Ciclón Catarina

Ciclón Catarina
Ciclón tropical Categoría 2  ( EHSS)
Catarina 27 mar 2004 1630Z.jpg
El ciclón Catarina aproximándose a la línea costera de Brasil el 27 de marzo de 2004.
Duración 24 de marzo de 2004- 28 de marzo de 2004
Vientos máximos 155 km/h (100 mph, 85 nudos) (durante 1 minuto)
Presión mínima 972 hPa[1]
Daños US$ 350 millones

(estimación, 2004)
Fallecimientos Bandera de Brasil  Brasil: 3-10 de forma directa
Áreas afectadas Estados brasileños de Santa Catarina y Río Grande del Sur.
Forma parte de la
temporada de ciclones en el Hemisferio Sur de 2003-2004
[ editar datos en Wikidata]

El ciclón Catarina (pronunciación en portugués: /kataˈɾinɐ/) fue un ciclón tropical en el Atlántico Sur que impactó al sur de Brasil a finales de marzo de 2004. La tormenta se formó de una vaguada barotrópica, o de núcleo frío, de magnitud alta el 12 de marzo. Una semana después, el 19 de marzo, la perturbación se formó a lo largo de la vaguada y se desplazó hacia el este-sureste hasta el 22 de marzo cuando una cresta causó el cese del desplazamiento de la perturbación. Éste se encontraba en un ambiente inusualmente favorable con la influencia de una cizalladura vertical de viento por debajo del promedio y temperatura superficial del mar sobre el promedio. La combinación de estos dos factores lideró a la lenta transición de un ciclón extratropical a un ciclón subtropical el 24 de marzo. El sistema continuó en obtener características tropicales y se convirtió en una tormenta tropical al siguiente día mientras sus vientos incrementaron. La tormenta alcanzó vientos máximos sostenidos en un minuto de 120 km/h -equivalente a un huracán mínimo de categoría uno en la escala de huracanes de Saffir-Simpson- el 26 de marzo. A ese tiempo fue nombrado extraoficialmente como: Catarina y fue el primer ciclón tropical registrado en alcanzar la intensidad de huracán en el océano Atlántico sur. Inusualmente, las condiciones favorables persistieron y el Catarina continuó intensificándose y se estimó que alcanzó un pico de vientos sostenidos en un minuto de 155 km/h el 28 de marzo. El centro de la tormenta tocó tierra a finales de ese día entre las ciudades de Passo de Torres y Balneário Gaivota, estado de Santa Catarina. El Catarina rápidamente se debilitó después del contacto con tierra y se disipó al siguiente día.

Desde que el Catarina se convirtiera en el primer ciclón tropical en tocar tierra desde la creación de los registros, los daños fueron relativamente severos. Aunque la tormenta fue un evento sin precedentes, las autoridades brasileñas tomaron acciones apropiadas y alertaron a la población sobre la aproximante tormenta. Los residentes captaron las alertas y se prepararon para la tormenta evacuando a montado de sus casas. El Catarina destruyó 1.500 casas y dañó alrededor de 40.000 más. Los daños severos también fueron registrados en el campo de la agricultura, donde alrededor del 85% de los cultivos de banano y el 40% del cultivo de arroz fueron perdidos en la tormenta. A pesar de la falta de un plan eficiente para la tormenta, solo tres personas perdieron la vida y 75 más resultaron lesionadas. Los daños de la tormenta acumularon los $350 millones (2004 USD; 403 millones 2016 USD).

Historial meteorológico

Trayectoria del ciclón Catarina, según la escala de huracanes de Saffir-Simpson.

El 12 de marzo un núcleo frío estacionado en las capas altas se estableció en el exterior de la costa del sur de Brasil. Una perturbación se formó a lo largo del día 19, y se movió en dirección sudeste hasta el 22, cuando un frente le mantuvo estacionario. Con vientos en las capas altas siendo excepcionalmente favorables y una temperatura media del mar por encima de lo normal de entre 24 y 26 °C, gradualmente se desarrolló, pareciendo una tormenta subtropical el día 24. Localizada a 1010 al este-sudeste de Florianópolis, se movió lentamente hacia el oeste, y comenzó a parecer una tormenta tropical el 25.

La tormenta compacta, continuó moviéndose hacia el oeste mientras se intensificaba, alcanzando fuerza de huracán el día 26. Un periódico brasileño habló de un "Furacão ( huracán en portugués) amenazando Santa Catarina (el estado brasileño)". En parte, a causa de ello, la tormenta tuvo el nombre extraoficial de Catarina. Siguió encontrado condiciones favorables, y alcanzó un pico de vientos sostenidos estimado en 160 km/h, que le convirtió en un huracán de categoría 2 en la Escala de huracanes de Saffir-Simpson. Las rachas llegaron a alcanzar los 180 km/h. El ciclón entró en tierra con esa intensidad, golpeando el norte de la localidad de Torres (noreste del extremo norte del estado brasileño de Río Grande del Sur). Catarina se disipó rápidamente sobre tierra del modo en que lo hacen los ciclones tropicales normales.

Other Languages