendocino la cesión de una parcela del Parque General San Martín, avalada por la ley provincial n° 400 de 1909, por lo que al club le fueron otorgadas cinco hectáreas. El 8 de octubre de ese año, la Comisión Directiva decidió llamar a Asamblea Extraordinaria y cambiar el nombre de la entidad por «Club Social de Gimnasia y Esgrima». Años más tarde, esta sección debió independizarse y formar un estatuto aparte ya que el sector adinerado no vio con buenos ojos al fútbol. Debido a esto, quedaron dos instituciones divididas en Mendoza y sin relación alguna, la primera con el nombre de «Club de Gimnasia y Esgrima» que se dedicó a promover disciplinas como la gimnasia aeróbica, las artes marciales, la esgrima, la gimnasia acuática, entre otras; mientras que la segunda se llamó «Club Atlético Gimnasia y Esgrima» y priorizó únicamente la práctica de fútbol siendo fundada por un grupo de jóvenes adherentes y socios cadetes el 30 de agosto de 1908, donde en dicha acta aparecen como fundadores los señores Pedro y Vicente Elorza, Máximo Sartori, Facundo y Salvador Civit, Facundo y Roberto Levalle Fernando Menéndez, Juan A. Moyano, César y Jorge Ortiz, R. Cass, Reinaldo Young, W. Hooden, F. G. Wood y el profesor Luciano Chabrié. A esta última, también se le unieron el desmembrado Club Unión y grupos mayoritarios del Club La Peña, del Club Mendoza y del Club Los Andes.[9]

Era amateur (1908-1921)

La primera alineación de Gimnasia de Mendoza.

El primer equipo que venció a Gimnasia fue el Club Sud América,[9]

A mediados de 1910, realizó su primera gira lejos de su provincia visitando la localidad de San Juan donde enfrentó al «Club Atlético Sanjuanino» cuyos jugadores recibieron al plantel Mensana después de siete horas de viaje en tren. El partido fue ganado por el Pituco 2:0 en el terreno de juego «San Pantaleón».[9]

El 13 de julio de 1913, disputó el que fue el primer clásico mendocino frente a Independiente Rivadavia. Dicho encuentro terminó empatado 0:0 en el que Gimnasia formó con un esquema de juego 2-3-5 y los jugadores como arquero Gargaro, los defensores Sartori y De Moro; los mediocampistas Tregea, Desmery y Sosa, y los delanteros Sguazzini, Fachon, Realines, González y Segura.[9]

En 1917, realizó nuevamente giras para disputar partidos amistosos llevados a cabo en Córdoba y luego en 1921, en la provincia de Buenos Aires donde se midió con Huracán de Parque Patricios y perdió 1:0 y después ante Boca Juniors con el que empató 1:1. De este modo, Gimnasia y Esgrima se fue haciendo conocido a nivel nacional y contó con mayor prestigio.[9]

Era profesional (1922-presente)

Liga Mendocina de Fútbol

Los hermanos González posando antes del clásico con la Lepra en 1922.
El Gimnasia y Esgrima «bicampeón» de 1923.

En 1922, a un año de la profesionalización de la Liga Mendocina de Fútbol, Gimnasia se convirtió en el primer equipo en ganarla. El Lobo mantuvo una lucha reñida junto a quien es hoy su «clásico rival», es decir, Independiente Rivadavia quien le dio pelea hasta la última fecha del certamen ya que en esta el Blanquinegro lo derrotó por 1:0 con gol de Vicente González en el estadio de Pacífico,[13]

Debieron pasar ocho años para que el Pituco volviera a dar una vuelta olímpica, y fue en 1931 de la mano de Roberto Irañeta, uno de sus jugadores emblema de la época que llegó a disputar el Mundial de 1934 para la selección argentina; y de Bruno Rodolfi, otro ídolo del momento en la entidad.[15]​ Este mismo año, el club cumplió sus primeros veinticinco años, siendo esto todo un acontecimiento para el fútbol local donde uno de los diarios de la época en su edición diaria resaltó:

