Clave (ritmo)

Las claves como instrumento de percusión, ejecutan el patrón rítmico de la clave.

En la música cubana, y en particular en sus variantes más tradicionales, se llama clave a los patrones rítmicos específicos (que se ejecutan en el instrumento homónimo) y a las reglas subyacentes que gobiernan dichos patrones.[3]

Estructura

La frase rítmica de la clave cabe en un solo compás de cuatro tiempos, y se divide en dos partes: una de tres golpes y otra de dos golpes.

Hay dos tipos de claves: la «clave del son» y la «clave de rumba» ).[3]

Clave del son

La «clave del son» (o clave 3-2) se usa en el son, el son montuno, la guaracha y otros ritmos; es la columna vertebral de la salsa.[3]

El patrón rítmico denominado «clave de son», que se utiliza con frecuencia en la música latina (son, rumba, salsa, etc.), aquí se presenta en su versión «3-2». Esa célula rítmica se muestra aquí en compás de 4/4 (notación «moderna», popular en Europa y Estados Unidos), así como en su forma «tradicional» en compás de 2/4 (que sigue siendo utilizada por muchos percusionistas latinoamericanos).

La primera parte, o antecedente, es fuerte y consta de 3 golpes; la segunda parte, o consecuente, es débil y tiene 2 golpes. A esta disposición se la denomina "3-2", y es común en la salsa de estilo más romántico.[2]

Los nombres "3-2" y "2-3" surgieron fuera de Cuba, para ayudar a los intérpretes. Una pieza puede comenzar de una forma y luego cambiar a la otra. El son cubano tiene sus orígenes en el danzón, que a su vez deriva de la forma rondó de la música clásica europea, por lo que en algunas partes los percusionistas debían acomodar los baqueteos para igualar el cambio en el fraseo rítmico, o bien, agregaban compases para mantener la dirección de la clave. Soneros y rumberos como Arsenio Rodríguez o Ignacio Piñeiro eran de la tradición de siempre mantener la dirección de la clave, sin cambiarla.[4]

Clave de rumba

La «clave de son» en su versión «2-3» (mucho menos usual que la clave 3-2.
Esa célula rítmica se muestra aquí en compás de 4/4 (notación «moderna», popular en Europa y Estados Unidos), así como en su forma «tradicional» en compás de 2/4 (que sigue siendo utilizada por muchos percusionistas latinoamericanos).

La clave de rumba (o clave 2-3) , también llamada clave negra, se diferencia de la clave de son en sólo un tiempo.[4]

La clave de rumba es más difícil de seguir que la clave de son, especialmente para quienes no están habituados. Ocasionalmente, los arreglos de salsa pueden tener secciones cortas de rumba, o interludios, pero siempre se vuelve a la clave de son.[1]

Clave africana

La clave africana o clave de 6/8 es la más antigua, proviene de la música religiosa del África occidental. Siempre se toca en dirección 3-2:[2]

Clave africana.png

Otras

La llamada clave de bossa es compartida por la bossa y la samba, populares en la música brasileña de los años cincuenta:[5]

Bossa nova clave.JPG

Otros ritmos que tienen función de clave son:

El origen de estos ritmos son las polirritmias de la música africana, la cual tiene más ejemplos de música de clave.

Other Languages
català: Clave
Deutsch: Clave
Esperanto: Kleo (ritmo)
français: Clave
日本語: クラーベ
Nederlands: Clave (muziek)
português: Clave (ritmo)
русский: Клаве (ритм)
svenska: Clave (rytm)