Chivo expiatorio

El chivo expiatorio, por William Holman Hunt.

Un chivo expiatorio (del latín expiatorius) es la denominación que se le da a una persona o grupo de ellas a quienes se quiere hacer culpables de algo de lo que no son, sirviendo así de excusa a los fines del inculpador.

En la antigüedad en un pueblo de la actual Israel, se solía sacrificar un chivo (joven macho de la cabra) en rituales religiosos con motivo de purificar las culpas por medio del sacrificio. La expresión proviene del latín expiatorius y significa literalmente antes de venerar.[1]

La expresión se menciona en La Biblia,[3] Este último era conocido como chivo expiatorio. En la actualidad se utiliza la expresión para denominar a aquel que ha pagado las culpas de otra persona o grupo, librando a estos de represalias. También es posible que la persona víctima de este fenómeno termine mintiendo su efectiva responsabilidad para aliviar la situación pidiendo una especie de perdón o porque recibió una amenaza coactiva, lo que a veces la empeora y hace difícil encontrar la verdad confundiéndose a la víctima como victimario.

En Sociología, el término se utiliza para designar a una persona o grupo por el cual los más afectados por la frustración redirigen su agresión.[5]

Other Languages
العربية: كبش فداء
azərbaycanca: Günah keçisi
български: Жертвен козел
català: Boc expiatori
dansk: Syndebuk
Deutsch: Sündenbock
English: Scapegoating
Esperanto: Propeka kapro
euskara: Kopla-buruko
suomi: Syntipukki
français: Bouc émissaire
hrvatski: Žrtveni jarac
magyar: Bűnbak
Bahasa Indonesia: Kambing hitam
한국어: 희생양
Lëtzebuergesch: Sënnebock
Limburgs: Zondebók
lietuvių: Atpirkimo ožys
Nederlands: Zondebok
norsk bokmål: Syndebukk
português: Bode expiatório
srpskohrvatski / српскохрватски: Žrtveni jarac
српски / srpski: Жртвени јарац
svenska: Syndabock
Türkçe: Günah keçisi
українська: Офірний цап
Tiếng Việt: Con dê gánh tội
中文: 代罪羔羊