Ciudad vieja de Cáceres

Ciudad vieja de Cáceres
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad
Caceres Spain Plaza Mayor Arco.jpg
Torre de Bujaco, ermita de la Paz y arco de la Estrella en la plaza Mayor.
País Flag of Spain.svg  España
Tipo Cultural
Criterios iii, iv
N.° identificación 384
Región Europa y América del Norte
Año de inscripción 1986 (X sesión)
[ editar datos en Wikidata]

La ciudad vieja de Cáceres es un conjunto monumental de España situado en el casco antiguo del municipio de Cáceres. Está declarado bien de interés cultural desde 1949 y Patrimonio de la Humanidad desde 1986.

Organización del Casco Antiguo

El Casco Antiguo de Cáceres se encuentra delimitado en dos grandes zonas por la muralla: intramuros (dentro de la muralla) y extramuros (fuera de la muralla). El recinto intramuros es lo que suele ser conocido como "Ciudad Monumental" o "Parte Antigua" y es lo más conocido, mientras que la zona extramuros es más desconocida. Todo el Casco Antiguo, desde la Edad Media, se encuentra dividido en 4 parroquias, en torno a las cuales se fue configurando la estructura de la ciudad. Las 4 parroquias son Santa María, San Mateo, Santiago y San Juan, estando las dos primeras intramuros y las dos últimas extramuros.

Recinto Intramuros

La Ciudad Monumental, delimitada por las murallas, concentra la mayor parte de edificios históricos del Casco Antiguo y se pueden diferenciar diversas zonas que condicionaron la evolución de la ciudad intramuros.

Santa María (Barrio Bajo de la Ciudad Monumental)

El espacio conocido como Santa María se encuentra formado por la unión de dos plazas, la Plaza de Santa María y la Plaza de los Golfines, creando las dos un espacio único. Se encuentra presidida por la Santa Iglesia Concatedral de Santa María la Mayor, en torno a la cual se disponen un conjunto de palacios, mansiones y casas nobles delimitando la plaza. Adyacente al ábside de la Concatedral se encuentra el Palacio de Carvajal (sede del Patronato de Turismo de la Diputación de Cáceres, se pueden visitar sus dependencias interiores, el patio y el jardín) y al final de la calle Tiendas es posible ver la Torre de los Espaderos. De nuevo en la Plaza de Santa María se observan el Palacio de Hernando de Ovando y el Palacio Episcopal, tras el cual, en la Plaza del Conde de Canilleros, se encuentra el Palacio de los Toledo-Moctezuma (Sede del Archivo Histórico Provincial). Si se continúa en la Plaza de Santa María se pueden seguir viendo el Palacio de Mayoralgo, la Casa de Moraga (Centro Provincial de Artesanía), la Casa de los Golfín-Toledo o Duques de Valencia, el Palacio de la Diputación, el Palacio de Fomento y el magnífico Palacio de los Golfines de Abajo, que sirvió de alojamiento a los Reyes Católicos durante sus estancias en Cáceres.

San Jorge

La Plaza de San Jorge, en el centro del recinto amurallado, está caracterizada por tres edificios. Así, se encuentra dominada por la Iglesia de San Francisco Javier o Iglesia de la Preciosa Sangre (en cuya cripta se encuentra el Centro de Interpretación de la Semana Santa de Cáceres y permite el acceso al aljibe más grande de Cáceres, del siglo XVIII). Al lado de la misma se sitúa el Colegio de la Compañía de Jesús. Este conjunto barroco que preside la plaza está acompañado a la derecha por la Casa de los Becerra (Sede de la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero). Finalmente, a la izquierda, detrás de unos locales de venta de recuerdos y artesanía, se encuentra el Jardín de Cristina de Ulloa, espacio abierto dentro del conjunto formado por estos tres edificios de la Plaza de San Jorge, dedicada al patrón de la ciudad.

