Chicago Cubs

Chicago Cubs
Chicago Cubs Logo.svg
Nombres anteriores Chicago White Stockings ( 1870- 1871, 1874- 1889), Chicago Colts ( 1890- 1897), Chicago Orphans ( 1898- 1902), Chicago Cubs ( 1903-).
Otros nombres Cubs, (cachorros)
Fundación 1870
Liga Nacional desde 1876.
División Central
Estadio Wrigley Field
Inauguración 23 de abril de 1914.
Capacidad 41,009.
Presidente Bandera de Estados Unidos Theo Epstein
Mánager Joe Maddon
Series mundiales 3 ( 1907, 1908, 2016)
Títulos de Liga 16 (1870 (amateur), 1876, 1880, 1881, 1882, 1885, 1886, 1906, 1907, 1908, 1910, 1918, 1929, 1932, 1935, 1938, 1945, 2016)
Títulos divisionales

6

Colores del equipo
Colores del equipo
Emblema del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
 
Local
Colores del equipo
Colores del equipo
Emblema del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
 
Visitante
[ editar datos en Wikidata]
Entrada principal del Wrigley Field en Chicago.

Los Chicago Cubs (Cachorros de Chicago en español) es un equipo de béisbol profesional de Estados Unidos, con sede en el lado Norte de Chicago, Illinois. Pertenecen a la División Central de la Liga Nacional, la más antigua de las dos ligas que constituyen las Major League Baseball (MLB) de Estados Unidos. Los equipos rivales de esa División son: St. Louis Cardinals, Pittsburgh Pirates, Cincinnati Reds y Milwaukee Brewers. Son los actuales campeones de la Major League Baseball.

Son famosos por no haber ganado la Serie Mundial durante 108 años. En 2016 lograron ganar el banderín de la Liga Nacional después de 71 años de participar en su última Serie Mundial en 1945.

El Club jugó sus primeros juegos en 1874 como los Chicago White Stocking (Medias blancas de Chicago) antes de ser nombrados oficialmente los Chicago Cubs para la temporada de 1903. Los Cachorros es el club en activo de mayor antigüedad en la historia del deporte profesional de los Estados Unidos, continuando su existencia en la misma ciudad y siguiendo su historia. Son junto con los Atlanta Braves miembros fundadores de la Liga Nacional. Los Cachorros son también uno de los dos clubes activos con base en Chicago. El otro son los Chicago White Sox, quién es miembro de la Liga Americana en su División Central. El equipo es frecuentemente nombrado por Thomas S. Ricketts, hijo del fundador emérito Joe Ricketts.

En 1906, la franquicia tuvo el récord de ganados en las Ligas Mayores de 116 juegos ganados (empatados en el año 2001 por los Seattle Mariners, y dejaron el récord en porcentaje de ganados y perdidos en .763 vigente hasta hoy. Ellos aparecieron en su primera Serie Mundial en ese mismo año, perdiendo contra sus rivales de ciudad, los White Sox por cuatro juegos a dos. Los Cubs regresaron espalda con espalda para las Series Mundiales de 1907 y 1908 siendo el primer equipo de Ligas Mayores en jugar tres clásicos de otoño consecutivos y el primero en ganarlo en dos veces seguidas. El club ha aparecido en siete Series Mundiales siguiendo al título de 1908 y más recientemente en 2016. Los Cubs no ganaron la Serie Mundial en 108 años, la sequía más larga en cualquier equipo profesional de Estados Unidos. Son conocidos como los "Los del Lado Norte", porque el Wrigley Field, su parque de casa desde 1916, está localizado en el lado Norte de Chicago con vista a la comunidad del Lago en la calle West Addison 1060. Los Cubs tienen una gran rivalidad con los St Louis Cardinals, actualmente pero anteriormente con los St Louis Browns equipo que hoy son los Baltimore Orioles pero que actualmente juegan en la Liga Americana.

Historia

1870-1875: el inicio

Los Cachorros fueron inicialmente fundados en 1870 como los Chicago White Stockings y jugaron dos temporadas en la National Association antes del Gran Incendio de Chicago de 1871 que forzó a parar el equipo por dos temporadas retornando para la temporada de 1874.

1876-1902: A la Liga Nacional

En 1876 los White Stockings ganaron el campeonato de la Liga Nacional.

Los White Stockings se unieron a la nueva Liga Nacional en 1876, siendo un miembro fundador de la liga. El dueño William Hulbert firmó a múltiples jugadores estrellas, como el pitcher Albert Spalding, y los infielders Ross Barnes, Decon White y Adrian "Cap" Anson, que se unieron al equipo antes de la primera campaña en la Liga Nacional. Los White Stocking jugaron sus juegos de local en el West Side Grounds, mostrando y estableciendo calidad como uno de los mejores equipos de la liga. Spalding ganó 47 juegos y Barnes fue líder en la liga con bateo de .429 y Chicago ganó su primer título en la Liga Nacional, dado que fue el máximo premio al mejor equipo.

Después ganaron espalda con espalda los títulos de 1880 y 1881. Hulbert falleció y Spalding, quién se había retirado para iniciar su marca de artículos deportivos Spalding, fue el dueño del club. Los White Stockings, con Anson actuando como jugador y mánager, capturó su tercer campeonato consecutivo en 1882, y Anson se estableció como la primera y verdadera estrella. En 1885 y 1886, después de ganar los campeonatos de la Liga Nacional, los White Stockings en su corta vida, se enfrentaron al campeón de la American Association lo que podría ser considerado como una versión de la Serie Mundial. En ambas temporadas se enfrentaron a los St Louis Brown Stockings, con empate en 1885 y victoria de St. Louis en 1886. Este fue el génesis que originaría una de las más grandes rivalidades deportivas entre estos equipos. En todo, Anson era el líder del Chicago Base Ball Club, ganando su sexto título de la Liga Nacional entre 1876 y 1886. Como resultado, Chicago no tenía un mote definido y en 1890 fueron conocidos como los Chicago Colts y en algunas ocasiones como los Anson Colts, refiriendo a la influencia que tenía Anson en el equipo. Anson fue el primer jugador en la historia en tener 3000 hits en su carrera. Después el equipo cayó con récord de 59-73 y terminó en la novena posición en 1897, siendo Anson relevado de los Cachorros tanto de jugador como de mánager. Debido a la ausencia de Anson del club después de 22 años, los periodistas locales se empezaron a referir al club como los "huérfanos".

Después de la temporada de 1900, se formó la Liga Americana de Béisbol como una liga profesional rival y curiosamente el viejo nombre de White Stockings fue adoptado por un nuevo vecino del sur de la ciudad que jugaría en la Liga Americana.

1902-1920: La dinastía de los Cachorros

En 1902, Spalding, quién en ese tiempo tenía el mejor roster y el mejor equipo de inicio del siglo, vendió el club a Jim Hart. Esta franquicia recibió el nombre de los Cubs, (Cachorros), por el Chicago Daily News en 1902, aunque oficialmente el mote del equipo de Chicago Cubs fue aceptado en la temporada 1907. Durante este período, el cual es conocido como la "era de la bola ensalivada", los infielders de los Cachorros Joe Thinker, Johnny Evers y Frank Chance fueron hechos famosos por la combinación de doble plays por Franklin P. Adams en el poema Baseball's Sad Lexicon. El poema primero apareció el 18 de julio de 1910 en la edición del New York Evenin Mail. Mordecai "tres dedos" Browns, Jack Taylos, Ed Reulbach, Jack Pfiester y Orvall Overall fueron varios pitcher claves para los Cubs durante este tiempo. Con Chance actuando como jugador y manager de 1905 a 1912, los Cubs ganaron cuatro títulos y dos Series Mundiales en cinco años. Pero cuando se enfrentaron a los "maravillosos sin hits" que eran los White Sox, en la Serie Mundial de 1906, los Cubs tenían récord de 116 victorias y el mejor porcentaje ganador de .763 en la historia de la Liga Mayor. Pero con el mismo roster, Chicago ganó espalda con espalda las Series Mundiales de 1907 y 1908, siendo el primer equipo de Liga Mayor en llegar en tres ocasiones al clásico de otoño y el primero en ganar dos veces seguidas la Serie Mundial. Desde entonces los Cubs no han ganado una Serie Mundial. Fueron el equipo con mayor tiempo sin ganar un campeonato en la historia del deporte profesional de Estados Unidos, hasta el 2016 que ganaron frente a os Cleveland Indians 8-7 en el Séptimo Juego

Temporada 1906: Primer campeonato en la Liga Nacional Profesional

Un poeta de aquellos días perpetuo en Chicago la famosa combinación de dobleplays integrada por Joe Tinker, shortstop, Johnny Evers en segunda base y Frank Chance en primera. Aún se oye regularmente en el ámbito de las Mayores repetir el ritmo de declamador, los apellidos de este trío de los Cachorros: "Tinker to Evers to Chance". Además, con Harry Steinfeldt en tercera base, ese infield fue extraordinario en la temporada de 1906, y cooperó en grande para que el club ganara 116 veces (36 derrotas), número que sigue vigente como récord de ambas Ligas, empatado por Seattle Mariners del 2001 (quienes perdieron 46 veces) y no fueron campeones. Los Cachorros eran ponderados como el róster de mejor balance que se había conocido en el béisbol, "con notable calidad en cada departamento".

Un pitcher de este club, quién tenía sólo tres dedos en la mano de lanzar (la derecha), ganó este año 20 juegos, con efectividad de 1.04. Era Mordecai Brown, (Three Fingers). Había perdido los dedos índice y anular en un accidente cuando niño. Pero con una pequeña parte del índice que le quedó, impartía movimientos en la pelota que nadie había visto. Por eso causaba estragos en los bateadores. En su carrera de bigleaguer, de 14 años, ganó 239 juegos, salvó 49 y perdió 130, con efectividad de 2.06. En 1906 logró récord de 26-6 1.04, con nueve blanqueadas.

Esta de 1906, fue la primera Serie Mundial en la historia que se jugó en una sola ciudad, y la única en Chicago completamente. El choque de estos equipos resultaba una nueva versión de la leyenda de David y Goliat. Los poderosos y super ganadores Cubs, frente a unos White Sox que estuvieron en último lugar hasta el 21 de junio. Pero una cadena de 19 victorias en fila, y fino pitcheo, les inyectó la inspiración que los condujo hasta la post-temporada. Como sería de diferentes las campañas de estos dos clubes que los Cubs culminaron con diferencia de 22 juegos y medio sobre los White Sox. Jamás ha habido tal distancia entre los contendientes de Series Mundiales.

Y bueno, la Serie sirvió para que los tipos con calcetines albos, quienes apenas batearon colectivamente en todo el año para .228 siguieran ganando. Despacharon a los Cubs basados en su mismo excelente pitcheo de la campaña, con los derechos Ed Walash, (Big), y Frank Owen, y los zurdos Nick Altrock y Georgetown White, (Doc). El mánager patiblanco, Fielder Jones, manejó con tal acierto su pobre ofensiva que se confirmó el remoquete del club, "The Hitless Wonders" (los maravillosos sin hits), como los habían bautizado durante la segunda parte de la temporada.

En cuanto a los Chicago Cubs, el pitcheo del mánager-jugador Frank Chance estaba basado, además de Three Fingers, en Ed Reulbach, ganador de 20 juegos y solo cuatro perdidos, Orval Overall y Jack Pfiester. Durante toda esta Serie hubo bastante frío en Chicago, pero especialmente en las tardes del primero, el segundo y el sexto juegos. En ocasiones, hasta cayeron "florecitas" de nieve. Los Cubs como era lógico, comenzaron la Serie de favoritos en las apuestas, tres a uno. Pero pronto se desmoronaron frente a sus vecinos del otro lado de la ciudad.

Como ha ocurrido en muchas Series a través de la historia, hubo un héroe inesperado. Fue el infielder-utility de los White Sox George Rohe, sacado del banco para jugar en tercera base por una emergencia. El shortstop Georg Davis, estaba fuera de acción, lesionado. Tuvieron que enviar al tercera base regular Lee Tannchill al campo corto, y usar a Rohe en la esquina de la izquierda. Rohe disparó en la Serie siete hits en 21 turnos, incluidos dos triples y un doble, impulsó cuatro carreras y su promedio fue de .333 milésimas.

La Serie Mundial de 1906 entre los Chicago Cubs y los Chicago White Sox se celebró del 9 al 14 de octubre en la forma siguiente: Juegos uno, tres y cinco fueron en el West Side Grounds de los Cubs. Juegos dos, cuatro y seis en el South Side Park, después rebautizado como Comiskey Park de los White Sox. La Serie Mundial fue ganada por los White Sox 4 juegos a dos.

