Club Atlético Colón

Colón
Escudo del Club Atlético Colón.png
Datos generales
Nombre completo Club Atlético Colón
Apodo(s) Sabalero
Negro
Raza
Fundación 5 de mayo de 1905 (111 años)
Propietario(s) 18.000 Socios
Presidente Bandera de Argentina José Vignatti
Entrenador Bandera de Uruguay Paolo Montero
Instalaciones
Estadio Brigadier General Estanislao López
«Cementerio De Elefantes»
Ubicación Santa Fe, Argentina
Capacidad 40.000 espectadores[1]
Inauguración 9 de julio de 1946 (70 años)
Otro complejo Predio "Ciudad Fútbol"
Pensión "Casa Fútbol"
Hotel de Campo Colón
Uniforme
Kit left arm redborder.png
Kit body colon2016h.png
Kit right arm redborder.png
Kit shorts umbro negro.png
Titular
Kit left arm whitebordera.png
Kit body colon2016white.png
Kit right arm whiteborderb.png
Kit shorts umbro blanco.png
Alternativo
Kit left arm left.png
Kit body colon2016c.png
Kit right arm right.png
Kit shorts umbro negro.png
Tercero
Última temporada
Liga Bandera de Argentina Primera División
( 2016) disputándose
Copa Bandera de Argentina Copa Argentina
( 2015/16) 32avos de final
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Club Atlético Colón es una institución deportiva de la ciudad de Santa Fe, Argentina. Fue fundado el 5 de mayo de 1905, y fue concebido bajo el nombre de «Colón Foot-Ball Club» hasta que en el año 1920 se decide adoptar el nombre actual.

Nació como un club de fútbol y es la principal actividad que se lleva a cabo a nivel profesional desde entonces, pero hoy en día también se practican otras disciplinas como básquet, hockey femenino, boxeo, futsal, entre otros.

Su sede, su estadio e instalaciones deportivas se ubican en la ciudad de Santa Fe, dentro del Barrio Centenario, en la intersección de las calles Juan José Paso y Bulevar Zavalla.

El club posee también un predio de entrenamiento llamado «Ciudad Fútbol», una pensión para los chicos de las inferiores provenientes de otras regiones de la Argentina llamada «Casa Fútbol» -ambos ubicados en el km 154 de la Autopista Rosario-Santa Fe- y un hotel de 4 estrellas llamado «Hotel De Campo Colón» emplazado en el km 157 de la dicha autopista.

El estadio de fútbol tiene capacidad para 37.000 espectadores sentados[3] lleva el nombre de Estadio Brigadier General Estanislao López, en honor al caudillo argentino, gobernador de la Provincia de Santa Fe entre 1818 y 1838, y es también conocido popularmente como «El Cementerio de los Elefantes».

El club se afilió a la AFA en 1948, y en 1965 logró su primer Campeonato obteniendo el ascenso a la Primera División, convirtiéndose así en el primer equipo de Santa Fe en ascender a la máxima categoría del Fútbol Argentino, teniendo solamente dos descensos a la Segunda División (1981 y 2014). Además, Colón fue el primer y único equipo de la ciudad que participó en Copas Internacionales.

Dentro de los logros deportivos de la institución se encuentran (además de los campeonatos a nivel regional y campeonatos del tipo «amistosos»): la obtención de la Copa de Honor de Primera B "Juan Domingo Perón" en 1950, el Campeonato de Segunda División Argentina en 1965, un Subcampeonato de Primera División Argentina en 1997 y la participación en 5 Copas Internacionales de la Conmebol ( Copa Conmebol 1997, Copa Libertadores 1998, Copa Sudamericana 2003, Copa Libertadores 2010 y Copa Sudamericana 2012), logrando llegar hasta las semifinales en una de ellas. Además, como hito personal del club, se encuentra la recordada victoria en 1964 ante el Santos FC de Pelé, que poseía un récord de 43 partidos invicto y era Bicampeón Intercontinental en ese momento.

Según el «Ranking de Clubes de la CONMEBOL» publicado en el año 2013, en 2012 Colón se ubicó en el puesto número 30°, siendo el 7° mejor ubicado de la Argentina y el 1° de la Provincia de Santa Fe. En el ranking histórico de la Confederación Sudamericana de Fútbol, que toma datos desde 1960 hasta 2013, el club sabalero se ubica en la posición 15, siendo el tercero del interior de la Argentina, solo superado por Rosario Central y por Newell´s Old Boys.[4]

En el año 2012 la IFFHS colocó a Colón en el 6° lugar entre los mejores equipos de la Argentina, después de Boca Juniors, Vélez Sarsfield, Arsenal, Lanús y Tigre, y quedando por encima de Independiente, San Lorenzo de Almagro, Racing Club y River Plate.[5]

Historia

Fundación

Manuela Funes de Cullen. Nació el 5 de mayo de 1862 y falleció el 9 de agosto de 1940. El día que cumplió 43 años decidió apoyar, en su propia casa, a esos niños que querían fundar un club de fútbol. Y nació Colón.
Adolfo Celli, uno de los fundadores del Club Atlético Colón.
Atilio Badalini, fundador del club.

El club fue fundado por un grupo de amigos de entre 8 y 14 años, hijos de familias patricias y de la «clase humilde» de la ciudad, que se reunían para jugar al fútbol: Ernesto Celli; "el alemán" Adolfo Celli; "el Gringo" Atilio Badalini; Ricardo y Guillermo Cullen Funes; Geadá Montenegro;Pituco Arfiel; Mariano C. Rodríguez; Helvecio Fontana; Juan Adán Leyes; Juan y Antonio Rebecchi y su primo Aníbal "Gallo" Rebecchi; Humberto Sosa; los hermanos Alfredo y Roberto Casablanca y el más humilde del grupo, Simón Bru. Ninguno de ellos conocía el concepto de «institución» (en cuanto a temas legales) y por ello es que no existe acta fundacional; pero sí tenían, como todo niño, el concepto de un club nacido de un sueño, de una utopía, de un ideal y de una leyenda.

Fue Ricardo Cullen Funes quién se encargó en un principio de la compra de camisetas y botines de fútbol. Pero el momento más importante se produjo cuando, por petición de sus amigos (y co-fundadores), en 1905 gestionó en la Legislatura un subsidio que sirvió para el inicio formal de la entidad deportiva, para ello se debieron cumplir exigencias legales (como la de gestionar su personería jurídica).[6] Cuando se alcanzó el acuerdo respecto a los trámites que se requerían, debieron elegir el día y el mes de fundación, entonces se aprobó por unanimidad la propuesta de Ricardo, quien eligió la fecha del 5 de mayo.

Los hermanos Celli, fundadores del Club Colón, en la Selección Argentina.

«Ricardo Cullen relató: "Se eligió esa fecha porque ese día nació Doña Manuela Funes Cullen, mi madre, la que hizo posible que se concretara este sueño"».

