Climatología

El mundo según Ptolomeo, de acuerdo con la interpretación de Johannes de Armsshein de 1482, donde se muestran las zonas climáticas de la superficie terrestre separadas por paralelos de latitud.

La climatología[1] es la ciencia o rama de las ciencias de la Tierra que se ocupa del estudio del clima y sus variaciones a lo largo del tiempo cronológico. Ha sido un asunto del que se había ocupado la geografía desde sus comienzos: Claudio Ptolomeo, en su libro Geographia, dedica un tercio de este a la variación zonal de los climas en la superficie terrestre.

Aunque utiliza los mismos parámetros que la meteorología (ciencia que estudia el tiempo atmosférico), su objetivo es distinto, ya que no pretende hacer previsiones inmediatas, sino estudiar las características climáticas a largo plazo.

De las condiciones atmosféricas dependen muchas actividades humanas, desde la agricultura hasta un simple paseo por el campo. Por eso se ha hecho un esfuerzo ingente por predecir el tiempo tanto a corto como a medio plazo.

Cuando una comarca, ciudad, ladera, etc. tiene un clima diferenciado del clima zonal se dice que es un 'topoclima'; este se caracteriza por estar mayormente afectado por el estado local del resto de los factores geográficos ( geomorfología, hidrografía, etc.). Además, se llama microclima al que no tiene divisiones inferiores, como el que hay en una habitación, debajo de un árbol o en una determinada esquina de una calle. Determina de manera fundamental, las características principales de la arquitectura bioclimática.

El clima tiende a ser regular en períodos muy largos, incluso geológicos, determinando de gran manera la evolución del ciclo geográfico de una región, lo que permite el desarrollo de una determinada vegetación y un tipo de suelos determinados por la latitud, es decir, suelos zonales. Pero, en períodos geológicos, el clima también cambia de forma natural, los tipos de tiempo se modifican y se pasa de un clima a otro en la misma zona.

El tiempo y el clima tienen lugar en la atmósfera. Para definir un clima es necesaria la observación durante un lapso largo (la Organización Meteorológica Mundial estableció periodos mínimos de treinta años, pero hay autores que creen que deben ser más largos, de cien o superiores, para registrar las variaciones de forma suficiente). Las observaciones de temperatura, presión atmosférica, vientos, humedad y precipitaciones, así como el tipo o tipos de tiempo que se recogen en las estaciones meteorológicas. Con estos datos se elaboran tablas de valores medios que se trasladan a climogramas, representaciones gráficas de la variación anual de temperatura y precipitaciones, como variables principales.

Other Languages
العربية: علم المناخ
azərbaycanca: Klimatologiya
žemaitėška: Klimatuoluogėjė
беларуская: Кліматалогія
български: Климатология
brezhoneg: Hinadouriezh
bosanski: Klimatologija
català: Climatologia
čeština: Klimatologie
Cymraeg: Hinsoddeg
Deutsch: Klimatologie
Ελληνικά: Κλιματολογία
English: Climatology
Esperanto: Klimatscienco
euskara: Klimatologia
français: Climatologie
hrvatski: Klimatologija
Bahasa Indonesia: Klimatologi
Interlingue: Climatologie
italiano: Climatologia
日本語: 気候学
қазақша: Климатология
한국어: 기후학
Lëtzebuergesch: Klimatologie
Limburgs: Klimatologie
lumbaart: Climatulugia
lietuvių: Klimatologija
latviešu: Klimatoloģija
Bahasa Melayu: Klimatologi
Nederlands: Klimatologie
norsk nynorsk: Klimatologi
norsk bokmål: Klimatologi
polski: Klimatologia
português: Climatologia
română: Climatologie
русский: Климатология
srpskohrvatski / српскохрватски: Klimatologija
Simple English: Climatology
slovenčina: Klimatológia
slovenščina: Klimatologija
српски / srpski: Климатологија
Basa Sunda: Klimatologi
svenska: Klimatologi
Türkmençe: Klimatologiýa
Türkçe: İklim bilimi
українська: Кліматологія
oʻzbekcha/ўзбекча: Iqlimshunoslik
vèneto: Climatołogia
Tiếng Việt: Khí hậu học
Winaray: Klimatolohiya
მარგალური: კლიმატოლოგია
Zeêuws: Klimatologie
中文: 气候学