Centro Histórico (Málaga)

Centro Histórico
Centro Histórico locator map.svg
PaísEspañaFlag of Spain.svg España
• Com. autónomaAndalucíaBandera de Andalucía.svg Andalucía
• CiudadFlag of Málaga, Spain.svg Málaga
Ubicación36°43′15″N 4°25′16″O / 36°43′15″N 4°25′16″O / -4.42104
Código postal29005, 29008, 29013, 29015 y 29016

Centro Histórico es un barrio del distrito Centro de la ciudad andaluza de Málaga, España, y un conjunto histórico-artístico Bien de Interés Cultural.

El barrio de Centro Histórico ocupa el casco antiguo de la ciudad, aproximadamente el área que antaño quedaba dentro del perímetro de las murallas defensivas nazaríes. Según la delimitación oficial de barrios del Ayuntamiento de Málaga, está delimitado por las calles Carretería, Álamos y Mundo Nuevo y la plaza de la Merced al norte, que lo separan de los barrios de La Goleta, San Felipe Neri, La Merced y La Victoria; el río Guadalmedina, al oeste, que lo separa de los barrios de Perchel Norte y Polígono Alameda; la Alameda Principal y la Avenida de Cervantes al sur, que actúan como línea divisoria con el Ensanche Heredia; y el monte Gibralfaro, al este.[1]​ Su ámbito físico comprende una superficie aproximada de 48,28 hectáreas, con 1.319 edificios, incluidos solares.

El demarcado Bien de Interés Cultural ocupa una superficie mucho más amplia en incluye además del barrio de Centro Histórico, la casi totalidad de los barrios de Ensanche Centro, La Goleta, San Felipe Neri, Lagunillas, La Merced y La Victoria y parte de los barrios de El Molinillo, Capuchinos, El Ejido, Cristo de la Epidemia y Campos Elíseos, además de la mayor parte del monte Gibralfaro.[2]

Evolución urbanísica

Vestigios fenicios y romanos

Teatro romano de Málaga, construido en la época de Augusto.[3]

La estructura urbana anterior al asentamiento islámico es poco conocida. Sin embargo sí se han encontrado vestigios de las civilizaciones fenicia y romana. De lo que fue la colonia fenicia de Malaka quedan varios tramos de la muralla defensiva bajo los sótanos de algunos edificios. En el centro histórico, concretamente bajo el Museo Picasso Málaga. Según datos obtenidos de excavaciones, se conoce que el asentamiento fenicio se extendía desde la ladera de Gibralfaro, hasta la calle Císter y los Jardines de Ibn Gabirol y por el sur hasta el mar, que en la época llegaba hasta el actual edificio del Rectorado de la Universidad.[4]

De la época romana destaca el teatro romano, situado junto a la alcazaba. Se tiene constancia de que su extensión fue considerablemente mayor a la de la ciudad fenicia, pues se conoce la existencia de una industria alfarera en el entorno de la colina de El Ejido y calle Ollerías en el siglo I.[4]

La ciudad nazarí

La morfología de la ciudad nazarí corresponde a la idea islámica de modelo urbano constituida por la medina, el Castillo de Gibralfaro y los arrabales. El perímetro amurallado de esta época rodeaba los que en la actualidad se considera el centro histórico. Este recinto amurallado se abría al exterior a través de las puertas llamadas: de Granada (Bab al- Funtanalla), San Buenaventura o de Antequera (Bab al- Jawja), Oscura, de la Caba, de los Siete Arcos, de Espartería (Bab al- Faray), Baluarte de la Nave y del Mar (Bab al- Bahr), conectando con las principales vías de circulación. Toda la zona urbana estaba rodeada de huertas y arboledas y algún arrabal.

El eje central de la medina unía la alcazaba con Puerta Nueva, conectando la Plaza de las Cuatro Calles (en la actualidad Plaza de la Constitución), el zoco y la mezquita. La ciudad se configura en trazados transversales a éste eje central.

La ciudad cristiana

Calle Strachan, donde proliferan los negocios de restauración.

Tras la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos en 1487, proliferan las iglesias y conventos dentro del perímetro amurallado, como son las de San Juan, los Mártires y Santiago.

A partir del siglo XVIII comienza la paulatina demolición de las murallas. En esta época se construyen la Alameda, la Aduana, el Palacio Episcopal y el edificio de la Sociedad Económica de Amigos del País.

La ciudad burguesa

En el siglo XIX se produce un crecimiento demográfico y una notable transformación morfológica y tipológica del centro histórico, con la reforma de la Alameda como zona de residencia de la burguesía. De esta época se conservan numerosas edificaciones y el eje principal del casco antiguo, calle Larios, proyectada por el ingeniero José María de Sancha. El diseño de los inmuebles que encierran la calle es obra de Eduardo Strachan Viana-Cárdenas, quien introdujo en la ciudad el estilo de la Escuela de Chicago, pero con el aire europeo de los bulevares de Haussmann.

Situación actual

En el año 1996 el Centro Histórico de Málaga se encontraba en un estado de abandono con graves problemas de seguridad y marginalidad y con una población residente menguante. A partir de ese año se inició un proceso de rehabilitación y revitalización del entorno, con ayudas para la rehabilitación de viviendas, programas de inserción social y económica, peatonalización de calles y proyectos de mejora de las canalizaciones y servicios básicos de agua, electricidad, saneamiento, zonas ajardinadas, etc.[5]

Other Languages