San Mateo (Barrio Alto de la Ciudad Monumental)

El espacio de San Mateo, de menor tamaño que Santa María, está formado por tres plazas, la Plaza de San Mateo, la Plaza de San Pablo y la Plaza de las Veletas. Esta zona está presidida por la Iglesia de San Mateo (construida sobre la antigua mezquita mayor). También se encuentra otro edificio religioso, el Convento de San Pablo. Entre los edificios civiles, el más destacado es el Palacio de los Cáceres Ovando o Palacio de las Cigüeñas (Sede del Gobierno Militar). Completando la zona de San Mateo, concretamente en la Plaza de las Veletas, se encuentra el Palacio de las Veletas (Sede de la Sección de Arqueología y Etnografía del Museo de Cáceres, con un magnífico aljibe almohade, el más antiguo de la ciudad) y la Casa de los Caballos (Sede de la Sección de Bellas Artes del Museo de Cáceres). Inmediatamente por detrás de la Iglesia de San Mateo, se encuentra una pequeña plazoleta en la que se sitúan tres bellos edificios que forman un conjunto armonioso, la Casa del Sol, la Casa del Águila y la Torre de Sande.

Volviendo de nuevo a la Plaza de San Mateo, es posible ver el impresionante Palacio de los Golfines de Arriba. Finalmente, desde San Mateo, se puede descender a través de la calle Ancha para admirar el conjunto de edificios que delimitan esta calle. Entre ellos están la Casa de Lorenzo Ulloa (Sede de la Escuela de Bellas Artes Eulogio Blasco), la Casa de Diego de Ulloa el Rico, la Casa de los Paredes-Saavedra, el Palacio del Comendador de Alcuéscar o de los Marqueses de Torreorgaz (Alberga el Parador de Turismo de Cáceres) y la Casa de los Sánchez Paredes.

En este punto, tras atravesar la calle Ancha, se encuentra la Puerta de Mérida. A este nivel es posible apreciar el Hospital de los Caballeros hacia la derecha, mientras que si se gira hacia la izquierda se puede apreciar la Casa de los Pereros (Sede del Colegio Mayor Universitario Francisco de Sande).

Adarves y callejones
El Adarve de la Estrella.

Desde la Plaza de San Mateo, si se toma la calle Condes, se llega hasta la zona de los adarves. Los adarves son las calles adyacentes a la muralla, lo que también se conoce como camino de ronda. En Cáceres cinco calles conservan el nombre de adarves (Padre Rosalío, Santa Ana, Estrella, Obispo Álvarez de Castro y Cristo), si bien cuando se habla de "los adarves", generalmente se hace referencia a los tres primeros, que se encuentran seguidos, como si de una misma vía se tratara. Los adarves (del Padre Rosalío, de Santa Ana y de la Estrella) constituyen una calle en cuesta, con estrecheces y con pavimento de pequeños cantos.

En esta zona se aprecian el Arco de Santa Ana y Puerta del Postigo, la Torre de la Ved o del Postigo y la Torre de Santa Ana. En una pequeña plazoleta frente al Arco de Santa Ana se sitúa el Palacio de los Condes de Adanero. Conforme se van descendiendo los adarves, a la izquierda se encuentra la entrada a la Casa Mirón (Sede del Museo Municipal de Cáceres), y un poco más abajo a la derecha, está la Plaza de los Caldereros. Esta plaza, a la derecha de los adarves, está delimitada por dos edificios, uno frente al otro, el Palacio de la Generala y el Palacio de Ribera. Ambos edificios son la sede del Rectorado de la Universidad de Extremadura.