«Cumple hoy 25 años G. Y Esgrima». Subtituló: «Sorprende este aniversario a Gimnasia en franco progreso y ante la esperanza de ofrecer pronto a Mendoza un moderno y amplio Estadio». Y añadió: «Es necesario destacar la actual importancia de Gimnasia y Esgrima, colocado en uno de los más prominentes lugares del deporte, no solo de Cuyo, sino del Interior de la República. Su número de asociados es superior a 850, aumentado con una conscripción reciente que señaló el récord y estimuló esfuerzos, para intentar cualquier obra y esbozar cualquier programa».

Los Andes, (30 de agosto de 1933).

En 1934, el Lobo del Parque inauguró el primer estadio de Mendoza, y lo hizo un 25 de marzo en un amistoso ante su homónimo de Santa Fe, es decir, el Club Atlético Gimnasia y Esgrima con presencia de unas 20 000 personas,[12]

El quinto y sexto título llegaron en 1937 y 1939 respectivamente. Con la permanencia de Roberto Irañeta en el equipo más una base que se mantuvo, más la presencia del arquero y capitán de la época Araujo Benítez y la aparición de algunos juveniles, Gimnasia y Esgrima supo dar pelea y mantenerse a tres torneos de distancia con respecto a Independiente quien ya poseía nueve de ellos.[18]

Diez años después, es decir, en 1949 y ya sin sus jugadores emblemáticos el club del parque volvió a consagrarse campeón de su torneo doméstico acumulando en total siete de ellos en su vitrina muestral. La lucha por el título esta vez fue palmo a palmo con el Atlético Argentino, su único vencedor que le prohibió terminar ganando la liga de manera invicta.[20]

En 1958, el Pituco cumplió medio siglo de vida en la fútbol cuyano y tras este hito el diario Los Andes tituló:

«Ponderable prestigio conquistó su actuación». Y añadió: «En los 50 años de la entidad de colores blanco y negro, Gimnasia y Esgrima derrocha honra y enaltece al fútbol mendocino».

Los Andes, (30 de agosto de 1958).

En 1964, Gimnasia y Esgrima obtuvo su noveno certamen y con la aparición y joven presencia en ese entonces de su actual y mayor ídolo Víctor Legrotaglie empezó a marcar un estilo de juego exquisito donde dicha liga fue peleada junto a Huracán Las Heras con quien tras haber igualado en veintisiete puntos en la tabla de posiciones disputó dos finales de desempate ganándolas primero 4:1 y luego 2:1.[21]

En abril de 1965, a raíz de haber conseguido la liga provincial de 1964, fue invitado a participar de la copa amistosa denominada «Torneo Confraternidad» o «Campeonato Argentino de Clubes Campeones» que fue organizada por Boca Juniors en honor a su sesenta aniversario. Dicho torneo fue ganado por la institución mendocina de forma invicta en La Bombonera clasificando a la «Copa 60.° Aniversario» para jugar la finalísima justamente ante el Xeneize donde terminó perdiendo por un marcador de 3:0.[24]​ Ante tal suceso, una de las revistas deportivas más populares de Argentina en una nota de dos páginas lo resaltó diciendo:

«La copa fue para Cuyo. Mendoza mandó un campeón». Y añadió: «La copa se fue para Mendoza, allá la esperaran los hinchas de siempre».

El Gráfico, (5 de abril de 1965).

