Clase Descubierta (1978)

Clase Descubierta
Infanta Elena (P-76) 080416-N-9855D-116.jpg
Infanta Elena (P-76), ex F-33.
País productor
Bandera de España
Datos generales
Astillero Empresa Nacional Bazán de Cartagena y El Ferrol.
Países en servicio Bandera naval de España  Armada Española
Bandera naval de Egipto  Marina egipcia
Bandera naval de Marruecos  Marina Real Marroquí.
Tipo Corbeta.
Estadísticas
Primera unidad Descubierta (F-31)
renumerada(P-75).
Última unidad El Aboukir (F-946)
ex Serviola (F-38).
Clase anterior Clase Descubierta F-50/F-60
Clase posterior N/A.
Periodo servicio 1978-actualidad
Unidades concluidas 9
Unidades activas 7
Unidades dadas de baja 2
Unidades desguazadas 1
Características de la clase
Desplazamiento 1640 t (a plena carga)
Eslora 88,9 m
Manga 10,4 m
Calado 5,2 m
Sensores • Radar aéreo: Thales DA-05/2 en banda E/F.
• Radar superficie: Thales ZW-06.
• Radar navegación: Kelvin Hughes Type 1007 en banda I.
• Radar Koden MD 3721.
• Dirección de tiro: Thales WM-25
• Sonar: DE-1160B casco.
Armamento • 8 misiles antibuque Harpoon ( Exocet en la corbeta marroquí)
• 1 lanzador óctuple Sea Sparrow de recarga manual, con 24 misiles Sea Sparrow en total ( Aspide en la F-35 y F-36)
• 1 cañón Oto Melara 76 mm de doble función antiaéreo y antisuperficie
• 2 cañones Bofors L/70 de 40 mm antiaéreos.
• 1 mortero doble Bofors de cohetes antisubmarinos de 375 mm
• 2 tubos lanzatorpedos triples de 325 mm
Guerra electrónica • Elsag Mk-1000.
• Ceselsa DENEB y ELNATH.
• Ceselsa CANOPUS.
• SLQ-25 Nixie.
• FMC SRBOC Mk.36.
Propulsión 2 hélices
Velocidad 25  nudos
Autonomía 7500 a 12  nudos
Tripulación 115
[ editar datos en Wikidata]

Las corbetas de la Clase Descubierta son buques de diseño español, que se realizaron aprovechando la experiencia tecnológica de Bazán (actualmente Navantia) en la construcción de las corbetas de clase João Coutinho para la Armada Portuguesa, diseñadas por el ingeniero portugués Rogério de Oliveira con colaboración técnica alemana.

Además, con estas corbetas se refuerza la expansión internacional de Bazán, ya que fue el primer buque moderno de combate diseñado en España que se exportó.

En la Armada Española, se las conoce cariñosamente como las “ Hormigas Atómicas” dado el poderoso armamento que portaban para lo limitado de su desplazamiento.[1]

Historia

El origen del proyecto F-30 está en la 2ª fase del Plan Naval de finales de los años 60, que preveía la construcción de una serie larga (12 unidades) de escoltas costeros. Tras diversas vicisitudes, la serie a construir se redujo a ocho unidades, más otra que encargó Marruecos. Sin embargo, las dos últimas unidades de la serie no llegaron a entrar en servicio con la Armada, ya que se cedieron para ser vendidas a Egipto a cambio del compromiso del gobierno de sustituirlas por dos fragatas más de la clase F-80, que al final acabarían siendo sólo una. Las cuatro primeras unidades de la serie fueron construidas en los astilleros de Bazán en Cartagena, mientras que las restantes lo fueron en los de El Ferrol.

Las F-30 eran, sin duda, unos buques magníficos, capaces de realizar únicamente las funciones para las que fueron diseñadas: la escolta de convoyes en zonas costeras o restringidas.

A pesar de esta limitación impuesta por su pequeño tamaño, la falta de helicóptero, de sistemas de enlace de datos y de sonar de profundidad variable, la escasez de escoltas en la Armada obligó frecuentemente a asignarlas a misiones de mayor envergadura. Así, durante la Guerra del Golfo, todas las unidades de la serie pasaron por el Mar Rojo, participando en la vigilancia del embargo decretado por Naciones Unidas contra Irak. No obstante las limitaciones ya expuestas, que reducen de forma importante su efectividad en el caso de ser asignadas al Grupo de Combate o a flotillas de la OTAN, en varias ocasiones han llegado a participar en la STANAVFORMED. Igualmente han tomado parte en innumerables maniobras nacionales y de la OTAN, demostrando que pese a una limitada capacidad oceánica, son unos magníficos buques costeros.

Las Descubierta contaban con una importante capacidad de lucha antisuperficie, similar o superior a la de casi todas las fragatas en servicio en el mundo en su época.

La capacidad antiaérea estaba también al nivel de la mayoría de los buques de mayor porte, aunque en la Armada Española las fragatas de las clases Baleares y Santa María cuentan con mayor capacidad antiaérea gracias al sistema Standard de medio alcance.

Sin embargo, donde más se nota su vocación costera es en su extraordinaria capacidad antisubmarina, si bien la falta de un helicóptero y de un sonar de profundidad variable las sitúa en una posición inferior a la mayoría de las fragatas al uso.

Se puede decir, en conclusión, que las Descubierta cumplían con brillantez su papel en aguas restringidas, como el estrecho de Gibraltar, el Mediterráneo occidental o, incluso, el Mar Rojo o el Adriático.

Asimismo, podían actuar perfectamente en zonas costeras del archipiélago canario, pero, ni por su tamaño, ni por sus medios electrónicos, podían equipararse a sus coetáneas las Clases Baleares y Santa María, y menos aún a las actuales F-100.

Su clasificación, según la OTAN, es la de Fragata Ligera.

Other Languages