Cero absoluto

El cero absoluto es la temperatura teórica más baja posible. A esta temperatura el nivel de energía interna del sistema es el más bajo posible, por lo que las partículas, según la mecánica clásica, carecen de movimiento;[2]

Así, 0  K (o lo que es lo mismo, 0  R) corresponden, aproximadamente, a la temperatura de −273,16  °C o −459,68  °F.[3]

Según la tercera ley de la termodinámica, el cero absoluto es un límite inalcanzable. La mayor cámara frigorífica actual sólo alcanza los -273,144 °C. La razón de ello es que las moléculas de la cámara, al llegar a esa temperatura, no tienen energía suficiente para hacer que ésta descienda aún más.

La entropía de un cristal ideal puro y perfecto sería cero. Si los átomos que lo componen no forman un cristal perfecto, su entropía debe ser mayor que cero, por lo que la temperatura siempre será superior al cero absoluto y el cristal siempre tendrá imperfecciones inducidas por el movimiento de sus átomos, necesitando un movimiento que lo compense y, por lo tanto, teniendo siempre una imperfección residual.

Cabe mencionar que a 0 K absolutamente todas las sustancias conocidas se solidificarían y que según el actual modelo del calor, las moléculas perderían toda capacidad de moverse o vibrar.

Hasta ahora la temperatura más cercana al cero absoluto ha sido obtenida en laboratorio por científicos del MIT en 2003. Se obtuvo enfriando un gas en un campo magnético hasta medio nanokelvin (5·10−10 K) por encima del cero absoluto.

Fenómenos cerca del cero absoluto

Condensado de Bose-Einstein en un átomo de rubidio. El color rojo indica una velocidad elevada, y el blanco-azulado una baja velocidad. La imagen de la derecha es la muestra más fría de las tres.

Al aproximarse al cero absoluto se pueden producir en algunos materiales ciertos fenómenos, como el condensado de Bose-Einstein, o algunos superfluidos como el helio II.

En 1924, Albert Einstein y el físico indio Satyendranath Bose predijeron la existencia de un fenómeno denominado condensado de Bose-Einstein. En dicho estado, los bosones se agrupan en el mismo estado cuántico de energía. Este fenómeno se confirmó en 1995, y desde entonces se han investigado muchas de sus propiedades.

A temperaturas muy próximas al cero absoluto se pueden formar superfluidos, o incluso frágiles moléculas que no existen a mayores temperaturas para su estudio, entre otros fenómenos.

En la actualidad se puede encontrar una aplicación práctica en el acelerador de partículas LHC del CERN.[5]

Other Languages
Afrikaans: Absolute nul
العربية: صفر مطلق
asturianu: Cero absolutu
беларуская (тарашкевіца)‎: Абсалютны нуль тэмпэратуры
български: Абсолютна нула
brezhoneg: Zero klok
bosanski: Apsolutna nula
català: Zero absolut
čeština: Absolutní nula
Ελληνικά: Απόλυτο μηδέν
English: Absolute zero
euskara: Zero absolutu
فارسی: صفر مطلق
français: Zéro absolu
Gaeilge: Dearbhnialas
हिन्दी: परम शून्य
hrvatski: Apsolutna nula
Հայերեն: Բացարձակ զրո
Bahasa Indonesia: Nol mutlak
íslenska: Alkul
italiano: Zero assoluto
日本語: 絶対零度
한국어: 절대 영도
latviešu: Absolūtā nulle
македонски: Апсолутна нула
മലയാളം: കേവലപൂജ്യം
Bahasa Melayu: Sifar mutlak
မြန်မာဘာသာ: ပကတိ သုညအမှတ်
Nederlands: Absoluut nulpunt
پښتو: بشپړ صفر
português: Zero absoluto
română: Zero absolut
srpskohrvatski / српскохрватски: Apsolutna nula
Simple English: Absolute zero
slovenčina: Absolútna nula
slovenščina: Absolutna ničla
српски / srpski: Апсолутна нула
Kiswahili: Sifuri halisi
Türkmençe: Absolýut nol
Türkçe: Mutlak sıfır
українська: Абсолютний нуль
اردو: مطلق صفر
oʻzbekcha/ўзбекча: Mutlaq nol
Winaray: Sero absoluto
中文: 绝对零度
粵語: 絕對零度