Citroën Ami

Picto infobox automobil.png
Citroën Ami

Ami b club.jpg

Citroën Ami 6 Break
FabricanteBandera de Francia Citroën
Período1961 - 1979
FábricasBandera de Francia Rennes
Bandera de España Vigo
Bandera de Argentina Buenos Aires
PredecesorCitroën 2CV
SucesorCitroën Visa
TipoAutomóvil familiar
CarroceríasBerlina sobre bastidor, cinco puertas
ConfiguraciónMotor delantero, tracción delantera
Dimensiones4052 / 1524 / 1520 /
2270 mm
Peso689 kg
RelacionadoCitroën 2CV - Citroën Dyane
Citroën Méhari
Citroën Visa - Citroën GS
SimilaresRenault 6
Renault 8
Renault 10
Simca 1000
Mini 850
Fiat 850/SEAT 850
DiseñadorFlaminio Bertoni para Citroën
[editar datos en Wikidata]

El Citroën Ami es un automóvil del segmento B fabricado por la empresa francesa Citroën, entre 1961 y 1979.

Desarrollo

En 1955, la oferta de Citroën se restringe a tres modelos, el DS, que acaba de ser presentando con gran éxito, el 2 CV, que se vende muy bien, y el Traction Avant, modelo veterano que se mantiene en producción como alternativa asequible al DS. Sin embargo, la empresa sabe que no puede estirar mucho más la vida del Traction Avant y necesita cubrir el enorme hueco que hay entre el económico 2 CV y el lujoso DS.

En realidad, la idea de producir un modelo intermedio no era nueva. En 1953, se había aprobado el proyecto C, destinado a crear un coche más sofisticado que el 2 CV. Entre 1955 aparece el primer prototipo, el C1. Se trata de un monovolumen diseñado por André Lefevre[1]​, de líneas redondeadas y gran superficie acristalada —de clara inspiración aeronáutica—, con el eje trasero más corto que el delantero. En 1957, se comienza con el segundo prototipo, el C10 que corrige los fallos del C1. Un año más tarde, Lefevre enferma gravemente y las secuelas le impiden continuar. Sus colaboradores acaban el último prototipo, pero sin Lefevre para defenderlo, los jefes de Citroën resuelven cancelar el proyecto y pensar en una idea menos arriesgada. Se considera que el concepto es demasiado futurista y difícil de producir. Se impulsa entonces el proyecto C-60. Flaminio Bertoni diseña una carrocería de tres volúmenes con un declive muy acusado en el capó, sobre el cual sobresale un doble faro, al estilo del futuro Panhard 24 (las compañías eran colaboradoras). El pilar C incorpora el perfil en Z que anticipa el estilo del AMI 6. En cuanto al motor, se piensa en un cuatro cilindros opuestos refrigerado por aire, en versiones de 1100 y 1400 cm3. Además, se contempla que la versión más potente lleve suspensión hidroneumática. Al final, la empresa, con dificultades financieras, decide parar el proyecto por parecerle demasiado costoso. Será sustituido más adelante por el proyecto F.

La cancelación del proyecto C60 no implica que la empresa desista de llenar el hueco que hay en su gama. Citroën es consciente de que necesita un modelo de estilo urbano, más refinado que el 2 CV —creado para satisfacer las necesidades de la Francia rural—. Bercot, patrón de Citroën en la época, impulsa entonces el proyecto M, de intermedio. Las restricciones presupuestarias condicionan el proyecto. Para abaratar costes se decide emplear la plataforma del 2 CV. Entre los primeros bocetos de Flaminio Bertoni hay un dos volúmenes con portón trasero[2]​. Bercot lo rechaza por identificarlo con una furgoneta. No desea que la imagen de la marca se asocie a este tipo de vehículos. Prefiere que sea un tres volúmenes con un amplio maletero y una buena habitabilidad.

