Chapinero

Chapinero
Localidad

Cerros de Bogotá desde La Castellana.JPG

Chapinero ubicada en Colombia
Chapinero
Chapinero
Localización de Chapinero en Colombia
Bogotá - Chapinero.svg
Ubicación de Chapinero en Bogotá
Coordenadas 4°38′45″N 74°03′48″O / 4.6458333333333, 4°38′45″N 74°03′48″O / -74.063333333333
Entidad Localidad
 • País Colombia
 • Distrito Capital Flag of Bogotá.svg Bogotá
Subdivisiones 5 UPZ
Superficie  
 • Total 38.98 km²
Población (2005)  
 • Total 156 274 hab.
Código postal 110211 (San Luis)
110221 (Chicó-Rosales)
110231 (Chapinero Central)
[ editar datos en Wikidata]

Chapinero es la localidad número dos del Distrito Capital de Bogotá. Se encuentra ubicada al noreste de la ciudad. Está subdividida en tres grandes sectores: Chapinero (barrio), el Lago y el Chicó. Junto a las localidades de Santa Fe, La Candelaria y Teusaquillo, Chapinero es una de las localidades tradicionales de la ciudad. Esta localidad, en buena parte está compuesta por zonas de reserva ( cerros Orientales). Sus cursos fluviales más destacados son el río Arzobispo, en el que desemboca el San Francisco, y la quebrada El Virrey, que forma parte del sistema del río El Salitre, desembocando en el Bogotá. En la segunda mitad del siglo XX su orientación cambió de residencial a comercial, sufriendo asimismo notables cambios demográficos.

Etimología

La localidad de Chapinero debe su nombre a Antón Hero Cepeda, zapatero español, quien poco después del arribo de las huestes de Gonzalo Jiménez de Quesada a la sabana de Bogotá, contrajo matrimonio con la hija del cacique de Usaquén,[1] de quien recibieron como dote una estancia de ciento cincuenta hectáreas, localizada a la orilla del camino que bordea la sierra, cuyo sitio de vivienda estaba situado en el lugar que hoy ocupa la estación de gasolina de la 59 con Séptima.

Debido a que don Antón era fabricante de chapines, esto es, zapatos de suela de madera y correa de cuero, ideales para el fango que rodeaba el caserío sobre los predios que de él quedaron, lo fueron apodando ‘el Chapinero’.[1]

Historia

Siglo XIX

Durante la Colonia el actual territorio de Chapinero fue un camino entre la capital Santa Fe y los municipios y provincias del norte.

En 1812, el sector empezó a poblarse por alfareros y artesanos tras la Independencia como proyecto de primer barrio satélite de la capital. Recibió el nombre de El Villorio pues era una población pequeña y poco urbanizada.[2] En el siglo XIX se construyeron también casas campestres para los acaudalados de Bogotá. Contaba apenas con diez casas de teja. En 1885 se adoptó el nombre de Chapinero, mediante Acuerdo del 17 de diciembre.

Por su parte, la Basílica de Nuestra Señora de Lourdes se inauguró en 1875, aunque solo hasta bien entrado el siglo XX tendría su torre central. A finales del XIX, el sector se caracterizó porque ricos propietarios construyeron villas y casonas en sus terrenos. La actual carrera Séptima reemplazó el antiguo Camino a Tunja, y desde 1876 comenzaron a circular carros tirados por caballos (llamados omnibuses), que iban de Usaquén a la Plaza de Bolívar, pasando por el Luna Park. La Alameda Vieja dio así paso a la actual carrera Trece.

El 1º de diciembre de 1884, Chapinero acogió la primera línea del Tranvía de mulas de la ciudad y del país,[4]

También en diciembre de dicho año se instaló el primer aparato telefónico del país en la oficina de los señores González Benito Hermanos en el centro de Bogotá, conectado con otro en Chapinero, dando arranque al servicio de teléfono. En 1888 se estrenó el servicio de acueducto.[3]

Luego el 20 de julio de 1890 y un poco más hacia el occidente, se abrió la actual Avenida Caracas por donde se tendió la línea norte del Ferrocarril de Bogotá, que por el sur llegaba a la Estación de la Sabana y que por el norte llegaría luego hasta Boyacá y la Región de los Santanderes; la Estación de Chapinero estaba ubicada en la actual Calle 63.

Siglo XX

Chapinero conserva construcciones antiguas, con estilo republicano.

En 1901 se encendieron en Chapinero las primeras bombillas eléctricas, al igual que en Bogotá, lo que impulsó el desarrollo comercial de la zona. La Guerra de los Mil Días, sin embargo, frustró otros avances.

Por su parte, los primeros asentamientos populares tienen lugar en la zona nororiental de los cerros de Bogotá durante la primera década del siglo, cuando familias campesinas de sectores cercanos emigraron a las afueras de Bogotá trabajando en las fábricas de ladrillos (chircales) y en la industria de la construcción.

Luego la idea fue concebida e impulsada por un grupo de habitantes de todas las clases sociales que con el deseo de ampararse de las epidemias provocadas por la precaria higiene en la capital buscaban campos abiertos, agua y aires más puros. La tierra tenía allí precios más bajos, y resultaba más barato construir casas más amplias, con jardines, y distantes de las inconveniencias sanitarias de la ciudad.

