Clorinda Matto de Turner

Clorinda Matto de Turner
Clorinda Matto de Turner.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Grimanesa Martina Mato Usandivaras
Nacimiento 11 de noviembre de 1852
Paullu, distrito de Coya, provincia de Calca, departamento del Cuzco, Flag of Peru.svg Perú
Fallecimiento 25 de octubre de 1909
Buenos Aires, Flag of Argentina.svg  Argentina
Nacionalidad Peruana
Familia
Padres Grimanesa Concepción Usandivaras Gárate y Ramón Matto Torres
Cónyuge Joseph Turner (1871-1881)
Información profesional
Ocupación Escritora
Género Novela Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Grimanesa Martina Matto Usandivaras de Turner, más conocida como Clorinda Matto de Turner ( Cuzco, Perú, 11 de noviembre de 1852- Buenos Aires, 25 de octubre de 1909) fue una destacada escritora peruana, fundadora del género de la novela indigenista.

Es considerada como una de las precursoras de la novela hispanoamericana junto a Juana Manso, Mercedes Marín, Rosario Orrego, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Julia López de Almeida, Juana Manuela Gorriti y Mercedes Cabello de Carbonera, entre otras.[1] Inspiró grandemente a mujeres en todas partes por su escritura subversiva y en favor de los indígenas; fue una mujer independiente, autodidacta en física, historia natural y filosofía.

Biografía

Nació en el Cusco el 11 de noviembre de 1852 en la casa de la familia Matto en la hacienda Paullu Chico, distrito de Coya, provincia de Calca en el departamento de Cusco y fue bautizada en la Parroquia del Sagrario de la Catedral de Cusco, el 30 de diciembre de 1852, bajo los nombres de Grimanesa Martina, aunque más tarde ella misma usaría el nombre de «Clorinda», con el que se le conoció a lo largo de su vida. Hija de Ramón Mato Torres y Grimanesa Concepción Usandivaras Gárate. Su abuelo paterno era Manuel T. Matto, natural del Cusco, Magistrado vocal de la Corte Superior de Justicia del Cusco, literato y jurista; por la línea materna Juan José Usandivaras, natural de Salta en Argentina, y Manuela Gárate, natural del Cusco. Es de notar que su apellido Matto tenía variantes entre sus ancestros. El nombre legal de su padre era Mato, y así aparece registrada Clorinda en su partida de bautismo; sin embargo ella posteriormente convirtió Matto (con doble t) en su nom de plume. Se sabe también que algunos de sus antepasados firmaban como Matos.[2]

En la hacienda de sus padres tuvo oportunidad de observar la vida campestre, y aprendió a hablar el quechua. Cursó estudios primarios en el Colegio de Nuestra Señora de las Mercedes en la ciudad del Cusco, que interrumpió a la muerte de su madre. A partir de entonces tuvo que hacerse cargo de sus hermanos menores, Ramón Segundo, Ramón Daniel y Ramón Hermenegildo Matto Usandivaras. Quería irse a los Estados Unidos a estudiar medicina, pero su padre no se lo permitió.

En 1871 se casó con el comerciante, médico y hacendado británico Joseph Turner y se fue a vivir con él al pueblo andino de Tinta, instalándose en una casa-quinta. Al morir su marido diez años después, en 1881, la viuda se vería enfrentada con serios problemas económicos, ya que abogados y jueces corruptos le harían perder gran parte de su herencia.

En 1876 Clorinda Matto fundó la revista El Recreo, en la que publicaron autores famosos de su tiempo como Juana Manuela Gorriti, Ricardo Palma, Rufino José Cuervo o Fernán Caballero. Dejó el proyecto un año después, por razones de salud, y se trasladó a Arequipa. El mismo año de 1877 participó en una de las tertulias de Juana Manuela Gorriti, las famosas «veladas literarias» que ella continuaría más tarde. En Arequipa asumió el puesto de redactora en jefe del diario La Bolsa (1884-1885). En 1884 publicó Elementos de Literatura Según el Reglamento de Instrucción Pública Para Uso del Bello Sexo. Ese mismo año estrenó su tragedia Hima-Sumac ó El secreto de los Incas. Drama histórico en tres actos y en prosa en Arequipa, que tuvo poco éxito y sólo se representó una vez más, en Lima en 1888, donde Clorinda Matto se había establecido en el año de 1886. En la capital peruana, fue incorporada a las instituciones culturales más importantes, como el Ateneo o el Círculo Literario.