Manuela Funes de Cullen nació en la ciudad de Paraná el 5 de mayo de 1862 y fue bautizada días después en la Catedral Metropolitana de aquella ciudad, y desde muy joven fue una activa católica social que la llevó a un compromiso total, y es por ello que venía trabajando en la evangelización de los niños del mundo de la pobreza, en especial de los de Alto Verde, a quienes con algunas de las madres nombradas y la madrina de Montenegro, señora de Busaniche, beneficiaban con su accionar.

Fue en su casa de San Martín 1878 donde Manuela Funes apoyó decididamente el sueño de los niños de fundar su club de fútbol, no solo porque en él estaban sus hijos, sino porque (principalmente) ello se ajustaba a las recomendaciones del «I Congreso Nacional Católico» y del «Congreso de los Hermanos Franciscanos de 1903», de formar instituciones que defiendan a los obreros, a las mujeres y los niños, contra el embate del liberalismo y de las ideas "extremas" que imperaban en esos años y que en esos días agitaban al país.

Quedó definitivamente asentado que el nacimiento del glorioso Club Atlético Colón fue el 5 de mayo de 1905. La primera ubicación de su estadio fue un terreno baldío situado entre las calles Moreno y Córdoba (actual Juan De Garay) y era conocida por todos como «El Campito».[7]

Los colores y el nombre

Los colores rojo y negro fueron elegidos por los de una barcaza que se encontraba en la zona donde los jóvenes fundadores se reunían a jugar al fútbol, llamada «La Pista», «El Campito» o simplemente «Lo de Doña Estela».

Cuando los Sabaleros mandaron a confeccionar su camiseta a una fábrica textil de Rosario, con la mitad izquierda de color roja y la derecha negra, advirtieron al recibirlas que los tonos estaban invertidos. Sin embargo, decidieron mantenerlos de esa forma, hasta que al poco tiempo se enteraron que otro equipo de Santa Fe, más precisamente Newell's también usaba el rojo y negro.

Con la idea de que uno de los dos cambie su camiseta, decidieron jugar un partido por los colores, en el cual el ganador mantendría esas tonalidades, mientras que el vencido debía cambiarlas. El encuentro lo ganó Colón por 1 a 0, pero La Lepra no cumplió con lo pactado y es por eso que actualmente ambos clubes Santafesinos se identifican de igual manera, y hasta los colores en cada camiseta están ubicados de la misma forma.[8]

En cuanto al nombre, Geáda Montenegro (uno de los fundadores del club) explica la circunstancia que llevó a elegir el de Colón. En un reportaje en el Diario "El Orden" del 5 de mayo de 1939 (al cumplirse el 34° aniversario de la fundación), relata lo siguiente:

«Mientras que se deliberaba el nombre que le pondríamos al nuevo club, le pregunté a Aníbal Rebechi dónde se encontraba Juan (su primo), él me contesta que se encontraba estudiando historia; "El descubrimiento de América por Cristóbal Colón". Al decir esto, el mismo Aníbal exclamó: "¡Ahí está! Pongamosle 'Colón Foot-Ball Club'". Y así surgió el nombre de una entidad futbolística que luego alcanzaría tanta popularidad en la ciudad»

La Liga Santafesina y primeros partidos internacionales (1912-1946)

Formación de Colón campeón de la Liga Santafesina de 1913.

El «Colón Foot-Ball Club» (desde 1920 Club Atlético Colón) no estaba afiliado a ninguna organización, por lo que los encuentros eran de carácter amistoso. Entonces surge la idea de afiliarse a la Liga Santafesina de Foot-Ball, por lo cual el 12 de octubre de 1912 se constituye formalmente la comisión directiva. Conformada por Manuel Oliva (presidente) y Luis Guerrero, Atilio Badalini, Antonio Gallo, Mariano Rodríguez, Geadá Montenegro, Juan Leyes, Andrés Barceló, Arturo Barlotti y Ricardo Cullen Funes entre otros integrantes. Debido a la edad de los jugadores, el club sólo podía participar en la Segunda División de la liga y solicitan ser inscriptos para participar de ese campeonato. Una vez completados todos los pasos legales para la afiliación a la liga, se juega un partido amistoso frente a Unión (quien jugaba en la Primera División) ganando Colón por 6 a 0 (cinco goles de ellos convertidos por Atilio Badalini).

Debido a la gran goleada infligida, la Liga Santafesina de Fútbol resuelve que Colón participe en sus torneos de Primera División, y no en la Segunda tal como habían solicitado. Se trataba del primer clásico en la historia entre los dos clubes de la ciudad.

En su primer campeonato (1913), Colón sale campeón invicto. En el clásico vence a los tatengues por 5 a 1. El Sabalero repite el campeonato en los años 1914, 1916, 1918, 1922, 1923, 1924, 1925, 1929, 1930, 1937, 1943, 1945, 1946 y 1947. Cada año que pasaba el Club Atlético Colón conseguía más adeptos y simpatizantes. Lejos quedaba el tiempo en que centenares de personas se juntaban a ver a esos jugadores la cancha de Moreno y Córdoba.[9]

El primer partido que se registró contra un club extranjero fue el 17 de agosto del año 1922, donde el local enfrentó al combinado de la Liga Salteña de Salto de la República Oriental del Uruguay, partido que terminó empatado en 2 goles, pero que se prosiguió por 20 minutos más porque estaba en juego una «medalla de oro». Como no se logró romper el empate, se jugó otro partido el día 20, ganándolo Colón por 1 a 0.

El segundo partido internacional de carácter amistoso se registró ese mismo año, el día 18 de diciembre. En esa fecha, en su estadio, Colón le ganó a Peñarol de Montevideo por 2 a 1. A los 16' del primer tiempo, Terevinto convierte para la visita, a los 6' del complemento Sánchez establece el empate y a los 38', Quinteros puso cifras definitivas para este segundo triunfo Sabalero.

Equipo de 1929: De pie, de izquierda a derecha : Flores, Nedder, Cabrera, Pagliero, Clemente y Mercurio. Agachados : Martínez, Rivarola, Darquier, M. Sánchez y E. Sánchez.

Otros partidos amistosos internacionales que se registraron en esta época fueron: el 19 de abril de 1924 contra el Club Wanderers de Montevideo (empate 0 a 0), el día 20 de julio de 1930 enfrentó a Olimpia del Paraguay (victoria de Colón por 1 a 0), el 16 de abril de 1933 otra vez recibe a Peñarol (empate en 3 goles) y lo visita en Montevideo el 5 de marzo de 1939 (cayendo Colón por 5 a 3).

