Centro Nacional de Supercomputación

El director del BSC-CNS, Mateo Valero, frente al supercomputador Marenostrum.

El Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (sitio del BSC–CNS) es el centro pionero de la supercomputación en España. Su naturaleza es doble: por una parte es un centro de investigación formado por más de trescientos científicos, y por otra es un centro de servicios de supercomputación para toda la comunidad científica. También gestiona la Red Española de Supercomputación (RES).

El BSC-CNS está localizado en Barcelona ( España) y dirigido por el catedrático Mateo Valero. Fue creado el uno de abril de 2005 y es un consorcio compuesto por el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España]] (51%), el Departamento de Economía y Conocimiento de la Generalidad de Cataluña (37%) y la Universidad Politécnica de Cataluña-Barcelona Tech. (12%).

El emblema del BSC-CNS es el superordenador MareNostrum, situado dentro de una antigua capilla en Torre Girona. Además del MareNostrum, existen otros computadores ofreciendo su capacidad de cálculo a la comunidad científica: un cluster Bull con tarjetas gráficas NVIDIA,[3]

Historia

El precursor del BSC-CNS es el CEPBA (Centro de Paralelismo de Barcelona), un centro asociado a la UPC que desde 1991 presta servicios a los distintos centros de la universidad.

En el año 2000 el CEPBA firma un acuerdo con IBM de cuatro años de duración para crear un instituto de investigación, que se llamó CIRI.

En 2004, el acuerdo entre IBM y el CEPBA es ampliado por iniciativa del Ministerio de Educación y Ciencia, la Generalidad de Cataluña y la UPC creando el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación en Barcelona. En abril del año siguiente se inician sus actividades con el supercomputador Marenostrum el de más capacidad de cálculo de toda Europa en ese momento.

En el año 2006 se produce una actualización de Marenostrum que dobla su capacidad alcanzando nuevamente el primer puesto de Europa. En el mismo año se amplia el supercomputador Magerit, perteneciente al CeSViMa, conformando los dos primeros nodos de la Red Española de Supercomputación, bajo la coordinación del BSC.

A lo largo del año 2007 entran en funcionamiento los distintos nodos de la Red Española de Supercomputación que se crean a partir de la actualización del supercomputador Marenostrum, incrementando los recursos de cómputo ofertados por la Red.

En septiembre de 2011 se añade al centro un cluster basado en GPUs NVIDIA[1] fabricado por Bull.

En noviembre de 2011 el BSC alcanza un acuerdo con Intel por el cual establecerán en conjunto un laboratorio I+D sobre los problemas de escalabilidad y programación que puedan surgir en supercomputadores de la talla del ExaFLOP (1000 PetaFLOPS o 1.000.000 TeraFLOPS).[4] Este laboratorio sería el cuarto en Europa en lo referente a investigación a Exaescala, habiéndose construido otros ya en París, Alemania y Bélgica. En estos centros Intel ha desarrollado arquitecturas idóneas para la supercomputación como la Intel MIC.

También llegó a un acuerdo con NVIDIA para construir un superordenador basado en arquitectura ARM con aceleradores NVIDIA Tesla, bajo el proyecto llamado Mont-Blanc. Al mismo tiempo NVIDIA nombró al BSC como Centro de Excelencia CUDA.[5] Esto significa que el BSC empleará tecnología NVIDIA para futuros proyectos además de recibir financiación de la misma para ello y ofrecer más oportunidades de formación en programación masivamente paralela. Otros centros ya han empleado tecnología NVIDIA en sus supercomputadores, como el Tianhe-I de China, actualmente el segundo en la lista Top500.

Other Languages