Centro de Estudios Griegos, Bizantinos y Neohelénicos de la Universidad de Chile

Profesor Miguel Castillo Didier, director del Centro.

El Centro de Estudios Griegos, Bizantinos y Neohelénicos Fotios Malleros, es una institución dedicada al estudio de la cultura griega en su totalidad histórica y temporal, abarcando desde su época arcaica, medieval y moderna.Está ubicado en Santiago y depende de la Universidad de Chile.

Fue fundado con el nombre de Centro de Estudios Bizantinos y Neohelénicos en 1968, siendo Decano de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile Hernán Ramírez Necochea. La decisión fue tomada a propuesta del profesor Fotios Malleros Kasimatis y se adoptó por unanimidad. Fueron profesores fundadores, Fotios Malleros Kasimatis († 1986), Héctor Herrera Cajas († 1997), Alejandro Zorbas Daskalakis y Miguel Castillo Didier.

Desde su fundación, el Centro ha tenido como sede el Pabellón Griego, edificio donado a la Universidad de Chile por los señores Gabriel y Jorge Mustakis Dragonas, Cónsules Generales de Grecia en Santiago y Valparaíso, respectivamente. Desde 1998, el nombre oficial de la institución es Centro de Estudios Griegos Bizantinos y Neohelénicos Fotios Malleros. Su campo de investigación y docencia se extiende a las tres grandes etapas de la cultura griega: antigua, medieval o bizantina y neogriega.

Biblioteca

La biblioteca del Centro, con sus colecciones correspondientes a las áreas antigua, bizantina y neohelénica, posee alrededor de 9 mil volúmenes, además de revistas tanto internacionales como nacionales. Esta biblioteca, que también es única en América Latina, se ha formado fundamentalmente gracias a donaciones efectuadas por la Universidad de Atenas, la Universidad de Tesalónica, la Academia de Atenas, la Fundación Uranis, los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Cultura de Grecia, la República de Chipre y otras instituciones. Igualmente, en su inicio, recibió donaciones de miembros de la Colectividad Helénica de Chile. En la década de 1990, se enriqueció con las bibliotecas que pertenecieron a don Fotios Malleros y a don Gabriel Mustakis, gracias a la generosa voluntad de ellos.

Other Languages