Central Única de Trabajadores de Chile

Central Única de Trabajadores de Chile
Central Única de Trabajadores de Chile.png
Emblema de la Central Única de Trabajadores.
Acrónimo CUT
Estatus legal Inactivo
Objetivos Protección y promoción de los Derechos relacionados con el Trabajo
Fundación 1953
Desaparición 1973
Sede central Bandera de Chile Santiago
[ editar datos en Wikidata]

La Central Única de Trabajadores de Chile (CUT), fue la más grande y única central sindical chilena entre 1953 y 1973. Fundada con el objetivo de agrupar a todo el movimiento obrero (disperso hasta ese momento), defender sus derechos y representar sus demandas. Su primer presidente y fundador fue Clotario Blest.

Historia de la CUT

Las organizaciones y centrales sindicales que acordaron la fusión fueron: las dos facciones de la Confederación de Trabajadores de Chile (CTCH), el Movimiento Unitario Nacional de Trabajadores (MUNT, 1950 anarcosindicalista) cuyo principal dirigente fuera Ernesto Miranda Rivas, Comité Relacionador de Unidad Sindical (CRUS, 1950) la Junta Nacional de Empleados de Chile (JUNECH, 1948), Movimiento de Unidad Sindical (MUS, 1952). Todas las anteriores integrantes de la Comisión Nacional de Unidad Sindical (CNUS) creado en mayo de 1952. La CUT se considera heredera en sus objetivos, en cuanto a unificar y aglutinar el movimiento obrero y sus demandas y derechos, a la Federación Obrera de Chile (FOCH) y la CTCH (antes de su división en 1946). Una de las primeras decisiones para evitar la división fue que la CUT nunca se afilió a las tres centrales sindicales internacionales ( CIOSL, FSM y CISC, posterior CMT).

Hubo una influencia inicial del anarcosindicalismo manifiestado en su primera Declaración de Principios (1953) en la que versa que "la emancipación de los trabajadores es obra de los propios trabajadores" (Parafraseando el lema de la Primera Internacional), y que:

El régimen capitalista actual fundado en la propiedad privada de la tierra, de los instrumentos y medios de producción y en la explotación del hombre por el hombre, que divide a la sociedad en clases antagónicas, explotados y explotadores, debe ser sustituido por un régimen económico social que liquide la propiedad privada hasta llegar a la sociedad sin clases, en la que se asegure al hombre y a la humanidad su pleno desarrollo, […] La Central Única de Trabajadores realizará una acción reivindicacionista encuadrada dentro de los principios y métodos de la lucha de clases, conservando su plena independencia de todos los Gobiernos y sectarismos político partidistas. Sin embargo, la Central Única de Trabajadores no es una central apolítica: por el contrario, representando la conjunción de todos los sectores de la masa trabajadora, su acción emancipadora la desarrollará por sobre los partidos políticos, a fin de mantener su cohesión orgánica. […] La lucha sindical es parte integrante del movimiento general de clases del proletariado y de las masas explotadas, y en esta virtud no puede ni debe permanecer neutral en la lucha social y debe asumir el rol de dirección que le corresponde. En consecuencia, declara que los sindicatos son organismos de defensa de los intereses y fines de los trabajadores dentro del sistema capitalista. Pero, al mismo tiempo, son organismos de lucha clasista que señalan como meta para la emancipación económica de los mismos, o sea, la transformación socialista de la sociedad, la abolición de clases y la organización de la vida humana mediante la supresión del estado opresor."

Central Única de Trabajadores de Chile (CUT)[1]

Al interior de la CUT fue clara la hegemonía de los partidos comunista y socialista (ver composición congresos y CDN) en desmedro de otros grupos como los radicales y la democracia cristiana. Ello hizo muy difícil que se tuviera una visión diferente a la de una organización que representaba los intereses de clase, y la natural cercanía con los partidos políticos que la representaban.

Durante su existencia la CUT llamó a 12 huelgas generales las cuales fueron: 1954 (1), 1955 (1), 1956 (1), 1960 (2), 1962 (1), 1964 (2), 1966 (1), 1967 (1), 1969 (1), 1970 (1)[2]

En 1969 se firmó el acuerdo CUT-Gobierno que estableció una política de remuneraciones para 1970. Actualizado anualmente hasta el golpe de estado de 1973.

La CUT apoyó al gobierno de la Unidad Popular que encabezó Salvador Allende hasta su derrocamiento el 11 de septiembre de 1973. El 4 de enero de 1972 se promulga la Ley N° 17.594, que concede personalidad jurídica de la CUT y mecanismos de financiamiento de sus actividades. Además de concedérsele a la CUT la participación dentro del proceso de planificación económica nacional y la administración de las empresas. Sin embargo este proceso de identificación completa y de apoyo al gobierno de la Unidad Popular tiene sus problemas, más todavía cuando sus dirigentes pertenecían a los partidos que la integran. Por un lado hace imposible o muy difícil la participación del PDC al interior de la CUT y el movimiento sindical al ser el principal partido de oposición. Los sectores obreros de base superan las limitaciones de los sectores adscritos al reformismo y crean sus propias entidades como los cordones industriales cuestionado muchas veces las decisiones de la CUT. Al firmarse el acuerdo CUT-gobierno, las demandas salariales de las negociaciones colectivas superan lo señalado por las autoridades económicas debiendo la CUT apoyarlas para evitar su desligitimización como representante de los intereses de los trabajadores.

Placa en recuerdo de un dirigente laboral asesinado durante la dictadura de Pinochet.

Tras el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973 a la CUT se le cancela su personería jurídica por el Decreto Ley Nº 12 del 24 de septiembre de dicho año.[3] En 1974 en París (Francia) se crea el Comité Exterior de la CUT (CEXCUT), integrado por Luis Figueroa (PCCh), Rolando Calderón (PS), Eduardo Rojas (MAPU), que serviría de vínculo entre el movimiento sindical en Chile y los organismos y partidos que solidarizan con la causa por volver la democracia. Integro el Comité Político de la UP en el exterior hasta su disolución en 1980.

Durante la dictadura militar le sucedió en su papel e intentos de unificar el disuelto movimiento sindical a la Coordinadora Nacional Sindical (CNS) y el Comando Nacional de Trabajadores, hasta la formación de la Central Unitaria de Trabajadores en 1988.

Other Languages