En 1969, el Lobo mendocino coronó su décimo título liguero y con su consecución, debido a la reestructuración de torneos que implementó la Asociación del Fútbol Argentino en 1967, se ganó el derecho de empezar a participar en el Torneo Regional en el que en caso de clasificar le otorgaba una plaza al antiguo Campeonato Nacional donde pudo medirse con algunos de los grandes del fútbol nacional.[12]

Tanto el undécimo como el duodécimo título obtenido llegaron en 1974 y 1977 respectivamente. En el primero se continuó destacando la figura ya emblemática de Víctor Legrotaglie quien por esos año ya empezaba a despedirse del Lobo y del fútbol. A la anterior figura se le sumaron la de los goleadores Darío Felman y posteriormente Orlando Genolet a quien la gente le cantaba «Y ya lo ve..., y ya lo ve..., es el famoso Genolet».[27]

Los comienzos de los años ochenta significaron para Gimnasia y Esgrima una supremacía por demás sobre el resto, ya que en 1980, 1981, 1982, y 1983 logró en forma consecutiva hacerse con el campeonato mendocino y obtener así un total de dieciséis torneos en su palmarés, mientras que en 1986 logró el decimoséptimo en su haber. Tanto este último como los primeros dos además, tuvieron un sabor especial para el hincha Mensana ya que la obtención de ellos significaron la relegación de su eterno rival al subcampeonato.[12]

En los años noventa ya con la creación de los torneos de ascenso a nivel nacional de fines de los ochenta, el Lobo mendocino obtuvo su decimoctavo título en 1991, que lo llevó a clasificar al antiguo Torneo del Interior,[35]

La década del dos mil empezó de gran forma con la obtención del hasta ahora último campeonato de liga, logrado en 2001, que significó el vigésimo trofeo para la institución del parque, pero terminó siendo magra ya que el club el 18 de noviembre de 2009 a manos del Atlético Palmira descendió a la divisional «B» de la liga por primera vez en su historia siendo esto resaltado por medios periodísticos locales como:

«Un día histórico para el fútbol local, porque bajó de categoría uno de los grandes por primera vez en su historia».

Diario Mdz, (18 de noviembre de 2009).[34]

El retorno a la división «A» se produjo el 23 de junio de 2010, cuando el Blanquinegro venció a Boca Juniors de Bermejo por 3:0 con dos goles de Jesús Baldaccini y uno de Claudio Clavijo.[36]

A principios de la década de dos mil diez, más precisamente el 25 de noviembre de 2010, la institución capitalina volvió a descender a la divisional «B» del torneo local en forma consecutiva, pero esta vez lo hizo a manos de Lavalle quien lo derrotó por un global de 1:2 y lo condenó a bajar de categoría nuevamente.[39]

Campeonato Nacional

El club llegó a disputar lo que fue la Primera División de Argentina de entre los años 1967 y 1985, es decir, el antiguo Campeonato Nacional y lo hizo en nueve oportunidades. Para ello, previamente debió jugar y ganar su liga regional para clasificar luego al Torneo Regional que otorgaba una plaza a la competición mayor de esos años.[40]

El equipo que se mantuvo invicto como local en veintiún encuentros, considerado «El mejor equipo del Interior» en 1971.

Su primera participación en el máximo campeonato, el Nacional de 1970, se produjo luego de que por Liga Mendocina tuviera que disputar una finalísima —por haber sido el campeón de ella en 1969— ante el Atlético Club San Martín, ganador del «Torneo de los cuatro» de 1970, jugada a dos partidos con diferencia de un día entre el encuentro de ida y el de vuelta. El Lobo mendocino logró imponerse a su adversario en el segundo partido tras haber empatado 0:0 el primero de ellos y luego ganado por 1:0 en condición de visitante, en el Estadio Feliciano Gambarte, el último con gol de Aceituno, clasificando así al Nacional.[43]

Legrotaglie a la izquierda —símbolo de Gimnasia en los Nacionales de 1970-71-72—.

