Causalidad (filosofía)

La causalidad es la "relación que se establece entre causa y efecto. Se puede hablar de esa relación entre acontecimientos, procesos, regularidad de los fenómenos y la producción de algo".[1]

No existe una única definición comúnmente aceptada del término "causa". En su acepción más amplia, se dice que algo es causa de un efecto cuando el último depende del primero; o, en otras palabras, la causa es aquello que hace que el efecto sea lo que es. Esto se puede dar de muchos modos diversos y, por ello, no es extraño que a un efecto correspondan multitud de causas.

Dos condiciones necesarias pero no suficientes para que A sea causa de B son:

  • Que A preceda a B en el tiempo.
  • Que A y B estén relativamente próximos en el espacio y en el tiempo.

Historia

La noción de causalidad ha suscitado debate desde los inicios de la filosofía. Aristóteles concluye el libro de los Segundos analíticos con el modo en que la mente humana llega a conocer las verdades básicas o premisas primarias o primeros principios, que no son innatos, ya que es posible desconocerlos durante gran parte de nuestra vida. Tampoco se pueden deducir a partir de ningún conocimiento anterior, o no serían primeros principios. Afirma que los primeros principios se derivan por inducción, de la percepción sensorial, que implanta los verdaderos universales en la mente humana. De esta idea proviene la máxima escolástica «nada hay en el intelecto que no haya estado antes en los sentidos» (Nihil est in intellectu, quod prius non fuerit in sensu). Al mantener que «conocer la naturaleza de una cosa es conocer, ¿por qué es?» y que «poseemos conocimiento científico de una cosa sólo cuando conocemos su causa». Aristóteles distinguió cuatro tipos de causas:

  • Causa material
  • Causa formal
  • Causa eficiente
  • Causa final

La noción de causalidad sufrió una dura crítica por parte de David Hume.

En Kant, de quien su desacuerdo con el pensamiento de Hume se cita como una motivación para escribir una teoría filosófica, la causalidad es una de las categorías a priori del entendimiento, y entonces no proviene de la costumbre (como decía Hume) sino que tiene un carácter necesario y universal. Esto permite que la ciencia se apoye sobre el principio de causalidad sin dejar de ser necesaria y universal.

Other Languages
Afrikaans: Kousaliteit
العربية: علية
azərbaycanca: Səbəb
български: Причинност
català: Causalitat
کوردی: ھۆیەتی
čeština: Kauzalita
Cymraeg: Achosiaeth
dansk: Kausalitet
Deutsch: Kausalität
Ελληνικά: Αιτιότητα
English: Causality
Esperanto: Kaŭzeco
euskara: Kausalitate
فارسی: علیت
galego: Causalidade
עברית: סיבתיות
हिन्दी: कारण
magyar: Okság
Bahasa Indonesia: Kausalitas
Ido: Kauzeso
日本語: 因果性
한국어: 인과관계
Latina: Causalitas
latviešu: Cēlonība
македонски: Причиност
Bahasa Melayu: Kausalitas
Nederlands: Oorzakelijkheid
norsk nynorsk: Kausalitet
norsk: Kausalitet
português: Causalidade
română: Cauzalitate
русский: Причинность
Scots: Causality
srpskohrvatski / српскохрватски: Uzročnost
Simple English: Causality
slovenčina: Príčinnosť
српски / srpski: Узрочност
svenska: Kausalitet
Türkçe: Nedensellik
українська: Причинність
اردو: سببیہ
Tiếng Việt: Quan hệ nhân quả
中文: 因果关系
粵語: 因果律