Enfrente de la Plaza de los Caldereros existe una pequeña puerta que da a unas escaleras que descienden hasta el Foro de los Balbos, delimitado por la Torre del Horno y la Torre de la Yerba, pudiéndose ver desde aquí el Ayuntamiento y la Plaza Mayor. Si se descienden completamente los adarves y se vuelve a la Plaza de Santa María, a la altura de la Casa de Moraga, es posible iniciar el paso por una zona de calles, callejones y callejas de la Ciudad Monumental de gran encanto. Aquí, en la Casa de Moraga, se inicia un eje formado por las calles Cuesta de Aldana y Olmos, situadas en línea recta, estrechas y tortuosas. Aquí se encuentran edificios tan importantes como la Casa del Mono, la Casa del Aldana, la Casa Mudéjar, la Casa de los Ovando Perero y la Enfermería de San Antonio. Finalmente, la pequeña plaza donde se encuentra la Enfermería de San Antonio desemboca en la unión de la calle Puerta de Mérida con el Adarve del Padre Rosalío, pudiéndose apreciar el Hospital de la Magdalena.

Judería Vieja
El Arco del Cristo es la puerta este de la antigua muralla de Cáceres. Conserva sillares romanos y en la antigüedad fue la puerta del cardo de la colonia Norba Caesarina.

Cáceres llegó a tener dos barrios judíos: la Judería Vieja (en el recinto intramuros) y la Judería Nueva (en la zona extramuros). La Judería Vieja o Barrio Judío Viejo se conoce también como barrio de San Antonio de la Quebrada. Se conserva la disposición y organización de las calles típicas del periodo islámico y judío. Se trata de calles estrechas y en cuesta, con pequeñas plazas unidas entre sí, y con calles «en fondo de saco», es decir, calles sin salida. Las casas son pequeñas, de una a dos plantas, la mayoría de color blanco y decoradas algunas de ellas con flores como los geranios entre otras, lo que le da un gran tipismo a este barrio. Está conformado por las calles Barrio de San Antonio, Callejón del Moral, Rincón de la Monja y Cuesta del Marqués entre otras. El principal edificio y centro de la judería vieja es la Ermita de San Antonio (construida sobre la antigua sinagoga). Una casa interesante es la Casa del Judío Rico (conocida así popularmente por presentar una fachada de piedra en lugar de estar cubierta de cal, como era lo típico de las casas judías humildes). En el mismo barrio judío, a través de una de sus casas, es posible acceder al Baluarte de los Pozos. Se trata de un tramo de muralla adelantado al resto formado por dos torres, la Torre de los Pozos o del Gitano y la Torre Coraja o de los Aljibes. Constituyó un punto clave para garantizar el acceso al agua de la Ribera. También en la propia judería, cerca de la Puerta de Pizarro, se encuentra el acceso al Olivar de la Judería, que consiste en un espacio a modo de jardín o parque situado a los pies de la muralla.

Si se continúa por la calle Rincón de la Monja, en el cruce de la misma con la calle Cuesta del Marqués se encuentran dos edificios a destacar. Uno de ellos es la Casa de Durán de la Rocha y el otro es la Casa Museo Árabe. Al descender por la Cuesta del Marqués, se llega al punto más bajo de la Ciudad Monumental y el situado más al este. Aquí se encuentra el Arco del Cristo, Puerta del Río o del Concejo (única puerta de origen romano que ha persistido en la ciudad). Desde este punto es posible visualizar la Torre Redonda y, tras cruzar el arco, la Torre del Río.

Recinto extramuros

Cuando el recinto intramuros no pudo albergar más construcciones se decidió edificar fuera de las murallas en torno a tres espacios fundamentales: la Plaza Mayor y las dos parroquias (Santiago y San Juan).

La Plaza Mayor
Vista nocturna de la Plaza Mayor de Cáceres, donde se puede distinguir parte del Foro de los Balbos en primer plano, uno de los laterales del Ayuntamiento a la izquierda y parte de la muralla a la derecha.

La Plaza Mayor se constituye como el centro del Casco Histórico y puerta de entrada a la Ciudad Monumental. Surgió como un amplio espacio para los mercados, fuera de las murallas. Se encuentra dominada en su lado este por un frontal formado por la Torre de Bujaco, la Ermita de la Paz y el Arco de la Estrella, pudiéndose ver también la Torre de los Púlpitos y la Torre de la Yerba. Al sur se encuentra el Ayuntamiento, construido a finales del siglo XIX. El resto de la Plaza Mayor se encuentra formado por soportales que tienen su origen en el siglo XVI, si bien los edificios construidos sobre los mismos son de épocas muy diversas.