En el Nacional de 1971, el Blanquinegro integró el «Grupo B» y no logró pasar de ronda nuevamente, sin embargo, alcanzó a mejorar su imagen ya que terminó en la cuarta posición de la fase de grupos con diecinueve puntos a solo dos del puntero Rosario Central que luego campeonó, y a uno de Boca Juniors —el tercero—. En este torneo, volvió a ratificar su paternidad para con los grandes tras golear en condición de visitante por 5:2 a San Lorenzo de Almagro —siendo recordada esta victoria por mucho tiempo donde el árbitro del partido Roberto Goicochea lo detuvo y les dijo a los jugadores de Gimnasia, más precisamente a Víctor Legrotaglie, que dejaran de tocar la pelota porque no se hacía responsable de lo que pudiera suceder— e igualar de local 2:2 con Boca Juniors. Es en este período que los hinchas del Lobo empiezan a identificar al equipo con el cántico tribunero «toque Lobo, toque», conjunto que además se mantuvo invicto como local por dos años y medio, siéndole arrebatada esta condición por el club sanjuanino Desamparados en 1972.[46]

Revista Goles: «Boca, Central, Newell's y el Gimnasia mendocino los capos del Nacional».

Al Nacional de 1972, el conjunto mendocino llegó luego de derrotar ajustadamente en la final del Torneo Regional a Unión de Santa Fe por un global de 5:4.[49]

En el Nacional de 1975, el Caracol integró la «Zona A» en la que terminó a seis puntos del puntero «River Plate» —que campeonó ese mismo año—, con el que empató de local 1:1 y luego en el «Estadio Monumental» perdió 2:0. El Lobo mendocino continuó haciendo una campaña regular que no le permitió clasificar a las siguientes fases de dicho certamen.[50]

El Nacional de 1978 se caracterizó porque el Blanquinegro estrenó en cotejos nacionales el «Estadio Malvinas Argentinas» —construido ese mismo año— y le propinó una goleada por 5:1 a Boca Juniors en «La Bombonera». Sin embargo, lo anteriormente mencionado no le alcanzó ya que terminó lejos de los puestos de clasificación del «Grupo B» para las siguientes fases.[52]

En los nacionales de la década del ochenta, Gimnasia y Esgrima clasificó al de 1981 donde hizo nuevamente una pobre campaña terminando en la penúltima posición del «Grupo A»; al de 1982 donde también no pudo pasar la fase de grupos terminando en quinta posición y con el agregado de que obtuvo su primera derrota —de las dos que tiene en total— con Boca Juniors en condición de visitante; al de 1983 donde ya empezó a contar con la presencia del goleador Juan Gilberto Funes pero con él y todo el club no solo tuvo su segunda derrota con Boca sino que terminó último en el «Grupo E» compuesto por cuatro equipos en total.[56]

El amistoso con Valencia C. F. (1978)

En 1978, Gimnasia y Esgrima de Mendoza se dio el gusto de enfrentar a uno de los clubes más importante del fútbol español, ese equipo fue el Valencia C. F. El club realizó una gira por Argentina luego del mundial de fútbol de ese mismo año y jugado en ese país con motivo de presentar a su figura argentina Mario Alberto Kempes —ganador del balón de oro y máximo goleador de la copa— y a otras como la del alemán Rainer Bonhof y Darío Felman —surgido de las inferiores del Lobo y reciente campeón con Boca Juniors de la Copa Intercontinental—. El partido se disputó un 17 de agosto en el estadio provincial Malvinas Argentinas con la presencia de 48 000 personas que colmaron el recinto deportivo. En el primer tiempo el encuentro estuvo parejo, yéndose ambos conjuntos al descanso con el marcador 0:0. En el segundo tiempo los Ches sacaron a relucir su juego europeo y derrotaron al Lobo mendocino por 3:0 con dos goles de su ex jugador Felman y otro de Bonhof. [58]

Torneo del Interior

En 1986, Gimnasia disputó un clasificatorio regional —primera edición del antiguo Torneo del Interior— en el marco de la Liga Mendocina donde tanto el Lobo como el Deportivo Maipú, Huracán Las Heras e Independiente Rivadavia terminaron en los primeros puestos de la tabla de posiciones. Debido a esto, dichos conjuntos debieron ir a un cuadrangular de eliminación directa en el que al Lobo mendocino le tocó enfrentar al «Cruzado», perdiendo 1:2 y quedando eliminado de la lucha por ascender al Torneo Nacional B 1986-87.[59]