El 9 de julio de 1946 se inaugura el nuevo estadio. A la tarde se juega un partido entre las primeras divisiones del Club Atlético Paraná y Ben Hur. Luego se descubrieron placas conmemorativas del Club Atlético Rosario Central y de Colón. A continuación se procedió a dejar inaugurado el mástil en el sector norte del estadio entonando el Himno Nacional Argentino. Bombas de estruendo de las que se desprendían banderas argentinas y de Colón y suelta de palomas cerraron el emotivo acto, y se invitó a Boca Juniors de Buenos Aires a la inauguración; previo a la iniciación del partido entre Colón y Boca Juniors, un avión del que sobrevolaba el estadio arrojó una pelota de fútbol que fue con la que se disputó el encuentro.

Afiliación a la AFA y primer Clásico Santafesino oficial (1948)

En 1948 el Club Atlético Colón se afilia a la Asociación del Fútbol Argentino. Su primera participación fue en el «Campeonato de Segunda División» (hoy llamado ' Primera B Nacional') de ese año, integrando la Zona A de un torneo con 22 equipos distribuidos en dos zonas de 11 y donde los 6 primeros de cada una definían el ascenso, mientras que los 5 últimos jugaban la ronda por el descenso.

El Sabalero tuvo su debut en Munro el 24 de abril de 1948 venciendo a Colegiales por 3 a 2. Su primer empate como afiliado a la AFA lo registró en la 2.ª fecha de ese torneo jugando como local y empatando 0 a 0 ante Almagro.

La primer goleada en contra la soportó en la 3° fecha en ocasión de visitante ante a Quilmes (en su viejo estadio de Guido y Sarmiento) cayendo por 5 a 0, y tuvo su primer goleada a favor en la 4° fecha cuando recibió a Dock Sud y lo venció por 3 a 0.

El primer Clásico Oficial en AFA, se disputa en la 11° fecha de ese certamen, el 1 de agosto de 1948 contra el otro equipo de la ciudad ( Unión), ganándolo Colón por 1 a 0.

Al cabo de 10 partidos Colón marcó 32 goles y recibió 15, destacándose la goleada 8 a 1 frente a Nueva Chicago y un inolvidable gol de arco a arco marcado por el arquero Raúl Tenuta, el 13 de noviembre de 1949 en un partido contra Almagro disputado en el estadio del Barrio Centenario, que finalizaría con el siguiente resultado: Colón 4 - Almagro 1.[10]

La copa de honor "Juan Domingo Perón" (1950)

Primera copa de AFA ganada por Colón.

En 1950, una vez finalizado el torneo oficial de Primera B, para que los clubes de la divisional no estuvieran tanto tiempo inactivos, la AFA organizó un torneo en el que estuvo en juego la Copa de Honor «Juan Domingo Perón». Del mismo participaron los 12 equipos de la categoría, divididos en dos zonas de 6 equipos cada una. Se jugó a dos ruedas todos contra todos, con un total de 10 partidos por equipo. Los ganadores de cada zona se enfrentaron a un solo encuentro para definir al ganador del certamen.

A la final llegaron los dos equipos Santafesinos: Colón, líder del grupo A con 15 puntos y Unión, líder del grupo B con 14 puntos.

Formación Sabalera de 1950 - De pie: Chividini, Gaetán, Eulalio Gómez, Raúl Tenutta, Poii, Traversi, Bonacci y el profesor Torres Guanatey. Agachados: Ferreyra, Canteli, Frutos, Salomón Elías, Reula y Giusti.

El 30 de diciembre de 1950 disputaron la final, la cual fue ganada por el Club Atlético Colón por 4 a 2, marcando para el sabalero Juan Carlos Frutos, Ernesto Ferreira y en dos oportunidades José “Chengo” Canteli, uno de los máximos goleadores del fútbol de la Provincia de Santa Fe, obteniendo de esta manera su primer trofeo oficial de AFA, la copa que llevaba el nombre del entonces Presidente de la República Argentina.

La Copa Honor Presidente Perón fue organizada oficialmente por la AFA por lo cual el ganador de la misma se adjudicó el carácter de campeón y posee los mismos derechos estadísticos que cualquier campeonato. Fue una Copa oficial no regular, jugada por equipos que venían de disputar un campeonato organizado por AFA, con jugadores regulares. Tuvo una duración de tres meses y dirigida por árbitros ingleses, modalidad habitual en aquel entonces.

Participantes: Almagro (Villa Crespo – Buenos Aires), Argentino de Quilmes (Quilmes – Provincia de Buenos Aires), Argentinos Juniors (Paternal – Buenos Aires), Colón (Santa Fe – Santa Fe), El Porvenir (Gerli – Provincia de Buenos Aires), Lanús (Lanús – Provincia de Buenos Aires), Los Andes (Lomas de Zamora – Provincia de Buenos Aires), Nueva Chicago (Mataderos – Buenos Aires), Sportivo Dock Sud (Dock Sud – Provincia de Buenos Aires), Talleres (Remedios de Escalada – Provincia de Buenos Aires), Temperley (Temperley – Provincia de Buenos Aires), Unión (Santa Fe – Santa Fe).

Grupo A: Almagro, Argentino de Quilmes, Colón, Nueva Chicago, Sportivo Dock Sud y Talleres.
Grupo B: Argentinos Juniors, El Porvenir, Lanús, Los Andes, Temperley y Unión.

Colón logra los sub-campeonatos de Primera B en 1949, 1950 y 1951. En 1950 queda a tres puntos de Lanús, quien logró el ascenso, y en 1951 estuvo a punto de ascender a Primera División pero terminó como escolta de Rosario Central, quien también lo superó por tres unidades. Fueron figuras en ese equipo el inolvidable goleador de Colón, el «Chengo» Canteli, el arquero Tenuta, el recio defensor Eulalio Gómez, el notable N° 5 Ramírez, a los que debemos agregar, Rebecchi y «Patita» Bonacci.

Descenso a Primera C y vuelta a Primera B (1959-1964)

Pasan los años y también las oportunidades, hasta que otra vez el sufrimiento y el renacer. Colón desciende a la Primera C en 1959 (categoría que hoy es llamada B Metropolitana), no pudiéndose recuperar del fatídico 1954 cuando -por cuestiones extra deportivas- perdió un campeonato en forma increíble, teniendo en cuenta que faltando seis fechas le llevaba cinco puntos a Atlanta (la victoria valía dos unidades) que se encontraba en la segunda posición; logrando el ascenso Estudiantes de La Plata (el «Caballo del Comisario») que estaba ubicado cuarto, detrás de Argentinos Juniors.[11]

Al término del torneo de 1963, Colón (de pobre desempeño) transfirió a José Omar Pastoriza a Racing Club de Avellaneda, considerado en esa época como la mejor expresión futbolística de la entidad y con un venturoso porvenir. El presidente Italo Giménez, en un verdadero esfuerzo económico para formar un equipo competitivo y retornar al principal torneo de ascenso afista, incorporó a cinco paraguayos: el arquero Juan Luis Pérez; los defensores Juan Bareiro y Ediberto Pérez; el volante defensivo Cilenio López; el delantero central Fernando López -hermano del anterior- y Luis Cabaña, insider izquierdo. También logró el concurso, entre otros futbolistas, del goleador de Sanjustino Norberto Serenotti y del delantero local Demetrio «Ploto» Gómez.

