Christian Rosenkreuz

Prosphil.jpg

Christian Rosenkreuz (literalmente, «Christian Cruz de Rosas», en español Christian Rosacruz) es el legendario fundador de la Orden Rosacruz, presentada en tres manifiestos publicados a principios del siglo XVII. El primer documento —anónimo— que se conoce sobre dicha orden es el , que apareció en 1614 en Kassel (Alemania), introduciendo al peregrino fundador como "Frater C.R.C.", seguido en 1615 por Confessio Fraternitatis (publicado con el anterior). En 1616 aparece Die Hochzeit (Las bodas), conocido en español como Las bodas químicas o Las bodas alquímicas de Christian Rosenkreuz, en Estrasburgo (anexionada a Francia en 1681), que revela por primera vez el nombre del fundador como Christian Rosenkreutz.[1]

Leyenda

«Pozo de iniciación» hacia el interior de la tierra; la foto muestra también la rosa de los vientos sobre la Cruz Templaria: la Rosa Cruz, en «Quinta da Regaleira», Sintra, Portugal (construida ca. 1904-1910).[2]

De acuerdo con la leyenda, Christian Rosenkreuz descubrió y aprendió la Sabiduría esotérica entre sabios árabes como peregrino en Oriente, supuestamente a principios del siglo XV (ver la sección sobre simbolismo en este mismo artículo); volvió y fundó la «Fraternidad de la Rosa Cruz» con él mismo (Frater C.R.C.) como Superior de la Orden. Bajo su dirección se construyó un templo, conocido como Sanctus Spiritus o «La Casa del Espíritu Santo».

Se ha descrito que su cuerpo fue descubierto por un Hermano de la Orden, en perfecto estado de conservación, 120 años después de su muerte (que ocurrió en absoluto secreto) —-como Rosenkreuz había predicho-—, en una cámara erigida por él mismo como almacén de sabiduría. Se ha descrito que en el sarcófago del centro de la Cripta de Christian Rosenkreuz estaban escritas, entre otras inscripciones, las palabras “JESUS MIHI OMNIA, NEQUAQUAM VACUUM, LIBERTAS EVANGELII, DEI INTACTA GLORIA, LEGIS JUGUM” («Jesús mi todo, vacío ninguno, libertad del Evangelio, de Dios intacta gloria, el yugo de la ley»). La cripta de Rosenkreuz, según la descripción presentada en la leyenda, parece estar localizada en el interior de la Tierra, recordando el lema alquimista VITRIOL: Visita Interiora Terrae Rectificando Invenies Occultum Lapidem («Visita el Interior de la Tierra; Rectificando Encontrarás la Lápida Oculta».)[3]