En 1991, se produjo la primera incursión oficial de Gimnasia y Esgrima en este antiguo torneo. En el mismo, el Pituco debió enfrentar en el «Grupo A» rivales como Deportivo Bowen, Juventud Unida Universitario y San Martín de San Juan accediendo a la siguiente instancia tras clasificar segundo. En la ronda siguiente se midió ante Colegiales de San Luis, Godoy Cruz y nuevamente ante San Martín de San Juan, volviendo a clasificar segundo pero esta vez a los cuartos de final donde enfrentó a Almagro, a quien venció por un global de 4:2. En las semifinales enfrentó a Alvarado de Mar del Plata y lo derrotó por un global de 3:1, accediendo a la final en la que enfrentó a San Martín de San Juan con el que perdió por un global de 0:3 y nuevamente quedó en las puertas del ascenso. El dato anecdótico lo dio el «Verdinegro» que venció este año cinco veces al Mensana e igualaron en una oportunidad.[60]

La última participación del Blanquinegro en este torneo, se produjo en la temporada 1994-95 después de clasificar en la Liga Mendocina a una liguilla por haber terminado como mejor cuarto en la tabla general debiendo enfrentar a Gutiérrez y luego a Huracán Las Heras a los que les ganó respectivamente accediendo así al torneo superior.[62]

Torneo Argentino B

La primera participación del conjunto mendocino en este torneo —creado en 1995—, fue en la temporada 1998-99, donde el club enfrentó en la primera zona de grupos a rivales como Defensores de Las Paredes, Pacífico de General Alvear y Trinidad de San Juan, clasificando segundo y accediendo a una nueva zona de grupos junto con Juventud Unida Universitario y nuevamente Pacífico y Trinidad. En la misma, terminó otra vez en segundo lugar y clasificó a las semifinales —cuarta fase de las cinco en total—. Esta etapa —por el formato del aquel torneo—, la disputó frente a la CAI, nuevamente Juventud Unida Universitario, y Racing de Trelew, pero el Blanquinegro no logró clasificar ya que finalizó último en la tabla de posiciones.[63]

En la temporada 2002-03, el Lobo del Parque clasificó directamente a las fases de play-offs del torneo donde en semifinales le tocó enfrentar a La Emilia de San Nicolás, a quien venció por un global de 4:3, accediendo a una de las finales por el ascenso en la que se midió frente a Guillermo Brown de Puerto Madryn siendo vencido por un global de 2:3 e imposibilitado a ascender en forma directa por lo que debió disputar una de las promociones frente a un equipo del Argentino A. Ese equipo fue Independiente de Villa Obrera a quien el Lobo derrotó como local por 3:1 y con el que perdió de visitante por 1:2 —global 4:3 a su favor—, logrando el 1 de junio de 2003 ascender al Torneo Argentino A por primera vez en su historia.[65]

Trophy (transp. Simón Bolívar Cup).png
Torneo Argentino B
2005-06
Una de las formaciones titulares.
La popular este en la final.
La hinchada tras el ascenso.

La temporada 2005-06 —con formato de apertura y clausura— significó para el Mensana un nuevo ascenso al Torneo Argentino A. En el primero, el club formó parte de la «Zona D» junto a Atlético Policial, Deportivo Maipú, Independiente de La Rioja, Juventud Alianza, Trinidad de San Juan y Villa Atuel. Gimnasia finalizó segundo y clasificó a las finales —segunda fase— de dicho torneo, enfrentando a El Linqueño a quien venció en el global 2:1 por lo que ganó el derecho de participar en la ronda final del apertura/clausura. En el clausura, el Lobo mendocino mejoró su actuación en la «Zona D» al terminar esta vez primero en la tabla de posiciones por lo que volvió a clasificar a las finales donde enfrentó a Gimnasia y Tiro de Salta a quien venció 2:1 en el global y volvió a ratificar su pase a la ronda final del apertura/clausura. En esta fase, por haber vencido en las finales de ambos torneos inició su participación recién en semifinales donde enfrentó a Deportivo Coreano a quien venció 4:1 en el global y clasificó a una de las finales en la que se midió frente a Real Arroyo Seco con el que empató de visitante 1:1 y al que venció como local 1:0 —global 2:1 a su favor—, logrando un 11 de julio de 2006 ascender nuevamente a una categoría superior acompañado de unas 9000 personas que lo fueron a alentar.[67]

