Centro de formación técnica

Un centro de formación técnica (CFT) es una institución de educación superior chilena cuyo objetivo es la formación de técnicos idóneos con la capacidad y conocimientos necesarios para el ejercicio de sus actividades. Sus carreras tienen una duración máxima de cinco semestres y no otorgan licenciatura. A diferencia de los institutos profesionales, no imparten carreras profesionales.[1] Están capacitados para entregar títulos técnicos de nivel superior.

Los centros de formación técnica fueron creados por el DFL n.º 5 del Ministerio de Educación, el 5 de febrero de 1981, durante el período del Régimen Militar, junto con los institutos profesionales (IP).[2]

El único requisito académico para ingresar a un CFT es que el alumno tenga su licencia de enseñanza media.

Other Languages