Colón pretendía el retorno a una división superior y contaba -por su popularidad- con el apoyo del gobernador de Santa Fe, Dr. Aldo Emilio Tessio, lo que posibilitó que su presidente Italo Giménez iniciara gestiones ante el delegado interventor en AFA, Francisco «Pancho» Perette (ex jugador de Atlético Paraná, titular de la Liga Paranaense por cuatro décadas y hermano del vicepresidente de la Nación, Dr. Carlos Humberto Perette) para concretar una «re estructuración de Primera B».

La decisión se adoptó en una asamblea extraordinaria de la AFA que decidió ascender a nueve instituciones. Hubo un gran hacedor de aquella gesta: Italo Pedro Giménez. De esta manera, Colón volvió a "Primera B", ante la alegría desbordante de sus hinchas y simpatizantes, que se volcaron a las calles para celebrar el acontecimiento, en una temporada donde no hubo descensos.

Colón vence al Santos FC de Pelé (1964)

Diario El Litoral, domingo 10 de mayo de 1964.

El domingo 10 de mayo de 1964, para festejar el ascenso a la Segunda División, Colón recibió al Santos FC de Pelé, que se encontraba de gira por nuestro país, el Santos estaba en su mejor momento (era bi-campeón del mundo y llevaba 43 partidos invicto). El 10 de mayo se jugó el encuentro, y el humilde Colón logró derrotarlo.

«A los 37 minutos del primer tiempo Péle puso en ventaja al Santos, pero en el segundo tiempo, a los 6 minutos, López marcó la igualdad, que se mantuvo hasta que a los 42 minutos Demetrio Gómez colocó un frentazo y el 2 a 1 final.

Colón formó con: J. L. Pérez, Bareiro y E. Pérez, Larpín, Sánchez y A. Poncio, L. López, Broggi, F. López, Cabaña y Serenotti.

Santos: Gilmar, Modesto y Geraldino, Lima, Zito y Joel, Peixinho, Almir Coutinho, Pelé y Pepe.

P.T.: 37 minutos gol de Pelé, para el Santos. S.T.: 6 minutos gol de Colón, F. López. 42 minutos gol de Colón, Demetrio Gómez.

Cambios en el segundo tiempo, en Colón, Gómez por Broggi. A los 34 minutos en el Santos, Ismael por Zito colocándose Lima como N° 5. Dos minutos después Rossi por Almir. Luego, en Colón, García por Serenotti.

Recaudación: $ 2.597.460. Récord para Santa Fe.»

Ese mismo año el Sabalero disputa dos partidos amistosos internacionales más. El primero el 30 de septiembre, derrota al Club Cerro de Montevideo por 3 a 0, y el segundo fue el 12 de diciembre, Colón vence a su homónimo de Montevideo por 2 a 1.

Colón campeón de Segunda División y primer ascenso a Primera División (1965)

Equipo Campeón de 1965: Nerbutti, Néstor Cardozo, Raúl Cardozo, Gisleno Medina, Sebastián García, Jorge Sanitá y Luis Tremonti, Orlando Medina, Néstor Canevari, Alfredo Oberti y Alejo Medina.
Festejo de la hinchada Sabalera al concretarse el primer ascenso a Primera División. 1965

Al año siguiente Colón se asegura el ascenso a Primera División. Para el torneo de Primera B de 1965 se dispuso la participación de 23 equipos, que jugaron a dos ruedas de partidos todos contra todos, con un total de 46 fechas y 44 encuentros por equipos. Pese a su inconveniente extensión, resultó ser un torneo bastante interesante. Hubo 2 ascensos (Colón y Quilmes) y ningún descenso. Colón fue el campeón y Quilmes obtuvo el segundo ascenso.[12]

Faltando diez fechas para el final del torneo, Colón estaba tercero, detrás de Quilmes y All Boys, y en la misma línea de Los Andes. La última derrota había sido a trece fechas del final, cuando Tigre le ganó en Victoria por 2 a 1. Pero las verdaderas chances aparecieron a cuatro fechas, cuando Colón igualaba la línea de Quilmes y Los Andes.

Llegó la victoria ante Central Córdoba, en Rosario, por 3 a 1, luego ante Defensores de Belgrano, en el Centenario, también por ese marcador.[13]

El martes 14 de diciembre de 1965 derrota a Español, en cancha de Atlanta por 1 a 0, con gol de Oberti a los 38 minutos del 2° tiempo. Cuatro días más tarde, en su cancha, derrota a Nueva Chicago 2 a 1, con goles de Orlando Medina y Oberti. Colón conseguía ese 18 de diciembre de 1965 el título de «Campeón del Torneo de Primera B», ascendiendo a Primera División.

El 6 de mayo de 1966 Colón jugó el primer partido de la máxima categoría de fútbol oficial organizado por la Asociación del Fútbol Argentino. Ese día, Pedro Medina marca el primer gol en la historia, a los 21 minutos del primer tiempo, enfrentando a Chacarita Juniors. La primera victoria en Primera División se logra en la 6° fecha. Fue de visitante, cuando en una sorprendente actuación derrota a Ferro 3 a 1.[14]

Un año más tarde, el 7 de enero de 1967, Colón juega en Montevideo contra la Selección de Uruguay, con quien empata 1 a 1. En aquel partido el arquero fue "la Polaca" Burtovoy, padre de Pablo Burtovoy, quien sería arquero de Colón en 1994. El gol Santafesino lo hizo Bustamante a los 12 minutos del segundo tiempo.

En ese mismo año, el 26 de marzo, Colón derrota al bi-campeón Mundial y último Campeón de América, Peñarol de Montevideo por 3 a 2.

Descenso a Primera B (1981)

Colón logró mantenerse 16 años consecutivos en Primera División, hasta que en el año 1981 desciende. En un recordado partido frente a Boca Juniors (el cual el equipo Sabalero jugó con una inusual camiseta a rayas celestes y blancas), en dicho partido Colón retiró su equipo de la cancha (le quedaban 9 jugadores) a los 34 minutos del segundo tiempo, disconformes por la actuación del árbitro Juan Carlos Loustau. Ese día Boca ganó 2 a 0 con goles de Escudero y Perotti. En ese equipo el 10 era Diego Maradona. A partir de que el Tribunal de Disciplina de AFA dispusiera la expulsión por muchas fechas de todos los jugadores que se retiraron voluntaria y anticipadamente del partido (circunstancia esta que les imposibilitaba jugar el resto del torneo), Colón quedó prácticamente sin chances serias para pelear su continuidad en la máxima categoría, pero su descenso recién se formalizaría algunas fechas después al perder con Huracán en el estadio Tomás Ducó.