Formación
Guardameta José Luis Sosa
Defensa Matías González
Defensa Eduardo Castro
Defensa Rodolfo Carabajal
Defensa Carlos Blanco
Centrocampista Marcos Quispe
Centrocampista Mauricio Arce
Centrocampista Víctor Hugo Ojeda
Centrocampista Sergio Fernández
Delantero Marcos Fernández
Delantero Alejandro Pedrol
Entrenador Marcelo Vázquez
Bandera de Argentina
Sosa
Bandera de Argentina
Castro
Bandera de Argentina
Carabajal
Bandera de Argentina
González
Bandera de Argentina
Blanco
Bandera de Argentina
Arce
Bandera de Argentina
Ojeda
Bandera de Argentina
Quispe
Bandera de Argentina
S. Fernández
Bandera de Argentina
M. Fernández
Bandera de Argentina
Pedrol
Alineación titular que logró el ascenso en 2006.


Trophy (transp. Simón Bolívar Cup).png
Torneo Argentino B
2013-14
El equipo titular de la final.
La popular este en la final.
La platea oeste en la final.

La temporada 2013-14 implicó otra alegría para el club ya que el mismo logró ascender por segunda vez a la tercera categoría del fútbol argentino y por primera vez al Torneo Federal A (ex Torneo Argentino A). En la primera fase integró la «Zona 5» junto a Andes de General Alvear, Deportivo Guaymallén, Empleados de Comercio, Gutiérrez, Huracán de San Rafael, Montecaseros, Pacífico de General Alvear, San Martín de Mendoza y San Martín de Monte Comán donde terminó primero en la tabla de posiciones y clasificando a la siguiente etapa. En la segunda fase tuvo que enfrentarse dentro de la «Zona D» a rivales como Huracán de San Rafael nuevamente, Independiente de Villa Obrera, Las Palmas, Racing de Córdoba y Tiro Federal de Morteros, terminando otra vez primero y accediendo a la tercera fase.[71]

Formación
Guardameta Matías Alasia
Defensa Marcos Benítez
Defensa Federico Pomba
Defensa Julio Villarino
Centrocampista Gerardo Corvalán
Centrocampista David Garay
Centrocampista Oscar Amaya
Centrocampista Luciano Peinado
Centrocampista Sergio Oga
Delantero Cristian Taborda
Delantero Sergio Marclay
Entrenador Sergio Arias
Bandera de Argentina
Alasia
Bandera de Argentina
Benítez
Bandera de Argentina
Pomba
Bandera de Argentina
Villarino
Bandera de Argentina
Garay
Bandera de Argentina
Amaya
Bandera de Argentina
Corvalán
Bandera de Argentina
Peinado
Bandera de Argentina
Oga
Bandera de Argentina
Taborda
Bandera de Argentina
Marclay
Alineación titular que logró el ascenso en 2014.

Torneo Argentino A

El equipo que descendió en la temporada 2003-04.