En 1886 salió también su estudio biográfico Doctor Lunarejo acerca de Juan de Espinosa Medrano del Cuzco, quien había publicado dramas en quechua en el siglo XVII. En 1889 asumió la jefatura de redacción de El Perú Ilustrado en Lima, casi al mismo tiempo que aparecía su primera novela, Aves sin nido, que la haría tan famosa. Esta novela fue controversial porque narra la historia de amor entre un hombre blanco y una bella mujer mestiza, quienes no pudieron casarse al descubrir que eran hermanos, hijos de un mismo padre, un sacerdote mujeriego, abordando así la inmoralidad sexual de los clérigos de esa época. A raíz de esta publicación y la de un relato supuestamente sacrílego del escritor brasileño Henrique Coelho Netto en El Perú Ilustrado, la Iglesia Católica inició una campaña en contra de Clorinda Matto; fue excomulgada y las masas populares instigadas por el clero asaltaron su casa, incendiaron su efigie y quemaron sus libros, que fueron prohibidos. Estos fueron momentos muy difíciles en su vida, y no fueron muchos los que se atrevieron a defenderla y apoyarla públicamente. Ella hace especial mención a tres amigos a quienes les dedica su novela Índole diciendo: "A mis queridos amigos y colegas Ricardo Palma, Emilio Gutiérrez de Quintanilla y Ricardo Rossel".[3] Este último se presentó ante la Cámara de Diputados para expresar su mas enérgica protesta por los abusos cometidos en contra de Clorinda Matto y su familia:

Vengo en fin a ejercer un derecho y a cumplir un deber, protestando energicamente contra los actos públicos instigados por las autoridades eclesiásticas i tolerados por las autoridades políticas del Cuzco, contra el honor, la propiedad i la vida de la inteligente i distinguida escritora Clorinda Matto de Turner i su respetable familia. Vengo finalmente a pedir que se oficie por la H. Cámara al Señor Ministro de Gobierno, para que informe a la mayor brevedad posible sobre las medidas que ha tomado para castigar a los culpables de aquellos actos, en desagravio de la ley escarnecida y del orden público turbado.

Ricardo Rossel. Lima, 10 de octubre de 1890

En 1891, renunció a su puesto para que se levantara la censura contra El Perú Ilustrado y se fue al extranjero por algún tiempo, visitando la exposición mundial de Chicago. En 1892 fundó junto con su hermano, el doctor David Matto, la imprenta «La Equitativa» en Lima, donde trabajaban únicamente mujeres y se editaba el periódico Los Andes. Desde sus páginas, Clorinda Matto defendió al gobierno de Andrés A. Cáceres, con el que había entablado amistad durante la Guerra del Pacífico (1879-1883). En 1894 estalló la revolución cívico-demócrata encabezada por el caudillo Nicolás de Piérola. En 1895 las tropas de Piérola ocuparon Lima, destruyendo la casa y la imprenta de los hermanos Matto. Cáceres renunció a la presidencia y partió al exilio.

El 25 de abril de 1895 Clorinda salió de Lima y se fue al exilio a Buenos Aires, pasando por Valparaíso, Santiago de Chile y Mendoza. No volvería a su patria. Se ganó la vida impartiendo clases en la Escuela Normal de Profesoras, así como en la Escuela Comercial de Mujeres, y trabajando como periodista. Fundó la revista Búcaro Americano, en la que publicaban escritores como Ricardo Palma, Amado Nervo, Rubén Darío o Leopoldo Lugones, y colaboró en otros medios, como La Nación, El Tiempo y La Razón. Como primera mujer ingresó en el Ateneo de Buenos Aires, en 1895. Se recuerda también que en la capital argentina ayudó a la joven Aurora Cáceres Moreno, hija del presidente Andrés A. Cáceres y también escritora.

Hacia el final de su vida emprendió viajes por España, Francia, Italia, Alemania e Inglaterra, donde se encontró con representantes de diversas organizaciones femeninas y feministas.

Murió en Buenos Aires el 25 de octubre de 1909. Sus restos mortales fueron repatriados en 1924, a raíz de una resolución del Congreso peruano, y fueron sepultados en el mausoleo de la familia Matto, en el Cementerio Presbítero Maestro.

Other Languages