El 1989 fue un año para el olvido debido a que Colón pierde con su eterno y clásico rival una final por el ascenso a Primera División. En 1993 se perdió nuevamente una final por el ascenso, ante Banfield, se recuerda mucho éste partido ya que Colón podría haber logrado el ascenso sin necesidad de jugar dicha final, lo único que necesitaba era ganarle a Chaco For Ever en la última fecha del torneo, y esperar que Unión al menos logre un empate con Banfield en la misma fecha. Colón logró su victoria ante Chaco For Ever, y Unión, luego de ir ganando 1 a 0, terminó perdiendo ante Banfield por 2 a 1. Varios jugadores de Unión declararon haber sido amenazados violentamente por su hinchada en el entretiempo de aquel partido para evitar que ganaran, y así imposibilitar que Colón ascendiera directamente, obligándolo a jugar aquella final de desempate que tendría como ganador y ascendido a Banfield.

«Juan Bava, árbitro de dicho encuentro relata: "Los barrabravas de Unión habían amenazado al plantel y los futbolistas me dijeron en mitad de cancha que estaban presionados, que les iban a pegar. Y vi que los muchachos de Unión jugaban amargados."»[15]

Segundo ascenso a Primera División (1995)

Equipo del ascenso 1995: Unali, Ibarra, Leo Díaz, Ameli, Kobistij, Kuzemka, Javier López, Solbes, Miguel Ángel Gambier, Gabriel Gonzáles, Uliambre.

El Sabalero debía pelear hasta las últimas instancias para poder ascender. Tras pelear numerosos octogonales con chances infinitas siempre llegando como favorito, al final Colón tuvo «su año».

Gabriel "el loco" Gonzales y Miguel Ángel Gambier, pilares fundamentales para el ascenso de 1995.

El 28 de diciembre de 1992, José Vignatti asumió a la presidencia y dio otra cara a los problemas institucionales que reinaban en el Club. A fines del torneo 93/94 se contrató a Nelson Pedro Chavay, hombre indicado para lleva adelante el proyecto hecho por Vignatti. Juntos, contrataron a la mayoría de los jugadores: Gambier, González, Uliambre, Unali, Kuzemka.

El único objetivo era ascender, sea como sea. Colón tuvo un par de tropezones durante el torneo, como la derrota frente a Estudiantes por 1 a 0 y por 5 a 1 en La Plata, pero estos no opacaron el sueño de miles de hinchas por lograr la tan ansiada vuelta a la Primera categoría del Fútbol Argentino.

La final del torneo depositó una vez más a Colón, en una buena posición detrás de Estudiantes, nuevamente los hinchas recordaron los pasados 14 años sin poder ascender, y temían que ese año pase lo que siempre ocurría: llegar como favorito y luego caer en las últimas fechas. Pero en éste torneo no pasaría lo mismo, Colón se había afirmado con innumerables chances de ascenso y tenía un plantel con grandes jugadores de mucha experiencia.

Se disputó un «torneo reducido» entre los equipos del segundo al octavo puesto de la tabla general (Colón quedó ubicado en el 3° puesto, detrás de Estudiantes y Atlético de Rafaela), a los que se agregó Atlanta por ser el campeón del torneo de Primera B. El reducido tuvo modalidad de eliminación directa con partidos de ida y vuelta.

La primera fase fue contra All Boys, tanto el partido de ida como el de vuelta terminaron en empate, pero salió favorecido Colón por la mejor posición dentro de la tabla. La siguiente fase fue ante Godoy Cruz de Mendoza, el partido de ida en Mendoza fue un aburrido 0 a 0 y el partido en Santa Fe tuvo una superioridad numérica para los Sabaleros por 5 a 0 en un partido brillante. De esta manera Colón llegó a la final del octogonal, frente suyo tenía a San Martín de Tucumán.

El sábado 29 de julio de 1995, justo cinco días antes de cumplir los 14 años desde su despedida del fútbol grande de los domingos y pagando las deudas del pasado, Colón asciende a la Primera División, derrotando a San Martín de Tucumán 3 a 1 de local (y habiendo ganado 1 a 0 de visitante). Es muy recordado el gol en Tucumán de Adrián Marini, que desde la punta del área clavó un golazo al ángulo, para el festejo los más de 6 mil hinchas Sabaleros que acompañaron a su equipo hasta Tucumán.

Ese año Colón contaba con un gran equipo, entre ellos estaban Miguel Ángel Gambier, Gabriel González Chaves, Hugo Ibarra, Pedro Uliambre, Adrián Marini, entre otros. Y el técnico era el uruguayo Chabay.

Los festejos por el ascenso se extendieron en todo Santa Fe durante un largo tiempo, la ciudad se vistió nuevamente de rojo y negro. El hincha sabalero jamás olvidara aquella vuelta a primera división.[16]

Colón sub-campeón 1997

El Torneo Clausura 1997 fue uno de los más parejos que tuvo el fútbol argentino, porque el mismo lo disputaron mano a mano River Plate y Colón de Santa Fe, quienes se enfrentaron un 11 de mayo de ese año por la fecha 11° del campeonato que finalmente se quedarían los de Núñez y que tendría como escoltas a los de Santa Fe con 35 puntos. Sin embargo, en esa jornada la victoria fue de Colón, quienes se llevaron un triunfo estupendo por 5 a 1, con dos tantos de Cristian Castillo y tres de Marcelo Saralegui. El descuento del conjunto de Núñez fue de Enzo Francescoli, quien formaba parte del plantel que en ese año se quedaría con la Supercopa.

El torneo finalizó un 13 de agosto y marcó una nueva consagración de River Plate, que antes de la última jornada se quedó con el título, tras alcanzar los 41 puntos y sacarle seis de ventaja a Colón de Santa Fe, que hizo una gran campaña y que terminó como el sub-campeón.

Fue la vez que el «Negro» estuvo más cerca de obtener el campeonato máximo del fútbol nacional, no pudo ser, pero el equipo de "Pancho" Ferraro permanecerá en la historia como uno de los mejores que pasaron por Santa Fe.[17]

Copa Conmebol 1997

Los 2 representantes en la Copa Conmebol 1997 fueron, sucesivamente, los equipos mejor ubicados en la tabla final de posiciones 1996/97, excluidos los 2 representantes a la Copa Libertadores de América de 1996. Uno de ellos debía ser del interior del país, a cuyos fines se debió considerar como tales las plazas con jurisdicción fuera de la Provincia de Buenos Aires. Los dos descensos se operaron por el promedio de puntos de las temporadas 1994/95, 1995/96 y 1996/97.