Los portales alojaron a distintos gremios, como es el caso del Portal del Pan, el Portal de los Plateros, el Portal de los Escribanos, el Portal de los Boticarios y el Portal de los Relojeros, entre otros. El resto de gremios de la ciudad se asentaron en calles cercanas a la Plaza Mayor, como la conocida y comercial calle Pintores y otras como las calles Paneras, Hornos, Hornillos, Zapatería, Caleros, Tenerías, Rivera de Curtidores, Caldereros, Tiendas. En el entorno y en las cercanías de la Plaza Mayor se encuentran las dos parroquias medievales (Santiago y San Juan), en torno a las cuales se fueron configurando nuevos espacios que, junto con la Plaza Mayor, crearon la estructura urbana del recinto extramuros.

Barrio de Santiago y alrededores

La Plaza de Santiago se encuentra presidida por la Iglesia de Santiago de los Caballeros y el Palacio de Francisco de Godoy. Desde esta plaza es posible acceder a las conocidas calles gremiales de Caleros, Tenerías y Rivera de Curtidores, que conservan su aspecto popular, asentadas en los márgenes de la Ribera del Marco (el arroyo del cual se nutría la ciudad antiguamente). En el cruce de estas tres calles se encuentra cercana la Ermita del Vaquero, construida, según la tradición, sobre la casa del pastor Gil Cordero, que fue quien descubrió la talla de la Virgen de Guadalupe (patrona de Extremadura). También es posible ver los restos de la Torre de Caleros.

Si se vuelve a la Plaza de Santiago y se toma la calle Godoy es posible llegar a la Plaza del Socorro, donde se encuentra la Puerta de Coria o Arco del Socorro y la Torre de Coria o del Pobre. Aquí se encuentran, en un pequeño jardín, algunos de los restos de la muralla romana de la ciudad. También desde esta plaza se pueden observan la Torre del Rey y el Arco de España, actualmente integrados en una casa. En lugar de pasar desde la calle Godoy a la Plaza del Socorro, se puede tomar la calle Zapatería (otra antigua calle gremial), para llegar a la Plaza del Duque, denominada así por el Palacio del Duque de Abrantes (Acoge la Residencia Universitaria Hijas de Cristo Rey). Desde aquí es posible ver el Cine Capitol, en estilo italiano, edificado sobre el antiguo Hospital de Sancti Spiritus.

Si se desciende por la calle Muñoz Chaves se llega a la Plaza de la Audiencia, donde se encuentra la Real Audiencia de Extremadura, mandada constituir por Carlos IV en 1790, sobre el antiguo Hospital de la Piedad. La llegada de la Audiencia a Cáceres en el siglo XVIII supuso la entrada de un gran número de funcionarios del Estado y abogados, que edificaron sus grandes casas en esta zona. Entre esas casas de los siglos XVIII y XIX se puede destacar el Palacio de los Condes de Santa Olalla y la Casa de la Culebra. Cerrando la Plaza de la Audiencia en el lado opuesto a la Real Audiencia se encuentra el Oratorio de la Enfermería de San Pedro de Alcántara, de estilo barroco, actualmente formando parte del Convento de la Obra del Amor. Desde esta plaza, descendiendo por la calle Peñas, o desde la plaza de Santiago, descendiendo por la calle Sande, ya que ambas terminan en un mismo punto, se llega a la Ermita de San Blas, actual parroquia ya no dependiente de la Iglesia de Santiago y sede de una de las romerías más conocidas de la ciudad. A unos metros se alza la Ermita de Santo Vito.