Detalles de la Serie Mundial de 1906

  • No hubo jonrones.
  • Los cinco primeros juegos fueron ganados por el club visitante.
  • Como los dos equipos eran de la misma ciudad, aún no se había establecido el sistema de dos-tres-dos, jugaron un día en cada estadio, alternados.
  • Los Cachorros se habían titulado campeones de la Nacional con aparente facilidad en la segunda parte de la campaña, porque terminaron 20 juegos por encima del segundo lugar New York Giants
  • Fue notable que los White Sox ganaran la Serie Mundial, porque apenas batearon para .198 pero ocurrió que sus lanzadores dejaron a los Cubss en sólo .196 de promedio al bate.
  • Uno de los lanzadores de los White Sox, Ed Walsh, era especialista de la bola de saliva, que aún no había sido prohibida.
  • Las pasiones fueron tantas en la ciudad, que un concejal fanático de los White Sox, llamado Charles Martin, fue arrestado después del cuarto juego, porque perdió la paciencia ante los insultos de un borracho partidario de los Cachorros.

Bicampeón y ganador de la Serie Mundial de 1907

Desde estos días tempraneros del Siglo XX, los estelares solían, como ocurre ahora con frecuencia, venirse abajo en las Series Mundiales. Muy a menudo, los lanzadores se concentran especialmente en los mejores bateadores durante la post-temporada. Quizá eso ocurrió con Ty Cobb bateador temible con los Detroit Tigers en esta Serie. O es posible también que quisiera hacerlo todo tan bien que, al contrario, quedó muy atrás de lo que esperaba.

Cobb, quién aún no había cumplido sus 21 años de edad, venía de ser líder en la temporada de 1907, con promedio al bate de .350 en carreras impulsadas, 116; en bases robadas, 49 y en incogibles 212 y en slugging .468. Pero los pitchers de Chicago lo redujeron en la Serie, la primera de las tres suyas, a cuatro hits, uno de ellos triple, para promedio de .200. Era su tercera campaña en las Mayores, pero la primera en la cual permaneció arriba todo el tiempo.

Entre tanto, los Cubs llegaron a este octubre bien respuestos del drama del año anterior. El mánager y primera base Frank Chance, convocó a sus peloteros a un mitín antes del primer juego. Y les recalcó, entre otros detalles: "Esta oportunidad no podemos perderla". Horas después, cuando llegaban al noveno inning de esa tarde inaugural, estaban abajo tres carreras a una. ¡Pero empataron a tres! Y empatados permanecieron hasta terminar el inning 12, cuando la luz del sol desapareció. La iluminación artificial no existía para el béisbol. Esa pizarra quedó para la historia, empatada a tres.

"Tinker to Evers to Chance" y los otros Cubs se habían titulado esta vez con ventaja de 17 juegos y medio sobre los segundos de la Nacional, los Pittsburgh Pirates. En cambio los Tigers, dirigidos por Hugh Jennings, sólo superaron a los Philadelphia Athletics por seis milésimas: 92-56, .613 frente a 88-57, .607. Lo más notable de la gente de Detroit en la temporada había sido los lanzadores, como el derecho William Donovan, (Wild Bill), y el zurdo Ed Killian, ambos ganadores de 25 juegos, y los de la otra pareja, también derecho-zurdo, sumaron 39 victorias más, Georgen Mullin (con 20 victorias) y Ed Siever con 19. También llamaba la atención la calidad de los jardines: Davy Jones, en el izquierdo, Sam Craford en el central y Ty Cobb en el derecho.

Sin embargo, los Cubs lograron la primera barrida en Series Mundiales, al no permitirles ganar ni una sola vez.

La Serie Mundial de 1907 se realizó del 8 al 12 de octubre, de la siguiente forma: Los juegos uno, dos y tres en el West Side Grounds de los Cubs. Juegos cuatro y cinco en el Bennett Park de los Tigres. El ganador fueron los Chicago Cubs cuatro juegos a cero y un empatado.

Detalles de la Serie Mundial de 1907

  • No hubo jonrones.
  • Harry Steinfeldt, tercera base de los Cachorros, bateó para .471 en la Serie y el segunda base Johnny Evers, para .350. Por Detroit solamente el primera base Claude Rossmanse hizo notar a la ofensiva con .400 de promedio.
  • El receptor de los Tigres, Boss Schmidt, cayó este año en una de las más desastrosas actuaciones en Series Mundiales, con dos pasbol, dos errores y siete robos permitidos. Además, al bate de 12-2, para .167.
  • Lo cierto es la defensiva de Detroit fue toda un drama. Permitieron ocho carreras sucias, merced a nueve errores.

Tricampeón y ganador de la Serie Mundial de 1908

Los Cubs eran algo así como los Yankees de aquella época. Y los Tigers venían a ser como los Cubs de ahora. Por eso, se enfrentaron por segundo año consecutivo, y otra vez ganó Chicago. Es decir, otra vez perdió Detroit. Los Cubs tenían 322 juegos ganados en tres años, 116 en 1906, 107 en 1907 y 99 en 1908. E igual que ocurre siempre cuando un club está ganando seguido, todo surge a su alrededor para que ganen. Hasta los hechos más extraños, como que un bigleaguer deje de pisar una base.

Fue el caso de Fred Merkle, primera base de los Giants, quién se inmortalizó con el sobrenombre de "Cabeza de Hueso", por su pifia, a bordo de la cual se suponen que llegaron los Cubs a la Serie Mundial. Merkle de 19 años, estaba en su segunda temporada de Grandes Ligas, pero ninguna había sido completa. A fines de la campaña de 1908, el 23 de septiembre, jugaban Cubs y Giants en el Polo Grounds de Nueva York. En el cierre del noveno inning, con dos outs y la pizarra empatada a una, los Giants veían cerca la victoria porque Moose McCormick estaba en tercera con la carrera decisiva y Merkle en primera. El bateador era el shortstop Al Bridwell, quién disparó línea de hit al centro, por lo que McCormick llegó cómodo a home. Pero Merkle decidió irse al clubhouse para celebrar, en vez de llegar a la segunda. Y el público animado por la aparente victoria, se lanzó al terreno. Eran millares de personas, en una celebración desordenada y monumental. Los infielders de los Cubss, sin embargo, se dieron cuenta de lo ocurrido. El segunda base Johnny Evans se apoderó de la pelota al ser devuelta desde el jardín central, a la vez que alertada a los , y como pudo, se abrió paso entre la eufórica multitud, hasta pisar la almohadilla de segunda. Ese out, por ser forzado y el tercero de la entrada, anulaba la pretendida carrera de McCormick. La pizarra seguía empatada a una. Eso desordenó más a la gente y mayor aún para los umpires (dos en ese tiempo), que no se pudo restaurar el orden y se dio el juego empatado. Pero para peor suerte de Menkle, los Giants terminaron la temporada empatados con los Cubs. Es decir, de haber ganado New York aquella tarde, habría concluido como el equipo campeón, con un juego de ventaja. Fueron a un juego extra y los Cubs ganaron 4-2 y ligaron así su tercera Serie Mundial.

Del otro lado, los Tigers, bajó las órdenes del mánager Hugh Jennings, también se titularon ese año en el último día de la campaña, en juego frente a los Cleveland Indians. Y fueron a su segunda Serie Mundial seguida, ambas frente a los Cubs.

La Serie Mundial de 1908 se celebró del 10 al 14 de octubre en la forma siguiente: Juegos uno, cuatro y cinco en el Bennett Park de los Tigres. Juegos dos y tres en el West Side Grounds de los Cubs. La Serie Mundial fue ganada por los Cubs cuatro juegos a uno.

Detalles de la Serie Mundial de 1908

  • Por supuesto, los Cubs fueron el primer equipo en ganar dos Series Mundiales, en ambos casos sobre los Tigers y en años seguidos.
  • Es esta Serie, el mánager y primera base de Chicago, Frank Chances, bateó para .421, el mejor del evento.
  • Clave para el triunfo de Chicago fueron las cinco carreras del rally en el noveno inning del primer juego. Así convirtieron una desventaja de 6-5 en una victoria de 10-6.
  • El dinero para los peloteros en esta Serie fue considerado muy bajo, mil 317 dólares a cada uno de los Cubs y 870 dólares para cada uno de los Tigers.
  • El lanzador de los Cubs, Ed Raulbach, dijó despúes de la Serie que "uno de los principales motivos del éxito de nuestro club ha sido Johnny Kling, uno de los mejores que en la historia han usado la careta de los catchers".
  • Pero la cooperación de Orval Overall, también fue muy significativa. No sólo ganó dos juegos, sino que su efectividad fue de 0.98, dos carreras, ambas limpias, en 18.1 innings.
  • El quinto juego en Detroit, además de haber sido el de menos público en las Series, también fue el del récord de menos tiempo: 1:25 hrs, marca que sigue vigente.
  • En los últimos 18 innings de la Serie, todos jugados en Detroit, los Tigers no anotaron carrera alguna, y nada más conectaron siete hits.
  • El propietario de los Cubs, Charles Murphy, había aumentado los precios al doble por los boletos para juegos de la Serie Mundial anterior. Y ahora, en 1908, los subió aún más. Se le acusó con pruebas de estar complicado con los revendedores de entradas, lo que llevó a numerosos fanáticos a quedarse en casa como protesta. La capacidad de 25 ml personas del estadio de Chicago nunca fue ocupada. En los dos juegos acudieron 17 mil 760 y 14 mil 543, aún cuando los Cubs volaban hacia una nueva victoria de Serie Mundial.

1909: Los Cachorros de Chicago

La siguiente temporada, el veterano catcher Johnny Kling dejó el equipo para convertise en jugador profesional de billar. Algunos historiadores piensan que la ausencia de Kling fue significativa dado que evitó que los Cubs ganaran su tercer título seguido en 1909, finalizando a 6 juegos del primer lugar. Cuando Kling regresó al año siguiente, los Cubs ganaron el título pero perdieron con los Philadelphia Athletics en la Serie Mundial de 1910.

Cuarto título de la Liga Nacional pero derrotados en la Serie Mundial

Los Cubs ganaron su cuarto campeonato en cinco años con récord de 104-50. Así llegaron a la Serie Mundial frente a los Philadelphia Athletics, quienes terminaron con 102-48, para obtener el primero de cuatro títulos que lograrían en cinco temporadas. Eran los Philadelphia Athletics el equipo de Connie Mack, dueño y mánager, qúién había armado uno de los más rimbombantes rosters en la historia, el cual conservó hasta 1914.

Eddie Collins llamado "El Rey de los Segundas Bases", bateó en la Serie para .429 y el tercera base Frank Bakera quién aún no llamaban "Home Run" (Jonrón), para .409. Cada uno de ellos despachó nueve incogibles, cuatro de los de Collins, dobles. Baker y el rightfielder Danny Murphy, anotaron seis carreras cada uno. Jack Berry un estelar en el shortstop. La rotación era tan consistente, que poco antes de la Serie Mundial, se lesionó el tercer pitcher abridor, Eddie Plank y Mack dijo no estar preocupado por eso. El resultado le dio la razón, porque Jack Coombs quién había terminado con 31-9, 1.30 ganó tres veces y Chief Bender, 23-5 1.58 ganó el otro. Ambos derechos.

Los Philadelphia Athletics habían destrozado a los Cubs del mánager Frank Chance, con promedio combinado de .316, lo que fue el récord hasta 1960, cuando los Yankees batearon para .338.

La Serie Mundial de 1910, se efectúo del 17 al 23 de octubre de 1910, en la siguiente forma: Los juegos uno y dos, en el Shibe Park de los Athlétics. Los juegos tres, cuatro y cinco en el West Side Grounds de los Cubs. La Serie Mundial fue ganada por los Athlétics 4 juegos a uno.

Detalles de la Serie Mundial de 1910

  • Los tres triunfos de Coombs fueron en juegos completos.
  • Bender permitió sólo tres hits en la tarde de su victoria-
  • Los Athletics se habían coronado con ventaja de 14 juegos sobre el segundo lugar, los New York Highlanders quienes tres años después se convertirían en los Yankees.
  • Y los Cubs sacaron ventaja de 13 juegos sobre los segundos de la Nacional, los New York Giants.
  • Los dos equipos sufrieron bajas considerables antes de la Serie. El segunda base de los Cubs, Johnny Evers, se fracturó un tobillo, por lo que fue sustituido por Heinie Zimmerman. Y los Athletics mandaron al centerfield a Amos Strunk, en vez del regular Rube Oldring, quién se había lesionado el hombro derecho. Además habían perdido a Eddie Plank con dolores en el brazo.

En 1914, el ejecutivo Albert Lasker obtuvó un gran parte de las acciones del club y en la temporada de 1916 tenía la mayoría por lo cual era el dueño de la franquicia. Lasker se asoció con Charles Weeghman, el propietario de una popular cadena de comida (lonches), y que también era dueño de los Chicago Whales, (Ballenas de Chicago) de corta vida en la Federal League. Como dueños principales, el equipo se mudó al West Side Grounds cercano a Weeghman Park, el cual había sido construido para la Ballenas, dos años antes y podía ser utilizado. Los Cachorros respondieron ganando un título en la temporada de 1918 acortada por la Primera Guerra Mundial, pero ellos jugaron una parte en otros equipos: Los Boston Red Sox derrotaron a Grover Cleveland Alexander de los Cubs cuatro juegos a dos en la Serie Mundial de 1918 y siendo para Boston su último campeonato hasta el año 2004.

Iniciando el año 1916, Bill Wrigley el fabricante de goma de mascar adquirió acciones importantes de los Cachorros. En 1921 era el dueño mayoritario, manteniendo este status hasta 1930.