El presupuesto ajustado también condiciona la elección del motor. Tres son las propuestas que se ponen sobre la mesa:

  1. un cuatro cilindros opuestos refrigerado por aire, de 950 cm3, resultado de juntar dos motores de 2 CV;
  2. aprovechar el dos cilindros opuestos refrigerado por aire de 610 cm3, de origen Panhard, una firma con la que Citroën tiene acuerdos de colaboración;
  3. emplear un dos cilindros opuestos refrigerado por aire del 2 CV, pero con la cilindrada aumentada hasta 602 cm3.

Al final se opta por está última alternativa —ventajosa por no superar el límite de los 3 CV fiscales—, cuyo desarrollo corre a cargo de Walter Becchia, creador del motor original.

Las líneas maestras del proyecto ya están definidas. Bertoni prosigue el diseño intentando interpretarlas. La corta distancia entre ejes de la plataforma base determina la forma del coche. Además, tiene que medir menos de 4 metros. Como se desea que la puerta del maletero sea larga para acceder bien a él y no se quiere comprometer la habitabilidad, queda poco espacio para el pilar C. Para evitar que la luneta trasera esté muy cerca de las cabezas de los pasajeros, Bertoni adopta una ingeniosa solución que ya había ensayado en el C60, invertir su ángulo. El pilar C presenta ahora una silueta en forma de Z que marca estéticamente el modelo. Por otro lado, el AMI 6 debe ser un automóvil liviano, pues a pesar del aumento de potencia respecto al 2 CV, el motor continúa teniendo un rendimiento modesto. El uso de chapa de 0,6 mm reduce el peso de la carrocería, pero la hace más endeble. Buscando aumentar su resistencia, Bertoni crea un doble nervio que recorre todo el lateral de la carrocería, por debajo de las manecillas de las puertas, formando una gruesa banda en relieve que resalta su aspecto. Y el capó presenta una singular combinación de nervios y curvaturas, con especial atención al declive central, muy pronunciado y terminado en forma de visera sobre la calandra.

Hay numerosos detalles de estilo que llaman la atención. En el frontal, destacan los faros rectangulares —forma inédita, hasta la fecha todos son redondos— desarrollados por Cibie, embutidos en un grueso cerco cromado bastante prominente. Por debajo, dos molduras metálicas paralelas y horizontales crean un espacio acanalado en el que se insertan los intermitentes. En la zaga, los intermitentes son redondos, dos a cada lado. Popularmente serán denominados «vasos de yogur».

Vista trasera del Citroën Ami 6, con su inconfundible parabrisas posterior a contrapendiente.

En el interior, prima la elegancia. Se piensa en el público femenino, pues cada vez hay más conductoras en Francia. Según Origins[3]​, el museo virtual de Citroën, la denominación Ami viene de término inglés Mrs. Esta feminización se nota especialmente algunos detalles. Los asientos, bien mullidos, lucen bonitos tapizados de colores. Los guarnecidos de las puertas, con botones incrustados, son de material que imita al cuero. Se observa también un acabado dorado en los botones el salpicadero y el pomo de la palanca de marchas. Además, se aprovechan algunos elementos del DS, como los tiradores de las puertas o el volante monorradio.

Finalmente, el Ami 6 se presenta el 1 de abril de 1961. La acogida inicial es algo tibia. Hasta 1963, hay ligeras subidas anuales, pero no se alcanzan las metas propuestas. Existe la percepción de que la línea es un poco rara. Hay intentos de corregir la situación dentro y fuera de la empresa. Heuliez, colaborador habitual de Citroën, realiza por su cuenta una versión familiar con portón trasero que no convence a la marca de los crevrones. Al final, el estancamiento en las ventas obliga a Berzot en 1964 a dar su brazo a torcer. Robert Opron diseña la versión Break de 5 puertas y le da un aire más tradicional. El éxito es inmediato, en 1965 dos de cada tres Ami son Break y en 1966 se convierte en el coche más vendido de Francia.

Other Languages
čeština: Citroën Ami
Ελληνικά: Citroën Ami
English: Citroën Ami
עברית: סיטרואן Ami
italiano: Citroën Ami 6
Nederlands: Citroën Ami
polski: Citroën Ami
português: Citroën Ami
русский: Citroën Ami
slovenčina: Citroën Ami
svenska: Citroën Ami
Türkçe: Citroën Ami
українська: Citroën Ami