Bastante cerca de la Plaza Mayor se encuentra la Iglesia, Convento y Hospedería del Santo Rosario de Santo Domingo, conocida popularmente como Santo Domingo. Si desde la Plaza de Santo Domingo se avanza hacia la Plaza de la Concepción (denominada así por el ya desaparecido Convento de la Limpia y Pura Concepción), se pueden observar dos edificios en esta plaza situados en la unión de la misma con la calle General Ezponda. Se trata del Palacio de Galarza y del Palacio del Marqués de Camarena. Finalmente, si se sigue avanzando hacia el sur por esta plaza se aprecia el Palacio de la Isla, que fue construido sobre la Ermita de la Cruz, y ésta a su vez sobre la Sinagoga de la Judería Nueva. Toda esta zona, entre la Plaza Mayor y la Plaza de la Concepción, que contiene las calles Paneras, Cruz y Ríos Verdes, conformó la Judería Nueva, cuya sinagoga se encontraba en lo que actualmente es la capilla del Palacio de la Isla.

Desde toda esta zona céntrica, salen calles como Barrionuevo (desde la Plaza de la Concepción) o Margallo (desde la calle Sancti Spiritus), que representan el ensanche de la ciudad. Se trata de calles largas, con casas de finales del siglo XIX y XX. Estas dos calles confluyen en la actual Plaza de Argel, donde se encuentran la Plaza de Toros de la Era de los Mártires, del año 1846, y el Cuartel Infanta Isabel. Detrás de ellos está el Paseo Alto, uno de los primeros espacios verdes de la ciudad, donde se sitúa la Ermita de los Santos Mártires.

Barrio de San Juan y alrededores

La Plaza de San Juan está centrada por la Iglesia de San Juan Bautista o Iglesia de San Juan de los Ovejeros. Alrededor del jardín central de la plaza y de la iglesia se sitúan diversos palacios y casas nobles. Se trata del Palacio de Ovando-Saavedra, el Palacio del Marqués de Oquendo, la Casa de Ovando Espaderos y el Palacio del Marqués de Monroy (Sede de la Cámara de Comercio). Igualmente se encuentran los restos del antiguo Convento de San Pedro, del que permanece una torre en esquina.

Las calles Pintores, Moret, San Juan, Roso de Luna, San Pedro y San Antón constituyen y son de hecho las calles comerciales de la ciudad. Al final de la calle San Pedro se observa el edificio del Gran Teatro, construido en la segunda década del siglo XX. Las calles Sergio Sánchez, Donoso Cortés y Pizarro, en las traseras de San Juan, también forman parte de esta zona comercial y de tiendas, siendo también una zona de bares de copas. En la calle Pizarro se encuentra la Casa Grande (Sede del Centro de Artes Visuales Helga de Alvear). Por la calle Pizarro se llega a una zona formada por dos plazas, la Plaza de la Soledad y la Plaza de Santa Clara, también conocidas como el Altozano de la Soledad y el Potro de Santa Clara, dominadas cada una de ellas por la Ermita de la Soledad y el Convento de Santa Clara. Si se desciende por la calle Torremochada es posible ver la Torre Mochada, de planta octogonal. Un poco más abajo, si se sigue descendiendo, se observa la Ermita de la Consolación o de las Candelas y más abajo aún la Ermita de San Ildefonso (Actual Galería de Arte).

El descenso desde las zonas elevadas del Casco Antiguo finaliza en la Plaza de San Francisco, donde se encuentra el Puente de San Francisco, así como el Museo de Historia y Cultura Casa Pedrilla y la Casa Museo Guayasamín. Desde la Plaza de San Francisco sale la Ronda de San Francisco, donde se encuentra el Real Monasterio de San Francisco Extramuros (Actual Sede de la Institución Cultural El Brocense). En el cruce de la Ronda con la Avenida de la Hispanidad se sitúa la antigua Puerta del Cementerio del Espíritu Santo. Finalmente, se llega a la Ermita del Espíritu Santo, que también forma parte de la denominación de Conjunto Histórico-Artístico.

Other Languages