Civilization IV: Beyond the Sword

Sid Meier's Civilization IV: Beyond the Sword (abreviado Civilization IV: Beyond the Sword, Civ4: BtS o BtS) es la segunda expansión oficial para el aclamado videojuego de estrategia por turnos Civilization IV, como parte de la serie Civilization, desarrollada por Firaxis Games y distribuida por 2K Games para Microsoft Windows. Fue lanzada en julio de 2007 en varios territorios, concretamente el 20 de julio en Europa.[2]​ Es una expansión más amplia que su predecesora, Civilization IV: Warlords, y no necesita de esta última para su instalación.

Cambios

Civilization IV: Beyond the Sword se centra en el período posterior a la invención de la pólvora. La expansión añade numerosas novedades al juego original, entre ellas algunos conceptos nuevos para el conjunto de Civilization IV, muchos de ellos ya existentes en entregas precedentes, como el espionaje, la aparición de las corporaciones a partir de la Revolución Industrial, sucesos aleatorios en los que el jugador debe tomar una decisión al momento de producirse, junto con la ampliación de mecánicas ya presentes en el juego original.[3]

En cuanto a contenido nuevo, en Beyond the Sword se agregan diez nuevas civilizaciones, con sus respectivos líderes, edificios y unidades únicas; otros seis líderes para civilizaciones ya existentes; 16 nuevas unidades, casi todas ambientadas en la Edad Moderna; seis nuevos edificios, muchos de ellos relacionados con el espionaje; seis nuevas Maravillas del mundo y dos nuevas Maravillas nacionales; y seis nuevas tecnologías, también disponibles a partir de la Edad Moderna, como la invención de los semiconductores. También se han incluido 12 modificaciones realizadas por los usuarios mediante las herramientas que Firaxis puso a disposición de los aficionados anteriormente.[4]

Corporaciones

Las corporaciones estarán disponibles con el descubrimiento de la tecnología de la Persona jurídica. Cada una de las siete corporaciones disponibles requiere un tipo particular de Gran personaje, una tecnología adicional a investigar, y tener acceso a los recursos necesarios para construir la sede de esa corporación; son únicas, se pueden fundar solamente una vez en toda la partida. Cada corporación consume unos recursos específicos, y provee de recursos o producción a cambio. Cuantos más recursos consuman, más alimento, producción o comercio suministrarán. Las corporaciones se pueden expandir como si fueran religiones (usando un Ejecutivo de la corporación) a otras ciudades, incluso ciudades extranjeras. Cualquier ciudad por la que se expanda la corporación debe abonar un coste de mantenimiento extra a cambio de sus servicios, pero la ciudad donde se encuentre la sede corporativa recibe una bonificación de oro en cada turno por cada ciudad en la que esté presente.[3]

Los jugadores pueden bloquear las actividades de las corporaciones extranjeras en sus ciudades adoptando el principio del mercantilismo, y pueden bloquear a todas las corporaciones, incluso las suyas propias, adoptando el principio de propiedad estatal.[3]​ Al contrario que las religiones, las corporaciones no se basan directamente en empresas presentes en la realidad, pero algunas de ellas son claras referencias a grandes empresas tales como General Mills o Standard Oil. Las corporaciones que aparecen en el juego son las siguientes:

  • Standard Ethanol ofrece al jugador, después de usar un Gran científico para construir su sede, la posibilidad de proporcionarle petróleo y fondos para investigación a cambio de maíz, azúcar o arroz.
  • Cereal Mills proporciona alimentos adicionales a una ciudad en forma de cereales, a cambio de maíz, arroz y/o trigo. El jugador puede construir su sede con un Gran mercader.
  • Creative Constructions proporciona algo de producción y cultura adicionales a cambio de recursos estratégicos como hierro, cobre, piedra o mármol. Un Gran ingeniero puede crear la sede de Creative Constructions.
  • Aluminum Co. proporciona aluminio y algo de investigación a cambio de carbón. Su sede la puede construir un Gran científico.
  • Civilized Jewelers requiere la tecnología de los Medios de comunicación y necesita a un Gran artista para crear su sede. La corporación consume oro, plata o gemas para generar tesoro y cultura.
  • La sede de Mining Inc. la puede construir un Gran ingeniero. Consume carbón, hierro, cobre, oro y/o plata y aumenta bastante la producción de la ciudad.
  • Sid's Sushi requiere el descubrimiento de la medicina y el uso de un Gran mercader para construir su sede. Esta corporación utiliza pescado, cangrejos, almejas o arroz para proporcionar alimentos y cultura adicionales a las ciudades. Esta corporación se nombró así en honor de Sid Meier, creador de la serie Civilization.