El 28 de agosto de 1997 fue el debut internacional en Copas para Colón, en el Estadio Nacional de Chile, donde enfrento a la Universidad de Chile. Esa noche Colón cayó 2 a 1, el gol para el "Negro" lo marco Adrián Gorostidi casi sobre el final, dándole una luz de esperanza al equipo y un grito de desahogo a las 1000 almas Sabaleras que llegaron a Chile.

El jueves 4 de septiembre de 1997 la «U» visitó el Cementerio de los Elefantes. En un partido muy emotivo, Colón logró ganar por 2 a 1 y así llevar al partido a una definición por penales, donde apareció la figura de Leo Díaz, tapándole un penal a Galdames para darle el pase a Colón a la siguiente fase.

Colón avanzó hasta las semifinales donde se enfrentó contra Lanús. En Santa Fe cayó por 2 goles, y en el sur del Gran Buenos Aires el partido terminó empatado en 1, dejando al club Colón de Santa Fe con el 3° puesto de esta copa.

Marcelo Saralegui, convirtió 2 goles en el 5 a 1 contra River en 1997, y en 1998 marcó el gol contra Independiente que le permitió a Colón jugar por primera vez la Copa Libertadores.

Copa Libertadores 1998

Los ganadores del Apertura 1996 y Clausura 1997 fueron los representantes argentinos en la Copa Libertadores de América 1998. Debido a que River Plate ganó los dos torneos de la temporada, los equipos que finalizaron en la segunda colocación de cada uno de ellos ( Independiente y Colón de Santa Fe), jugaron un partido para determinar el segundo equipo argentino que debía participar en la Copa Libertadores de América.

Colón debió, entonces, jugar una eliminatoria contra Independiente de Avellaneda, para ver quién de los dos entraría al certamen sudamericano. Dicho encuentro se jugó en Buenos Aires, en cancha de Lanús, en diciembre de 1997.

La escapada del «Bichi» Fuertes por derecha, en jugada de contragolpe, el posterior centro y el gol del uruguayo Marcelo Saralegui, volvieron a inscribir una fecha clave en la historia de Colón: el 4 de diciembre de 1997, Colón le ganó a Independiente 1 a 0 y logró el pasaporte a jugar por primera vez la Copa Libertadores de América.[18]

Colón formó con: Leonardo Díaz, Hugo Ibarra, Luis Medero, Rodríguez Peña y Dante Unali, Adrián Marini, Castagno Suárez, Gordillo y Marcelo Saralegui, y adelante con Esteban Fuertes y Cristian Castillo. El D.T. fue Orlando Medina. Sobre el final del partido hubo 4 expulsados: Fuertes, Saralegui, Garnero y Guerrero. Colón logró avanzar hasta los cuartos de final, donde cayó ante River Plate por 2 a 1 en la ida y 3 a 1 en la vuelta.

Subcampeonato del 2000

La tarde del domingo 12 de marzo de 2000 será imborrable para los hinchas Sabaleros, quienes disfrutaron de un categórico triunfo sobre su clásico rival de todos los tiempos por 4 goles contra 0, en un juego soñado, histórico e inolvidable, que pudo haberse definido por cifras más abultadas si se lo hubiese propuesto el dueño de ese juego. Colón liquidó el pleito en el primer cuarto, con un fútbol de alto vuelo, con la manija del internacional Chileno, el «Huevito» Valencia (venía de ser campeón con la «U»), un armador de lujo; la jerarquía y potencia del Uruguayo Delgado; la rapidez e inteligencia del experimentado Enría y la potencia goleadora del siempre vigente «Bichi» Fuertes, goleador absoluto de dicho certamen.

El Litoral tituló: «Al límite de la deshonra», apuntando a que «fue demasiado de Colón para tan poco de Unión». En fotografía apaisada donde los futbolistas locales celebraban la tercera conquista, el epígrafe precisaba que «lo parejo se hizo desparejo: al clásico llegaron con marcado equilibrio, pero la realidad mostró todo lo contrario», sosteniendo que «la diferencia habría sido mayor, si Colón se lo hubiera propuesto».[19]

Al final del Torneo Clausura 2000, el Sabalero se ubicó en la segunda posición del torneo de Primera División, junto con Independiente (36 puntos). Este equipo, dirigido por Osvaldo Piazza, dio cátedra de fútbol en muchos partidos, con jugadores de categoría como Esteban Fuertes, Claudio Enría, "la cabra" Delgado, entre otros. Además, con 17 tantos, el Bichi Fuertes se consagró como el goleador del torneo.

En el año 2001, Colón terminó en el cuarto puesto con 32 puntos, detrás de Racing de Avellaneda (42 puntos), River Plate (41 puntos) y Boca Juniors (33 puntos). Este equipo contó con figuras como Morales Santos, Claudio Graf, Martín Romagnoli recién surgido de las divisiones inferiores, junto con Alejandro Capurro y César Carignano.

Un ejemplo a seguir: De la quiebra a club modelo (2001)

En el año 1992, Colón se encontraba en convocatoria de acreedores, con una deuda estimada en 3 millones de dólares, tenía solamente 2 500 socios y naufragaba en la intrascendencia deportiva, pues el equipo de fútbol jugaba en la Primera B Nacional. Nueve años después, la institución registró un superávit de $ 194 406,52 dólares en su último balance -cerrado el 30 de septiembre de 2000, poseía 10 000 asociados y además tenía una reserva bancaria de $ 2 044 406,52 para futuras compras o problemas no previstos.

El culpable de esta fantástica recuperación fue José Néstor Vignatti, presidente de la entidad Santafecina desde 1992 hasta el 2004. Este hombre dedicado a los negocios agropecuarios, cuando asumió su mandato, puso 350 000 dólares de su bolsillo para levantar un pedido de quiebra. Luego, aplicó a rajatabla una política de austeridad económica, con un control absoluto de las cajas chica y grande del club. Y esto es literal: «se cuenta que había que pedirle permiso hasta para sacar una fotocopia».

Apoyado en la innata convocatoria del equipo, el club comenzó a levantarse. En ese entonces Vignatti llamaba a los acreedores y les decía: «Le debemos diez, hoy pueden cobrar cinco. ¿Aceptan?». Y ante la posibilidad de quedarse sin nada, la mayoría daba el sí. En realidad, a la hora de marcar las virtudes de la dirigencia encabezada por Vignatti se coincide en dos características: palabra y cuidado. «A Vignatti lo defino como un negociante, regateador, capaz de pelearte hasta el café. Pero cuando promete, cumple.» Más que explícitas las palabras del defensor Pablo Morant.

La batalla económica fue acompañada por el espaldarazo deportivo. El primero fue el ascenso obtenido el 29 de julio de 1995. El segundo, la gran campaña del equipo de Francisco Ferraro, que terminó en el Subcampeonato del Clausura '97, con la posterior clasificación para la Copa Libertadores del año siguiente. Por esto, el Club empezó a crecer más y más.

