Clases preparatorias a las grandes escuelas

En Francia, las clases preparatorias a las grandes escuelas (CPGE) son clases del sistema de enseñanza superior impartidas en los institutos. Comúnmente llamadas prepas o clases preparatorias, y en su mayoría públicas, seleccionan los alumnos después del bachillerato a base del expediente. Los estudiantes se preparan durante dos o tres años a los concursos de admisión a la mayoría de las Grandes Escuelas: escuelas de ingenieros, escuelas superiores de comercio, escuelas normales superiores (ENS), escuelas veterinarias, institutos de estudios políticos, y escuelas de periodismo y de comunicación, en particular. Unos 82 400 estudiantes estaban registrados en clases preparatorias a las grandes escuelas durante el año académico 2012-2013.

El ministerio de educación nacional de Francia ha definido, por un decreto de 1994, tres categorías de clases preparatorias para las grandes escuelas: económicas y comerciales, literarias, y científicas.

También existen clases preparatorias a las grandes escuelas de arte y conservatorios de música y danza o de teatro. Dependen del ministerio de cultura.

Historia

Vue de la façade de Louis-le-Grand
El liceo Louis-le-Grand en París, donde nacieron las primeras clases preparatorias literarias.
Vue de la façade de Saint-louis
El instituto Saint-Louis en París, único instituto público que se dedica totalmente a las clases preparatorias.

Las clases preparatorias aparecen en el siglo XVIII. Inicialmente, son puramente científicas. Es únicamente en el siglo XX cuando las clases preparatorias literarias, y después económicas aparecen.

La aparición de las primeras clases preparatorias se debe a la introducción de los primeros concursos para el reclutamiento en las armadas, que requiere conocimiento científico (para la artillería, por ejemplo), el criterio de la nobleza era necesario pero no suficiente para seleccionar candidatos destinados a ser oficiales de la ingeniería militar. El primer concurso se introduce por Vauban en 1692. Es con el fin de preparar a los candidatos para estos concursos militares que las primeras instituciones, en gran mayoría privadas, surgieron.

Después de la revolución francesa, los puestos de oficiales de alto rango ya no son reservados para los miembros de la nobleza. La ambición de la República de abrir todos los puestos a todos los ciudadanos con únicos criterios de selección sus habilidades y talentos, culmina en la creación de la escuela central de obras públicas, futura école polytechnique.