Clase Minekaze

Minekaze
ONI Minekaze class destroyer.jpg
Diagrama de identificación de la Clase Minekaze usado por la US Navy en junio de 1943.
País productor
Bandera de Japón
Datos generales
Países en servicioBandera naval de Imperio del Japón Armada Imperial Japonesa
Bandera naval de República de China Armada de la República de China
TipoDestructor
Estadísticas
Primera unidadMinekaze
Última unidadNumakaze
Clase anteriorClase Isokaze
Clase posteriorClase Kamikaze
Características de la clase
Desplazamiento• 1366 t
• 1676 t a plena carga
Eslora102,6 m
Manga9,00 m
Calado2,90 m
Armamento• 4 cañones Tipo 3 de 120 mm/45
• 2 ametralladoras de 7,7 mm
• 20 minas
• 6 tubos lanzatorpedos de 533 mm (3 × 2)
Propulsión• 4 calderas
• 2 turbinas Mitsubishi-Parsons
• 2 hélices
Potencia38 500 HP
Velocidad39 nudos
Autonomía3600 mn a 14 nudos
Tripulación148 marineros y oficiales
Capacidad400 t de combustible

La Clase Minekaze es una clase de destructores compuesta de 13 unidades de la Armada Imperial Japonesa que entraron en servicio tras la Primera Guerra Mundial y participaron en la Segunda Guerra Mundial.

Historia

En 1916, la la Armada Imperial Japonesa dio las especificaciones de nuevos destructores de 1ª y 2ª categoría, dada esta por su desplazamiento y potencia de fuego, resultando las clases Minekaze y Momi respectivamente. Se trataba del primer diseño exclusivamente japonés, tras la experiencia adquirida de la inicial colaboración británica, y los buques chinos y rusos capturados en la Primera Guerra Sino-Japonesa y la Guerra Ruso-Japonesa.

El diseño variaba el esquema inglés siguiendo líneas alemanas: el armamento estaba centrado y lo más elevado posible, para facilitar su uso por ambas bandas y en mar gruesa. Se incluían tres montajes dobles de tubos lanzatorpedos. Sus turbinas Parsons de 38 000 HP permitían alcanzar una velocidad de 39 nudos.

Si bien el diseño no era perfecto, y la pieza artillera delantera era batida por el agua en condiciones de mar gruesa, lo que la inhabilitaba, la Clase Minekaze eran navíos rápidos y potentes, perfectamente equiparables a los mejores destructores contemporáneos.