Se construyeron con hormigón las tribunas sur y este, que también fueron ampliadas. La conscripción de socios creció hasta llegar a los 12 000 en el pico del éxito deportivo. En el 2001 el Estadio Brigadier López se encontraba en una etapa de remodelación total. «Es una modificación más cualitativa que cuantitativa», explicó Francisco González, del estudio Otto Papis y Asociados.

El crecimiento se posibilitó, en parte, con las excelentes ventas que hizo Colón: Cristian Castillo, Hugo Ibarra y Esteban Fuertes, jugadores que llegaron por mucho menor costo de lo que se embolsó por la transferencia.

A raíz de algunos problemas personales, en el año 2001, José Vignatti renunció a la presidencia y mantuvo una licencia por tiempo indeterminado en su cargo, se alejó del club y mantuvo un silenzio stampa. «Perdí a dos seres queridos: uno es de mi familia y el otro es Colón», dijo Vignatti por entonces. La Comisión Directiva no le aceptó la dimisión y le dio licencia por tiempo indeterminado.

Así, cuando podían, los dirigentes lo utilizaban como asesor de lujo para la toma de decisiones. Eugenio Marcolin, explicó la política del club: «Se ha fijado siempre un presupuesto que se ha cumplido con rigurosidad. Y estamos creciendo en rubros que antes no se habían explotado, en algo tan importante como la publicidad estática. Además, consideramos fundamental mantener el caudal societario. Lo principal es tener el equilibrio».

Es más, por aquella época, la AFA había entregado un crédito para los clubes con deudas adelantando derechos de la TV. Colón lo rechazó. «El camino es mantener los recursos en cada ejercicio», dijo Marcolin. Y sigió la fórmula del éxito conocida en todo Santa Fe: Colón + Vignatti = austeridad.[20]

Copa Sudamericana 2003

Al terminar el Torneo Apertura 2002 en la 6° posición con 28 puntos, y habiendo logrado una temporada en la que cosechó 57 en total, el Sabalero se clasificó para participar de la última Copa Internacional que le faltaba disputar, la Copa Sudamericana.

Dirigido por el "Patón" Bauza, a Colón le tocó enfrentarse en la primera rueda contra Club Atlético Vélez Sársfield. El primer partido se disputaría con el Sabalero en condición de local. En el Cementerio de los Elefantes, Colón logró una abultada victoria por tres a uno, marcando uno Giovanny Hernández, y un doblete de Javier Delgado. Un resultado similar se vería en Liniers, pero esta vez goleando: un gol del Cari, otro del negro Martínez, y dos del Bichi Fuertes, sentenciaron un cuatro a uno que ponía al negro en la próxima fase.

Luego, en la segunda ronda, Colón debió cruzarse con uno de los grandes: Boca Juniors. En el partido de ida, logró un empate (1 a 1) convertido por Gustavo Savoia a los 90 minutos, ante los entonces dirigidos por Carlos Bianchi. En gol boquense lo convirtió Pedro Iarley. Pero en la vuelta, que se jugó en Salta, se terminaría el camino Sabalero luego de perder el partido por 2 a 1, así Colón debió despedirse su tercer participación internacional. El gol del Sabalero lo convirtió Cesar Carignano, definiendo al ángulo del segundo palo.

Esta última participación, dejó 13° al sabalero, en la clasificación de clubes argentinos de la Conmebol. Las figuras de este equipo fueron el colombiano Giovanni Hernández, Martín Romagnoli, César Carignano y la vuelta del «Bichi» Fuertes. Colón logró terminar el Torneo Clausura 2003 también en la 6° posición con 29 puntos. En estos campeonatos se destaca la participación de César Carignano, quien marcó 11 tantos, quedando como segundo goleador.

Un dream team con Alfio Basile (2004)

En el año 2004, asume como director técnico Alfio Basile, y el equipo se refuerza con figuras como Gerardo Bedoya, Daniel Díaz, Ariel Garcé, Freddy Grisales, Darío Gandín, Raúl Estévez, Franco Cángele y Cristian Ledesma, pero pese a que el equipo mostró un fútbol exquisito, únicamente comparado al equipo de Huracán del 2009. Una vez terminada la temporada, Alfio Basile continua su camino como director técnico de Boca Juniors, para luego convertirse en el DT de la Selección Argentina de fútbol. Este echo enfureció a los hinchas de Colón, ya que esperaban que el técnico terminara su contrato, hasta junio. Antes de éste incidente era una persona muy querida por los hinchas.

Tercer lugar y Copa Libertadores 2010

Pos Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC Dif
Banfield 41 19 12 5 2 25 11 14
Newell's Old Boys 39 19 12 3 4 26 15 11
Colón 34 19 10 4 5 27 16 11

Esta tabla fue utilizada como clasificatoria para la Copa Libertadores 2010.

Pos Equipo Cl 09 Ap 09 Pts PJ PG PE PP GF GC Dif
Vélez Sarsfield (*) 40 34 74 38 21 11 6 58 34 24
Lanús 38 31 69 38 20 9 9 58 43 15
Colón 34 34 68 38 20 8 10 56 35 21
Clasificados a la segunda fase.
Clasificados a la primera fase.

Colón debió enfrentarse en la Primera Fase contra el equipo Universidad Católica de Chile. El partido de ida se disputó de local en el Estadio Brigadier López y lo ganó Colón por 3 a 2. La vuelta se jugó en Chile, donde el equipo Santafecino cayó por 2 a 3, lo que llevó a una definición desde el punto penal donde finalmente fue victoria para el equipo Chileno (3-5).

Subcampeonato 2011 y Copa Sudamericana 2012

El Sabalero termina segundo en el Apertura 2011, ya que Racing debía ganar o empatar con Vélez para consagrarse como el único sub-campeón, pero perdió y no sumo ningún punto, terminando con 31. De esta manera, Racing, Vélez, Belgrano y Colón fueron los subcampeones.

Para clasificarse directamente a la Copa Sudamericana, Colón debía ganar su último partido por al menos cinco goles, para alcanzar la diferencia de gol de Argentinos Juniors, pero no pudo hacerlo ante Banfield, ya que sólo ganó 4-1. Debido a ésto, el Sabalero debía esperar que Arsenal pase el repechaje y se clasifique a la Copa Libertadores (dejando un nuevo cupo en la Sudamericana) o que Tigre juegue la Promoción.

Eran las primeras horas del primer día de febrero cuando en distintos puntos de la ciudad comenzaron a escucharse bombas de estruendo. Para los desprevenidos que no entendían el motivo, eran los hinchas de Colón que festejaban el empate de Arsenal de Sarandí en Perú. ¿Por qué? Porque ese resultado les otorgó la posibilidad de disputar la Copa Sudamericana, en el segundo semestre de 2012.[21]

Para los Sabaleros, esta fue la quinta disputa de una copa internacional en su historia. Superó la Segunda Fase derrotando a Racing Club de Avellaneda por 3 a 1 de local y por 2 a 1 en el Cilindro de Avellaneda. Colón avanzó hasta octavos de final, donde debió jugar contra Cerro Porteño de Paraguay, cayó por 2 a 1 en el Brigadier López y fue también 2 a 1 en «La Olla».

