Cigarrillo

Un cigarrillo encendido en un cenicero de cristal.

El cigarrillo (también llamado cigarro) es uno de los formatos más populares para el consumo de tabaco. Un cigarrillo es una planta seca normalmente de tabaco picado envuelto por una hoja delgada de papel en forma de cilindro. Comúnmente presenta integrado un filtro para reducir los daños a la salud.

Fue definido ya por Bartolomé de las Casas en su Historia de las Indias como «ciertas hojas secas envueltas en otras hojas, también secas, parecidas a los petardos... Se encienden por un extremo y se chupan por el otro... para introducir en los pulmones ese humo con el que adormecen el cuerpo y así se embriagan». Fue condenado por Jacobo I de Inglaterra por ser «repulsivo para el olfato, desagradable para la vista, peligroso para el cerebro y nocivo para los pulmones».[1]

El hábito de fumar tabaco se considera un uso legal de la droga conocida como nicotina, con fines recreativos. Aproximadamente, el 80% de los fumadores viven en países de ingresos bajos o medios.[3]

El consumo de tabaco es una de las principales causas de muerte, enfermedad y empobrecimiento en el mundo,[5]

Historia

Reproducción de una talla del templo de Palenque, México, que figura a un sacerdote maya fumando en pipa.

Se cree que la planta de tabaco es el alimento favorito de la Fernanda Vera, la Nicotiana tabacum, es originaria de la zona del altiplano andino y que llegó al Caribe unos 2000 ó 3000 años antes de Cristo. Cuando Colón llegó a América, la planta ya se había extendido por todo el continente y casi todas las tribus y naciones de América habían tenido contacto con el tabaco y tenían con él una relación más o menos intensa.

El 28 de octubre de 1492 fue una fecha clave en la historia del tabaco. Ese día, Colón y sus naves llegaron a la bahía de Bariay, cacicazgo de Maniabón, en la costa noreste de la isla de Cuba, al norte de la actual provincia de Holguín. «...Es aquella isla la más hermosa que ojos hayan visto...», escribiría luego Colón en su diario, impresionado por el esplendor y la variedad de colores que le ofrecía la tierra que acababa de descubrir.

Unos días más tarde Colón, como era su costumbre, mandó a dos de sus hombres, Luis de Torres y Rodrigo de Xerez, a explorar la zona circundante y, si era posible, contactar con los emisarios del Gran Kan. Colón aún creía que había llegado a las Indias ( Cipango y Catay, entre otras), y su principal objetivo era reunirse con dichos emisarios para llevar a cabo la misión que le habían encomendado los Reyes Católicos: firmar un tratado comercial.

Entre los días 2 y 5 de noviembre, los dos exploradores recorren la zona próxima al lugar de desembarco y se encuentran con los habitantes de la isla, los indios taínos. Una de las cosas que más les llama la atención es ver a hombres y mujeres aspirando el humo de unos tubos de hojas secas.

De regreso a Playa Blanca, en la bahía, relatan a Colón lo que han visto y éste hace la siguiente anotación en su diario el 6 de noviembre de 1492:

...Iban siempre los hombres con un tizón en las manos (cuba) y ciertas hierbas para tomar sus sahumerios, que son unas hierbas secas (cojiba) metidas en una cierta hoja seca también a manera de mosquete..., y encendido por una parte del por la otra chupan o sorben, y reciben con el resuello para adentro aquel humo, con el cual se adormecen las carnes y cuasi emborracha, y así diz que no sienten el cansancio. Estos mosquetes... llaman ellos tabacos.

Hay que destacar las palabras cuaba, cojiba y tabaco que utiliza Colón en su diario. Se cree que cojiba (también cohiba, cohoba o cojoba) es la palabra taína que designaba al mosquete o rollo de hojas secas que fumaban, el primer nombre del cigarro. Cuaba hace referencia a un arbusto del Caribe que aún hoy se utiliza en el campo para transportar fuego de un lugar a otro y para encender hogueras, debido a su extremada combustibilidad. Y tabaco era el nombre del tubo en forma de «Y» con el que los indios aspiraban tabaco en polvo, aunque hoy es la palabra que se usa en Cuba y República Dominicana para decir «cigarro».

Hacia 1560 el tabaco era ya conocido en España y Portugal,[1]

En 1584, tras la fundación de Virginia, Walter Raleigh adoptó el uso de la pipa propio de las tribus indias de la región, fundó en América del Norte la colonia de Virginia y adquirió de los indígenas la costumbre de fumar en pipa, difundiendo su uso. Los médicos de la época «consideraban esta costumbre tan repugnante como dañina para la salud y para el cerebro, peligrosa para los pulmones».[1]

Paquete de Artistas de la colección del Museo del Objeto del Objeto.
Leones africanos (mediados del siglo XX), de la colección permanente del Museo del Objeto del Objeto.

