Clase Álvaro de Bazán

Clase Álvaro de Bazán
Fragata F-101 "Álvaro de Bazán" fondeada en la Ría de Pontevedra (14694192716).jpg
Fragata Álvaro de Bazán en julio de 2014
País productor
Bandera de España
Datos generales
Astillero Navantia en Ferrol
Países en servicio Bandera naval de España  Armada Española
Autorización 31 de enero de 1997
Tipo Fragata FFG
Estadísticas
Primera unidad Álvaro de Bazán (F-101)
Última unidad Cristóbal Colón (F-105)
Clase anterior Clase Santa María
Clase posterior Clase F-110
Periodo construcción 1997 - actualidad
Periodo servicio 19 de septiembre de 2002 - actualidad
Unidades planteadas 6
Unidades concluidas 5
Unidades canceladas 1
Unidades activas 5
Características de la clase
Desplazamiento F-101- F-104: 5800 t
F-105: 6391 t
Eslora 146,72 m
Manga 18,6 m
Calado 4,75 m
Sensores ver Sensores
Armamento ver Armamento
Propulsión CODOG
ver Propulsión
Potencia Gas: 46 648 CV
Diésel:12 000 CV
Velocidad 28,5  nudos
Autonomía 5000 mni a 18  nudos
Tripulación 216 personas
Aeronaves 1 Seahawk SH-60B Lamps III
Equipamiento de las aeronaves • plataforma para apontaje a popa
• hangar para 1 helicóptero
Notas
Notas Coste por unidad:
• 430 millones[1] (F-101 a F-104)
• 822,99[2] millones de (F-105).
Productos derivados:
clase Fridtjof Nansen
Clase Hobart
[ editar datos en Wikidata]

La clase Álvaro de Bazán, también conocida como F-100, es una clase de fragatas antiaéreas de manufactura española utilizadas actualmente por la Armada Española. Reciben el nombre de clase Álvaro de Bazán en recuerdo del almirante Álvaro de Bazán, marqués de Santa Cruz de Mudela ( Ciudad Real). Son consideradas destructores por distintos medios estadounidenses acreditados debido a su potencia de fuego, aunque también se ha apuntado que el cambio de denominación fue motivado más por una aprobación de la opinión pública que por una cuestión formal.[9]

Han sido desarrolladas y fabricadas en los astilleros Navantia ( Ferrol) y están dotadas con el avanzado sistema de combate Aegis, de origen estadounidense, que cuenta con un radar AN/SPY-1D capaz de detectar movimientos de aeronaves en un radio de aproximadamente 500  km y destruir aeronaves a un radio de 170 km con sus misiles SM2.[2] millones de (F-105). La marina estadounidense, la empresa Lockheed Martin y varias industrias electrónicas militares españolas han colaborado en la construcción de estas fragatas, proporcionando tecnología y supervisión.

En 2006 se comenzó a construir la F-105 Cristóbal Colón, que estará en servicio para 2012. La Armada Española esperaba la aprobación de la F-106 ( Juan de Austria), buque que hubiera cerrado la serie, sin embargo el contexto de la crisis de 2007 dejó la serie en las 5 mencionadas, iniciándose una nueva serie en el futuro.[17]

Historia

Fragatas Álvaro de Bazán y Blas de Lezo en el puerto de Ferrol.

El programa que supuso el desarrollo de las fragatas F-100 nació a principios de los años 1990 tras la cancelación del programa NFR 90, debido a la necesidad de la Armada Española de contar con escoltas oceánicos de última generación, optimizados para actuar como buques de mando en escenarios de conflicto, capacitados para proporcionar cobertura total a fuerzas expedicionarias, elevada capacidad antiaérea y aptos para la integración de sistemas de armas de fabricación española, así como la total integración con las unidades más avanzadas de los países aliados, con el objetivo de proporcionar un poder naval a la flota de máximo nivel.

En junio de 1995, la Armada Española decidió integrar el sistema AEGIS para el desarrollo del segmento antiaéreo del sistema de combate. Este sistema de combate está considerado como el más avanzado del mundo, y actualmente tan sólo disponen de unidades AEGIS las marinas estadounidense, coreana, japonesa, española y noruega, esta última con buques construidos en España. El núcleo del sistema AEGIS está compuesto por un radar de antenas en fase tridimensional SPY-1D capaz de efectuar simultáneamente funciones de búsqueda, seguimiento y guiado de misiles enemigos, a más de un radio de 500 km y de seguir simultáneamente más de 90 blancos, así como de controlar con gran precisión las trayectorias de los misiles antiaéreos y antibuque hasta sus objetivos.

El 31 de enero de 1997 se firmó la orden de ejecución para la construcción en los astilleros Izar- Ferrol de las cuatro primeras fragatas de la clase F-100, que llevarían los nombres de Álvaro de Bazán, Almirante Juan de Borbón, Blas de Lezo y Méndez Núñez. Estos cuatro barcos han entrado ya en servicio ( ver tabla). Dados los excelentes resultados que han mostrado durante las maniobras militares en las que han participado, la Armada Española decidió encargar la construcción de una unidad más y ha indicado al gobierno la necesidad de una sexta, que está pendiente de aprobación presupuestaria. El 29 de febrero de 2000, la armada de Noruega, encargó a Izar 5 fragatas de la clase Fridtjof Nansen, basadas en las F-100.

La primera fragata de la serie F-100, la F-101 Álvaro de Bazán, que entró en servicio el 19 de septiembre de 2002, ha sido el primer buque español que ha colaborado junto a la marina estadounidense como parte de un grupo de combate naval, escoltando al portaaviones USS Theodore Roosevelt entre septiembre de 2005 y marzo de 2006,[18] Esta decisión generó bastante polémica debido a que fue empleada durante la invasión de Iraq, pese a la postura oficial del gobierno español respecto a dicha guerra.

La Álvaro de Bazán estuvo en Australia en marzo de 2007 como parte de su viaje de circunnavegación,[19] hecho que se estima como fundamental para la consecución del contrato de tres unidades F100 para Australia como parte del programa de destructor de defensa aérea. Estas tres unidades reciben la designación de Clase Hobart.

La F-103 Blas de Lezo se integró durante dos meses en el grupo de combate del portaaviones nuclear francés Charles de Gaulle.[22] puesto en el que relevó a la F-101.

A finales de 2006 el Pentágono autorizó la venta a la Armada de un pedido inicial de 24 misiles de crucero Tomahawk destinados a las F100 y a los submarinos de clase S-80.[25]

Other Languages