Mientras tanto el año 1919 vio el inicio de Bill Veeck como presidente del equipo. Veeck estaría la década de los años 20's y parte de los años 30's. El equipo manejado por Wrigley y Veeck era conocido comúnmente como "doble Bills".

Campeones en 1918, pero se pierde la Serie Mundial

Soldados estadounidenses se agrupaban en los campos de guerra en Francia, para ver las pizarras manuales que reseñaban inning por inning lo que ocurría en la Serie Mundial. Estaba en su apogeo la Primera Guerra Mundial, por lo cual se consideró seguir el béisbol necesario en el díficil momento de las preocupaciones bélicas, continuando hasta septiembre. Inclusive hubo algunos bigleaguers como Grover Cleveland Alexander, de la rotación de los Cubs, se cambiaron al uniforme verde militar.

Ý más temprano que nunca se dio por terminada la temporada, el primer lunes de septiembre, Labor Day (Día del Trabajo). A los Cachorros les faltaron 25 juegos y los Medias Rojas dejaron de celebrar 28. Por eso, lógicamente, también se adelantó la Serie Mundial como jamás había ocurrido después. Hubo una huelga de peloteros antes del quinto juego por no estar de acuerdo por la reducción importante de la bolsa. Esta eventualidad se arregló y se continúo con la Serie Mundial.

La Serie Mundial de 1918, se realizó del 5 al 11 de septiembre de la manera siguiente: Los juegos uno, dos y tres en el Comiskey Park, porque los White Sox se lo prestaron a los Cubs. Juegos cuatro, cinco y seis en Braves Field, porque una vez más, los Braves se lo prestaron a los Red Sox. La Serie Mundial fue ganada por los Boston Red Sox 4 juegos a dos.

Detalles de la Serie Mundial de 1918

  • No hubo jonrones.
  • Debido a la situación de guerra había restricciones para los viajes, porque se necesitaba el combustible y las máquinas para la contienda. Por eso se programaron los tres primeros juegos de esta Serie en Chicago y el resto fueran cuantos fueran en Boston.
  • A las dos victorias del Babe, se sumaron dos de Carl Mays el especialista de la bola submarina quién dejó a los Cubs en tres hits en el juego final.
  • En esta Serie se anotaron muy pocas carreras. Los Red Sox batearon para .186, ganaron con un total de 9 carreras y eso fue una menos que las de los derrotados Cubs, quienes batearon .210
  • Uno de los primeros bigleaguers en presentarse para servir en el frente durante la Primera Guerra Mundial, fue Grover (Pete) Cleveland Alexander, lanzador estelar de los Cubss. Se alistó el 30 de abril de 1918.

Campeones en la temporada 1929 y otra Serie Mundial perdida

Siendo campeón de la Liga Nacional, se enfrentaban al campeón de la Liga Americana: los Philadelphia Athletics el equipo dirigido por Connie Mack. La economía de Estados Unidos, se vino abajo en este octubre al quebrar la bolsa. El desastre más grande de este tipo en la historia de la Unión. No obstante, la Serie Mundial marchaba, y en la tarde del 12 de octubre en Philadelphia, los Athlétics estaban arriba en la Serie Mundial, dos victorias a una, antes de comenzar el juego de la fecha. Los Cubs tuvieron una explosiva reacción y cuando los Philadelphia Athletics salieron a batear en el cierre del séptimo inning, ganaba Chicago 8-0. ¿Cómo reponerse en tres innings de tal desventaja ante un pitcheo que en la temporada había ganado 98 veces, para titularse con ventaja de 10.5 juegos sobre los Pirates?. Bueno, en el béisbol siempre hay una fórmula para los hechos tan escandolosos como inesperados. Y esta vez se produjo la recuperación más espectacular que ha habido en la historia de la Series Mundiales, lo que influyó definitivamente un día después.

Lanzaba por Chicago, el abridor Charlie Root. El cuarto bate Al Simmons, fue el primer bateador de la entrada y le conectó línea grande que se perdió entre la gente de los bleachers por el letfield: 8-1. Entonces Jimmie Foxx, conocido como "The Beast" (La Bestia) o "Doble X", envío línea de hit por la derecha. Bin Miller, elevó al centro y cuanto parecía que Hack Wilson tenía dominio de la pelota, la perdió en el sol. Corredores en primera y en segunda base. El bullpen de los Cubs entró en acción. Calentaban dos pitchers relevistas.

Jimmy Dikes, disparó línea que cayó a la derecha del leftfielder. Anotó Foxx, 8-2. Miller en segunda, Dikes en primera. Joe Boley puso fly corto que cayó cerca de la raya del rightfield y así remolcó a Miller, 8-3 y permitió a Dykes arribar a tercera. George Burns bateó en vez del pitcher Eddie Rommel, y elevó a manos del shorstop. Un out. Max Bishop le dio mal a la bola, pero salió línea corta, tras del pitcher, hit que impulsó a Dykes, 8-4 y llevó hasta tercera a Boley.

El mánager de los Cachorros, Joe McCarthy, decidió echar mano al bullpen y trajó a lanzar a Art Nehf. Pero fue recibido por Mule Haas con línea sobre la cabeza de Wilson en el centro, quién otra vez tuvo dificultades con el sol. La pelota rodó tanto, que no solo anotaron Boley y Bishop, sino hasta que Haas se acreditó jonrón dentro del campo, 8-7. Mickey Cochrane recibió base por bolas en 3-2. Y entonces llamaron a Sheriff Blake para relevar a Nehf. Más no funcíonó la estrategia, porque Simmons, quién bateaba por segunda vez en el inning, conectó línea de hit al letfield. Cochrane ancló en segunda. Foxx entonces puso a rodar la pelota por el centro del campo. Cochrane llegó a home con la carrera del empate, 8-8. Simmons en segunda.

Otro pitcher vino a lanzar: Pat Malone. Y para complicar aún más las cosas de los Cubs, golpeó con el primer lanzamiento a Miller, y se llenaron las bases. Todo lo que hizo Dykes entonces fue enviar la pelota de línea contra las bardas del letfield. Anotaron Simmons y Foxx, 10-8 mientras Miller llegaba a tercera. Boley fue ponchado (struckout) para el segundo out. Y Burns, fue out por segunda vez en la entrada, también ponchado, para terminar con el larguísimo séptimo inning. Nadie en Philadelphia tenía dudas entonces de que el séptimo inning es el de la suerte. Esa fue la pizarra final, 10-8.

Connie Mack y su gente con la moral al máximo y en su casa, necesitaban una victoria más para hacerse del trofeo de la Serie. Pero en el noveno inning del quinto juego, estaban abajo 2-0. Pat Malone tiraba un lindo juego. Le habían conectado solo dos hits y parecía encaminado a culminar la blanqueada. Sin embargo, después que el emergente, Walt French fue ponchado para el primer out, Bishop envió línea de hit a la izquierda. Y Haas siguió con jonrón sobre las cercas del rightfield, por lo que se empataron a dos.

Cochrane fue el segundo out de la entrada, de segunda a primera. Simmons chocó bien y la pelota fue a estrellarse contra la pizarra, entre right y center. Tomó dos bases y significaba la carrera de la victoria. Foxx recibió base por bolas intencional. Y Miller despachó batazo similar al de Simmons, que también fue doble, y puso en home la carrera del punto final de la Serie. Sí, con tres carreras en el cierre del noveno, dejaron en el terreno a Chicago 3-2.

La Serie Mundial de 1929 se celebró del 8 al 14 de octubre de la siguiente forma: Juegos uno y dos en el Wrigely Field de los Cubss y juegos tres, cuatro y cinco en el Shibe Park de los Atléticos. La Serie Mundial fue ganada por los Philadelphia Athlétics 4 juegos a uno.

Detalles de la Serie Mundial de 1929

  • El cubano Miguel Angel (Mike) González, había estado en el róster de los Giants en la Serie Mundial ocho años antes en 1921, pero no jugó. Esta vez tuvo un turno con los Cubs y fue receptor en dos juegos.
  • Connie Mack tenía seis lanzadores con 10 o más victorias, pero nadie supo nunca por qué en el juego inaugural, montó a Howard Ehmke quién solo había ganado siete juegos y había lanzado apenas 55 innings. Además era el de menos velocidad en ambas Ligas. El hombre ganó esa tarde de Serie Mundial con 13 ponches.
  • En cambio Robert Moses Grove, "Lefty" había ganado 20 juegos en la campaña, no abrió ningún juego y solo tiró 6.1 innings en dos relevos. Nunca se supó porque Connie Mack no lo utilizó como abridor.

Cada tres años campeones

Cerca del final de la primera década de la guía de los doble-Bills, los Cubs ganaron el título de la Liga Nacional y ganaron en forma inusual títulos cada tres años, ya que siguiendo al de 1929, obtuvieron el banderín de la liga en 1932, 1935 y 1938. Lamentablemente esto no ocurrió con su participación en los clásicos dado que fueron derrotados por los equipos de la Liga Americana en cada Serie Mundial. La serie del '32 fueron derrotados por los New York Yankees cuando Babe Ruth cayó con su batazo al "Wrigley Field" en el juego número 3. Fue un momento histórico para los Cubs. En 1930, Hack Wilson, uno de los jonroneros de este juego, había tenido una de las campañas más espectaculares en la historia de las Ligas Mayores, dando 56 jonrones y estableciendo el récord de carreras impulsadas de 191. Este club de 1930, daría eventualmente seis miembros del " Hall of Famers", (El Salón de la Fama: Wilson, Gabby Hartnett, Rogers Hornsby, George Kelly conocido como "High Pockets" (Bolsillos Altos), Kiki Cuyler y el mánager Joe McCarthy. Este club estableció el récord de bateo de .309. En 1935 los Cubs tuvieron una temporada espeluznante, ganando en septiembre 21 juegos siendo un récord. El equipo del '38 vio liderear el staff de pitcheo con Dizzy Dean el cual dio un histórico momento cuando ellos ganaron el juego crucial en la temporada en el Wrigley Field sobre los Pittsburgh Pirates con un jonrón de campo por Gabby Hartnett, el cual sería conocido en el argot del béisbol como "The Homer in the Gloamin".

Después que los "doble-Bills" (Wrigley y Veeck) fallecieran en 1932 y 1933 respectivamente, P.K. Wrigley, hijo de Bill Wrigley, quedó como dueño mayoritario. El extendió la historia de su padre en el béisbol, hasta 1938, pero los Cachorros cayeron en la mediocridad cuando el equipo estuvo bajo control de la familia Wrigley hasta 1981.

Temporada 1932: Campeón de la Liga Nacional pero derrotado en la Serie Mundial

Siendo campeón de la Liga Nacional, se enfrentaban al campeón de la Liga Americana: los New York Yankees el equipo dirigido por Joe McCarthy, el cual tenía cuentas pendientes con los dueños del equipo, cuando fue despedido por los Cubs en 1930, después de conducirlos a un primer y un segundo lugar en los dos últimos años. No ocultaba sus deseos de vengarse con el triunfo en la Serie.

La pregunta en el ambiente del béisbol ha sido durante 83 años: "¿Babe Ruth anunció o no su jonrón en Wrigley Field, durante la Serie Mundial de 1932? Pero hoy en día, después de minuciosas investigaciones, incluido el estudio de testimonios de testigos, entre ellos el mismo Ruth, la tendencia es a considerar esta historia otra de las leyendas que la fantasía ha legado al deporte y al espectáculo.

Lo cierto es que los Yankees y los Cubs llegaron a esa Serie Mundial enguerrillados un equipo contra el otro. Unos de los motivos era que el shorstop Mark Koenig quién había sido de los Yankees hasta 1930, y por eso conservaba amigos en el equipo, era entonces jugador de los Cubs. Pero como llegó al club en la última parte de la temporada, los demás peloteros habían decidido no darle una participación completa del dinero de la post-temporada. Eso había enojado a los ex-compañeros suyos.

Esta fue la tercera Serie Mundial ganada por los Yankees en cuatro juegos. Es decir, lograron 12 victorias en 12 juegos seguidos. El Babe, encabezaba a los gritones de su club, quienes de un dogout a otro llamaban a los Cubs a toda voz "¡cheapskates!" algo así como "muertos de hambre", para señalarles la mezquindad para con Koenig. Claro que del dogout de Chicago, también gritaban e insultaban. Así, dentro de un ambiente de agresividad parlanchina, llegó la Serie a Wrigley Field, con New York adelante dos victorias por cero.

En el tercer juego, los Yankees salieron adelante 3-0 en el primer inning. Pero a la hora de abrir el quinto, la pizarra estaba empatada a cuatro. Ya había un out, cuando Babe Ruth surgió con el bate. Lanzaba Charlie Root, quién rápidamente lo puso en dos bolas, dos strikes. Los Cubsos le gritaban de todo al Babe, quién de pronto se salió de su sitio de bateador, señaló hacia el dogout de sus contrarios con dos dedos de la mano derecha, y después con un dedo, aparentemente hacia el centro.