La primera participación del Lobo mendocino en el Argentino A se produjo en la temporada 2003-04 en la que formó parte de la «Zona Cuyo» junto a Cipolletti, su clásico rival Independiente Rivadavia, Juventud Unida Universitario y Luján de Cuyo. Gimnasia no logró hacer una buena campaña y culminó penúltimo en la tabla general de posiciones siendo descendido un 28 de marzo de 2004 a manos de Independiente Rivadavia cuando lo derrotó por 1:0 en una nueva edición del «clásico mendocino».[73]

La temporada 2006-07 significó para el club una nueva prueba en esta categoría. Integró la «Zona B» y se midió ante rivales como Alumni de Villa María, Desamparados, San Martín de Mendoza y nuevamente Independiente Rivadavia, Juventud Unida Universitario y Luján de Cuyo. El Blanquinegro volvió a cosechar malos resultados que lo derivaron en un nuevo descenso que se produjo cuando el Lobo cayó 1:2 ante Independiente Rivadavia nuevamente en su historia.[76]

El nuevo descenso del conjunto del parque llegó en la temporada 2008-09 tras terminar en el penúltimo lugar de la tabla de posiciones de la «Zona 3» debiendo disputar una promoción por no descender. Dicho partido lo disputó frente a Sportivo Belgrano con quien en la ida perdió 1:2 en condición de visitante y en la vuelta —jugada un 14 de junio de 2009— en condición de local y ante unas 4500 personas alentando volvió a perder pero esta vez 0:2 —global 1:4— descendiendo por segunda vez a la cuarta división.[78]

Copa Argentina de Fútbol

La primera incursión del Mensana en la Copa Argentina se produjo en la temporada 2011-12 donde el club enfrentó dentro de la «Segunda eliminatoria» de la «Zona interior» a Juventud Unida Universitario con el que empató 0:0 en los noventa minutos reglamentarios y con el que perdió por penales 5:3.[79]

En la temporada 2016-17, el Lobo logró realizar su primera mejor performance al alcanzar los «Octavos de final» de la copa. En primera instancia enfrentó a Unión de Villa Krause venciéndolo en el global por 3:2. Posteriormente le tocó medirse ante equipos de Primera División como fue el caso de Quilmes (0:0) y Talleres de Córdoba (1:1) con quienes definió los encuentros en la tanda de penaltis ganando 4:1 y 4:2 respectivamente. Su verdugo deportivo resultó ser Olimpo con quien perdió 3:2 y le imposibilitó seguir avanzando de fase.[80]

Torneo Federal A

Su primera participación en el Torneo Federal A (ex Torneo Argentino A) o segundo retorno a la tercera división del fútbol argentino fue en la temporada 2014 donde el club logró realizar una estupenda campaña coronada con un nuevo ascenso —en menos de un año— esta vez a la Primera B Nacional.[85]

Formación
Guardameta Matías Alasia
Defensa Martín Abaurre
Defensa Raúl Albornoz
Defensa Julio Villarino
Centrocampista Gerardo Corvalán
Centrocampista David Garay
Centrocampista Oscar Amaya
Centrocampista Ernesto Garín
Centrocampista Sergio Oga
Delantero Lucas Farías
Delantero Agustín Sanfilippo
Entrenador Sergio Arias
Bandera de Argentina
Alasia
Bandera de Argentina
Abaurre
Bandera de Argentina
Albornoz
Bandera de Argentina
Villarino
Bandera de Argentina
Garay
Bandera de Argentina
Amaya
Bandera de Argentina
Corvalán
Bandera de Argentina
Garín
Bandera de Argentina
Oga
Bandera de Argentina
Farías
Bandera de Argentina
Sanfilippo
Alineación titular que ascendió en 2014 a la B Nacional. Además de los jugadores que figuran en el cuadro, también formaron parte del plantel el arquero Tomás Marchiori; los defensores Federico Pomba, Jorge Olmedo, Marcelo Carrizo; los mediocampistas Facundo Alfonso, Neri Espinosa, Maximiliano Montiveros, Maximiliano Prioreschi, Ramiro Pereyra; y los delanteros Cristian Taborda, Matías Navarro y Martín Prost.

