Centro de Estudios Históricos

El Centro de Estudios Históricos se creó el 18 de marzo de 1910, como una más de las instituciones programadas por la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas para el fomento y desarrollo de la cultura en una España que pretendía ponerse a la altura de Europa, siguiendo el programa de la Institución Libre de Enseñanza. Dirigido por Ramón Menéndez Pidal, al concluir la Guerra Civil Española y dispersos en el exilio la mayor parte de sus directivos y componentes, fue desmantelado por el franquismo en 1939, y sus fondos pasaron al recién constituido CSIC.[1]

Historia

Entre el 18 de marzo y el 3 de junio de 1910, y siguiendo las orientaciones y recomendaciones de los responsables de la Junta para Ampliación de Estudios, el conde de Romanones, en ese momento ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes de un gabinete liberal presidido por José Canalejas, continuó el proceso de creación de una serie de instituciones que serán fundamentales para la ciencia española, así: el Centro de Estudios Históricos,[1]

En un principio y hasta 1919, el CEH se instaló en el Palacio de la Biblioteca y Museos de Madrid, de donde pasó a la calle de Almagro, 26, y ya en 1931 ocupó el Palacio del Hielo, de la calle del Duque de Medinaceli, que el Estado había adquirido para tal fin en 1928. En 1935 se planeó trasladar el CEH a uno de los nuevos pabellones de la colina de los chopos, pero el estallido de la Guerra Civil frustró el proyecto.[1]

A partir del impulso del CEH,[1]

Other Languages