El siguiente lanzamiento, en recta, se convirtió en largo batazo, y la pelota pasó por encima de las bardas del centro. "¡El Babe anunció ese jonrón!", dijo McCarthy en el dogout. Y nació la leyenda. El mismo Babe a quien le encantaba el figureo, contaba que sí, que él señaló hacia el centro y dijo: "Por ahí voy a sacar la bola ahora".

El receptor reserva de los Cachorros, Zack Taylor diría años después: "Había más insultos y chistes en los dogouts de antes que en los de ahora. No se porqué. Quizá ahora los dogouts están muy separados. Los Cubs le decían barbaridades al Babe. Y él nos llamaba 'Cheapskate', entre otras cosas, por el asunto ese de Koenig, lo que resultaba incómodo para mí porque era compañero de habitación de Koenig.

"Pero lo que hizo Ruth fue señalarnos dos dedos de su mano para recalcar que sólo estaba en dos strikes, y que le quedaba uno. Después con un dedo, apuntó al centerfield. Y bateó ese lanzamiento hacia allá, aún cuando el viento del lago (de Michigan) estaba muy fuerte y en contra. Nunca me he explicado como lo hizo".

Cuando se le preguntaba a Babe Ruth, durante los últimos años de su vida, no tenía explicación definida. A veces afirmaba, en oportunidades negaba, y otras divagaba. Ocurre que la fantasía, la imaginación, siempre parece más opulenta, más bonita, más rica en atractivos que la realidad. Y por eso, sobra quienes tratan de imponerla sobre la realidad.

Ese fue el segundo cuadrangular del Babe en el juego y el décimo quinto y último que sacó en Series Mundiales. Un récord que permaneció hasta que lo superó Mickey Mantle en 1964.

La Serie Mundial de 1932 se efectúo el 28 y 29 de septiembre y el 1 y 2 de octubre en la siguiente forma: Juegos uno y dos en el Yankee Stadium y los juegos tres y cuatro en el Wrigley Field de los Cubs. La Serie Mundial fue ganada por barrida de los Yankees cuatro juegos a cero.

Detalles de la Serie Mundial de 1932

  • Los veteranos de otras Series Mundiales de los Yankees eran Babe Ruth, Lou Gerhig, Tony Lazzeri y Earle Combs. Pero también tenían nuevos muy valiosos como Bill Dickey, Frank Crosetti, Ben Chapman y los lanzadores Lefty Gómez, Red Ruffin y Johnny Allen.
  • El presidente de los Cachorros, Bill Veeck, había despedido a su mánager Rogers Hornsby en agosto por divergencias personales, en relación con un pago que le hizo Hornsby a Veeck debido a un préstamo de 4 mil dólares. El pero fue, que ese dinero venía de una apuesta que Hornsby había ganado en las carreras de caballos por lo cual Veeck le dijo que no era corredor de apuestas. Horsby le contestó que ese dinero era tan válido como el que recibía de él, a pesar que era producto de su negocio como usurero quitándole el dinero a las viudas y a los huérfanos. Cinco días después Hornsby, fue despedido, no obstante que el club estaba en primer lugar. Y puso en el mando al primera base Charlie Grimm, quién pudo salir airoso, al menos hasta titularse en la Liga Nacional.
  • El total de carreras de los Yankees en la Serie es un récord vigente para Series de cuatro juegos, 37, promedio de más de nueve por juegos. Batearon colectivamente para .313 otró récord para Series Mundiales de cuatro juegos hasta 1990 cuando los Cincinnati Reds, lo mejoraron con .317.

Temporada 1935: Otro campeonato de la Liga Nacional y otra Serie Mundial perdida

Cardinals y Giants se habían pasado la temporada en dura pelea por el primer lugar de la Nacional, pero sólo hasta el último mes, septiembre. porque el mánager Charlie Grimm inspiró a sus Cubs en un mitín, y al final se titularon mediante cadena de 21 victorias. Así terminaron con 100-54, cuatro juegos sobre los Cardinals, 96-58 y 8.5 juegos sobre los Giants, 91-62.

Los Tigers de 1935 tenían un lineup (alineación) formado por cuatro futuros miembros del Salón de la Fama. (Hank Greenberg, Mickey Cochcrane, Leon "Goose" Goslin y Charlie Gehringer). Los Tigers se fajaron en una buena lucha para superar a los Yankees por tres juegos, con 93-58 sobre 89-60, Y llegaron a la Serie por segundo año consecutivo. "Nos sentíamos capaces de ganar otra vez, y aun cuando respetabamos la calidad de los Yankees, sabíamos que al final seríamos campeones", dijo el cuarto bate y primera base Hank Greenberg en julio de 56 en Cooperstown, un día después de haber sido elevado al Hall de la Fama. Ellos no pudieron romper el reto del equipo de 1934 que ganó 101, pero ellos tuvieron un récord de 93-58 bueno para darles el título de la Liga Americana, tres juegos arriba de los New York Yankees. Hank Greenberg fue nominado MVP de la Liga Americana después de batear .328 y siendo el líder en la Liga en carreras anotadas (36), hits (98) y carreras producidas (170). Increíblemente, Greenberg robó 51 bases, siendo este su total más alto y siguiendo a Lou Gehrig con 119. Los Tigers también tuvieron una fuerte contribución con Charlie Gehringer (.330), Mickey Cochrane (.319) y los pitchers inicialistas Tommy Bridges (21-10) y Elden Auker (18-7) Con este equipo, obtenían el bicampeonato de la Liga Americana y se enfrentarían al campeoón de la Liga Nacional, los Cubs de Chicago. El dueño del equipo Frank Navin falleció en esa temporada y el manufacturero Walter Briggs Sr. tomo el control del equipo.

La Serie Mundial de 1935 se realizó del 2 al 7 de octubre, de la siguiente manera: Juegos uno, dos y seis en el Navin Field de los Tigers. Juegos tres, cuatro y cinco en el Wrigley Field de los Cubs. La Serie Mundial fue ganada cuatro juegos a dos por los Detroit Tigers. Saldaban una vieja cuenta de principios de siglo, que tenían con los Cubs.

Detalles de la Serie Mundial de 1935

  • Cuando los Tigers llegaron a esta Serie Mundial, habían aparecido en cuatro: 1907, 1908, 1909 y 1934, pero sin poder ganar ni una vez. Por otra parte, los Cubs no disfrutaban de mejor esplendor en los clásicos. Con cuatro derrotas en sus últimas cuatro apariciones, 1910, 1918, 1929 y 1932, aún cuando sí habían ganado las de 1907 y 1908. Y estas dos habían sido las dos únicas victorias del club de Chicago y ambas sobre los Detroit.Tigers
  • En la Serie Mundial no hubieron partidos nocturnos a pesar que la iluminación empezó el 24 de mayo de 1935, en el Crosley Field, la casa de los Cincinnati Reds.
  • Por tercer año consecutivo, los dos mánagers de la Serie Mundial fueron también jugadores. Mickey Cochrane, receptor de los Tigers y Charlie Grimm, primera base de los Cubs, quién no necesitó alinearse ni una vez.
  • El rightfielder Pete Fox, de los Tigers, fue el líder de bateo en la Serie con .385 de promedio: 10 hits, tres dobles, un triple en 26 turnos, cuatro carreras impulsadas y una anotada.
  • Hank Grenberg, de los Tigers, había dado 36 jonrones y fue el líder en la Liga Americana.
  • Al terminar el sexto juego de la Serie Mundial, con el triunfo de los Tigers, todavía no llegaba la noche. Pero más de 12 horas después, cuando amanecía al día siguiente, en Detroit todavía celebraban por las calles.

Temporada 1938: Nuevo campeonato y otra Serie Mundial perdida: histórico out en home y victoria Yankee

Stan Hack siempre creyó que de haber sido safe en home, "el resultado de la Serie hubiera sido diferente". El tercera base y primer bate de los Cubs, insistió durante toda su carrera en que "si se me presentaba una oportunidad igual intentaría otra vez llegar a home. Fuí out porque ellos lo hicieron perfecto, y nada más".

Hack había sido líder en bases robadas de la Nacional ese año de 1938, con 16, lo que era un buen número para la época. También encabezó la Liga en carreras anotadas, 109. Y fue parte del Juego de Estrellas. A los 29 años de dad y siete en Grandes Ligas, estaba en plenitud de sus facultades. Después del cuarto y último juego de la Serie, dijo también a los reporteros: "Comprendo que ustedes tiendan a resaltar lo que creen estuvo mal hecho en cada juego, pero también deberían ocuparse un poco más de lo bien que hacen las cosas en la mayoría de los casos. En esta jugada, creo que (Frank) Crosetti (el shorstop de los Yankees) jugó muy bien en todo sentido. Estaba colocado por casualidad donde debía ser, buscó la pelota con rapidez notable, y su tiro a home fue perfecto. Si no, no me hacen out".

La historia fue así: como corredor en segunda base con dos outs, Hack significaba la carrera del empate a dos en el tercer inning del primer juego. Billy Herman disoaró línea bajita a la izquierda del tercera base. Red Rolfe hizo un buen esfuerzo pero sólo consiguió detener la pelota, no pudo capturarla, sino que la hizo rodar hacia el abanico de Wrigley Field, por donde apareció Frank Crosetti quién la recogío a mano limpia, y soltó pronto a home. El catcher Bill Dickey esperó a Hack para tocarlo.

"No ví al coach, ni a nadie cuando pasé por la tercera, porque iba decidido a no detenerme", también dijo Hack. "Claro que creía poder anotar. Y fuí out. Sí, fuí out, pero es que esto es un juego, a veces le salen bien las cosas a un club, y a veces al otro".

Desde ese tercer inning, Chicago no tuvo muchas oportunidades más para nada bueno. Los Yankees ganaron en cuatro fechas, y en total les anotaron 22 carreras por nueve.

Los Yankees quienes ganaron su tercer título de la Americana en fila, habían terminado la temporada otra vez cómodamente con ventaja de nueve juegos y medio sobre los Boston Red Sox, que fueron segundos en la Liga.

En la Nacional los Pittsburgh Pirates estuvieron en la punta durante dos meses y medio hasta que llegaron al Wrigley Field para los últimos tres juegos de la campaña, con ventaja de un juego sobre los Cubs. Entonces ocurrió lo que ocurre cuando un club va a ser campeón. Los Cubs ganaron tres veces para concluir con dos juegos de ventaja sobre sus visitantes y de paso, completar la cadena de 10 victorias.

Lo malo para ellos en seguida fue que los Yankees de estos años eran punto menos que invencibles. Lo que les hicieron fue lo mismo que les habían hecho en 1932, es decir, no dejarles ganar ni una vez. Red Ruffing fue el as en el montículo, con victorias de trabajos completos en el primer y el cuarto juego. Nada más les permitió anotar tres carreras limpias en los 18 innings. En la temporada tuvo un récord de 21-7 3.32 en 31 juegos que abrió.

La Serie Mundial se efectúo del 5 al 9 de octubre en la siguiente forma: Juegos uno y dos en el Wrigley Field de los Cubs. Los juegos tres y cuatro en el Yankee Stadium de los Yankees. La Serie Mundial fue ganada por barrida de cuatro juegos a cero por los Yankees.

Detalles de la Serie Mundial de 1938

  • El segunda base de los Yankees, el novato de 23 años de edad, Joe Gordon, fue la figura más grande en la ofensiva con .400 de promedio al bate en la Serie y .733 en slugging, un jonrón, dos dobles, seis carreras impulsadas, tres anotadas.
  • Dizzy Dean había logrado cuatro temporadas de 24 o más victorias, incluida la de 30 en 1934. A comienzos de la campaña de 1938 los Cardinals lo cambiaron a los Cubs, quienes dieron por él, a dos lanzadores, un outfielder y 30 mil dólares. En el Juego de Estrellas del año anterior, en el Griffith Stadium de Washington, Dizzy había sufrido la fractura del dedo grande del pie derecho, por un batazo de línea del outfielder de los Indians, Earl Averill. Dizzy trató de cambiar sus movimientos debido a esa lesión, y eso le daño el brazo. Los Cubs ganaban 3-2 pero los Yankees le anotaron a Dean dos en el octavo y dos en el noveno para ganar 6-3.
  • El mánager Joe McCarthy dijo que su equipo de este año, los Yankees, era el mejor club en la historia del béisbol.
  • Durante esta Serie, en el cuarto juego, Lou Gehrig conectó su último hit en Series Mundiales, una línea hacia el rightfield. Y llegó al home poco después. Muy mal de salud, se retiró después de aparecer en ocho juegos en la temporada siguiente, cuando bateaba para .143, cuatro hits en 28 turnos.
  • Fue la cuarta vez que los Yankees ganaron una Serie Mundial en cuatro juegos.
  • Los Cubs perdieron su sexta Serie Mundial en fila, después que habían ganado dos seguidas.

1945: Otro campeonato de la Liga Nacional y otra Serie Mundial perdida

Cuando comenzó la temporada de 1945, había más bigleaguers en la guerra que en los terrenos de juego. Pero ellos regresaron en mayo cuando terminó la Segunda Guerra Mundial. Hank Greenberg había regresado a tiempo de los militares, y los Tigers con récord de 88-65 obtuvieron el campeonato de la Liga Americana solo a juego y medio sobre los Washington Senators. Hal Newhouser fue el primer pitcher en la historia de la Liga Americana en ganar el MVP en dos temporadas consecutivas. El "Príncipe Hal" ganó la triple corona de juegos ganados (25-9), en carreras limpias (1.81) y en ponches (212).

