Cementerio comunal monumental Campo Verano

El cementerio comunal monumental Campo Verano, popularmente conocido como "Cementerio del Verano", es un cementerio de Roma; situado en el barrio del Tiburtino, adyacente a la basílica de San Lorenzo Extramuros. Debe el nombre "Verano" al antiguo campo de los Verani, gens senatoria (senadores) que data de los tiempos de la república romana.

Historia

Orígenes

La zona, situada a lo largo de la Via Tiburtina consular, siempre fue un lugar de enterramiento (que ahora está incorporado al cementerio de las catacumbas de Santa Ciriaca, y donde fue sepultado San Lorenzo, en cuya tumba se construyó la basílica y el monasterio ) .

El cementerio moderno fue construido durante la época napoleonica, del 1805-1814 sobre proyecto de Giuseppe Valadier entre el 1807 y el 1812, como consecuencia del edicto de Saint Cloud de 1804, que imponia que en las tumbas se encontraran fuera de los muros de la ciudad.[1]

Vuelta a Roma, después de la abdicación de Napoleón de 1814, la administración papal mantuvo en cambio la nueva reglamentación para los cementerios.

Desarrollo

Los trabajos prosiguieron durante los pontificados de Gregorio XVI y de Pio IX cuando, bajo la dirección de Virginio Vespignani, el proyecto tuvo una estructuración definitiva y fueron adquiridos más terrenos. La construcción del cementerio continuó incluso después de la llegada de la capitalidad del nuevo reino a Roma.[2]​ El complejo fue adquiriendo terrenos expropriados. La ampliación prosiguió hasta los años sesenta cuando entró en función el otro gran cementerio romano: el Flaminio.

La entrada del cementerio consta de tres grandes arcos en los que destacan cuatro grandes estatuas que representan la meditación, la Esperanza, la Caridad y el Silencio. Todo ello precedido de un gran cuadrilátero, obra de Vespignani , terminado en 1880. [3]

El tranvía y los bombardeos

La relevancia del Cementerio del Verano, para la capital y la vida de sus habitantes, se refleja en el hecho de que el 1 de noviembre de 1879 fue inaugurado un tranvía a caballos, que conecta el cementerio con la estación AcEstación de Roma Terminiabe.

El 19 de julio de 1943, el primer gran bombardeo de Roma afectó al barrio y a la estación ferroviaria de San Lorenzo, así como al cementerio. Fue dañado el cuadrilátero , el Pincetto , el monumento militar , el depósito municipal de servicios funerarios . La explosión también causó el colapso de una sección de las paredes de la ciudad , situada a la derecha de la entrada, causando la muerte de algunas personas que habían buscado refugio allí. Muchas fueron las víctimas entre los floristas y los trabajadores de mármol. El afectó, entre otras, las tumbas de Petrolini y la familia Pacelli.[4]

Importancia histórica y cultural del cementerio

El cementerio del Verano, con su patrimonio de obras de arte, constituye un museo al abierto inigualable por la cantidad y la particularidad de los testimonios. Un inestimable valor bajo el perfil histórico-artístico y de historia de la cultura de la mitad del siglo XIX y parte del XX. Por esta razón , desde hace algunos años se organizan visitas temáticas gratuitas organizadas por el Ayuntamiento de Roma , de acuerdo a las rutas históricas que conducen a las tumbas de los protagonistas y líderes de los períodos históricos específicos o eventos o categorías de caracteres .