Centenar de la Ploma

Estatua del Ballestero del Centenar de la Ploma presente en la Generalitat Valenciana y realizada por Salvador Furió Carbonell.

El Centenar de la Ploma fue una compañía de cien ballesteros encargada de escoltar y proteger la Señera de la ciudad y reino de Valencia.

Fue instituida por Pedro II el Ceremonioso en 1365 bajo el nombre de Centenar del Gloriós Sant Jordi (en castellano, Centenar del Glorioso San Jorge) por estar bajo la advocación de este santo, pero pronto se conoció popularmente como Centenar de la Ploma (pluma), por la característica pluma que llevaban los ballesteros en el birrete, y con este nombre ha pasado a la historia. Desapareció en 1707 con el Decreto de Nueva Planta.

Historia y funciones

Algunos autores afirmaran que se trataba de una creación de Jaume I, pues es tradicional en la Comunidad Valenciana atribuirle a este rey todas las instituciones valencianas que no tienen claros sus orígenes. Gracias a un documento de 1503, hoy sabemos que esta milicia fue instituida por el Ceremonioso el 3 de junio de 1365, durante el asedio de Morvedre, en plena guerra con Castilla. Parece que esta concesión fue una compensación por los servicios prestados por la hueste o milicia urbana de Valencia en esta guerra, pues hacía tiempo que la ciudad pedía la creación de una milicia fija que se pudiese reunir con rapidez, contra la lentitud que supone la convocatoria ciudadana de huestes.

Aun así su función principal fue la de escoltar y proteger la Señera de Valencia, que en el momento de su constitución no era aún la Señera Coronada, sino el señal del rey.

Existe cierta confusión con otra milicia de cien hombres a caballo, distinta de la de los ballesteros, pero también con la función de proteger el estandarte real, y que fue creada el 23 de julio de 1376, en las Cortes Generales de Monzón, por el mismo Pedro el Ceremonioso, a pesar de que las ordenaciones no se elaboraran hasta 1391 durante el reinado de Juan el Cazador. A pesar de la coincidencia de funciones, no parece que sea la misma compañía, y no está demasiado claro si continuó existiendo. Aun así sabemos que estaba constituida por 70 hombres a caballo armados y 30 jinetes.

En recuerdo de esos significativos hechos se constituyó en 1982, en el monasterio mercedario de Nuestra Sra. del Puig de Valencia el “Insigne Capitul de l´Almoina de Sant Jordi de Cavallers del Centenar de la Ploma”,[1] formado por un nutrido número de caballeros sucesores espirituales del Centenar de la Ploma, teniendo actualmente como fines: contribuir al esplendor de los actos en honor a la Senyera; defender por todos los medios lícitos la integridad territorial, histórica, cultural, lingüística y artística del Reino de Valencia; organizar y promover toda clase de actos que contribuyan al conocimiento de la historia, de las lenguas, de los símbolos y del rico patrimonio cultural de reino valenciano y por último, homenajear a sus hijos ilustres.

Escudo del Insigne Capítulo de Caballeros del Centenar de la Ploma.

Para ingresar en el Capítulo, el caballero neófito deberá realizar el juramento de lealtad y una vez efectuado, recibirá el collar y las espuelas doradas, así como el anillo capitular que le acreditarán como caballero efectivo.

El uniforme corporativo consiste en una guerrera de paño blanco cruzada con botones dorados, puños y cuello de paño rojo resaltado de vivo dorado y sobre el pecho, la cruz de San Jorge de gules. Hombreras de paño rojo, cargadas de un bordado con la pluma blanca de los caballeros. Pantalón azul con galón lateral dorado. Sombrero bicornio negro guarnecido de pluma blanca de garceta. Cinto dorado. Guante blanco y calcetín y bota negra.

Gobierna este Capítulo un “Consell de Caps de Dehena”, de diez miembros, presididos por el Lugarteniente General, el Excmo. Sr. don Pascual Martín-Villalba Medina, siendo su Protector, S.A.I.R. Archiduque D. Andrés Salvador de Habsburgo-Lorena y Salm-Salm.

Según sus estatutos podrán ser nombrados Vicepresidentes de Honor, a propuesta del Lloctinent General, aquellas altas personalidades ( Jefe de Estado y de Gobierno, Grandes Maestres de las Orden militar y de Orde de caballería, cardenales de la Iglesia católica, Exarcas y Patriarcas de las Iglesias Cristianas Orientales, etc.) que a juicio del Consell merezcan tal dignidad. Así han sido nombrados dignidades del Capítulo, S.A.R. el Duque de Braganza, el Duque de Sevilla y el Marqués de Piro.

La insignia por excelencia, es un collar compuesto de veintiún eslabones alternados de cruces de San Jorge y escudos del Reino de Valencia, unidos por un medallón con la efigie del santo titular, del que pende la insignia capitular que es una cruz de gules fileteada de oro, sobrepuesta a un anillo de azur con la leyenda «in te domine esperavit non confundar» y puesta en barra; sobre el todo, la pluma de plata. También se utiliza una placa de rayos dorados o plateados, a modo de Gran Cruz.[2]

Entre sus recientes actividades se encuentra la organización de una misa anual en homenaje a los patriotas valencianos[6]

Other Languages