Cayo Mario

Cayo Mario
Marius Glyptothek Munich 319.jpg
Busto de Cayo Mario
Cónsul de Roma
Lealtad República de Roma
Participó en Batalla de Vercelae
Batalla de Aquae Sextae

Nacimiento ca. 157 a. C.
Arpino
Fallecimiento 13 de enero de 86 a. C.
(70 años)
Roma
cónyuge Julia
descendencia Cayo Mario el Joven
[ editar datos en Wikidata]

Cayo Mario (en latín, Gaius Marius;[b]​ Fue elegido cónsul siete veces a lo largo de su vida, algo sin precedentes en la historia de Roma. También se destacó por las reformas que impuso en el ejército romano autorizando el reclutamiento de ciudadanos sin tierras y reorganizando la estructura de las legiones a las que dividió en cohortes.

Inicios de su carrera

Mario nació en Arpino, al sur del Lacio, alrededor de 157 a. C. en el seno de una familia acomodada. La ciudad había sido conquistada por Roma a finales del siglo IV a. C. y se le concedió la ciudadanía romana sin derecho de voto. Sólo en el año 188 a. C. la ciudad consiguió la ciudadanía romana plena.

A pesar de que Plutarco afirma que el padre de Mario era un trabajador que llevaba con sus manos una pequeña granja, esto es seguramente falso, puesto que era común exagerar la pobreza de los hombres nuevos (nombre que recibían los ciudadanos romanos sin ascendencia dentro de las principales familias).[1]​ Los problemas que tuvo que afrontar en su carrera política muestran las dificultades que se encontraba un hombre nuevo.

Existe una leyenda sobre la infancia de Mario que cuenta que, cuando todavía era un adolescente, encontró el nido de un águila con siete polluelos en su interior. Dado que las águilas se consideraban animales sagrados de Júpiter, el dios supremo de los romanos, más tarde habría sido analizado como un presagio que predecía su elección como cónsul siete veces.[3]​ Luego, como cónsul, decretó que el águila fuese el símbolo del Senado y el Pueblo de Roma.

Cronograma de la vida de Cayo Mario (c.157 a. C.–86 a. C.)

Inició su servicio militar en la guerra contra los celtíberos, en donde probablemente estuvo desde varios años antes de la llegada de Escipión Emiliano. Se adaptó rápidamente a la estricta disciplina que éste impuso a las tropas a su llegada y, de nuevo según Plutarco, causó buena impresión al general, ganando varias condecoraciones.[1]​ Escipión Emiliano habría sido quien le animó a emprender la carrera pública a pesar de su situación (entendiendo por ello que era un hombre nuevo). En esta etapa, Mario se presentó a las elecciones de tribuno militar. Según Salustio, a pesar de que era un desconocido para los electores, las tribus lo votaron por sus méritos militares.

La familia de Mario era cliente de los Cecilios Metelos. El joven contó con el apoyo de Quinto Cecilio Metelo Numídico para alcanzar ganar las elecciones para tribuno de la plebe (120 a. C.).[4]​ Mario ingresó asimismo en el Senado, dado que todas las personas que hubiesen ocupado dicho cargo tenían derecho a entrar en esta asamblea. El contacto existente con Cecilio Metelo también nos da otro argumento a favor de la opinión de que su familia no era de simples trabajadores.

Durante su tribunado, Mario iba a manifestar ya los rasgos contradictorios que marcarían su acción política. En efecto, mientras se indisponía con la nobilitas y con su propio protector como consecuencia de una propuesta de lex tabellaria que dificultaba la presión coercitiva de la oligarquía en la mecánica de las votaciones,[4]​ se ganaba la animosidad popular al oponerse a una populista lex frumentaria que pretendía ampliar los repartos de trigo a la plebe urbana (y con ellos la corrupción y la compra de votos). Se desconoce si en ambos casos Mario actuaba en interés del orden ecuestre o de los suyos propios.

En cualquier caso su carrera política sufrió una paralización transitoria, presentándose y perdiendo las elecciones para edil. Esta derrota electoral fue, al menos en parte, debida a la enemistad de la familia Metelo.[4]​ Ganó por muy poco el juicio subsiguiente y consiguió el puesto de pretor en Roma (como pretor urbano, pretor peregrino o presidente de la corte de extorsiones).

Tras pasar su año como pretor en Roma, en 114 a. C. Mario fue enviado a gobernar la Hispania Ulterior en calidad de propretor. Al parecer tomó parte en algún enfrentamiento militar menor, pero no recibió ningún triunfo a su vuelta y tampoco tuvo la oportunidad de adquirir gran fama o riqueza en el cargo.[4]​ Dado que en esta época era habitual que el puesto de gobernador en Hispania durase dos años, es probable que se le reemplazase en el año 113 a. C.

En el año 110 a. C. se casó con Julia, tía de Julio César, cuya patricia cuna e influencia favorecían su aspiración al puesto de cónsul. Sin embargo, se trataba de una familia patricia no demasiado importante por entonces (sólo había conseguido producir un cónsul en todo el siglo II a. C. por lo que, pese a ser un avance, tampoco le aseguraba un progreso político significativo.[4]​ Dicho matrimonio nos indica que para entonces Cayo Mario ya habría adquirido una cierta influencia política.

Other Languages
aragonés: Gayo Mario
العربية: غايوس ماريوس
azərbaycanca: Qay Mari
беларуская: Гай Марый
български: Гай Марий
català: Gai Mari
čeština: Gaius Marius
Cymraeg: Gaius Marius
Deutsch: Gaius Marius
Ελληνικά: Γάιος Μάριος
English: Gaius Marius
Esperanto: Kajo Mario
euskara: Gaio Mario
suomi: Marius
français: Caius Marius
Frysk: Marius
galego: Caio Mario
hrvatski: Gaj Marije
Հայերեն: Գայոս Մարիոս
Bahasa Indonesia: Gaius Marius
íslenska: Maríus
italiano: Gaio Mario
қазақша: Гай Марий
Кыргызча: Марий Гай
Latina: Gaius Marius
lietuvių: Gajus Marijus
latviešu: Gajs Marijs
Bahasa Melayu: Gaius Marius
Nederlands: Gaius Marius
português: Caio Mário
română: Gaius Marius
русский: Гай Марий
srpskohrvatski / српскохрватски: Gaj Marije
slovenčina: Gaius Marius
slovenščina: Marij
српски / srpski: Гај Марије
svenska: Marius
Türkçe: Gaius Marius
українська: Гай Марій