El slugger y leftfielder Hank Greenberg, de 34 años, llegó al clubhouse de Detroit tan pronto como pudo, después de tres años y medio ausente por estar en el frente y participó en 78 juegos, suficientes para disparar 13 jonrones, remolcar 60 carreras, batear para .311 y en el último juego de la temporada, el cual tenían que ganar los Tigres para titularse, sacó un grand slam (jonrón con casa llena) en el noveno inning. Así fue como se supo que el hombre había regresado para adquirir los pasajes y llevar a todo el equipo rumbo a la Serie Mundial. Además había cuentas pendientes de los Tigres por la Serie Mundial de 1935 contra los Cachorros.

Con Newhouser, Virgil Truck y Dizzy Trout y con el apoyo de Greenberg en el bateo, los Tigers responderían en la Serie Mundial. Se enfrentarían al campeón de la Liga Nacional, los Chicago Cubs, quienes con su mánager Charlie Grimm, terminaron con 98-56, tres juegos sobre los Cardinals, 95-59 y su cuarto bate y primera base Phil Cavarretta, resultó el Más Valioso en la Liga. El centerfield y quinto bate, Andy Patko con 110, fue uno de los siete que en la Liga Nacional impulsaron cien o más carreras.

La Serie Mundial se calificó de mediocre. El periodista Frank Graham, sentenció el quinto juego como "el peor que ha jugado en una Serie Mundial. Un juego como entre dos grupos que anduvieron de farra". Otro periodista, Warren Brown, escribió: "Ninguno de los dos equipos tenía con que ganar". Muchos años despúes en la Serie Mundial de 1997 entre Miami Marlins y Cleveland Indians, habría comentarios más terribles por la pésima calidad en dicha Serie.

La Serie Mundial de 1945, se realizó del 3 al 10 de octubre, en la siguiente forma: Juegos uno, dos y tres en el Briggs Stadium de los Tigers. Juegos cuatro, cinco, seis y siete en el Wrigley Field de los Cubs. La Serie Mundial fue ganada por los Tigres cuatro juegos a tres.

Detalles de la Serie Mundial de 1945

  • Hank Borowy, quién había ganado el primer juego para los Cachorros, abrió también el quinto (lo perdió), relevó el sexto (fue el ganador) y abrió el séptimo (otra derrota).
  • El tercer juego de la Serie Mundial, terminó con blanqueada de un hit por Claude Passeau, la segunda labor de un hit en Series Mundiales. La anterior, de Ed Reulbach, también de los Cubs en 1935, fue frente a los mismos Tigers.
  • En esta Serie Mundial, jugaron los dos jugadores MVP de cada Liga: el pitcher Hal Newhouser con récord de 25-9 y carreras limpias de 1.81 por la Liga Americana. Y Phil Cavarretta cuarto base y primera base de los Cachorros por la Liga Nacional.
  • Fue considerada en su momento, por los cronistas de deportes, la peor Serie Mundial jugada, aunque se cometieron solo 11 errores: 5 de los Tigers y 6 de los Cubs.
  • Los Cubs llegaron a siete Series perdidas en forma consecutiva y la octava en 10 apariciones. Mientras que los Tigers habían ganado dos Series, ambas precisamente a Chicago. La otra en 1935. Y tenían cinco derrotas. Por coincidencia, las dos Series ganadas por los Cubss, 1907 y 1908, habían sido sobre los Tigers.
  • Esta fue la última participación de los Cubs de Chicago en una Serie Mundial hasta el momento actual, dado que desde esa fecha no han sido campeones en la Liga Nacional.

1945: La maldición de la cabra

Los Cachorros conseguirían un título más al término de la Segunda Guerra Mundial, terminando con récord de 98-56. Debido a las restricciones de viaje durante el período de guerra, los primeros tres juegos de la Serie Mundial de 1945 fueron jugados en Detroit, donde los Cubs ganaron dos juegos, incluyendo un juego de un hit de Claude Passeau y los cuatro finales fueron jugados en el Wrigley. En el juego 4 de esta Serie, se desarrolla la maldición de la "Cabra Billy", que fue un alegato en contra de los Cubs, cuando P.K. Wrigley dueño de los Cubs, actúo sobre Billy Sianis, quién había venido al juego 4 con dos boletos de butaca: uno para él y otro para su cabra. Estuvieron desfilando alrededor por unos pocos innings, pero Wrigley exigió que la cabra dejará el parque debido a su pestilente olor. Mr. Sianis reclamó su salida del estadio junto con la cabra, ya que tenían boletos de entrada, lo cual no respetó Wrigley. El escándalo se hizo más grande y los dos fueron sacados del parque por los miembros de seguridad. Por esta acción, Mr. Sianis vaticinó: "Los Cubs, nunca volverán a ganar un título". Los Cubs perdieron el juego 4, perdieron la Serie Mundial y no volvieron a ganarla hasta el 2016. Esto fue interpretado por muchos como la "maldición" que puso Sianis hacia los Cubs, aparentemente previniendo que el equipo jugara en las Series Mundiales. Después de perder la Serie Mundial de 1945 ante los Detroit Tigers, los Cubs finalizaron con temporadas ganadoras los siguientes dos años, pero estos equipos no han jugado la postemporada en Serie Mundial y en el año 2016 rompieron la maldicion ganandole a los Indios de Cleveland la serie 4-3.

Dos décadas para el olvido

En las siguientes dos décadas después de la maldición de Sianis, los Cachorros fueron olvidados por el béisbol finalizando entre los equipos sotaneros de la Liga Nacional, año con año. Por largo tiempo el infielder/manager Phil Cavaretta, quién fue un jugador clave en la temporada de 1945, tomó el equipo en 1954 después de admitir que el equipo terminaría por debajo de la quinta plaza. Otro jugador shortstop Ernie Banks, quién sería uno de los jugadores estrellas en la liga durante la siguiente década, encontró ayuda para disminuir esta dificultad con jugadores de calidad como Hank Sauer y fueron pocos como ellos. Esto, combinado con las pobres decisiones del dueño como el College of Coaches, y el futuro miembro del Salón de la Fama, el afroamericano Lou Brock el cual fue cambiado a los St. Louis Cardinals por el pitcher Ernie Broglio (quién solo ganó 7 juegos en las siguientes tres temporadas) favorecieron esta tendencia perdedora. Lou Brock sería una estrella en la década de los 60's con los Cardinals.

Temporada de los Cachorros en 1969: El otoño de ese año es para olvidar y ¿el gato negro?

A fines de la década de los años 60's, renació la esperanza, con el tercera base Ron Santo, actual miembro del Hall de la Fama, el pitcher Ferguson Jenkins y el outfielder Billy Williams unidos con Banks. Después de tener una campaña perdedora de 103 juegos en 1966, el equipo comenzó a tener recórds de ganados como equipo de casa en las temporadas de 1967 y 1968, siendo la primera vez que el equipo Cachorro mostraba mejoría en dos décadas.

En 1969 los Cubs dirigidos por Leo Durocher, construyeron un sustancial liderazgo en la nueva creación de la Liga Nacional que fue la División del Este a mediados del mes de agosto. Ken Holtzman lanzó un juego sin hit ni carrera el 19 de agosto y la ventaja en la división creció a 8 juegos y medio, sobre los St Louis Cardinals y 9 juegos y medio sobre los New York Mets. Después del juego del 2 de septiembre, los Cubs tenían récord de 84-52 con los Mets en el segundo sitio con 77-55.

Pero se inició la debacle con una racha perdedora de juegos que coincidió con el inicio de una racha ganadora de juegos por parte de los Mets. Los Cubs perdieron el juego final de una serie en Cincinnati, regresando a casa para jugar con los resurgidos Pittsburgh Pirates (que se encontraban en el tercer sitio). Después de perder los primeros dos juegos por marcador de 9-2 y 13-4, los Cubs se fueron en el noveno inning. El ganar sería positivo dado que los Cubs enfrentaban una serie crucial contra los Mets en los días siguientes. Pero Willie Stargell con cuenta de 2 outs y 2 strikes le prendió un lanzamiento al as relevista Phil Regan, empatando el marcador en el noveno inning. Los Cubs perdían 7-5 en extra-innings. Siendo el cuarto juego perdido en esta racha, los Cubs viajaron al Shea Stadium para una serie corta de dos juegos. Los Mets ganaron ambos juegos, y los Cubs dejaron a New York con récord de 84-58 solo medio juego al frente. Aun flota el recuerdo de aquel gato negro que se cruzó por delante de Ron Santo, el venerado tercera base de los Cubs, en el desaparecido Shea Stadium durante el tramo final de esta campaña regular de 1969.

El desastre siguió en Philadelphia, enfrentándose a los Phillies que tenían 99juegos perdidos, equipo que no habían derrotado a los Cubs en dos ocasiones, extendió la racha perdedora de Chicago a ocho juegos. En una jugada clave en el segundo juego, el 11 de septiembre, el inicialista Dick Selma trató de sorprender la atención del tercera base Ron Santo, que no estaba cerca de la base ni de la pelota. El error de Selma, le abrió las puertas a un rally de los Phillies. Después de perder el segundo juego con los Phillies, los Cubs quedaron 84-60 y os Mtes 85-57. Los Mets no mirarían atrás. Los Cubs con ocho juegos perdidos en una mala racha, que finalmente terminó al día siguiente en St. Louis, pero los Mets tuvieron una racha de diez juegos ganados, y los Cubs, mostró un equipo fatigado, generalmente deteriorado en todas las fases del juego. Los Mets (que habían tenido un récord perdedor de 120 juegos 7 años atrás), irían a la Serie Mundial. Los Cubs, tuvieron un récord respetable de 92-70 que hacían recordar con tristeza que tuvieron una ventaja de 17 y medio juegos en el standing sobre los Mets en el último cuarto de la temporada.

1977: el desvanecimiento de junio

Siguiendo a la temporada del '69, el equipo tuvo pocos récords ganadores en las siguientes temporadas pero sin llegar a la acción del playoff. Después de que el núcleo de jugadores del equipo iniciaron sus cambios, avanzaba la década de los 70's y ellos eran conocidos como "Los adorables perdedores". En 1977, el equipo encontró algo de vida, pero sería finalmente una experiencia de uno de sus más grandes colapsos. Los Cubs tenían una marcada marea alta en junio 28 con récord de 47-22 sacando una ventaja de 8 juegos y medio como líderes de la División Este de la Liga Nacional, equipo cuyo líder era Bobby Murcer con 27 jonrones y 89 carreras producidas y Rick Reuschel con récord de 20 ganados y 10 perdidos. Por lo tanto, cuando Philadelphia Phillies cortaron el liderato en dos después de la detención del All-star (Juego de Estrellas), cuando los Cubs teniendo 19 juegos sobre 500, pero ellos se desvanecieron finalmente en la temporada, teniendo 20-40 después del 31 de Julio. Los Cubs terminaron en el cuarto lugar con 81-81, mientras Philadelphia emergió finalizando con 101 juegos ganados. Las siguietes dos temporadas vieron a los Cubs bajar de un rápido inicio y el equipo caer a 10 juegos por debajo de .500 en ambas temporadas, para caer nuevamente en forma muy lamentable y finalmente sentarse en la mediocridad. Este viaje es conocido como "Junio del desmayo o del desvanecimiento". De nuevo, los Cubs usualmente tienen un número alto de juegos diurnos en una temporada frecuentemente puntualizado como una razón para que el equipo continúe mostrando una inconsistencia de juego al final de la temporada.

P.K. Wrigley falleció en 1977. La familia Wrigley vendió el equipo al Chicago Tribune en 1981, finalizando 65 años de relación familiar con los Cubs.

Años en la Tribune Company (1981-2008) y en 1984 la llegada de Dallas Green: rompecorazones

Después de una docena de irregulares temporadas, en 1981 los Cubs contrataron a Dallas Green proveniente de Philadelphia como Gerente General de la franquicia. Green había obtenido el título de la Serie Mundial de 1980 con los Phillies. Uno de sus tempranos movimientos como Gerente General fue traer al joven Phillies de liga menor tercera base llamado Ryne Sandberg, solo con Larry Bowa por Ivan DeJesús. En 1983 los Cubs terminaron 71-91 bajo Lee Elia, quién fue despedido antes que la campaña terminara por Green. El siguió la cultura de hacer cambios en el roster de los Cubs, tanto de oficina como de staff de pitcheo para 1984. Jim Frey fue contratado como ámanger de los Cachorros en 1984 con Don Zimmer "El Soldadito" como el coach de tercera base y Billy Connors como coach de pitcheo.

Green apuntaló en 1984 el roster con una serie de transacciones. En diciembre de 1983, Scott Sanderson fue adquirido de Montreal Expos en un cambio triple con San Diego Padres por Carmelo Martínez. El pitcher richie Hebner (.333 en 1984) fue firmado como agente libre. En los entrenamientos de primavera, los movimientos continuaron: El leftfield Gary Matthews y el centerfield Bobby Dernier vinieron de Philadelphia el 25 de marzo, por Bill Campbell y un jugador de liga menor. El relevista Tim Stoddard con récor de 10-6 3.82 y 7 salvados fue adquirido el mismo día de una liga menor. El veterano pitcher Ferguson Jenkins fue dejado en libertad.

