Ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Turín 2006

Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Turín 2006

La ceremonia de apertura de los XX Juegos Olímpicos de Invierno se celebró el 10 de febrero de 2006, en el Stadio Olimpico Torino, ubicado en la ciudad de Turín ( Italia).

El evento contó con la presencia de más de 35.000 espectadores en el estadio, caracterizado como la Piazza en representación de las plazas tradicionales de la cultura itálica, y fue transmitida a doscientos países con una cifra que supera los dos mil millones de telespectadores. Más de 6.500 voluntarios participaron en el evento.

A las 19:57:45 ( CET, UTC+1) se presentó un video que mostraba un resumen de todos los Juegos Olímpicos de Invierno realizados hasta el momento, como una forma de conteo hacia las 20:00, momento en que se dio inicio a la ceremonia. En ese momento, un yunque iluminado en el centro de la Piazza es golpeado con un martillo por el gimnasta Jury Chechi vestido completamente de rojo, representando el progreso industrial y tecnológico de Turín. Con el golpe del martillo, se encienden llamas a lo largo del escenario dando inicio al evento artístico basado en el lema de los juegos

Con el golpe, salen llamas del yunque y se encienden otras alrededor del escenario, siendo seguidas por la irrupción de la música y la entrada de 56 percusionistas. Posteriormente,. dando expresión al lema de los Juegos y motivo principal de este evento: «Passion lives here» («La pasión vive aquí» en inglés).

Evento artístico

Tras el golpe del yunque y el encendido de las llamas, la música irrumpió en el estado acompañada con la presencia de 56 percusionistas. A continuación, skaters y bailarines de capoeira y breakdance aparecieron en escena y posteriormente 413 artistas realizaron una coreografía con sus piernas, similar al nado sincronizado, a lo largo de toda la Piazza como si fueran olas marinas. Finalmente, los bailarines se reúnen todos en el centro del escenario dando vida a un corazón latiendo. Seis patinadores entran en escena dando vida a las Chispas de Pasión, mientras los bailarines se dispersan. Los velocistas recorren la pista de hielo en torno al escenario, con trajes rojos y con un casco del que salen llamas, a más de 70 km/h.

Posteriormente, se dio inicio a una ceremonia en honor a los pueblos de los Alpes. El rojo predominante en la primera etapa de la ceremonia es reemplazado por el blanco, azul y verde, colores propios del ambiente montañoso. Mientras siete niñas izan las banderas de Alemania, Austria, Eslovenia, Francia, Italia, Liechtenstein y Suiza, siete cornos monumentales son ejecutados. A continuación, comienza a caer nieve en el centro del escenario y aparecen hombres vestidos como árboles que forman un bosque. Alrededor del escenario, 10 estatuas de vacas entran arrastradas por 20 voluntarios junto a grupos de personas vestidos con trajes folclóricos, mientras tres parejas vestidas en trajes blancos con manchas negras bailan vals y el público acompaña la música haciendo sonar cencerros entregados previo al show. Finalmente, cincuenta mujeres entran vestidas como copos de nieve, formando finalmente la imagen de un cristal de hielo en el medio de un estadio.

Tras la representación, un grupo de deportistas italianos ingresan en el estadio junto a la modelo Carla Bruni que porta la bandera de Italia. El grupo, iluminado con luces rojas, blancas y verdes, saluda a las autoridades presentes mientras hace su ingreso el Presidente de Italia, Carlo Azeglio Ciampi y el Presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge. Carla Bruni entrega la bandera a un carabinieri vestido con el uniforme histórico de dicha institución y se dirige al podio central donde iza la bandera. En ese instante, un coro de 82 niñas liderado por la joven de nueve años Eleonora Benetti cantan Il Canto degli Italiani, el himno nacional del país.

Los 413 bailarines vuelven a entrar en escena y comienzan a realizar diferentes coreografías hasta formar la imagen de XX, representando la XX versión de los Juegos Olímpicos. A continuación, los bailarines se colocan capas con los colores olímpicos y se reagrupan dando forma a un esquiador en una monumental coreografía grupal. La figura del esquiador que ocupa la totalidad del estadio comienza a moverse simulando un salto. Posteriormente, regresan las Chispas de Pasión generando humo del cual aparece una estructura metálica rodeada por gimnastas y bailarines. De la estructura comienzan a desprenderse acróbatas mientras aparecen anillos metálicos que se posicionan en la estructura formando los cinco Anillos Olímpicos. La pirotecnia estalla a través de los anillos metálicos, que son iluminados finalmente con sus respectivos colores.

Other Languages