Espionaje

La importancia del espionaje en Civilization IV ha aumentado con esta expansión hasta compararse con la de la investigación científica, de la cultura y del tesoro, al haberse implementado como un nuevo tipo de transformación del comercio bruto. El nuevo control de espionaje permite que el jugador invierta parte de su renta total en puntos de espionaje contra otras civilizaciones. Una vez que el jugador ha alcanzado ciertos umbrales de puntos de espionaje, comienza automáticamente a obtener ventajas en el campo de inteligencia sobre las civilizaciones rivales.[5]

El jugador también puede enviar espías a territorio extranjero para obtener puntos de espionaje adicionales y realizar varias misiones relacionadas con la destrucción y la propaganda utilizando los puntos acumulados. Su papel es algo diferente, porque ahora los espías son invisibles ante todo tipo de unidades, exceptuando otros espías.[4]

Sucesos aleatorios

Beyond the Sword reintroduce, al estilo de juegos como Alpha Centauri o SimCity, el sistema de sucesos aleatorios del Civilization original, que pueden ser favorables para el jugador o pueden representar otro obstáculo que el jugador tendrá que superar. Existen más de cien sucesos diferentes, incluyendo desastres naturales, tales como terremotos o inundaciones que pueden destruir edificios y mejoras, o uniones entre gentes de distintos países que pueden convertir a dos naciones anteriormente rivales en aliadas. Estos nuevos acontecimientos dan a cada partida un sabor totalmente único. Además, en cada partida se ofrece a algunos jugadores la oportunidad de obtener recompensas especiales si se cumplen una serie de condiciones especiales bajo la forma de «misiones».[6]​ Algunos ejemplos de sucesos aleatorios en el juego son:

  • Sucesos climatológicos, como tsunamis, inundaciones o huracanes, y tectónicos, como terremotos o volcanes.
  • Descubrimiento de nuevos recursos en una mina o un bosque, lo cual puede dar una única bonificación en forma de dinero al jugador, o puede aumentar permanentemente la productividad de la casilla en la que el evento se produzca.
  • Uniones diplomáticas, como un matrimonio de un noble de una nación con otra noble de otra nación distinta, que comparten la misma religión, o súplicas de otras civilizaciones para que el jugador les preste ayuda.
  • Rebeliones inesperadas de los ciudadanos (agitación civil, posibles revueltas de esclavos si el jugador activa el principio de esclavitud, etc.).
  • Misiones especiales (construir una cierta cantidad edificios de un tipo determinado antes de la llegada de tal edad, por ejemplo), las cuales pueden deparar ciertas recompensas para el jugador, como Edades de Oro.

Victorias

Se han modificado las condiciones para obtener una victoria por carrera espacial. Ahora se requiere que la nave espacial del jugador llegue con éxito a Alfa Centauri, algo que se consigue lanzando la nave y esperando a que llegue con éxito a su destino. Solo es obligatorio construir una unidad de cada tipo de componente, por tanto es posible construir naves espaciales que vuelen más rápidamente que las de otras civilizaciones, construyendo varios motores y propulsores, de modo que ahora un jugador puede obtener la victoria por carrera espacial incluso si terminó su nave espacial después de que lo hiciera un competidor; o puede lanzar naves sin todos los componentes, lo que mermará las posibilidades de éxito de la misión espacial.[6]

