Chiquito de la Calzada

Chiquito de la Calzada
Información personal
Nombre de nacimiento Gregorio Esteban Sánchez Fernández
Nombre nativo Gregorio Esteban Sánchez Fernández Ver y modificar los datos en Wikidata
Otros nombres Chiquito
Nacimiento 28 de mayo de 1932 (84 años)
Bandera de España Málaga, España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Josefa García Gómez (1950–2012)
Información profesional
Ocupación Humorista, actor, cantante
[ editar datos en Wikidata]

Gregorio Esteban Sánchez Fernández [1] ( Málaga, 28 de mayo de 1932), conocido por el pseudónimo de Chiquito de la Calzada, es un humorista, cantante y actor cómico español.

Biografía

Gregorio Sánchez nació en el barrio malagueño de La Trinidad, en el lugar conocido como la "Calzada de la Trinidad" y que más tarde inspiraría su nombre artístico. Hijo de un electricista, y el segundo de tres hermanos, a los ocho años subió por primera vez a un escenario y un poco después, como miembro de una compañía de chaveas llamada Capullitos Malagueños desarrolló sus habilidades para el cante flamenco con el apodo de "Chiquito de la Calzada", "Chiquito" porque empezó a trabajar siendo muy "chico" y "de la Calzada" por la calle donde nació, desplazándose en numerosas ocasiones a Madrid donde actuó en escenarios de renombre como el Teatro Calderón, en Price o el de La Latina. También actuó en el extranjero y durante dos años residió en Japón.[2]

Con 62 años, Chiquito de la Calzada fue "descubierto" para el mundo televisivo por el productor Tomás Summers, y contratado para el programa de televisión de humor Genio y figura por Antena 3 Televisión. El programa comenzó sus emisiones en la temporada de verano de 1994. Su estilo personal e innovador le llevó rápidamente a destacar sobre todos sus compañeros de programa, catapultando la emisión en los máximos niveles de audiencia, a tal punto que al final de la temporada su éxito era reconocido por la crítica favorable como el personaje televisivo del verano:

(...)Se trata de un hombre de mediana edad, gaditano probablemente, que «acciona» los chistes más que contarlos, y es de tal calibre su vis cómica, el magnetismo que ejerce sobre la risa del prójimo, que no bien se levanta de su asiento, la gente, desde el propio Pepe Carrol hasta los técnicos del estudio, pasando por el público de plató, los telespectadores y los compañeros cuentachistes se descojona de risa. Y lo curioso es que el humor de Chiquito de la Calzada no es escatológico, ni genital, ni de anciana que resbala sobre una piel de plátano, esto es, no es un humor «español» al uso, sino que nace de las travesuras de la inteligencia y de los guiños surrealistas de la razón. Chiquito de la Calzada ha sido el personaje del verano en televisión, y aunque a partir de ahora invadirá el medio una turba de sujetos grotescos y risibles (los contertulios, las estrellas, los políticos del Régimen), espero que consolide su cetro en el otoño. Los chistes que cuenta son malísimos, pero nadie sería capaz de contarlos tan bien como él.

El tirón mediático de Chiquito de la Calzada se mantuvo durante el otoño de 1994, siendo aprovechado por la cadena para afirmarse en el liderazgo de audiencia en detrimento de emisiones hasta entonces de gran popularidad en España, como los eventos deportivos. Así, el 27 de octubre de 1994, una emisión recopilatoria de los mejores chistes de Chiquito de la Calzada superó en 500 000 espectadores la emisión del partido de fútbol Karslruhe-Real Madrid, alcanzando 4,5 millones de audiencia.[3]

Mientras se acrecentó su éxito popular, el análisis de su llamativo estilo fue recibido con división por la crítica y comentaristas de los medios de información. Alabado como fenómeno sociológico por unos, en otros casos las particularidades de su estilo y de su figura fueron aprovechadas como instrumento para la crítica sociopolítica, y desde entonces empleadas por los medios para la sátira o la ridiculización del adversario:

En este país de descubridores el último descubrimiento ha sido Chiquito de la Calzada, un hortera de los que antes decíamos sindicales pero que a juzgar por las apariencias no debe de saber ni donde cae Comisiones Obreras. (...)

Como calificar a un país -dice un amigo indignado- en el que un comicastro manerón se vuelve, en un abrir y cerrar de ojos, jefe de tropa y héroe popular? (...)Chiquito es una mezcla de sacristán y vendedora de garbanzos, un cruce entre un obispo exclaustrado y una madame con ingenio.