El compromiso del equipo fue completo cuando Green hizo a media temporada el 15 de junio cuando empezó a apuntalar la rotación inicial de pitcheo debido a lesiones de Rick Reusched (5-5) y Sanderson. Presentó una oferta por el novato del año de 1979 Rick Sutcliffe, "Barba Roja", procedente de los Cleveland Indians. El Cub de Iowa Joe Carter y el centerfield Mel Hall fueron enviados a Cleveland por Sutcliffe y regresó el catcher Ron Hassey (.333 con los Cubs en 1984). Sutcliffe tenía récord de 5-5 con los Indians e inmediatamente se unió con Sanderson (8-5 y 3.14), Denis Eckersley (10-8 y 3.03), Steve Trout (13-7 y 3.41) y Dick Ruthven (6-19 y 5.04) en la rotación inicial. Sutcliffe llegó a tener récord de 16-1 con los Cubs y capturó el premio Cy Young.

Los Cubs de 1984 tenían un lineup (alineación) muy fuerte. Estaba formado por el leftfield Matthews (.291 14-82 101 carreras y 17 SB), el catcher Jody Davis (.256 19-94), el rightfield Keith Moreland (.279 16 80), el shorstop Larry Bowa, (.223 10 SB), el primera base Leon Durhan "Bull" (.279 23-96 16SB), el centerfield Dernier (.278 45 SB), el tercera base Ron Cey "El Pingüino" (.240 25-97), el pitcher cerrador Lee Smith (9-7 3-65 33 salvados) y el MVP de la Liga Nacional Ryne Sandberg (.314 19-84 1214 carreras, 19 triples y 32 SB).

Los jugadores de reserva Hebner, Tahd Bosley, Henry Cotto, Hassey y Dave Owen produjeron excitantes momentos. El bullpen tenía la profundidad con Rich Bordi, George Frazier, Warren Brusstar y Dickie Noles cuyo trabajo era preparar el juego a Smith o Stoddard.

En el tope del orden, Dernier y Sandberg estuvieron excitantes, y acertadamente conocidos como "el Doble Diario" por Harry Caray. Con una fuerte defensiva -Dernier en el centerfield y Sandberg en la segunda basem ganaron el Guante de Oro de la Liga Nacional- con un pitcheo sólido y dando hits oportunos, los Cubs tuvieron un buen balance en el equipo. Siguiendo el "Doble Diario", Mathews, Durham, Cey, Moreland y Davis dieron a los Cubs un orden con un buen pitcheo alrededor. Sutcliffe era el pitcher más fuerte en esa rotación y Smith fue uno de los mejores cerradores en el juego.

El cambio en la fortuna de los Cubs fue caracterizado el 23 de junio, en el "Juego de la Semana del Sábado" transmitido por la NBC enfrentándose a St. Louis Cardinals. Este ha sido apodado simplemente "El Juego de Sanberg". Con la nación conectada y el Wrigley Field llenó, Sanberg surgió como una superestrella (superstar) como ninguno, porque tuvo dos jugados con lo cual se empató a los Cardinales al dar dos jonrones al pitcher cerrador Bruce Sutter, Con sus disparos en el noveno y décimo inningd el Wrigley Field hizo erupción y Sandberg regresó a Cubs con victoria y cimentando como el equipo que latía en el Este. Ninguno lo capturaría, excepto San Diego Padres en los playoffs.

A principios de agosto los Cubs barrieron a los New York Mets en una serie de 4 juegos en su casa, lo cual originó aumento de la distancia del resto de equipos. Los no famosos Keith Moreland y Ed Lynch emergieron para pelear después que Lynch le diera un pelotazo, haciendo que Moreland recordara que alguna vez fue linebacker en la University of Texas. Esto ocurrió en el segundo juego de una doble cartelera y que los Cubs habían ganado el primer juego en parte debido a tres carreras impulsadas por un jonrón de Moreland. Después de que las bancas se vaciaron para pelear, los Cubs ganaron el segundo juego y pusieron su récord en 68-45.

En 1984, las dos ligas, Americana y Nacional, cada una tuvieron dos divisiones: Este y Oeste. El ganador de cada división sería el mejor en 5 juegos para avanzar a la Serie Mundial, en un formado "2-3", primeros dos juegos fueron jugados en la casa del equipo que no tendría ventaja en el campo. Por lo tanto, los tres ultimos juegos fueron jugados en la casa del equipo, con ventaja en el campo. Por lo tanto, los dos primeros juegos fueron jugados en el Wrigley Field y los siguientes tres juegos en la casa de sus oponentes, San Diego. Un común e infundado mito e que el Wrigley Field no tiene alumbrado y entonces la Liga Nacional decidió dar la ventaja al equipo de casa ganador de la División del Oeste de la Liga Nacional. En efecto, la ventaja al equipo de casa se tuvo que rotar entre los ganadores del Este y del Oeste desde 1969, cuando la liga se expandió. En los años nombrados, la ventaja ha sido para la División del Oeste en la Liga Nacional, teniendo la ventaja de jugar en casa. En los otros años nombrados, la división Este de la Liga Naciional tiene la ventaja de campo. Desde que los ganadores de la división Este de la Liga Nacional han tenido la ventaja del campo de casa en 1983 la división Este de la Liga Nacional se han titulado.

La confusión con el esquema utilizado, hizo que las Ligas Mayores de Béisbol decidieran actuar, si los Cubs llegaban a una Serie Mundial, dado que el ganador de la Liga Americana podría tener la ventaja de jugar en casa aventajando menos los Cubs cuando fueran anfitriones de los juegos y entonces buscar un sitio de alternativo de la casa de los Cubs, el Wrigley Field el cual no tiene alumbrado. El rumor fue que los Cubs podrían tener juegos como locales jugando en el Comiskey Park, casa del equipo de la Liga Americana, Chicago White Sox.¨Pero no estaban dispuestos a cruzar la ciudad para ir a jugar al Comiskey Park y los Cubs hicieron un arreglo con August A. Busch, dueño de los St. Louis Cardinals, para utilizar el Busch Stadium por los Cubs, como su parque de "casa" para las Series Mundiales. Esto fue aprobado por las Ligas Mayores de Béisbol y queda establecido que los juegos 1 y 2 y solo los juegos 6 y 7 si fuera necesario. Al momento la ventaja del campo se rotaria entre cada campo de casa. En la Serie Mundial de 1982 St. Kouis Cardinals de la liga Nacional tuvo ventaja de campo. En 1983 la Serie Mundial entre Baltimore Orioles de la liga Americana, tuvo la ventaja de jugar en casa.

En la serie por el campeonato de la Liga Nacional, los Cubs ganaron fácilmente los primeros dos juegos en el Wrigley Field contra los San Diego Padresñ Los Padres eran los ganadores de la división del Oeste de la Liga Nacional con Steve Garvey, Tony Gwynn, Eric Show, Goose Gossage y Alan Wiggins. Con victorias de 13-0 y 4-2 los Cubs necesitaban ganar solo dos juegos de los siguientes tres a jugar en San Diego para llegar a la Serie Mundial. Después de haber sido golpeados en el juego tres 7-1, los Cubs perdieron el juego 4 cuando Smith, con el juego empatado a 5 carreras por bando, recibió un jonrón ganador de juego de Garvey en el cierre del noveno inning. En el juego 5 los Cubs ganaban 3-0 hasta el sexto inning y llegaron a estar aún con ventaja de 3-2 en el séptimo y con Sutcliffe (quién había ganado el premio Cy Young ese año) en el montículo. Entonces, Leon Durham dejó caer un elevado atrapable. Este error crítico ayudó a los Padres a ganar el juego 6-3 con 4 carreras anotadas en el séptimo inning dejando a Chicago fuera de la Serie Mundial de 1984, que sería contra Detroit Tigers. Esto fue la pérdida espectacular de una temporada para los Cubs, algo que regresó a la vida una franquicia dormida y que hizo que Chicago fuera relevante para toda una nueva generación de aficionados de los Cubs.

Los Padres fueron derrotados en 5 juegos por los Tigers de Sparky Anderson en la Serie Mundial. Expertos en el béisbol sintieron que los Cubs pudieron representar mejor a la Liga Nacional dado que habían ganado dos juegos para ir a la Serie Mundial.

La temporada de 1985 trajó altas esperanzas. El club empezó ganando afuera muy bien y se tenía un récord de 35.19 a mediados de junio, pero las lesiones de Sutcliffe y otros en el cuerpo de pitcheo contribuyeron a una racha de 13 juegos perdidos que pusieron a los Cubs fuera de ser contendientes.

Temporada 1989: Al fin la luz llegó al Wrigley Field y a jugar de noche

En 1989, en la primera temporada completa con béisbol nocturno en el Wrigley Field, los Cubs del "Soldadito" Don Zimmer fueron líderes con un grupo de veteranos como Ryne Sandberg, Rick Sutcliffe y Andre Dawson quienes sirvieron de guías a un gupo de jugadores jóvenes como Mark Grace, Shawon Dunston, Greg Maddux el novato del año Jerome Walton y el novato del año el cerrador Dwight Smith. Los Cubs ganaron el Este de la Liga Nacional otra vez en la temporada ganando 93 juegos. Esta vez los Cubs se enfrentaron a San Francisco Giants en el campeonato de la Liga Nacional. Después de dividir los primeros dos juegos en casa, los Cubs viajaron al Área de la Bahía, donde tuvieron en ese punto los tres siguientes juegos, pero el bullpen falló al igual que la dirección del mánager, dejando que M y finalmente fueron despachados con tres derrotas. Los Cubs no pudieron sostener lo efectivo de Will Clark dando jonrón a Madux justo antes de la visita del mánager al montículo, dejando a Maddux pensar que pitcheo era el más conveniente. Antes de esto, Maddux había hablado dentro de su guante durante una conversación, lo cual es hoy una norma. Mark Grace que había tenido 11-17 en la serie con 8 carreras producidas. Eventualmente, los Giants perderían con los "Bash Brothers" y los Oakland A's en la famosa "Earthquake Series" (La serie del terremoto).

1998: La carrera por un wild card, persecución de jonrones y un novato del año

En 1998 Sammy Sosa era el capitán de Chicago Cubs durante su estancia con el equipo. La temporada de ese año inicio con una sombría noticia por el fallecimiento del legendario narrador Harry Caray. Después del retiro de Sandberg y el cambio de Dunston, los Cubs tuvieron huecos que trataron de llenar con Henry Rodríguez, conocido afectuosamente como "H-Rod" bateando como limpiador y dando protección a Sammy Sosa en el lineup, donde Rodríguez dio 31 jonrones en su primera temporada en Chicago. Kevin Tapani fue líder del equipo con 19 ganados, Ron Beck anclado en un fuert bullpen y Mark Grace el cual tuvo una de sus mejores temporadas. Los Cubs empezaron a llamar la atención en 1998 y el equipo tuvo dos grandes cabecillas donde Sosa y el lanzallamas novato Kerry Wood. Wood firmó una actuación con un juego de un solo hit ante los Houston Astros , un juego en el cual empató en las Ligas Mayores de 20 ponches en nueve innings. Sus tórridos números de ponchados hicieron que Wood recibiera el apodo de "Kid K" y finalmente ganó en 1998 el premio de Novato del Año. Sosa tosió fuego en junio, dando 20 jonrones en un mes, récord de las Ligas Mayores en el mes, y en casa con la carrera con el bateador de los Cardinals Mark McGwire transformado el par en superestrellas internacionales en estas semanas. McGwire finalizó la temporada con un nuevo récord en las Ligas Mayores de 70 jonrones, pero Sosa tuvo un porcentaje de .308 y 66 jonrones recibiendo el premio del Jugador Mas Valioso de la Liga Nacional. Después de estar en el alambre por la caza del Wild Card con San Francisco Giants, porque Chicago y San Francisco terminaron la temporada regular empatados, y eso hizo que se realizará un juego de play-off en el Wrigley Field en donde el tercera base Gary Gaetti dio el hit ganador en el juego. La victoria de los Cubs fue un impulso a la post-temporada con récord de 90-73 en la tempora regular. Desgraciamente, los bates se enfriaron en octubre, como el mánager Jim Riggleman el club bateó sólo para .183 y anotaron solo cuatro carreras en la gira contra Atlanta. Como nota positiva, la cacería del jonrón entre Sosa, McGwire y Ken Griffey Jr., ayudó en forma importante al béisbol profesional y brindar a un nuevo grupo de fanáticos así como el regreso de otros que se habían desilusionado por la huelga de 1994. Los Cubs retuvieron a la mayoría de sus jugadores, quienes tenían años de carreras experimentadas en el '98 y después de un rápido inicio en 1999, colapsaron otra vez (iniciando con una barrida por las manos de su rival de ciudad, los White Sox a mediados de junio), y finalizarían en el fondo de la división por las siguientes dos temporadas.