En 1910 se electrificó el tranvía y la ruta más popular de Bogotá siguió siendo la de Chapinero cuyo paradero final era en la calle Sesenta y siete con carrera Trece, (estación Muequetá) donde se ubicaba la casa de Eduardo Santos. Allí los usuarios tomaban otra línea del tranvía que subía por la calle Setenta y dos y dos hasta la carrera Séptima. En el mismo año llegaron los primeros automóviles que prestaban el servicio público hasta el Puente del Común en el límite con Chía.

En 1920 se inauguró la avenida Chile, convertida hoy en la sede de las principales instituciones financieras del país. En 1927 la Basílica de Lourdes, fue destruida parcialmente después de una serie de temblores y debió ser remodelada; en ese mismo año llegaron los primeros buses a la ciudad, los que finalmente en 1951 terminarían sustituyendo al sistema de tranvía. Años antes la línea del tren que atravesaba la avenida Caracas fue trasladada a la carrera 30. En 1947 otro terremoto sacudió la Basílica de Lourdes en plena misa, el cielorraso se vino abajo y las torres se derrumbaron.

Casas en la carrera Séptima.

Al primer gran asentamiento se les unió otro importante grupo migratorio que, entre los años 1945 y 1950, huía del campo por el violento enfrentamiento de los partidos políticos tradicionales. Cuando se cierran las ladrilleras, sus dueños entregan esos terrenos a las familias que allí trabajaban como pago para que construyeran sus viviendas.

Tras el Bogotazo, el 9 de abril de 1948, Chapinero reemplazó a Teusaquillo como albergue de las clases privilegiadas de la ciudad; esto se dio precisamente gracias al crecimiento de Teusaquillo en los años 1930 que unió definitivamente el caserío de Chapinero como un barrio más de Bogotá, completando el proyecto de barrio satélite. Las familias acaudaladas fueron dejando el centro de la ciudad y trasladándose hacia el norte. De 1945 a 1970 se consolida un Subcentro Comercial para Bogotá en Chapinero, la Avenida Chile y el Chicó.

Casa Museo del Chicó, en cuyos predios a partir de los años 1950 se desarrolló el barrio El Chicó.

Al establecerse el Distrito Especial de Bogotá, como área Metropolitana de la ciudad en 1954, se anexaron cinco municipios cercanos, pero al ya ser el caserío de Chapinero tan dependiente a Bogotá, prefirió integrársele totalmente al perímetro de la capital y se constituyó en la primera Zona de la ciudad y el primer Alcalde Menor del Distrito a la parte alta y media de Chapinero, incluyendo los sectores de El Lago, Chicó y Cataluña.

Tras el Acuerdo 26 de 1972 que constituyó dieciséis Alcaldías Menores del Distrito Especial de Bogotá, ratificó a Chapinero a integrar con otros barrios circunvecinos, la Alcaldía Menor de Chapinero, administrada por el Alcalde Menor correspondiéndole como nomenclatura el número 2, con límites determinados, y siendo ratificada y establecidos sus límites mediante el Acuerdo 8 de 1977.

La Constitución de 1991 le dio a Bogotá el carácter de Distrito Capital, en 1992 la Ley 1 reglamentó las funciones de las Juntas Administradoras Locales (JAL), de los Fondos de Desarrollo Local y de los Alcaldes Locales, y determinó la asignación presupuestal de las localidades. Por medio de los acuerdos 2 y 6 de 1992, el Concejo Distrital, definió el número, la jurisdicción y las competencias de las JAL.

Bajo esta normativa, se elevó la zona de Chapinero al carácter de Localidad, conservando sus límites y nomenclatura, administrada por el Alcalde Local y la JAL, con un total de siete Ediles. Finalmente, el Decreto - Ley 1421 determina el régimen político, administrativo y fiscal bajo el cual operan hasta hoy las localidades del Distrito.

El Chapinero original en tanto continuó creciendo, generando más y más barrios dependientes de él a su alrededor y transformándose hasta llegar a ser un importante sitio residencial primero, importante sector comercial y de diversión nocturna de la ciudad.

Siglo XXI

Ciclorruta por la carrera 11.

El 18 de diciembre de 2000 se estrenó el sistema de transporte masivo de Bogotá, TransMilenio, con carriles exclusivos para vehículos automotores articulados. Las líneas A, Troncal Caracas, y B, Autonorte del sistema sirven a la localidad.

En el siglo XXI han vivido en Chapinero personajes como Alberto Lleras, Eduardo Santos, Agustín Nieto Caballero, Carlos Lleras Restrepo, Gabriel Cano, Misael Pastrana y Julio César Turbay.

Hoy Chapinero es llena de contrastes porque en ella están algunas de las zonas más exclusivas como también hay una zona comercial con un progresivo deterioro urbano donde hay prostitución, venta de droga y la llamada zona de tolerancia, lo que ha hecho que muchos bogotanos y turistas prefieran ahora zonas como Usaquén, Chía o La Calera.

En junio de 2006, el exalcalde Luis Eduardo Garzón, declaró parte de la localidad como la zona gay de Bogotá. En la localidad tiene sede el Centro Comunitario para la comunidad LGBT, único en América Latina.[6]

Other Languages
English: Chapinero
français: Chapinero
italiano: Chapinero
Bahasa Melayu: Chapinero
norsk bokmål: Chapinero
português: Chapinero
svenska: Chapinero