Catedral de San Magnus de Kirkwall

Catedral de San Magnus de Kirkwall
Kirkwall cathedral.jpg
TipoParroquia, antiguamente catedral
UbicaciónBandera de Reino Unido Kirkwall, Reino Unido
Coordenadas58°58′56″N 2°57′32″O / 58°58′56″N 2°57′32″O / -2.958889
Uso
CultoIglesia de Escocia
DiócesisAberdeen y Orcadas
Arquitectura
Construcción1137-siglo XV
Estilo arquitectónicoRománico (normando)

La Catedral de San Magnus es un templo cristiano presbiteriano de culto perteneciente a la Iglesia de Escocia, que se localiza en la ciudad de Kirkwall, islas Orcadas, Escocia. Aunque durante la Edad Media fue una catedral (católica) y en la actualidad conserva ese título, en realidad no es sede de ninguna diócesis, sino un templo parroquial. Tiene la característica, única en el Reino Unido, de no ser propiedad de la Iglesia, sino de la municipalidad de Kirkwall, como resultado de una disposición del Rey Jacobo III de Escocia tras la anexión de las Órcadas por Escocia en 1468.[1]

La iglesia, consagrada a San Magnus, fue la catedral más septentrional de las islas británicas. La construcción, un ejemplo de arquitectura normanda, comenzó en 1137, cuando las islas eran una posesión noruega y continuó durante los siguientes 300 años, designada para ser la sede de la Diócesis de las Orcadas. La diócesis estaba bajo la autoridad de la Arquidiócesis de Nidaros, en la actual ciudad de Trondheim, Noruega.

En el siglo XV, con la anexión de las Orcadas a Escocia, la catedral quedó integrada a la Diócesis de Aberdeen y las Orcadas, aunque la sede episcopal se hallaba técnicamente en Aberdeen. Con la reforma protestante, perdió su carácter formal de sede, y se convirtió en parroquia.

Historia

La historia de la fundación de la catedral se halla registrada en fuentes medievales, una de las más importantes es la Saga de las Orcadas, donde se habla de sus orígenes santos.

San Magnus, un jarl de las Orcadas conocido por su piedad religiosa, fue asesinado por motivos políticos en 1115. Su muerte fue juzgada como un martirio por la población local, y poco después fue reconocido como santo por la Iglesia. En su tumba, en Birsay, se levantó una iglesia.

Ragnvald Kali Kolsson, sobrino de Magnus, fue designado en 1119 por el Rey de Noruega como jarl de las Órcadas. Para ganarse el apoyo del pueblo, comenzó la construcción de una suntuosa iglesia en Kirkjuvagr (actualmente Kirkwall) en colaboración con su padre, Kol. A la nueva catedral serían trasladadas las reliquias de San Magnus, y sería la nueva sede episcopal, en sustitución de la iglesia de Birsay.

Para costear los gastos de construcción, Kol aconsejó a Ragnvald cobrar el impuesto de odelsrett entre la población. En 1158, cuando las obras aún estaban inconclusas, Ragnvald fue asesinado por un jefe escocés. Sus restos fueron llevados a la catedral y sería canonizado en 1192, convirtiéndose así en el segundo santo de la catedral. Los huesos de Ragnvald fueron descubiertos y enterrados durante los trabajos de restauración del templo en el siglo XIX.