Temporada 2001: apretando para el playoff

Después de las pérdida de fanáticos gracias a la agencia libre y a la producción de Todd Hundley, los Cubs de Don Baylor pusieron juntos una buena temporada en 2001. La temporada se inició con Mack Newton con "pensamiento positivo". Una de las más grandes historias de la temporada transmitidas al club a media temporada por Fred McGriff, ekl cual estuvo fuera cerca de un mes por problemas en las claúsulas de su contrato que no estaban muy claras y como los Cubs dejaron la carrera por el wild card por 2.5 juegos a inicios de septiembre. La carrera murió cuando Preston Wilson produjo tres carreras con un hit al cerrador Tom "Flash" Gordon el cual estaba de relevo en el equipo. El equipo tuvo otra seria carga y finalizó con récord de 88-74, cinco juegos detrás de Houston y de St. Louis, quién empató para ser primero. Sosa tuvo su temporada final y Jon Lieber dejó el equipo con una temporada ganadora de 20 juegos.

Temporada 2003: Cinco outs más y el incidente de Steve Bartman

Los Cubs tuvieron altas expectativas en el 2002, pero volvieron a jugar pobremente. El 5 de julio del 2002, los Cubs promovieron de mánager asistente general y director del personal del equipo a Jim Hendry, ahora como Gerente General. El club respondió contratando a Dusty Baker el cual hizo algunos buenos movimientos en el 2003. Muy notable fue el trato que se hizo con los Pittsburgh Pirates por el outfielder Kenny Lofton y el tercer base Aramis Ramírez, con un pitcheo dominante liderado por Kerry Wood y Mark Prior, como los Cubs fueron líderes de la división antes de caer en una mala racha. Mark Prior solo con Kerry Wood fueron los líderes de la rotación en el 2003.

Chicago impidió que St. Louis ganara la carrera de los play-offs al tomar 4 de los 5 juegos jugados en el Wrigley Field a principios de septiembre después que los Cubs finalmente ganaron su primer título divisional en 14 años. Habían ido a derrotar a Atlanta Braves en un dramático quinto juego de la Serie Divisional, la primera serie de postemporada de la franquicia ganada desde que se enfrentaron a Detroit Tigers en la Serie Mundial de 1908.

Después de perder en extra-innnigs el primer juego, los Cubs ganaron y tomaron ventaja de 3 juegos contra uno sobre el Wild Card de la Liga Nacional Florida Marlins en la Serie por el Campeonato de la Liga Nacional. Florida dejó fuera a los Cubs en el quinto juego, pero su joven pitcher Mark Prior lideró a los Cubs en el juego seis teniendo una ventaja de 3-0 hasta el octavo innings y fue en este punto cuando un nuevo incidente tomo la plaza. Varios espectadores empezaron a catchar las pelotas de faul del bate de Luis Castillo. Un fanático de los Cubs de nombre Steve Bartman, de Northbrook Il., corrió por la bola y se la quitó del guante de Moisés Alou y que sería el segundo out del octavo inning. Alou reaccionó enojado hacia los stands, y después de haberse iniciado el juego el pudo cachar la bola. Alou tenía un punto, diciendo que él no había hecho la jugada, pero más tarde dijo que fue un intento que hizo Bartman para sentirse mejor y hacer creer que el incidente estaba obligado. La interferencia no fue mencionada en el partido, como que la bola fue tocada por un espectador detrás de la barda. Castillo eventualmente fue caminado al darle Prior base por bolas. Dos bateadores después, y con el estadio a tope, el shortstop de los Cubs Alex González perdió una jugada de doble play al final del inning, limpiándose las bases y haciendo careras Florida y se diera la victoria Marlin. Después de haber sacado a Kerry Wood del montículo y haber dejado ventaja, los Cubs finalmente cayeron en el séptimo juego y fallaron para llegar a la Serie Mundial.

El "incidente de Steve Bartman" fue visto como el "primer dominó" en este punto de esta era, y los Cubs no han tenido un play-off ganador desde ese tiempo.

Temporadas 2004, 2005 y 2006 para el olvido

En el 2004, los Cubs fueron considerados a la mitad de la tabla para ganar la Serie Mundial. La adquidión en la pretemporada de Derek Lee (quién fue adquirido en una negociación con Florida por Hee-seop Choi y el regreso de Greg Maddux solo aumentó más la expectación. La salida a mitad de temporada de Nomar Garciaparra originó una racha de mala suerte otra vez a los Cubs. Fueron líderes del Wild Card por juego y medio sobre San Francisco y Houston el 25 de septiembre, y ambos equipos habían perdido ese día, dando a los Cubs una oportunidad de incrementar la ventaja a 2.5 juego con sólo ocho juegos pendientes en la temporada, pero el relevisgta LaTroy Hawkins salvó a los Mets y los Cubs perdieron el juego en extra innings, una derrota que desanimó al equipo, de tal manera que perdieron seis de los ocho juegos finales y los Astros ganaron el Wild Card.

Dempster surge en el 2004 como un cerrador regular con los Cubs

Después que los Cubs rápidamente habían ganado 89 juegos, se decidió hace un trato invaluable con la superestrella de los Cubs, Sammy Sosa, después de haber dejado la temporada en el inicio del juego final y haber mentido dando publicidad. Ya era una figura controversial en el clubhouse después del incidente del bate relleno de corcho, al romperse este en un bateo, siendo expulsado por los umpires y posterormente las Ligas Mayores lo suspendieron sin goce de sueldo por 8 días. Sus acciones dejaban mucho que desear con los fanáticos y el club decidipo terminar con él en buenos términos (muchos equipos hubieran corrido a Sosa cuando escuchaba música de salsa en los vestidores), y posiblemente finalizando su lugar dados los años que le dio a los Cubs. Al irse desarrollando la temporada, vio como muchos fanáticos empezaron a mostrar frustración con las constantes lesiones de los ases del pitcheo Mark Prior y Kerry Wood. Adicionalmente, la temporada del 2004 fue impulsada por un comentarista popular Steve Stone, quién incrmentó vorazmente las críticas acerca del manejo del equipo, siendo atacado verbalmente atacado por el relevista Kent Mercker. Las cosas no mejoraron en el 2005, aunque fue el despegue en ese año de la carrera del primera base Derek Lee y el surgimiento del cerrador Ryan Dempster. El equipo sufrió una racha de lesiones en elementos claves, solo ganando 79 juegos después de haber sido un serio contendiente para el título de la Liga Nacional. En el 2006, los Cubs quedaron fueron al terminar con récord de 66-96, siendo el último de la división centrl de la Liga Nacional.

2007-2008: Espalda con espalda a los títulos divisionales y la llegada de Alfonso Soriano

Después de finalizar último en la división central de la Liga Nacional con 66 ganados en el 2006, los Cubs se rediseñaron y fueron "del sótano al primero" en el 2007. En el intervalo de la postemporada, firmaron a Alfonso Soriano con un contrato de ocho años por 136 millones de dólares, siendo reemplazado el mánager Dusty Baker por el fogozo mánager Lou Piniella. Después de un inicio tórpido, que incluyó altercado entre Michael Barrett y Carlos Zambrano, el equipo se acercó a los Milwaukee Brewers, quienes eran los líderes de la división por mucho tiempo en esa temporada, con una racha ganadora entre junio y Julio, acoplados con un par de dramáticos juegos ganados en los innings finales contra los Reds y finalmente abordaron la Liga Nacional en su división Central con récord de 85-77 Los Cubs negociaron a Barrett a los Padres y más tarde adquirieron a Jason Kendall de Oakland. Kendall fue un gran acontecimiento con su manejo y la rotación del pitcheo, auxiliando muy bien en el plato. En septiembre Geovany Soto llegó a ser el jugador inicial detrás del plato en reemplazo del veterano Kendall. Partieron para Arizona en la Serie por el Campeonato de la Liga Nacional, pero las controversias siguieron con Lou Piniella, con movimientos realizados bajo su escrutinio, como sacar a Carlos Zambrano después del sexto inning de un duelo de pitcheo contra los Arizona Diamondbacks y su as de pitcheo Brandon Webb, con la idea de "salvar a Zambrano para un potencial juego 4" Los Cubs, por lo tanto fueron incapaces para pensar perdiendo el primer juego y eventualmente dejarían 30 jugadores embasados en el juego 3 en Arizona. The Tribune Company, en desastre financiero, fue adquirida por el magnate Sam Zell en diciembre del 2007. Esta adquisición incluía a los Cubs. Por lo tanto, dijo que el no tomaría parte activa en la franquicia de béisbol, concentrados en poner todos los procedimientos para la venta del equipo.

Los Cubs sucesivamente defendieron su título de la Liga Nacional División Central en 2008, llegando a la postemporada en años consecutivos desde la primera vez en 1906-1908. El final de la temporada fue dominado por tres meses de tratos y arreglos sucesivos con los Orioles que involucraron al segunda base Brian Roberts así como la firma de la estrella Kosuke Fukudome, estrella de los Chunichi Dragons. El equipo alcanzó los 10 mil juegos ganados en abril, mientras establecía un liderazgo temprano en la división. Reed Johnson y Jim Edmonds fueron agregados al principio y Rich Harden fue adquirido de Oakland a principios de julio. Los Cubs tenían el mejor récord de la Liga Nacional antes de la suspensión del campeonato por el Juego de Estrellas y habían empatado el récord de la Liga en representantes de un mismo equipo con ocho, incluido el catcher Geovany Soto, quién sería nombrado "El Novato del Año". Los Cubs tomaron el control de la división por barrida de uns serie de cuatro juegos en Milwaukee. El 14 de septiembre, un juego fue cambiado al Miller Park debido al huracán Ike. Zambrano lanzo un juego sin hit ni carrera ante los Astros, y seis días después el equipo despacharía a St. Louis en el Wrigley. El equipo finalizó la temporada con récord de 97-64 y Los Angeles Dodgers sería el equipo al cual se enfrentarían en la Serie por el campeonato de la Liga Nacional. Los ampliamente favoritos Cubs tomaron tempranamente la ventaja en el juego uno, pero James Loney dio un gran slam (jonrón con casa llena) contra Ryan Dempster y cambio momentáneamente la serie. Chicago cometió numerosos errores críticos y fueron derrotados por un marcador global de 20-6 en una barrida de los Dodgers, quienes dieron otra muerte súbita para echar a los Cubs fuera.

Nuevos dueños: la era de la Familia Ricketts

La familia Ricketts aquirió la mayoría de acciones de los Cubs en 2009, finalizando los años de Tribune. Aparentemente esposados por la bancarota de Tribune y la venta del equipo a la famlia Rickketts, los Cubs buscaron a la división Central de la Liga Nacional, con la noticia que harían menos inversiones dentro de los contratos en los años previos. Chicago se comprometió con una batalla con St. Luis, una batalla por el primer lugar en agosto del 2009, pero los Cardinals jugaron un tórrido 20-6 en ese mes, quedando sus rivales para la batalla en la carrera por el Wild Card, los cuales fueron eliminados en la semana final de la temporada. Los Cubs tuvieron una plaga de lesiones en 2009, y fue desde el juego del Día de Apertura de la temporada que el lineup estuvo completo solo en tres ocasiones. El tercera base Aramis Ramírez se lesionó el hombro a principos de Mayo en un juego contra los Milwaukee Brewers, regresando hasta principios de julio, forzando que los jugadores Mike Fontenot y Aaron Miles dentro de roles prominentes. Adicionalmente jugadores claves como Derrek Lee (quién tenía .306 de bateo con 35 jonrones y 111 carreras producías esa temporada) Alfon Soriano y Geovany Soto, también tuvieran lesiones. Los Cubs lograron un récord ganador (83-78) por tercera temporada consecutiva, la primera vez que el equipo lo había hecho desde 1972 y una era de propiedad bajo la familia Ricketts sería aprobada por los dueños de las Ligas Mayores a principios de octubre.

El declive y la reconstrucción con otro novato del año

El novato Starlin Castro debutó a principios de mayo del 2010 como el shortstop inicial. Por lo tanto, el equipo estaba jugando pobremente a principios de esa temporada, encontrándose a 10 juegos por debajo de .500 al final de junio. En suma, el as del pitcheo por largo tiempo Carlos Zambrano fue retirado después de un juego contra los White Sox el 25 de junio después de haber tirado y empujado en un enfrentamiento con Derrek Lee, y fue suspendido indefinidamente por Jim Hendry, quién lo llamado una conducta "inaceptable". El 22 de agosto, Lou Piniella, quién había anunciado su retiro al final de la campaña, anunció que podría dejar prematuramente a los Cubs para cuidar a su mamá enferma. Mike Quade tomo el cargo como mánager interino por los 37 juegos restantes del año. Después de este inicio, el equipo jugó bien y bajo Quade los Cubs tuvieron un récord de 24-13, el mejor récord en el béisbol durante 37 juegos, pero Quade era interino y dejó el cargo el 19 de octubre.

El 3 de diciembre de 2010, el locutor y tercera base Ron Santo falleció debido a complicaciones del cáncer de la vejiga y de la diabetes mellitus. Jugó trece temporadas con los Cubs y al momento de su muerte fue ingresado como uno de los más grandes jugadores al Hall of Fame. Era elegible desde siempre.