Para la expansión se han ampliado las posibilidades de los edificios de victoria diplomática. La nueva maravilla del Palacio Apostólico permite que el jugador pueda obtener una victoria diplomática en la Edad Media, muchos siglos antes de que aparezcan las Naciones Unidas. La maravilla es religiosa, y tendrá la religión oficial del jugador que la construyó. Según la influencia de la religión del Palacio en su civilización, los jugadores consiguen cierta cantidad de escaños para votar los posibles decretos, como por ejemplo guerras santas, embargos comerciales a civilizaciones sin la religión del Palacio, o la firma de tratados de paz. Más adelante queda obsoleto con el comunismo y es sustituido con la llegada de los medios de comunicación. En este punto, la Organización de las Naciones Unidas, más moderna, asume el control de sus funciones. Ésta, además, tiene nuevas resoluciones relacionadas con la firma de tratados de paz con naciones amenazadas, o la resolución de disputas sobre ciudades.[4]

Nuevas opciones

Beyond the Sword ofrece varios tipos nuevos de scripts de creación aleatoria del mapeado, y nuevas opciones de juego. El jugador tendrá la opción de jugar con cualquier combinación de líder-civilización, permitiendo por lo tanto muchas más posibilidades. Otra nueva característica consiste en la opción para poder negociar solamente con tecnologías que ambos jugadores hayan, al menos, comenzado a investigar. Finalmente los jugadores pueden elegir las religiones que fundarán las tecnologías descubiertas, de modo que las religiones no sean siempre fundadas en el mismo orden en todas las partidas.

La expansión introduce la opción de inicio avanzado: es un modo de inicio especial de una partida en el que los jugadores tienen a su disposición para comprar ciudades, población, mejoras, edificios, tecnologías, visibilidad y unidades en los primeros turnos. Sirve tanto para el modo en solitario como para partidas multijugador. El jugador decide qué compra y dónde lo coloca. Cuando los jugadores terminan de comprar, la partida comienza con los jugadores controlando imperios relativamente equilibrados, ya avanzados y con infraestructuras de trabajo. Este modo de inicio es ideal para los que quieran jugar en la Edad Moderna directamente con imperios ya creados para no tener que realizar toda la partida desde la Edad de Piedra.[5]

Civilizaciones

Esta expansión incluye diez nuevas civilizaciones, la mayoría de Europa y Asia. Aquí se detalla cada una:

Civilización Líder Rasgos Unidad única Reemplaza a Edificio único Reemplaza a Capital
Babilonia Hammurabi Agresivo, Organizado Saetero Arquero Jardín Coliseo Babilonia
Bizancio Justiniano I Espiritual, Imperialista Catafracta Caballero Hipódromo Teatro Constantinopla
Etiopía Zara Yaqob Organizado, Creativo Guerrero oromo Soldado con mosquete Estela Monumento Aksum
Jemer Suryavarman II Creativo, Expansionista Elefante ballista Elefante de guerra Baray Acueducto Yasodharapura
Mayas Pacal II Expansionista, Financiero Holkan Lancero Cancha de pelota Coliseo Mutal
Nativos americanos Toro Sentado Filósofo, Protector Soldado perro Soldado con hacha Tótem Monumento Cahokia
Países Bajos Guillermo de Orange Creativo, Financiero Navío de las Indias Orientales Galeón Pólder Dique Ámsterdam
Portugal Juan II Imperialista, Expansionista Carraca Carabela Feitoria Casa de aduanas Lisboa
Sacro Imperio Romano Carlomagno Imperialista, Protector Lansquenete Piquero Rathaus Palacio de justicia Aquisgrán
Sumeria Gilgamesh Creativo, Protector Soldado buitre Soldado con hacha Zigurat Palacio de justicia Uruk

También se han añadido seis nuevos líderes a las civilizaciones ya existentes. En la siguiente lista se muestran los líderes:

Civilización Líder Rasgos
Celtas Boudica Carismática, Agersiva
Estados Unidos de América Abraham Lincoln Carismático, Filósofo
Francia Charles de Gaulle Carismático, Industrioso
Grecia Pericles Creativo, Filósofo
Otomanos Solimán el Magnífico Imperialista, Filósofo
Persia Darío I Financiero, Organizado
Other Languages