Cierre patronal

El cierre o paro patronal, también conocido por su nombre inglés de lockout (literalmente "cerrar y dejar fuera", expresión utilizada en inglés para referirse al apagado o puesta fuera de servicio de una máquina) es una medida de acción directa que consiste en la paralización total o parcial de las actividades de uno o varios establecimientos o actividades económicas, por decisión del empresario o patrón.[2] con el fin de forzarlas a cambiar determinada política pública, o como expresión de descontento contra determinado gobierno.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha definido el lockout como "el cierre total o parcial de uno o más lugares de trabajo, o la obstaculización de la actividad normal de los empleados, por uno o más empleadores con la intención de forzar o resistir demandas o expresar quejas, o apoyar a otros empleadores en sus demandas o quejas".[3]

Historia

En la historia han existido algunos grandes cierres patronales, como el gran cierre patronal australiano de 1929-1930 en la industria minera, que constituyó el conflicto laboral más violento de la historia de Australia;[5]

Más recientemente se han producido cierres patronales en Uruguay, durante 2006, en el que los transportistas reclamaron contra la política implementada por el presidente Tabaré Vázquez, y en Argentina, en 2008, donde los productores rurales cuestionaron los impuestos y otros aspectos de la política agroganadera.

Other Languages
čeština: Výluka (práce)
dansk: Lockout
Deutsch: Aussperrung
Esperanto: Lokaŭto
eesti: Töösulg
suomi: Työsulku
français: Lock-out
עברית: השבתה
magyar: Lockout
Հայերեն: Լոկաուտ
қазақша: Локаут
한국어: 직장폐쇄
lietuvių: Lokautas
latviešu: Lokauts
Nederlands: Lock-out
norsk bokmål: Lockout
polski: Lokaut
português: Locaute
русский: Локаут
srpskohrvatski / српскохрватски: Lokaut
svenska: Lockout
Türkçe: Lokavt
українська: Локаут
اردو: دربندی
中文: 停工