Cepillo de dientes

Cepillos de dientes

El cepillo de dientes es un utensilio de higiene oral, utilizado para limpiar los dientes y las encías. Consiste en un cuerpo o mango aproximadamente recto en uno de cuyos extremos (o cabeza del cepillo) se encuentra un denso conjunto de cerdas perpendiculares al cuerpo que facilita la limpieza de áreas de la boca difíciles de alcanzar. Suele utilizarse en combinación con pasta de dientes o dentífrico, que típicamente contiene flúor para aumentar la eficacia del cepillado.

Se encuentran disponibles en el mercado en diferentes tamaños, formas y texturas de cerdas y se suelen comercializar con la mención suave, medio o duro en función de su dureza, si bien no existe norma en vigor que establezca los umbrales de dureza para diferenciar dichas menciones. La mayoría de los cepillos dentales son fabricados con cuerpos de plástico y cerdas de fibras sintéticas.

Historia

Antes de la invención del cepillo había sido utilizada una gran variedad de cepillos de dientes. Estas técnicas antiguas se han podido verificar por las diferentes excavaciones que se han realizado en distintos lugares del mundo y por encontrar ciertos utensilios que antes se usaban. Los objetos que se pudieron recuperar fueron los palos de mascar, ramas de árboles, plumas de pájaros, huesos de animales y espinas de puercoespín.

Los primeros registros que hay sobre la higiene dental datan de alrededor del año 3000 a.C. En las tumbas egipcias se han hallado ramitas en forma de lápiz, las cuales tenían en uno de los extremos un tacto blando y fibroso para poder llevar a cabo una limpieza dental.[3]

Otro ejemplo que hay sobre un utensilio anterior al cepillo de dientes y que aún se usa hasta nuestros días para poder obtener una buena limpieza dental es el miswak por parte del mundo islámico.[8]

Más tarde en el año 1600, es introducido el cepillo de dientes a Europa, por parte de los mercaderes ingleses que viajaron a China, más o menos cuando ya estaba acabando el Renacimiento. Sin embargo, en aquellos tiempos los europeos no recibieron con muy buen agrado este utensilio, porque consideraban que las cerdas que se empleaban eran de una dureza excesiva, que al momento de cepillar los dientes, les causaba irritación y les causaban molestias en las encías. Por otra parte, al llegar el cepillo de dientes a Europa, no se usaba con tanta frecuencia debido a qué no todos estaban acostumbrados a una buena limpieza dental y aún se preferían usar otro tipo de métodos para la limpieza de los dientes qué ya estaban antes de la aparición de este utensilio en Europa, como el caso de los palillos que estaban hechos con plumas de gansos o de metal como oro o plata.[10]

A pesar de la introducción del cepillo de dientes de los chinos en Europa y con la gran fabricación masiva qué llegó a tener, como el caso de los cepillos de Williams Addis, este no llegó a tener buena reputación. Debido a qué en 1723, se descubrió que el uso de las crines de caballo podía generar enfermedades bucales por ciertas bacterias. Este descubrimiento fue hecho por Pierre Fauchard, qué además propuso una técnica para el cuidado de los dientes que es: "la frotación diaria de los dientes con esponjas naturales". Tiempo después, en el siglo XIX, al igual qué Fauchard, Pasteur dio a conocer una teoría de los gérmenes que tuvieron que comprobar los odontólogos, ya que como los cepillos estaban hechos con pelos de animales, se generaban bacterias y algunos hongos por quedarse húmedos después de usarse. Así qué para evitar esto, fue recomendado esterilizar el cepillo, poniéndolo a hervir en agua caliente. Pero a pesar de tomar dicha medida, la cerdas se ablandan y con el uso se van desprendiendo[5]

Pero no fue hasta en los primeros inicios del siglo XX, por el año de 1930, que apareciera la invención del nailon por parte de Wallace H. Carothers, que muy pronto sustituiría a las cerdas de animales por este novedoso invento. Ya que el nailon, a diferencia de las cerdas de animales que normalmente se empleaban, es más resistente, flexible y da un mejor cepillado, evitando la contaminación por bacterias y haciendo que el cepillo se seque más rápido. Así mismo, las cerdas de nailon se quedan mejor adheridas al mango del cepillo, evitando desprendimientos al momento de usarlo. Fue entonces cuando en 1938 apareció el primer cepillo de dientes parecido al de nuestros días, bajo el nombre de "cepillo milagro", el cual daba una buena higiene, pero a pesar de ser popular y mejorado este tenía el problema de que sus cerdas eran duras al contacto y qué incluso llegaron a lastimar un poco las encías por lo cual no fue muy recomendado por los dentistas.[5]

Aunque no fue perfecto del todo este nuevo cepillo de dientes, con el tiempo se empezaron a buscar nuevas perfecciones a las cerdas de nailon para qué estuviera de acuerdo a las necesidades de las personas. Fue entonces cuando en 1950 apareció el cepillo dental "Park Avenue" de Dupont, que mejoró las cerdas haciéndolas más suaves que del original, facilitando más fácilmente la limpieza de los dientes y sin ninguna molestia, haciendo de este también más barato y accesible para más personas.[11]

Other Languages
العربية: فرشاة أسنان
অসমীয়া: দাঁতোন
azərbaycanca: Diş fırçası
беларуская: Зубная шчотка
български: Четка за зъби
বাংলা: টুথব্রাশ
བོད་ཡིག: སོ་བཀྲུ།
brezhoneg: Broust-dent
Deutsch: Zahnbürste
Ελληνικά: Οδοντόβουρτσα
English: Toothbrush
Esperanto: Dentobroso
eesti: Hambahari
فارسی: مسواک
français: Brosse à dents
Gàidhlig: Bruis-fhiaclan
magyar: Fogkefe
Bahasa Indonesia: Sikat gigi
日本語: 歯ブラシ
Basa Jawa: Sikat
한국어: 칫솔
Lëtzebuergesch: Zännbiischt
latviešu: Zobu suka
Bahasa Melayu: Berus gigi
Nederlands: Tandenborstel
norsk nynorsk: Tannkost
norsk bokmål: Tannbørste
português: Escova de dentes
Runa Simi: Kiru pichana
русский: Зубная щётка
srpskohrvatski / српскохрватски: Četkica za zube
Simple English: Toothbrush
slovenčina: Zubná kefka
slovenščina: Zobna krtačka
српски / srpski: Четкица за зубе
svenska: Tandborste
తెలుగు: టూత్ బ్రష్
Türkçe: Diş fırçası
українська: Зубна щітка
Tiếng Việt: Bàn chải đánh răng
Winaray: Sepilyo
ייִדיש: ציינבערשטל
中文: 牙刷
Bân-lâm-gú: Khí-bín
粵語: 牙刷