Clúster (industria)

Un clúster industrial (o simplemente clúster) es un concepto nacido a principios de la década de los 90 como herramienta para el análisis de aquellos factores que permiten a una industria específica incorporar nuevos eslabones en su cadena productiva, los factores que determinan el uso de nuevas tecnologías en sus procesos, y los factores determinantes de la generación de actividades de aglomeración.[2]

En este contexto, Porter define «clúster» como concentraciones de empresas e instituciones interconectadas en un campo particular para la competencia,[3] pudiéndose observar en el mundo gran variedad de clústeres en industrias como la automotriz, tecnologías de la información, turismo, servicios de negocios, minería, petróleo y gas, productos agrícolas, transporte, productos manufactureros y logística, entre otros.

Desde el trabajo pionero de Porter sin embargo, han aparecido una gran variedad de investigaciones, enfoques y perspectivas de análisis, lo que en la práctica no permite afirmar a priori una definición que satisfaga o reúna los elementos que cada autor considera como relevantes; en efecto,

«(...) existe un amplio abanico de variedades de conceptos de organización territorial que reciben el nombre genérico de clúster, si bien existen importantes matices que (…) conducen a fenómenos de concentración con importantes rasgos diferenciales» (Dalmau y Hervás, 2005, p. 16).[4]

En lo que sí la mayoría coincide es en que el análisis clúster es un instrumento analítico de gran utilidad a la hora de describir la complejidad de las actividades productivas y para comprender la relación que éstas tienen con el territorio,[2]

Sin embargo, es posible indicar algunas definiciones representativas de lo que es un clúster, además de algunos elementos inherentes a su conceptualización, pudiéndose agrupar en tres grandes grupos: clústeres industriales, clústeres regionales y distritos industriales,[4] que difieren en las metodologías desarrolladas para afrontar su análisis.

Taxonomía tipológica de los clústeres

Relacionado al desarrollo económico de clústeres

Siguiendo el desarrollo del concepto de redes interorganizacionales en Alemania y el desarrollo práctico de clústeres en el Reino Unido, diversos autores indican la existencia de al menos cuatro métodos que permiten identificar la existencia de un clúster, a saber:

  • Clúster geográfico,
  • Clúster sectorial, donde diversas empresas operan en conjunto en un mismo sector comercial.
  • Clúster horizontal, en la que existen interconexiones entre empresas en un mismo nivel, con el fin de compartir los recursos.
  • Clúster vertical (por ejemplo, una cadena de suministro)

También se espera -particularmente en el modelo alemán de redes organizacionales- que las empresas interconectadas deban interactuar y tomar acciones corporativas al menos en dos niveles distintos de las organizaciones involucradas.

Clúster de cadena de valor

Es el más común de los clústers de negocios. Las cadenas de valor son grupos de negocios que compran y venden sus productos o servicios entre ellos. La proximidad física de los proveedores y los compradores permite reducir los costos y una mejor adecuación de la oferta y la demanda. Los inventarios just-in-time requieren una estrecha cooperación entre empresas.[6] Así mismo, podemos mencionar las actividades primarias y secundarias en la cadena de valor, lo que llegaría a generar un margen de utilidad en la empresa. Esta Cadena y sinergia entre los participantes (proveedores, empresa con sus departamentos, competencia, etc.) tiene por objetivo agregar valor al producto o servicio que se brinda al cliente; lo cual igualmente contribuye a la competitividad de las empresas en el mercado.

Oferta de capital humano

Estos clústeres están basados en categorías ocupacionales. Las empresas que utilizan el mismo tipo de ocupaciones y habilidades de los trabajadores pueden sacar de un mayor número de empleados potenciales. Este tipo de grupo reduce el costo de las búsquedas de los empleados y con frecuencia eleva la productividad de todos los trabajadores en la región. En la medida en que este tipo de trabajadores se concentran en ciertas áreas, las instituciones de formación podemos prosperar económicamente y elevar el nivel general de productividad en la región.[7]

Relacionado al conocimiento

En general, se pueden identificar al menos tres tipos de clústeres de empresas, sobre la base de distintos tipos de conocimiento:

  • Tecno-clústeres: son agrupaciones orientadas a la alta tecnología, bien adaptadas a la economía del conocimiento, y suelen tener como núcleo a universidades de renombre y centros de investigación.
  • Clústeres basados en Know how histórico: estos grupos se basan en actividades más tradicionales que mantienen su ventaja en el know how a lo largo de los años, y en el caso de algunos de ellos, a lo largo de los siglos. A menudo son industrias específicas.
  • Clústeres de endowment factorial: agrupaciones creadas debido a la existencia de ventajas comparativas, pudiendo estar asociadas a elementos geográficos particulares, como por ejemplo, el clúster vitivinícola de California o la industria del Salmón en Chile.
Other Languages