Clase Churruca

Clase Churruca
Destructor Almirante Ferrándiz (AF).jpg
Destructor Almirante Ferrándiz (AF)
País productor
Bandera de España Bandera de España
Datos generales
Astillero S.E.C.N. en Cartagena
Países en servicio Bandera de EspañaBandera de EspañaBandera de España Bandera naval de España  Armada Española
Bandera naval de Argentina  Armada Argentina
Autorización Ampliación de la Ley Miranda
de 17 de febrero de 1915
Tipo Destructor
Estadísticas
Primera unidad Churruca
Después renombrado ARA Cervantes
Última unidad Ulloa
Clase anterior Clase Alsedo
Clase posterior Clase Liniers
Características de la clase
Desplazamiento • 1536 t estándar (1ª serie)
• 1650  t estándar (2ª serie)
• 1800 t apc (1ª serie)
• 1914 t apc (2ª serie)
• 2225 t apc ( 3ª serie)
Eslora 101,98 m
Manga 9,67 m
Calado • 3 m (1ª y 2ª serie)
• 3,7 m (3ª serie)
Armamento • 5 cañones de 120 mm /45 Mk D en la 1ª serie y Mk F en la 2ª serie (5 × 1)
• 1 cañón A.A. de 76,2 mm /45
• 4 ametralladoras
• 6 tubos torpederos 533 mm (2 × 3)
• 2 lanzacargas de profundidad
Propulsión • 2 turbinas Parsons.
• 4 calderas tipo Yarrow
• 2 hélices
Potencia 42 000  Cv
Velocidad 36 nudos
Autonomía 4500 millas a 14 nudos
Tripulación • 160 (1ª y 2ª serie)
• 204 (3ª serie)
[ editar datos en Wikidata]

La Clase Churruca fue un modelo de destructor construido por la Armada Española. Inspirados en la clase Scott de la Royal Navy, eran poderosas naves del tipo que los ingleses denominaban "Flotilla Leaders" o "Cabeza de Flotilla". Con bellas líneas clásicas del destructor inglés del periodo entre ambas guerras mundiales, excelente velocidad y poderoso armamento, estos destructores españoles no tenían nada que envidiar a los mejores del mundo.

Hubo hasta 16 unidades de esta clase en servicio en la Armada española entre 1927 y 1957 y dos más en la Armada de la República Argentina (ARA) entre 1928 y 1961. Tuvieron una actividad intensa, aunque al final de su vida operativa ya estaban totalmente superados.

Venta de las dos primeras unidades a Argentina

Un total de 18 serían botados en los astilleros de la Sociedad Española de Construcciones Navales en Cartagena. Los tres primeros: Churruca, Alcalá Galiano y Sánchez Barcáiztegui fueron botados en mayo de 1925 y julio de 1926, respectivamente. Con motivo del vuelo del Dornier Wall Plus Ultra a Buenos Aires, el gobierno español envió en visita de buena voluntad a Buenos Aires al crucero Méndez Núñez y el destructor Alsedo. Estas naves llegaron a la capital del Plata el 7 de febrero de 1926.

Esta visita coincidió con la promulgación de planes para modernizar el material de las Fuerzas Armadas Argentinas. El Alsedo en particular despertó tanto interés en la Armada de la República Argentina que de inmediato despachó una comisión a la península, para iniciar negociaciones para la construcción de una flotilla de unidades similares.

Por Real Decreto del 25 de mayo de 1927, el gobierno español concedió un préstamo de 100 millones de pesetas a la Argentina. La ARA, por su parte, descartó al Alsedo, optando por unidades de la clase Churruca. Por lo tanto, el Churruca y el Alcalá Galiano fueron vendidos a la ARA, donde serían bautizados ARA Cervantes y ARA Juan de Garay.

Other Languages