Ciudad de Cantabria

Yacimiento arqueológico de Monte Cantabria
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Declaración 20 de julio de 2012
Figura de protección zona arqueológica
Ubicación Logroño, La Rioja (España)
Estilos predominantes Celtíbero, Medieval
[ editar datos en Wikidata]
Castro de Vareia
Cerro de Cantabria o Monte Cantabria
Montecantabrialarioja.jpg
Vista de la cara sur del Cerro de Cantabria sobre cuya cima se sitúa el enclave arqueológico.
Localización geográfica/administrativa
Continente Europa
Región La Rioja (España)
Valle Valle del Ebro
Situación
País(es) España
Municipio(s) Logroño
Historia del sitio
Uso original Acrópolis, castro defensivo y núcleo urbano
Estilo(s) Celtíbero
Época(s) Edad del Hierro
Cultura Celta, Celtíbera
Eventos históricos
Fecha construcción Aprox. siglo IV a. C.
Abandono o destrucción Aprox. siglo XII d. C.
Ocupante(s) Celtíberos, Romanos de Hispania, Visigodos, Mozárabes?,
Hallazgos y descubrimiento
Arqueológico(s) Murallas fortificadas, viviendas, silos, etc.
Otros materiales Monedas, ánforas, vasijas, etc.
Gestión
Propietario(s) Ayuntamiento de Logroño
Gestión Ayuntamiento de Logroño y Gobierno de La Rioja
Dimensiones del sitio
Altura 500,92 msnm.
Coordenadas 42°28′39″N 2°25′30″O / 42.47742778, 42°28′39″N 2°25′30″O / -2.42505556
[ editar datos en Wikidata]

Ciudad de Cantabria es el nombre sui generis dado a un importante yacimiento protohistórico ubicado al sur del término o paraje denominado Cerro de Cantabria en Logroño, La Rioja (España). El sustrato arqueológico ha sido objeto de atención por los eruditos desde el siglo XVII y contiene restos de extensos períodos que abarcan la Edad del Hierro II –en el siglo IV a. C.–, la Romanización de Hispania, la época visigótica y la Edad Media durante los siglos XII y XIII,[1] es decir, aproximadamente 1.500 años.

Según las modernas hipótesis, los restos más antiguos de este yacimiento corresponden al castro defensivo y puerto fluvial[11]

Hasta fechas recientes esta ciudad fue identificada como la capital del Ducado de Cantabria, y durante siglos se vinculó estrechamente con los sucesos narrados por San Braulio y Juan de Biclaro, pero actualmente estas tradiciones legendarias son descartadas por la comunidad científica[12] que atribuye la capitalía del ducado a la Ciudad de Amaya en Burgos.

Desde los años 40 hasta la actualidad se han venido realizando diversas prospecciones y trabajos tanto arqueológicos como paleontológicos que han puesto en relieve el importantísimo valor de todos los descubrimientos. El Consejo Superior de Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja inició en julio de 2009 el proceso para salvaguardar este yacimiento que fue resuelto finalmente en julio de 2012,[14]

Situación geográfica del enclave arqueológico

El cerro de Monte Cantabria, está situado en el lado Noreste de Logroño, en la ribera izquierda del Ebro y en los límites con Álava y Navarra. Es una montaña alargada de N. a S. y amesetada en su cima, con una dimensión superior a hectárea y media. A su lado sur se eleva sobre Logroño con precipicio de unos 120 metros junto al río Ebro, siendo este punto el más elevado del cerro. Justamente en este lado sur es donde se ubica el yacimiento, en una posición estratégica que domina la vista de los alrededores y ofrece una defensa natural en su precipicio.

Arqueología

Principales campañas arqueológicas

  • 1944 y 1945: durante estas campañas los especialistas Blas Taracena[1] A raíz de estos descubrimientos Cesáreo Goicoechea realizó un plano de situación de la fortaleza en 1949.
  • 1977 a 1982: Campañas dirigidas por Carlos L. Pérez Arrondo[22]
  • 1990 a 1994. En 1990 por Carlos L. Pérez Arrondo[24] por Javier Ceniceros, esta quizá la más exhaustiva y de más entidad, cuyas campañas incluyeron la excavación sistemática de todo el perímetro amurallado medieval descubriendo una necrópolis alrededor de la misma, más hogares y silos, etc.
  • 1993 y 1994; también dirigidas por Javier Ceniceros con la participación de arqueólogos y alumnos universitarios con el fin de poder acondicionar el lugar como atractivo urbano.

A lo largo de todas las excavaciones se han recuperado gran cantidad de fragmentos de cerámica manufacturada y torneada de tradición celtibérica con decoración pintada geométrica. También pesas de telar, una estela decorada, ruedas de molino circulares, adobes de hornos y otros elementos que prueban fehacientemente asentamientos prerromanos, romanos, visigóticos y medievales en su cumbre.

Other Languages