Después de negociar al pitcher Matt Garza y firmar al agente libre Carlos Peña, los Cubs terminaron la campaña del 2011 a 20 juegos por debajo de .500 con un récord de 71-91. Semanas antes que la temporada finalizara,, el flub fue rejuvecido con una nueva filosofía, un nuevo dueño Tom Ricketts y la firma de Theo Epstein procedente de los Boston Red Sox nombrado presidnete del club y por un gran contrato por cinco años de 18 millones de dólares, el cual subsecuente despidió al mánager interino Mike Quade. Epstein, fue uno de los constructores y arquitectos de las dos Series Mundiales ganadas por Boston con Jed Hoyer como gerente general y Dale Sveum como mánager. A pesar de esto, el equipo perdió 101 juegos en la temporada (el peor récord desde 1966) y fue grandemente criticado. El movimiento juvenil utilizado pior Epstein y Hoyer, a largo plazó, inició con el retiro de Kerry Wood en mayo, siguiendo Ryan Dempster y Geovanmy Soto fue negociado a Texas Rangers y después de la suspensión de la campaña por el Juego de Estrellas, prospectos de Ligas Menores, encabezados por Christian Villanuerva subieron al equipo. El desarrollo de Castro, Anthony Rizzo, Darwin Barney, Brett Jackson y el pitcher Jeff Samardzija fue bueno así como la reposición de prospectos del sistema de sucursales de las Ligas Menores como Javier Baéz, Albert Almora y Jorge Soler que fueron el foco primario de esta temporada, una filosofía con un nuevo manejo y que sería llevado a través de la temporada 2013.

Uno de dos Cubs construye bloques, Antonhy Rizzo, se balancea en el jom y Matt Garza enviado a Texas

La temporada 2013 resultó igual que el año anterior. Antes había sido acordado un trato de los Cubs con Matt Garza enviado a los Texas Rangers por Mike Olt, C:L:Edwards, Neil Ramírez y Justin Grimm. Tres días después los Cubs enviaron a Alfonso Soriano a los New York Yankees por el jugador de liga menor Corey Back. A mitad de la temporada el fuego aparecía con otro último lugar finalizando en la división central de la Liga Nacional, con récord de 66-96. Fue a través de estos cinco juegos que mejoraron el récord del año anterior, donde Anthony Rizzo y Starlin Castro mostraban etapas de desarrollo en su juego. El 30 de septiembre del 2013, Theo Epstein tomo la decisión de despedir al mánager Cale Sveun solo dos temporadas después de haber llegado a los Cubs. La regresión de varios jugadores jóvenes fue el foco principal para que la oficina le diera las gracias a Dale, ya que no fue juzgado su desempeño en ganados y perdidos. En dos temporadas como capitán, Sveum finalizó con un récord de 127-197.

Rick Rentería mánager 53 en la franquicia de los Cubs para el 2014

El 7 de noviembre de 2013, los Cubs contrataron al coach de banca, Rick Rentería para ser el mánager número 53 en la historia del equipo. Los Cubs finalizaron la temporada 2014 con récord de 73-89 siendo esta la primera y última temporada como manager. Los Cubs relevaron a Rentería como su mánager el 31 de octubre del 2014, siendo sustituido por Joe Maddon, cual arrancaría la temporada 2015.

Fallece un ícono de los Cubs: Ernie Banks

El miembro del Hall de la Fama, Ernie Banks falleció de un ataque cardíaco el 23 de enero del 2015, poco tiempo después de su cumpleaños número 84. El uniforme del 2015 traía un parche conmemorativo con el número 14, tanto el utilizado en casa como el utilizado en gira. Este gran jugador nunca jugó una Serie Mundial.

La llegada de Joe Maddon para el 2015

El 2 de noviembre del 2014, los Cubs anunciaron que Joe Maddon había firmado un contrato por cinco años para ser el mánager número 54 en la historia del equipo. El 10 de diciembre del 2014, Maddon anunció que el equipo había firmado al agente libre Jon Lester por un contrato de 6 años y 155 millones de dólares. Muchos otros acuerdos y negociaciones ocurrieron durante el receso de la temporada. El día de la inauguración de la campaña, el lineup de los Cubs contenía cinco nuevos jugadores incluyendo al novato jardinero derecho Jorge Soler. Los novatos Kris Bryant y Addison Russell, ingresaron al lineup a mediados de abril. El equipo tenía récord de 47-40 al momento de la interrupción del Juego de Estrellas con un récord de 47-40 jugando sobre .500 y el mejor de todos en la primera parte de la temporada.

Ultimo juego sin hit ni carrera del equipo, realizado por Jake Arrieta

El 30 de agosto de 2015, Jake Arrieta tiró el sexto doble cero de la campaña y segundo que reciben los Dodgers en menos de 10 días, al ganar anoche los Chicago Cubs 2-0 a la novena de Los Angeles Dodgers, en el Dodger Stadium. Los visitantes cortaron una racha de seis fracasos. Además Arrieta (17-6) se convirtió en el primer lanzador en alcanzar 17 victorias en Grandes Ligas y el tercer serpentinero que logra un sin hit ni carrera en poco menos de tres semanas. Mike Fiers, de los Houston Astros, superó 3-0 a los Dodgers a los que no permitió ningún imparable apenas el pasado 21 de agosto en Houston.

Arrieta abanicó a 12 enemigos, tres de ellos fueron para terminar con el partido, solamente se le embasaron dos rivales, uno por error y el otra al obsequiarle base por bolas. Es el primer serpentinero de los Cubs, que logra esta hazaña desde que Carlos Zambrano lo logró el 14 de septiembre de 2008 frente a Houston, en el Miller Park casa de los Cerveceros de Milwaukee, en donde los Cubs jugaron como locales dado que los Cubs tuvieron que desplazarse a esa ciudad, porque su ciudad cede se encontraba en estado de emergencia por la presencia del huracán "Ike" que azotó el este de los Estados Unidos.

Pitcher ganador de 22 juegos con los Cubs

Jake Arrieta se ha convertido en el quinto lanzador de los Cubs desde 1963 en ganar más de 20 juegos en esta temporada al ganar el 2 de octubre y obtener su victoria número 22 en esta temporada. Desde Ferguson Jenkins quién lo hizo en la temporada de 1971 con 22 y repitió el truco en la temporada 1972 con 24 juegos, ningún otro pitcher había logrado pasar de las 20 victorias en una temporada. En el mes de agosto, Arrieta lanzó un juego sin hit ni carrera contra Los Angeles Dodgers.

Arrieta desarmó a los Pirates

El 8 de octubre de 2015, jugando como visitante, Jake Arrieta lanzó pelota de cuatro hits en nueve dominantes entradas y Chicago Cubs pintaron de blanco a Pittsburgh Pirates, al vencerlos 4-0 en el partido de Comodines (Wild Card) de la Liga Nacional. Arrieta abanicó a once enemigos sin conceder pasaporte alguno, además tuvo un intercambio de palabras con el relevista zurdo Tony Watson al recibir un pelotazo. Ahora los Cubs viajaran a St. Louis para medirse con los Cardinals en la Serie Divisional. Dexter Fowler jonroneó y anotó en tres ocasiones por los visitantes. [[Kyle Schwarber metió dos más con otro batazo de vuelta entera frente al pitcher abridor Gerrit Cole. Joe Maddon manager de los Cubs, confió en el joven Arrieta y la novena de Chicago ya está en la Serie Divisional de la Liga Nacional por primera vez desde el 2003.

Serie divisional de playoffs de la Liga Nacional: Lackey le ganó el duelo a Lester

El 10 de octubre del 2015, John Lackey superó en duelo de pitcheo a su antiguo compañero Jon Lester al permitir sólo dos hits hasta el octavo episodio y los St. Louis Cardinals blanquearon 4-0 a los Chicago Cubs, en el primer juego de la serie divisional de playoffs de la Liga Nacional.

Los novatos Tommy Pham y Stephen Piscotty, aportaron sendos jonrones en las postrimerías del juego, por St. Louis. Mezclados entre los 47,830 espectadores, la segunda mayor asistencia registrada en los 10 años de historia del Busch Stadium, había miles de seguidores de los Cubs para presenciar el primer duelo de postemporada entre los dos viejos rivales.

El segundo juego de la serie a un máximo de cinco se realizará está tarde. Los Cardinals enviarán a la lomita, al zurdo mexicano Jaime García (10-6), quién cumplió solo 20 aperturas luego de someterse a una riesgos cirugía en la caja torácica. Kyle Hendricks (8-7) debutará en la postemproada por los Cubs, que consiguieron el boleto de comodín a los playoffs.

Matt Holliday bateó un sencillo productor en el primer acto para que St. Louis tomará la ventaja después de apenas tres turnos al bate. El emergente Pham disparó un vuelacerca ante Lester y Piscotty conectó un garrotazo de dos vueltas frente al dominicano Pedro Strop en la octava entrada.

García pagó caro su pifia y los Cubs emparejaron la serie

Sin sacar la pelota del cuadro y ayudados con un par de errores, los Cubs fabricaron tres anotaciones y el cubano Jorge Soler quién jugó su primer partido de postemporada coronó el ataque con cuadrangular de dos rayitas en el segundo episodio que encaminó a la novena de Chicago al triunfo de 6-3 sobre los St. Louis Cardinals para emparejar la Serie Divisional de la Liga Nacional.

Los Cardinals campeones de la División Central y que suelen mostrar temple en los Play Offs, cometieron dos errores y los Cubs anotaron sus primeras tres carreras en el segundo inning. St. Louis ganaba 1-0, pero en la parte alta del segundo rollo, un mal tiro del segunda base Wong. permitió que el corredor Austin Jackson anclara en la intermedia con un out, tras estafarse la antesala, el zurdo mexicano Jaime García obsequió pasaporte a Miguel Montero.

El pitcher de los Cubs, Kyle Hendricks tomó turno y tocó la pelota, el propio García atrapó pero dudó a donde tirar y cuando se decidió lo hizo mal al primer cojín y no sólo permitió la carrera del empate, sino que dejó hombres en la segunda y tercera colchoneta.

Addison Russell volvió a tocar la bola y ahora Jaime si logró tirar a la inicial pera el segundo out, pero los Cubs tomaron la ventaja 2-1. Un machucón por las paradas cortas de Dexter Fowler, mientras Hendricks anotaba. El cubano Soler había pegado doblete en su primer turno y ahora volvió a hacer de las suyas con cuadrangular por todo el prado de en medio para poner las cosas 5-1. García sólo se pudo sostener dos entradas en las cuales recibió 5 anotaciones y fue retirado de la lomita por un malestar digestivo después del segundo capítulo.

El mánager de los Cubs Joe Maddon acertó en todos sus movimientos, una noche después de que los Cubs cayeron por 4-0 en el primer duelo. Ahora la Serie se muda al Wrigely Field para el tercer juego que se jugará el lunes. Jake Arrieta, ganador de 22 encuentros con los Cubs en la temporada, se enfrentará a Michael Wacha.


Temporada 2016: A tambor batiente desde el inicio de la temporada

Chicago Cubs iniciaron la temporadas 2016, dolidos por la eliminación de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y no poder ser campeones cuando fueron eliminados por New York Mets. Pero desde el inicio de la temporada, Cubs mostró poderío en el bate y un cuerpo de lanzadores confiable, por lo cual rápidamente se adueño del primer lugar de su divisional el cual permaneció hasta el final de la temporada. Durante los movimientos de cambios de jugadores, Chicago de hizo de los servicios del taponero cubano procedente de New York Yankees, Aroldis Chapman que vino a robustecer el bullpen relevista en la postemporada, primero despachó a San Francisco Giants y posteriormente en el siguiente play-off eliminó a Los Angeles Dodgers 4 juegos a dos. Con esto fueron campeones y a la Serie Mundial contra un histórico: Cleveland Indians, que fuera campeón de la Serie Mundial en 1948. Como dato importante en un enfrentamiento que tuvieron los Cubs ante Indians en la temporada 2015, en juego de interligas, los Cubs fueron derrotados 17-0. Pero ahora son campeones de la Serie Mundial 2016, 8-7 frente a los Cleveland Indians.

Other Languages
العربية: شيكاغو كابز
català: Chicago Cubs
čeština: Chicago Cubs
Deutsch: Chicago Cubs
English: Chicago Cubs
Esperanto: Chicago Cubs
euskara: Chicago Cubs
français: Cubs de Chicago
magyar: Chicago Cubs
Bahasa Indonesia: Chicago Cubs
italiano: Chicago Cubs
한국어: 시카고 컵스
Nederlands: Chicago Cubs
norsk bokmål: Chicago Cubs
polski: Chicago Cubs
português: Chicago Cubs
русский: Чикаго Кабс
srpskohrvatski / српскохрватски: Chicago Cubs
Simple English: Chicago Cubs
slovenščina: Chicago Cubs
svenska: Chicago Cubs
Türkçe: Chicago Cubs
українська: Чикаго Кабс
Tiếng Việt: Chicago Cubs
Bân-lâm-gú: Chicago Cubs