El sexto mejor de la Argentina (2012)

En el año 2012, la IFFHS (Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Fútbol) dio a conocer su ranking y colocó a Boca Juniors como el cuarto mejor del mundo, apenas un punto abajo del Real Madrid. El club Vélez Sarsfield se ubicó en el puesto 11º y el siguiente fue Arsenal (47º). Colón quedó posicionado en el puesto 111°, convirtiéndose así en el 6° mejor equipo de la Argentina, por encima del resto de los grandes ( Independiente, San Lorenzo, Racing y River).

La última Copa Sudamericana fue la que logró que Colón ascendiera a ser el 111° mejor del mundo (compartiendo el puesto con el São Paulo de Brasil) luego de haberse ubicado en el 257° a principios del mismo año. El primer lugar en este ranking fue para el Barcelona, segundo la Universidad de Chile y tercero el Real Madrid.[22]

La crisis institucional y el descenso al Nacional B (2013-2014)

Luego de una mala campaña con Rubén Forestello como técnico, quién deja su cargo tras 5 derrotas consecutivas, Mario Sciacqua se hace cargo del equipo pero no logra levantar a Colón en el campeonato y se aleja del Club luego de la derrota ante Olimpo por 1 a 0 en la última fecha.

Una nefasta dirigencia del club, presidida por el Dr. Germán Lerche, desemboca en una profunda crisis. La FIFA oficializa el descuento de 6 puntos a Colón, debido a una deuda de 600 mil dólares que mantenía la insitución con el Atlante de México por el pase de Juan Carlos Falcón en la temporada 2007/ 2008; esta medida, para finales del año 2013, dejó a Colón en la zona de descenso.[24]

Se realizan elecciones anticipadas en el club, y el 23 de diciembre de 2013, Eduardo «Lalo» Vega (ex médico del plantel) asume como nuevo presidente de Colón de Santa Fe, al adjudicarse las elecciones con el 68% de los votos. Para el inicio del Torneo Final 2014, Diego Osella toma el mando del equipo con ayuda de Julio César Toresani y construyen un Colón repleto de jugadores juveniles, ya que los de mayor experiencia abandonaron el club por diferentes motivos. Además, por falta de dinero, el club tuvo que desprenderse de dos jugadores juveniles de 15 años, vendiéndolos al club Boca Juniors por tan solo 2 millones de pesos[26] ( Julián Chicco y Matías Roskopf)

Nombre Forma Destino
Ronald Raldes Libre Oriente
Rubén Ramírez Libre Audax
Iván Moreno Libre Liverpool
Bruno Urribarri Libre River Plate
Oscar Carniello Libre Everton
Luciano Leguizamón Rescisión Everton
Facundo Callejo Préstamo Gimnasia (J)
Sebastián Prediger Libre Baniyas
Lautaro Toresani Libre Alumni
Germán Lessman Préstamo Sportivo R. (VT)
Lucas Mugni Traspaso Flamengo

Así mismo, Colón logra una muy meritoria campaña de 30 puntos. Pero no alcanzó para mantener al club en la máxima categoría del fútbol Argentino (necesitaba al menos 31 puntos), el equipo de Osella finaliza el campeonato en la séptima posición a siete puntos del campeón River Plate.

El 24 de mayo de 2014, en un partido de desempate por la permanencia frente a Atlético de Rafaela (quien terminó el campeonato con el mismo promedio que Colón, disputándose la última plaza del descenso) en el estadio de Central de la ciudad de Rosario y ante la presencia de casi 20000 sabaleros, Colón pierde la categoría al caer por 1 a 0. Descendiendo así a la Primera B Nacional después de 19 años de permanencia en la Primera División.

El salvataje deportivo (2014)

En septiembre del 2014 el juez Gustavo Ríos, determinó la creación de un órgano fiduciario que se encargue por 3 años de liquidar el pasivo del Club Colón de Santa Fe, lo que le permitiría al Sabalero continuar con sus actividades. De esta manera, los bienes de la entidad rojinegra quedaron resguardados en un fideicomiso de administración.

El juez designó a las tres personas que integran el órgano fiduciario de Colón, quiénes controlan y autorizan gestiones a la comisión directiva como parte de sus funciones en el salvataje deportivo. Cianni fue el contador designado y Capodano el abogado, mientras que Albizzatti fue el tercer integrante, quien estaría en forma provisoria hasta tanto la provincia designare el experto en gestión deportiva.

Cianni y Albizzatti ya habían ocupado cargos directivos en la institución durante otras gestiones, y en el caso del primero, estuvo trabajando en la comisión que se formó para estudiar y confeccionar el último balance.[27]

Tercer ascenso a Primera División (2014)

La espera para volver a Primera División se hizo muy corta. La AFA decide realizar una reestructuración del campeonato de Primera División del 2015, se propuso que el número de equipos participantes de dicha competición aumente de 20 a 30.[29] Se disputó un torneo de 6 meses, donde los equipos participantes fueron divididos en dos zonas, permitiendo el ascenso de los primeros 5 equipos de cada zona, Colón fue colocado en la "Zona A".

El equipo hizo una buena campaña que lo tuvo como protagonista en su zona, se mantuvo en los puestos de ascensos durante todo el campeonato. Pero tres fechas sin sumar puntos en la recta final (una por quedar libre) provocaron el alejamiento de Diego Osella, su lugar en el banco fue tomado por Reinaldo Merlo. El final del torneo fue muy parejo y faltando solo cuatro partidos para concluir, Colón necesitaba cosechar al menos 7 puntos para lograr su objetivo, solo debía ganar la penúltima fecha de visitante o esperar a una difícil definición en la última de local.

Más de 4 mil Sabaleros acompañaron al equipo en el penúltimo partido contra Douglas Haig en Pergamino, llenando las tribunas visitantes (como hinchada «neutral»[30] ), pero el equipo comandado por «Mostaza» Merlo no pudo llevarse una victoria (cayendo por 1 a 0) y tuvo que esperar hasta la última fecha.

El domingo 7 de diciembre del 2014 fue una fecha que ningún hincha de Colón podrá olvidar, en un estadio Brigadier López totalmente repleto se jugó un partido decisivo contra el equipo Boca Unidos de Corrientes, ni a Colón ni a Boca Unidos les servía el empate y solo el ganador de dicho partido se llevaría el boleto a Primera División.

Con un gol de Lucas Alario de penal (80') y dos de David Ramírez (91' y 98'), luego de 6 meses de haber descendido, Colón logró el objetivo de volver a Primera División.

Other Languages