Central Nacional de Informaciones

Central Nacional de Informaciones
Acrónimo CNI
Tipo Organismo de inteligencia
Fundación 13 de agosto de 1977
Fundador(es) Augusto Pinochet
Desaparición 22 de febrero de 1990
Sede central Santiago, Chile
[ editar datos en Wikidata]

La Central Nacional de Informaciones, más conocida por su sigla CNI, fue un organismo de inteligencia, que funcionó como organismo de represión estatal, persecución, asesinato y desaparición de opositores políticos durante la dictadura militar de Augusto Pinochet en Chile, existente entre 1977 y 1990. Fue creada inmediatamente después de la disolución de su predecesora, la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), a causa de la presión del gobierno de Estados Unidos a raíz del asesinato de Orlando Letelier.[1]

Historia

La CNI fue creada el 13 de agosto de 1977 por el Decreto Ley 1.878, con el objetivo de "reunir y procesar toda la información a nivel nacional, provenientes de los diferentes campos de acción, que el Supremo Gobierno requiera para la formulación de políticas, planes y programas... (y) ... la adopción de medidas necesarias de resguardo de la seguridad nacional y el normal desenvolvimiento de las actividades nacionales y mantención de la institucionalidad establecida".[3]

Su primer director fue el general Manuel Contreras (proveniente de la antecesora DINA), y en noviembre de 1977 fue reemplazado por Odlanier Mena,[4] quien estuvo al mando hasta 1980, año en que fue reemplazado por el general Humberto Gordon. El mandato de Gordon estuvo marcado por varios de los episodios más emblemáticos protagonizados por la CNI. Humberto Gordon pasó a integrar la Junta Militar en 1986, siendo reemplazado en la CNI por Hugo Salas Wenzel.

La CNI fue responsable de numerosos casos de represión, infiltración política, asesinatos, secuestro y tortura de personas, entre los que se destacan el asesinato del dirigente sindical Tucapel Jiménez y del carpintero Juan Alegría Mundaca en 1982 y la llamada Operación Albania en 1987. Además se investiga su participación en el presunto envenenamiento que habría ocasionado la muerte del ex presidente de la República Eduardo Frei Montalva en 1982.[5]

Unos de sus principales agentes a cargo fue Álvaro Corbalán, quien actualmente cumple múltiples condenas en prisión por delitos de lesa humanidad. Entre otros crímenes, se cuenta el envenamiento y uso de gas sarín y otras toxinas, en prisioneros oponentes al régimen, siendo el caso Frei tal vez el más conocido. Uno de sus agentes, Eugenio Berríos, quien fuera asesinado por ex agentes CNI en Uruguay, era el químico que usaba las toxinas mortales en sus víctimas.[6]

La CNI también fue responsable de asesinatos de ex militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) durante el período 1980-1983, en el que usaron la táctica de los "falsos enfrentamientos". Además están relacionados con el robo de bancos, tráfico de drogas y armas ilegales, y el fraude llamado " La Cutufa" que involucró a uno de los hijos de Augusto Pinochet.

Fue disuelta el 22 de febrero de 1990 mediante la Ley 18 943, poco antes del retorno a la democracia.[8] Muchos de sus agentes fueron reasignados a tareas de seguridad pública, industrial o comercial durante los años 1990.

Other Languages