Cheli

«Cheli» es una jerga de Madrid ( España). El DLE de la Real Academia lo define así (jerga),[1]​ como conjunto de elementos castizos, contraculturales y/o marginales. Ha merecido la atención literaria de escritores como Francisco Umbral o músicos y cantautores como Joaquín Sabina o Ramoncín.

El cheli hereda elementos del casticismo madrileño y en ocasiones marginales y, sobre todo, por utilizar asiduamente disfemismos, lo que hace que se perciba como un habla contracultural y antiprotocolaria, y llegó a tener un uso casi coloquial entre la juventud madrileña del último cuarto del siglo xx.[2]

Su léxico y su campos semánticos son reducidos, por lo general limitados a temas relacionados con la necesidad, la marginalidad, la fiesta, la noche, la amistad... Si se utilizan préstamos de otras lenguas u otras jergas, en ocasiones el significado puede variar al original, o estar más disperso (ejemplo: colega). Así, es frecuente la utilización de apelativos tradicionales heredados de otras jergas populares, como «macho, tronco, tío y chaval», o para referirse a la pandilla o a un grupo indeterminado de personas basca, peña, todo-dios. Diversas palabras de esta jerga han llegado a ser aceptadas por el DRAE, debido a su expansión.[3]

Siendo una jerga fundamentalmente oral, existen escritos en publicaciones alternativas, panfletos, o grafitis. Además, desde que la utilización de los chats y foros en internet es común entre la comunicación de los jóvenes, el cheli se escribe. Es característico de esta escritura la utilización de apócopes y abreviaturas libres.[ cita requerida]

Other Languages
English: Cheli
français: Cheli (argot)