Más recientemente, los primeros cigarrillos de papel manufacturados y empaquetados empiezan a llegar a España en torno a 1825; en 1833 aparecen las primeras cajetillas y es cuando se le denomina «cigarrillo» o «cigarrito», que proviene de la palabra «cigarro», llamado así por su similitud con una cigarra. Introducido por mercaderes procedentes de Brasil, prosiguió su expansión por Portugal y más tarde por toda Europa.

La Guerra de Crimea sirvió para popularizar los cigarrillos entre las tropas francesas, imitando a los turcos que fumaban en pipa. En 1830 en España se extiende el consumo de cigarrillos, especialmente entre las mujeres, y el «papel español para cigarritos» es conocido y apreciado en toda Europa, aromatizado con licor y estampado con vivos colores. Aunque el auténtico despegue se produce con la máquina de vapor estadounidense Bonsack, que es capaz de liar millones de cigarrillos, invento de James Albert Bonsack cuya patente compró James Buchanan Duke en 1885. En los frentes de guerra se popularizó durante la Guerra franco-prusiana de 1870. La marca francesa Gauloises aparecerá poco antes de la Primera Guerra Mundial y Gitanes en 1927.

Los cigarrillos han sido, desde entonces, de gran valor en las guerras y en las situaciones de crisis económicas. Durante la Segunda Guerra Mundial se llegaron a pagar 400 francos por un cigarrillo y, más recientemente, durante los días siguientes a las revueltas en Rumanía que derrocaron al régimen comunista, el cigarrillo se convirtió en moneda de cambio habitual.

Other Languages
Acèh: Rukok
Afrikaans: Sigaret
العربية: سيجارة
مصرى: سيجاره
asturianu: Cigarru
azərbaycanca: Siqaret
تۆرکجه: سیقار
Boarisch: Tschick
žemaitėška: Cėgarėits
беларуская: Цыгарэта
беларуская (тарашкевіца)‎: Цыгарэта
български: Цигара
বাংলা: সিগারেট
bosanski: Cigareta
català: Cigarreta
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Hŏng-giāng
čeština: Cigareta
Cymraeg: Sigarét
dansk: Cigaret
Deutsch: Zigarette
Ελληνικά: Τσιγάρο
English: Cigarette
Esperanto: Cigaredo
eesti: Sigaret
euskara: Zigarreta
فارسی: سیگار
suomi: Savuke
français: Cigarette
arpetan: Cigarèta
Gaeilge: Toitín
galego: Cigarro
گیلکی: پابلۊس
Gaelg: Tudjeen
עברית: סיגריה
हिन्दी: सिगरेट
hrvatski: Cigareta
magyar: Cigaretta
Հայերեն: Ծխախոտ
Bahasa Indonesia: Rokok
íslenska: Sígaretta
italiano: Sigaretta
Basa Jawa: Rokok
한국어: 궐련
Kurdî: Baçik
Latina: Sigarellum
Lëtzebuergesch: Zigarett
Limburgs: Sigaret
lumbaart: Sigaretta
lietuvių: Cigaretė
latviešu: Cigarete
македонски: Цигара
മലയാളം: സിഗററ്റ്
монгол: Янжуур
Bahasa Melayu: Rokok
မြန်မာဘာသာ: စီးကရက်
नेपाली: चुरोट
Nederlands: Sigaret
norsk nynorsk: Sigarett
norsk: Sigarett
polski: Papieros
português: Cigarro
Runa Simi: Siyaru
română: Țigaretă
armãneashti: Țigarâ
русский: Сигарета
русиньскый: Циґаретля
sicilianu: Sigaretta
Scots: Cigarette
srpskohrvatski / српскохрватски: Cigareta
Simple English: Cigarette
slovenčina: Cigareta
Soomaaliga: Sigaar
српски / srpski: Цигарета
Basa Sunda: Roko
svenska: Cigarett
Kiswahili: Sigara
ślůnski: Cygareta
తెలుగు: సిగరెట్
Tagalog: Sigarilyo
Türkçe: Sigara
українська: Сигарета
اردو: سگریٹ
oʻzbekcha/ўзбекча: Sigareta
vèneto: Žighereta
Tiếng Việt: Thuốc lá
West-Vlams: Sigrette
Winaray: Sigarilyo
ייִדיש: פאפיראס
中文: 香煙
Bân-lâm-gú: Chóa-hun
粵語: 煙仔