La temporada 2017-18 significó para el Pituco un nuevo ascenso a la Primera B Nacional. El Lobo, en la primera fase, formó parte de la «Zona 2» y culminó primero con cuarenta puntos producto de once victorias, siete empates, cero derrotas, veintiocho goles a favor y nueve en contra, donde enfrentó a rivales como Deportivo Maipú, Desamparados de San Juan, Estudiantes de Río Cuarto, Gutiérrez, Huracán Las Heras, Juventud Unida Universitario, San Lorenzo de Alem, Unión Aconquija y Unión de Villa Krause. En la segunda fase, el club logró clasificar como mejor segundo donde además de medirse nuevamente ante Desamparados de San Juan, Estudiantes de Río Cuarto y Juventud Unida Universitario, también lo hizo ante Alvarado, Deportivo Roca, Ferro Carril Oeste de General Pico y Villa Mitre. La tercera fase —o pentagonal final—, estuvo integrada por, además del Blanquinegro, Central Córdoba de Santiago del Estero —que terminó ascendiendo como campeón—, Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, Estudiantes de Río Cuarto y Juventud Unida Universitario. Dicha etapa, fue un tanto problemática para la institución del parque, dado el inusual fallo del Consejo Federal en el partido entre Central Córdoba de Santiago del Estero y Estudiantes de Río Cuarto donde se le dio por ganado un partido empatado al equipo santiagueño tras su suspensión por incidentes.[88]

Formación
Guardameta Tomás Marchiori
Defensa Lucas Fernández
Defensa Diego Mondino
Defensa Yair Marín
Defensa Leandro Aguirre
Centrocampista Neri Espinosa
Centrocampista David Garay
Centrocampista Pablo Cortizo
Centrocampista Cristian Llama
Centrocampista Leandro Becerra
Delantero Pablo P. Alvarenga
Entrenador Darío Alaniz
Entrenador Martín Abaurre
Bandera de Argentina
Marchiori
Bandera de Argentina
Mondino
Bandera de Argentina
Marín
Bandera de Argentina
Fernández
Bandera de Argentina
Aguirre
Bandera de Argentina
Garay
Bandera de Argentina
Cortizo
Bandera de Argentina
Espinosa
Bandera de Argentina
Llama
Bandera de Argentina
Becerra
Bandera de Paraguay
P. Alvarenga
Alineación titular que ascendió en 2018 a la Primera B Nacional. Además de los jugadores que figuran en el cuadro, también formaron parte del plantel el arquero Ezequiel Viola; los defensores Alejandro Poblete, César López Fretes, Diego López, Miguel Barbero, Nicolás Inostroza; los mediocampistas Agustín Briones, Enzo Tejada, Mateo Ramírez, Santiago Domínguez, Sergio Oga; y los delanteros Iván Agudiak, Juan Martín Amieva, Nicolás Romano y Patricio Cucchi.

Primera B Nacional

El equipo que descendió en 2015.

La primera participación del Blanquinegro en la Primera B Nacional fue realizada en la temporada 2015 donde la institución no logró mantener una regularidad futbolística —además de perder los dos enfrentamientos ante su clásico rival Independiente Rivadavia— y finalizó en la vigécima ubicación de la tabla de posiciones mientras que en los promedios del descenso culminó en la decimonovena posición e igualado en puntos con Guillermo Brown de Puerto Madryn con el que debió ir a un partido de desempate por la permanencia que se jugó en el estadio Diego Armando Maradona donde el duelo terminó igualado 0:0 en los noventa minutos reglamentarios y luego 1:1 en el tiempo suplementario y se definió en la tanda de penales en favor del equipo sureño por 5:4, por lo que Gimnasia descendió de categoría.[89]

El Centenario (2008)

El 30 de agosto de 2008, el club conmemoró sus cien años de vida. El festejo comenzó con un desfile de divisiones menores en la que participaron más de quinientos niños tanto del club como de los demás equipos afiliados a la Liga Mendocina de Fútbol cuyo lema fue «Todos juntos por el fútbol y sin violencia». También, y a lo largo de ese mes se llevaron a cabo diferentes actividades recreativas, entre ellas concursos literarios.[91]

Other Languages