Cláusula Filioque

Icono de la Santísima Trinidad en el Monasterio de Vatopedi del Monte Athos.

En la teología cristiana la cláusula Filioque es una inserción en la versión latina del Símbolo Niceno-Constantinopolitano del Concilio de Constantinopla I (381). Esa inserción expresa la doctrina católica sobre que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo.[1] En latín el término Filioque significa: «y del Hijo».

La inserción de esta cláusula en el Credo litúrgico de la Iglesia latina dio origen a una disputa entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa.[2]

Doctrina

La doctrina de la Iglesia católica, afirmada dogmáticamente ya en el año 447 por el papa León I el Magno, se basa en el testimonio de los Padres de la Iglesia tanto latinos como alejandrinos[4]

La Iglesia católica reconoce como justas tres maneras de hablar del origen del Espíritu Santo:[8]

  • El Espíritu Santo procede del Padre (la fórmula en el texto original del Símbolo niceno-constantinopolitano)
  • El Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo (definición de, por ejemplo, el Concilio de Lyon II)
  • El Espíritu Santo procede del Padre por medio del Hijo (definición de, por ejemplo, el Concilio de Florencia).
Other Languages
български: Филиокве
bosanski: Filioque
català: Filioque
čeština: Filioque
dansk: Filioque
Deutsch: Filioque
Ελληνικά: Filioque
English: Filioque
Esperanto: Filiokvo
eesti: Filioque
suomi: Filioque
hrvatski: Filioque
interlingua: Filioque
Bahasa Indonesia: Filioque
italiano: Filioque
ქართული: ფილიოკვე
Latina: Filioque
മലയാളം: ഫിലിയോക്ക്
Nederlands: Filioque
norsk nynorsk: Filioque
polski: Filioque
português: Cláusula Filioque
română: Filioque
русский: Филиокве
srpskohrvatski / српскохрватски: Filioque
Simple English: Filioque clause
slovenčina: Filioque
српски / srpski: Филиокве
svenska: Filioque
Kiswahili: Filioque
Tagalog: Filioque
українська: Filioque
中文: 和子說