Cerro Garabitas

Vista del centro de Madrid desde la Casa de Campo.

​ Durante el periodo de la contienda se intentó lograr esta posición estratégica con el objeto de detener el bombardeo sobre Madrid, pero el intento fue infructuoso a lo largo del periodo 1936-1939. En la actualidad, en la cima del cerro existe una torre de vigilancia para los guardas del parque.

Historia

En la historia del urbanismo de Madrid este cerro ha tenido diversas funciones, una de ellas propuesta por el arquitecto Palacios para unir con un funicular el cerro con la montaña del Príncipe Pío.[4]

Guerra Civil

Las tropas de los sublevados mandadas por el General Varela que avanzaban el 10 de noviembre de 1936 por la Casa de Campo tenían la intención de asaltar Madrid desde esa posición. Las tropas republicanas de la XI Brigada Internacional intentaron cortar las comunicaciones cortando el acceso a la Ciudad Universitaria al mismo tiempo que lograban el acceso al cerro. La llegada de sucesivos refuerzos procedentes de Albacete por parte del ejército de la República no pudieron evitar que las tropas sublevadas tomaran este cerro el día 13 de noviembre (tomándose igualmente los vértices de Paquillo y Basurero). El anarquista Buenaventura Durruti y su columna de Durruti fue asignada a este sector y finalmente tras fuertes combates la columna fue mermada en sus intentos de lograr el cerro.[1]

Entre el 10 al 14 de abril de 1937 varias Brigadas mixtas republicanas intentaron tomar el Cerro Garabitas, sin éxito. De hecho, durante los combates falleció el comandante de la 2.ª Brigada Mixta, el mayor de milicias Jesús Martínez de Aragón.

Posguerra

Ya en la época de la posguerra el cerro se convierte en celebración de los militares vencedores.[6]​ Poco a poco el lugar fue perdiendo la significación que tuvo en los periodos de contienda y se instaló en él una torre de vigilancia para uso de los guardas forestales de la zona.

Other Languages