Catedral de Turín

Catedral de Turín
(Catedral Metropolitana de San Juan Bautista)
Cattedrale Metropolitana di S. Giovanni Battista
Duomo Torino.jpg
Vista de la fachada
Localización
PaísItaliaFlag of Italy.svg Italia
DivisiónFlag of Piedmont.svg Piamonte
SubdivisiónProvincia de Turín
Municipio(s)Turín
UbicaciónVia XX Settembre, 87 (Piazza S. Giovanni) (10122)
Información religiosa
CultoCatólica de rito romano
DiócesisArchidiócesis de Turín
Acceso públicoLibre
Sitio webwww.comune.torino.it/chiese/sangio.htm

UsoIglesia
EstatusCatedral metropolitana[1]
AdvocaciónSan Juan Bautista
Dedicación1505

Arzobispo metropolitanoCesare Nosiglia
Historia del edificio
Construcción1491-1498

Arquitecto(s)Amedeo de Francisco da Settignano

Reliquia(s)Sábana Santa
Datos arquitectónicos
Estilo(s)Renacentista y barroco
Materialesladrillo y mármol
Cúpula
• 64 m (altura exterior)
Mapa(s) de localización
Catedral de Turín (Catedral Metropolitana de San Juan Bautista) ubicada en Turín
Catedral de Turín (Catedral Metropolitana de San Juan Bautista)
Catedral de Turín
(Catedral Metropolitana de San Juan Bautista)
45°04′24″N 7°41′08″E / 45°04′24″N 7°41′08″E / 7.685435

La Catedral Metropolitana de San Juan Bautista (en italiano: Duomo di Torino)? es la principal iglesia católica de Turín, norte de Italia. Dedicada a San Juan Bautista (en italiano, San Giovanni Battista). La catedral de Turín es famosa por albergar la Capilla de la Sábana Santa, obra de Guarino Guarini.

Historia

Fue construida durante 1491-1498 probablemente por el arquitecto toscano Meo del Caprino. La capilla de la Sábana Santa o capilla Guarini fue añadida a la estructura en 1668-1694 y a ella se accede desde el presbiterio de la catedral.

La catedral de Turín es el único ejemplo concreto de arquitectura renacentista en Turín. La fachada está hecha de mármol blanco (restaurada en la década de 1990), con el tímpano y tres portales decorados con relieves, en las formas típicas del estilo renacentista. En realidad la catedral fue construida en el lugar de tres iglesias existentes, dedicadas a San Juan Bautista, a Santa María de Dompno y a San Salvador. La catedral ha sufrido a lo largo de los años diversas obras de remodelación. En 1656 se rehízo la bóveda de la nave. En 1834 fueron pintados los frescos del interior templo. La catedral de Turín tiene tres naves, con crucero grande y una cúpula octogonal. Hay varias capillas laterales. Sin duda, uno de los elementos más destacados de la catedral es la Capilla de la Sábana Santa o Capilla Guarini, anexa al presbiterio, que custodia la reliquia cristiana más famosa, la Sábana Santa o Santo Sudario, que se atribuye ser el que envolvió el cuerpo de Jesucristo tras su crucifixión. El edificio fue proyectado por el famoso aquitecto del Barroco Guarino Guarini, y destaca por su original cúpula.

En la noche del 11 al 12 de abril de 1997 tuvo lugar un incendio en la Capilla de Guarini situada entre la catedral y el Palacio Real de Turín. En ese momento la Sábana Santa no estaba en su altar, pues el 24 de febrero de 1993 por motivos de restauración de la Capilla había sido trasladada a otro lugar más seguro dentro de la catedral. Las autoridades están de acuerdo en que si hubiera estado en su lugar habitual, la Síndone habría sido completamente destruida por las llamas. El edificio de la propia catedral no sufrió grandes daños por las llamas, desafortunadamente el daño más serio afectó a la Capilla de la Sábana Santa y al edificio contiguo del Palacio Real.

El 27 de septiembre de 2018 la Capilla era reabierta al público. En ausencia de dibujos arquitectónicos u otros documentos, se hizo un análisis detallado de la atrevida estructura del edificio, que cuenta con una cúpula autoportante con bloques de mármol entrelazados. Hubo entonces un largo período de desacuerdo sobre la cantidad de material original para reutilizar. Finalmente, se tomó la decisión de reemplazar 1.150 elementos dañados y consolidar los 4.000 restantes. La cantera de Frabosa en el Piamonte, de la cual se extrajeron originalmente los mármoles negro y gris, se volvió a abrir para este fin.

El trabajo de restauración, liderado por la arquitecta Marina Feroggio, ha sido un proyecto de vanguardia en el que los fragmentos dañados se han incorporado para que se mezclen con el nuevo mármol. Como dijo Luisa Papotti, superintendente de arqueología, bellas artes y paisaje en la región de Piamonte, "Esto no ha sido un proyecto de reconstrucción, sino de conservación". La arquitectura extraordinariamente compleja de la capilla se erige nuevamente sin apoyo, confiando únicamente en la ingeniería original de Guarini.[2]

Other Languages