Clemente Domínguez

Gregorio XVII
Papa de la Iglesia católica palmariana
6 de agosto de 1978- 22 de marzo de 2005
Sucesor Pedro II
Iglesia Iglesia católica palmariana
Culto público
Venerado en Iglesia católica palmariana
Santuario Palmar de Troya
Información personal
Nombre secular Clemente Domínguez Gómez
Nombre religioso Gregorio XVII
Nacimiento 23 de abril de 1946
Écija, Sevilla Flag of Spain.svg  España
Fallecimiento 22 de marzo de 2005 (58 años)
El Palmar de Troya Flag of Spain.svg  España
[ editar datos en Wikidata]

Clemente Domínguez Gómez ( Écija, Sevilla, 23 de abril de 1946 - El Palmar de Troya, 22 de marzo de 2005) fue el fundador de la Iglesia Cristiana Palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz o Iglesia católica palmariana, escisión herética de la Iglesia católica que tuvo su origen en la Orden de los Carmelitas de la Santa Faz en 1975 y que nombra a sus propios papas, obispos y sacerdotes. Los papas del Palmar no son considerados por la Iglesia católica como papas.[2]

Historia

Catedral Basílica de Nuestra Madre del Palmar Coronada, sede central de la Iglesia Católica Palmariana, fundada por Clemente Domínguez.

Clemente Domínguez nació en Écija el 23 de abril de 1946, recibiendo desde pequeño una educación católica muy severa.[3]

Domínguez Gómez declaró tener visiones místicas, sufrir estigmas y recibir mensajes del Cielo durante años en El Palmar de Troya, Utrera, en relación con el fenómeno sociológico allí acontecido durante los últimos años de la década de 1960 y principios de la década de 1970. Domínguez fue ordenado obispo el 11 de enero de 1976 de modo válido pero ilícito según el Derecho Canónico, por el arzobispo vietnamita Pierre Martin Ngô Đình Thục, junto con otros cuatro.[6] Durante un viaje en automóvil por la autopista Bilbao-Behovia, Domínguez sufrió un grave accidente que le hizo perder la vista el 29 de mayo de 1976.

Se autoproclamó papa (el "Papa Clemente") el 6 de agosto de 1978, a la muerte de Pablo VI, con el nombre de Gregorio XVII. Mientras se hallaba en Santa Fé de Bogotá afirmó haber tenido una visión sobrenatural, la aparición de Jesucristo, la Virgen y el papa Pablo VI, en la que estos le nombran papa y le indican que los cardenales del futuro cónclave son comunistas, masones y ateos.[7] Dicha visión condenó la "herejía", el modernismo (que a su vez había condenado Pío X) y el Comunismo, como ideologías que el Concilio Vaticano II habría aceptado, lo que le sitúa ideológicamente cercano al sedevacantismo, y al conclavismo. Inmediatamente, fue excomulgado por la Iglesia católica. En ese mismo año, santificó a personajes del franquismo muertos años antes. Años después, excomulgó a Juan Pablo II y a Juan Carlos I, rey de España.

Durante la década de los 90, fue acusado de abusos sexuales a algunos de los sacerdotes y monjas de su Orden. En 1997, Domínguez admitió tales abusos y pidió perdón por ellos. Falleció a los 58 años, apenas 11 días antes que Juan Pablo II. Según sus seguidores, Domínguez Gómez estaba destinado a ser el último papa,[3] y a ser crucificado y morir en Jerusalén, regresando a la Tierra bajo el nombre de Pedro II. Su sucesor, Manuel Alonso Corral, adoptó precisamente este nombre de Pedro II y, junto al Colegio de cardenales de la Iglesia Católica Palmariana, canonizó a Clemente llamándole "Santo Papa Gregorio XVII, El Muy Grande".

La Iglesia Católica Palmariana canonizó, entre otros, a José María Escrivá de Balaguer, Francisco Franco, José Antonio Primo de Rivera, Luis Carrero Blanco, Don Pelayo, y Cristóbal Colón.[9]

Other Languages