Clase Santa María

Clase Santa María
Spanish frigate Santa Maria (F 81) 051022-N-4374S-012.jpg
Fragata Santa María (F-81), cabeza de su clase
País productor
Bandera de España
Datos generales
AstilleroIzar en Ferrol
Países en servicioBandera naval de España Armada Española
Autorización1977
TipoFragata lanzamisiles
Estadísticas
Primera unidadSanta María (F-81)
Última unidadCanarias (F-86)
Clase anteriorClase Baleares
Clase posteriorClase Álvaro de Bazán
Periodo servicio10 de diciembre de 1986 - actualidad
Unidades planteadas3
Unidades puestas en grada6
Unidades activas6
Características de la clase
Desplazamiento• F-81 a F-84: 3982 t apc
• F-85 y F-86: 4017 t (apc)
Eslora137,7 m
Manga14,3 m
Calado7,5 m
Sensoresver Sensores
Armamentover Armamento
Propulsiónver Propulsión
Potencia40 000 cv
Velocidad29 nudos
Autonomía5300 a 12 nudos
Tripulación223 personas
Aeronaves2 Seahawk SH-60B Lamps III
Equipamiento de las aeronaves• plataforma para apontaje a popa
• hangar para 2 helicópteros

La Clase Santa María es una serie de seis fragatas de la Armada Española y recibe este nombre por la primera de su clase, la Santa María, que hereda su nombre de la nao con la que Cristóbal Colón llegó a América.

Diseño

La clase Santa María parte de la clase Oliver Hazard Perry, que ha sido quizá la clase más numerosa construida después de la Segunda Guerra Mundial. Debía reemplazar a los buques de la clase Knox, en España, Clase Baleares.[1]

Estos barcos están reforzados con aluminio en los depósitos de municiones, con acero en la zona que alberga los motores y con kevlar en las estaciones electrónicas y de mando. Como defensas dispone de un sistema de tiro holandés Mk 92 que puede lanzar y guiar un solo misil, a lo sumo dos si es contra el mismo blanco. Además dispone de un cañón de 3" (76mm) de tiro rápido y de un sistema antimisiles Meroka de fabricación española de 20 mm.

Con esta configuración, la fragata estaba principalmente destinada a la lucha antiaérea y antibuque en forma de misiles RGM-84 Harpoon; pero para la lucha antisubmarina se la dotó de un sonar remolcado SQR-19 TACTASS y dos hangares para transportar sendos helicópteros medios del tipo SH-60 Seahawk.

Las fragatas Oliver Hazard Perry fueron muy populares y se fabricaron localmente, aparte de en España, en Australia ( clase Adelaide) y Taiwán ( clase Cheng Kung), además de exportarse varios ejemplares de segunda mano, dados de baja en la Armada de los Estados Unidos a Turquía, Polonia, Egipto y Baréin. En el caso español, se comprobó que no eran necesarios dos hangares para helicópteros, pues solían llevar un solo aparato. Por este motivo, las Álvaro de Bazán llevan una sola puerta, destinándose el espacio sobrante a otros fines.[2]