(...)Y cuando España se va por las alcantarillas, el hombre del año ya no es Felipe González, sino Chiquito de la Calzada, otro andaluz de parla fina que nos ha distraído a los nacionales de tanta corrupción, tanto narco y tanto muerto.

¡Qué risa, qué paisanaje! Y aunque el primer Aznar parecía un actor de cine mudo -una audaz combinación entre el bigote de Charlot y el estoicismo abstruso de Buster Keaton-, sus últimos numeritos en inglés macarrónico grijander han demostrado que él es el verdadero sucesor de Chiquito de la Calzada.

Un país que se empeña en imitar a Chiquito es un país inquietante. El futuro de un país, cuyos adolescentes van a remolque de Chiquito, no es futuro. Me dicen que también el Rey imitó, en no sé qué celebración, el discurso sincopado de este humorista. Si fue así, también es un monarca inquietante y de azaroso futuro.

En diciembre de 1994, Warner Home Video y Antena 3 Televisión publicaron Genio y figura, una cinta en formato video recopilando una selección de las actuaciones de Chiquito alcanzando en tres meses los 280.000 ejemplares vendidos con un volumen de facturación de 500 millones de pesetas (3,01 millones de euros), cifras consideradas entonces récord para un cómico español.[4]

En ese mismo año aunque unos meses antes, Chiquito también apareció en el recopilatorio Bolero Mix 11 (apodado Bolero Mix Fistro y Pecador...) (Blanco y Negro Music 1994), donde en la portada, aparecía su cara en un cuerpo de culturista. En el Megamix del disco elaborado por Quique Tejada, se podría oír, sus famosas coletillas, y frases. mezclados con los mejores temas dance del momento, también había una pista de efectos y jingles, donde se podía oír, la frases que previamente grabó, para la elaboración del Megamix.

En septiembre de 1995, la actividad televisiva de Chiquito de la Calzada se extendió a la radio en un momento de alta competencia entre las emisoras principales por captar mayor audiencia mediante programas de humor. La Cadena Cope contrató a Chiquito de la Calzada y a Paz Padilla para participar en un concurso de chistes que se emitió en el programa La mañana, dirigido y presentado por Antonio Herrero. Desde febrero de ese año, Chiquito intervendría semanalmente junto a Paz Padilla y El Faly, en las emisiones del programa La Mañana de la cadena COPE, donde interpretaba los chistes de los oyentes.[5] uniéndose a la oferta humorística de otras cadenas como la del programa Hoy por hoy de la cadena SER con los personajes de la señora María y del señor Casamajor, el Debate sobre el estado de la nación de Protagonistas, Chumy Chúmez en Las mañanas de Radio 1, Gomaespuma en M-80 y El Terrat, en Radio Barcelona.

En agosto de 1996, Chiquito ejerció de pregonero de las celebraciones de la Feria de Málaga invitado por la corporación municipal en una decisión que aunque objeto de críticas, fue justificada por diferentes portavoces mediante un público elogio de la personalidad del humorista. Para el concejal Antonio Romero, Chiquito de la Calzada representa la "grandeza de lo sencillo" y la "elevación del hombre medio", destacando su sencillez y humildad, siendo "un malagueño de la calle con una gracia especial, muy querido".[6]

En octubre de 1996, participó en la emisión del especial De los buenos junto con los también cómicos Arévalo, Tip, Antonio Ozores y Miriam Díaz[7]

Durante la primera década de los años 2000, Chiquito ha colaborado en campañas publicitarias, actuaciones en salas y apoyado con su presencia diversos actos promocionales. En 2009, su página en Facebook alcanzó cierta notoriedad al ser destacada por su parodismo de alguno de los elementos de la campaña de promoción electoral en apoyo de Barack Obama durante las presidenciales a los Estados Unidos de 2008, identificados por el grafismo al estilo de Shepard Fairey y el uso del eslogan "Yes, We Jarl".,[10]

Chiquito se casó en 1950 con la cordobesa Josefa "Pepita" García Gómez, con la que estuvo toda la vida, si bien la pareja nunca tuvo hijos. Aunque el principio del fenómeno Chiquito ella estaba al margen, más tarde era frecuente verla aparecer como público donde actuaba su marido (bien fuese en algún programa o alguna actuación en directo), aunque siempre en un discreto segundo plano y sin conceder entrevistas sobre ella o la fama de Chiquito. Pepita falleció repentinamente de una arritmia cardíaca el 3 de marzo de 2012, siendo incinerada en su Málaga natal.

Other Languages