Catedral de San Vito (Praga)

Catedral Metropolitana de San Vito, San Venceslao y San Adalberto
Katedrála svatého Víta, Václava a Vojtěcha
PragueCathedral03.jpg
Vista de la Catedral.
Tipo Catedral
Advocación San Vito, San Venceslao y San Adalberto
Ubicación Bandera de República Checa Praga, República Checa
Coordenadas 50°05′27″N 14°24′03″E / 50.090833333333, 50°05′27″N 14°24′03″E / 14.400833333333
Uso
Culto Católico
Diócesis Archidiócesis de Praga
Arquitectura
Construcción 1344-1420
Arquitecto Matías de Arrás
Peter Parler
Estilo arquitectónico Arquitectura gótica
www.narodnipokladnice.cz
[ editar datos en Wikidata]
Catedral de San Vito, en el interior del recinto del Castillo de Praga.
Vista del lado sur: la torre principal y la Puerta Dorada.
La catedral y el castillo junto al río Moldava.

La catedral de San Vito (en checo, Chrám svatého Víta o Katedrála Svatého Víta) es un templo dedicado al culto católico situado en la ciudad de Praga ( República Checa). Forma parte del conjunto artístico monumental del Castillo de Praga y es la mayor muestra del Arte gótico de la ciudad. Desde 1989 está dedicada a San Vito, San Venceslao y San Adalberto. Ha sido el escenario de la coronación de todos los reyes de Bohemia y en ella se encuentran también enterrados todos los santos obispos y arzobispos y un buen número de reyes. La catedral, aunque católica, es de propiedad estatal desde el inicio de su construcción en el siglo XIV.

Historia

La catedral de San Vito es el símbolo de Praga y de toda la República Checa, tanto por su historia tempestuosa como por su valor artístico. Fue la culminación de las reivindicaciones de los reyes de Bohemia que quisieron convertir la diócesis de Praga en arzobispado. La primera piedra fue colocada el 21 de noviembre de 1344 por el arzobispo de Praga, Ernesto de Pardubice, en presencia del rey Juan de Luxemburgo y de sus hijos, Carlos (futuro Carlos IV de Bohemia) y Juan. Se erigió en el mismo solar en el que antiguamente se hallaban una rotonda románica y una basílica dedicadas, asimismo, a San Vito, de las que todavía quedan restos. El proyecto fue diseñado por el arquitecto francés Matías de Arrás, que se inspiró en el inicial arte gótico francés, tomando como modelo las catedrales de Toulouse y Narbona. De hecho, la catedral de San Vito es una de las últimas muestras importantes, de esta corriente artística.

Arras fallece en 1352 y las obras permanecieron sin ningún maestro de obras hasta que en 1356, fue nombrado Peter Parler. Más tarde la construcción sería dirigida por los hijos de Peter Parler, Jan y Václay. Estos nuevos arquitectos imprimieron a la catedral un estilo inspirado en el gótico alemán pero dándole, asimismo, su impronta personal, puesta de manifiesto en el coro, la capilla de San Segismundo y la sacristía que fueron terminadas por ellos. De esta época cabe destacar las complejas bóvedas, solo comparables a las de las catedrales inglesas.

En 1419 se interrumpieron los trabajos a causa de la rebelión husita. Los husitas, contrarios a la veneración de los santos y a las muestras de opulencia propias de la Iglesia católica, saquearon la catedral e hicieron coronar al rey Segismundo en el nuevo templo.

En 1485 la corte volvió al Castillo de Praga y se empezó a restaurar la Catedral. Se construyó un nuevo Oratorio Real, obra de Hans Spiesz, símbolo de la soberanía del rey, que se terminó en 1490. Las escenas de la leyenda de San Wenceslao se concluyeron en 1509 para la coronación del rey Luis Jagellon.

En 1526 Fernando I de Habsburgo se convirtió en el primer Habsburgo coronado como rey de Bohemia. De esta época data la Galería de la Música, obra de Bonifacio Wolmut, de estilo manierista, con bóvedas neogóticas, así como la capilla de San Adalberto que posteriormente fue destruida. En 1566 Maximiliano II de Habsburgo encargó el Panteón Real dedicado a la Casa de Habsburgo y a sus predecesores en el trono de Bohemia, se terminó en 1589.

El 23 de mayo de 1618 se produjo la defenestración de Praga, que daría comienzo a la Guerra de los Treinta Años. En 1619 los radicales calvinistas causaron grandes desperfectos en la catedral que tuvo que volver a consagrarse en febrero de 1621, después de la derrota checa en la batalla de la Montaña Blanca. Gaspar Bechteler talló los relieves de madera que commemoran la defenestración y sus consecuencias.

En 1644 Leopoldo Guillem, obispo de Olomue, hizo restaurar un candelabro románico de la capìlla de San Juan Bautista que, supuestamente, procedía del Templo de Jerusalén.

Con la llegada del barroco, el emperador Leopoldo I de Habsburgo colocó la primera piedra de una nave diseñada por Giovanni Domenico Orsi, pero las obras tuvieron que interrumpirse en 1675 por falta de presupuesto. De la misma forma fracasó el proyecto de Johann F. Schor. De esta época datan las estatuas de los santos patronos checos que hay en la capilla de San Juan de Nepomuceno, obra de Rinaldo Ranzoni, el retablo de San Segismundo de Frantisek Weis y la tumba de San Juan de Nepomuceno, obra maestra de Antonio Corradini.

En 1844, Václav M. Pesina pidió que se acabara la catedral, hecho que no ocurriría hasta 1839 al constituirse una Sociedad que se interesó en ello. En 1862 Josef’O Kranner empezó los trabajos restaurando el presbiterio del que eliminó gran parte de los añadidos barrocos. Con motivo del retorno a Praga de las Joyas de la Corona Checa, se reformó la Cámara de la Corona; paralelamente se finalizaron las obras de la bóveda principal y de la fachada Oeste. El 28 de diciembre de 1929 se abrió al público la catedral totalmente acabada.

Other Languages
Alemannisch: Veitsdom
беларуская (тарашкевіца)‎: Катэдра сьвятога Віта
Deutsch: Veitsdom
Bahasa Indonesia: Katedral Santo Vitus