Clasificación de automóviles

Tipos de automóviles (Revista Madrid Automóvil, 1930)

La clasificación de automóviles es un término general que se refiere a agrupar vehículos en categorías según sus características técnicas y comerciales. Un «automóvil de pasajeros» está pensado para transporte privado de personas, aunque también se puedan cargar objetos grandes. En este grupo están todos los automóviles deportivos, todoterrenos, de turismo, monovolúmenes, los pickups y furgonetas con varias filas de asientos. La normativa de la Unión Europea ha simplificado estas clasificaciones, estableciendo seis subcategorías basadas en criterios funcionales para los vehículos destinados al transporte de viajeros de hasta ocho plazas además de la del conductor.[1]

Historia

Desde la aparición de los primeros carros sin caballos a finales del siglo XIX, las denominaciones de los distintos tipos de automóviles en un principio heredaron los nombres de los coches de caballos con cuya distribución de puertas, asientos, ventanillas o techo más se asemejaban. Así, términos como cupé, berlina, cabriolé, faetón o landó son directamente nombres de carruajes, casi siempre procedentes del francés.[2]

Ya en la década de 1930, la gran diversidad existente en la designación de los diferentes tipos de carrocerías, hizo que la Cámara Sindical de Carroceros de París presentara una propuesta de unificar los nombres de los tipos de coches, compuesta por 23 denominaciones y clases:[3]

I.—Coches abiertos.
  • Faetón, con dos puertas.
  • Torpedo, con cuatro puertas.
  • Torpedo-cabriolé, con cuatro puertas, cubriéndose las dos plazas traseras con una capota que alcanza hasta el segundo parabrisas.
II.—Coches cerrados.

a) Con delantera descubierta:

  • Cupé, con cuatro puertas y dos cristales.
  • Cupé-Limusine, con cuatro puertas y cuatro cristales.
  • Limusine, cuatro puertas, cuatro cristales y tejadillo hasta el parabrisas.

b) Conducciones interiores:

  • Conducción cupé, dos puertas y dos cristales.
  • Media-berlina, dos puertas y cuatro cristales.
  • Berlina, cuatro puertas y cuatro cristales.
  • Conducción-limousine, cuatro puertas y seis cristales.
III.—Coches descubribles.

a) Descubribles con delantera descubierta:

  • Landaulet, con cuatro puertas y dos cristales.
  • Landaulet-limousine, cuatro puertas y cuatro cristales.
  • Cabriolet, cuatro puertas y dos critstales.
  • Cabriolet-limousine, cuatro puertas y cuatro cristales.

b) Conducciones interiores descubribles:

  • Conducción-landaulet, dos puertas y dos cristales.
  • Conducción-landaulet-limusine, dos puertas y cuatro cristales.
  • Berlina-landaulet, cuatro puertas y cuatro cristales.
  • Conducción-limousine-landaulet, cuatro puertas y seis cristales.
  • Conducción-cabriolet, dos puertas y dos cristales.
  • Conducción-cabriolet-limousine, dos puertas y cuatro cristales.
  • Berlina transformable, cuatro puertas y cuatro cristales.
  • Conducción transformable, cuatro puertas y seis cristales.

c) Medias-conducciones-interiores:

  • Cupé-limousine-media-conducción, cuatro puertas y cuatro cristales.
Coches Sport.
  • Se denominan así los mismos tipos corrientes de carrocería, que tienen en la parte trasera una o dos plazas suplementarias, aunque estas se utilicen solo como portaequipajes. Como, por ejemplo, el Cupé-Sport, y la Conducción-cupé-sport.

Algunas de estas clasificaciones, como por ejemplo "torpedo", prácticamente ya no se utilizan, pero sin embargo se han generalizado desde los años 1960 y 1970 nuevos términos para designar otras tipologías de carrocería, como monovolumen o compacto.

La complejidad de establecer clasificaciones unívocas proviene de la existencia de numerosos vehículos situados a caballo entre dos o más de las categorías tradicionales, por lo que el mismo automóvil puede quedar encuadrado en varías clasificaciones simultáneamente. Esto ha llevado a algunos especialistas del mundo del automóvil a simplificar la gran variedad existente en unas pocas clases arquetípicas. Por ejemplo, el autor británico G. N. Georgano, en su obra dedicada a los automóviles de los años 1970 y 1980,[4]​ los divide en cuatro grandes categorías: polivalentes, coches de lujo, deportivos y todoterrenos.

Para evitar esta ambigüedad, la Unión Europea estableció en 2018 las categorías siguientes:[1]

Ref. Código Nombre Definición (Vehículos pertenecientes a la categoría M1)
2.1. AA Berlina Vehículo definido en el apartado 3.1.1.1 de la norma internacional ISO 3833:1977, provisto de al menos cuatro ventanillas laterales.
2.2. AB Berlina con portón trasero Berlina, tal como se define en el punto 2.1, con un portón en su parte trasera
2.3. AC Familiar Vehículo definido en el apartado 3.1.1.4 de la norma internacional ISO 3833:1977.
2.4. AD Cupé Vehículo definido en el apartado 3.1.1.5 de la norma internacional ISO 3833:1977.
2.5. AE Descapotable Vehículo definido en el apartado 3.1.1.6 de la norma internacional ISO 3833:1977. No obstante, un descapotable puede no tener puerta.
2.6. AF Multiuso Vehículo distinto de los vehículos AA a AE y AG destinado al transporte de personas y su equipaje, u ocasionalmente mercancías, en un compartimento único.
2.7. AG Camioneta familiar Vehículo definido en el apartado 3.1.1.4.1 de la norma internacional ISO 3833:1977. No obstante, el compartimento para el equipaje deberá estar completamente separado del compartimento para personas. Además, el punto de referencia de la plaza de asiento del conductor no tiene que estar 750 mm por encima de la superficie en la que se apoya el vehículo.

Las últimas normativas también tienden a clasificar los automóviles por el grado de contaminación atmosférica que producen. Por ejemplo, de acuerdo con la normativa de la Unión Europea, España ha establecido cinco categorías:[5]​ 0 emisiones, ECO, C, B y A.

Other Languages